Dilenia Reyes

3º ESO A

El pasado 23 de enero, los alumnos y alumnas de 3º de la ESO fuimos a Barcelona para ver la adaptación teatral del Lazarillo de Tormes.

Para mí fue más que una excursión: fue un momento de aprendizaje acerca de cómo esta novela picaresca puede abrirnos, en cierto sentido, una visión de lo antiguo y lo nuevo y cómo algunas cosas de tiempos pasados siguen sucediendo todavía en el día de hoy.

Todos los personajes fueron interpretados por dos mujeres y eso fue lo que más me sorprendió, porque las actrices entraban en el papel y te hacían creer que realmente eran hombres.

Una vez terminado el teatro y las preguntas que algunos compañeros hicieron a las actrices, salimos ordenadamente y nos dirigimos al Museo Nacional de Arte de Cataluña, ya que nos sobraba tiempo. Desde allí pudimos admirar las vistas y nos hicimos algunas fotos con el maravilloso paisaje de la ciudad de Barcelona al fondo.

No hay palabras para describir esta excursión (o este momento de aprendizaje), pero, si me pidieran una, diría VIDA y rimaría una frase que dijera: “VIVIR  y SENTIR, UN MOMENTO DE ESTOS ES VIDA”, y ya no habría más que decir para expresar lo buena que fue esta excursión.