¡Esta entrada es una bienvenida!

Imagen: Israel G. Vargas; cantan: Amatria: Encaja

Escuchando flamenco en el sol transversal de una nueva ciudad,  o sentado contigo en la parte de atrás de una charla inmortal… Una luz, un color, una pizca de sol, algo dentro de mí, una pícara voz que sabiendo cantar desafina feliz. Bien ¿cómo puede encajar tan bien? Eh, reparo en observar el ritmo de todas las cosas y sé paladear el baile de vivir ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *