Triste por ser libre otra vez

Ilustra: Mr. Richi; cantan: The Parrots + C. Tangana: Maldito

He dejado las llaves y el motor encendido y me he pintado un tiro para después: no sé si estoy contento porque ya te has ido o triste por ser libre otra vez. Venecia se hunde y a mí no me importa nada, las flores se pudren y la juventud se me escapa. Quisiera encontrarme contigo al final de la noche, quisiera poder despertarme sintiendo tu roce… Si quieres vamos a mi casa y te sigo mintiendo, jurando millones de cosas que no voy a hacer: quiero recordarte con pena y sentirme violento.

Sombras tras de mí

Ilustra: Tyler Spangler; cantan: Mujeres: Besos

De vuelta por aquí siento sombras tras de mí: parecía una historia, pero es otra en realidad. Y tú dices que está bien, que todo anda más que bien y la verdad, todo está prendido en llamas. Tú aquí dentro como si nada. Besos, muy lejos. Si te digo la verdad, ya no puedo entender ni la mitad de lo que sale de tu boca. Mujer, dime dónde está el mío. Con civismo y dignidad me iré de aquí a otra ciudad, no insistiré, desgastaré mis suelas. La verdad es que es el mejor sueño que pudimos imaginar, aun sabiendo que todo se iba a la mierda. Besos, de esos.

Hago que no pasa nada

Ilustra: Rafael Silveira; cantan: La La Love You feat. Olaya Axolotes Mexicanos: El fin de mundo

Y tú bailando y yo llorando, sufriendo de amor:  me voy muriendo mientras bailas. Que paren la puta orquesta porque creo que me muero,  porque tú estabas de fiesta, pero yo estaba de entierro de mi amor propio acabado, aniquilado y enterrado por ti. Y hago que no pasa nada y me pierdo entre la gente, mientras tú te vuelves loca, yo me vuelvo transparente. Oye, mira, sí que pasa, pasa y mucho, y lo que pasa eres tú: y tú bailando, bailando, bailando y yo llorando. Llorando por ti  me voy muriendo mientras bailas.

Me derrumbo a la hora en punto

Fotografía: Hugo B. Lefort; cantan: Espanto: La piel contra el cemento

Han tapado el agujero en el que tropezaba día tras día, siempre a la misma hora. Han tapado el agujero, lo han tapado con cemento y no sé qué es lo que pasa que… ¡sigo cayendo! Sigo tropezando y sigo cayendo entre arañas y serpientes, moscas, ratas y expedientes. Y me despeño y me despellejo por el rozamiento de la piel contra el cemento y me derrumbo a la hora en punto y me falta sueño y sigo cayendo. Y a pesar de que han tapado el agujero. Eficientemente lo tapó un obrero (antes que todos nosotros estaba en su puesto en su propia caída hacia lo incierto).

Más besos pero no puedo

Ilustra: Nicholas Moegly; cantan: Fresquito y Mango: Quiero

Debo darte más besos pero no puedo, volveré a darle la vuelta a mi colchón por si acaso vienes que parezca nuevo. Cada vez me cuesta más disimular lo que pasa por mi mente si te veo. Se nos ha hecho tarde sin parar de hablar. Cuélgame y te llamo para hablar de nuevo. Y hoy, no me acuerdo de si el viento sopla más lento cuando para de llover. Me he comprado una maceta para poder ver que cada día que pasa es nuevo y que todo está bien y mis llaves en el suelo siguen desde ayer.

Hay un huracán

Ilustra: Stavros Damos; cantan: Ginebras: 6 AM

Me toca a mí, el puma ha ganado en esta habitación. Están descontrolados, sin preocupación, toque de atención. Nado por el mundo, no te dejes llevar o acabaremos secos en la nacional, a treinta y tres manzanas de la libertad. Hay un huracán que lo lleva todo. Pasó el tren a las seis de la mañana y yo me pregunté dónde estaba mi guitarra. Sí, me acojoné, y por una vez ya no me importaba.

 

Crecen pequeñas mentiras entre los dos

Fotografía: Liliya Bondarenko; cantan: Family: Martín se ha ido para siempre

Perdida ya la intimidad, crecen pequeñas mentiras entre los dos; se ocultan historias que alguna vez habrán compartido. Abrígate, las mentiras golpean el corazón y párate a pensar en el error que acabó con todo. El calor que antes encontraban ya no está en su habitación. Los dos intentan una despedida sin decir adiós. Abrígate, las mentiras golpean el corazón y párate a pensar en el error que acabó con todo.

 

Qué queda en mi corazón

Ilustra: Arne Höpfner; cantan: Mujeres, Cariño: Al final, abrazo

Hay un abismo frente a mí que me rodea, una mancha de alquitrán que, tal vez, no podré borrar jamás. No veo con el calor qué queda en mi corazón, tan poca vida en mi interior mezclada con ese oscuro exterior. Me llamas, me llamas y yo no encuentro dónde está tu mano. Me llamas, me llamas, y yo que desespero. Dime dónde estará la cosa que hay al final. Es de una belleza asombrosa cuando caen todas aquellas cosas que provocaban que yo no os abrazase, que me decían que eráis muy peligrosos. Me llamas, me llamas y ahora siento que vengo. Aún no veo con el calor qué queda en mi corazón. Si queda, te lo daré a ti, un instante más aquí, trabajaremos así. ¿Lo que hay afuera soy yo o es que dentro se vació?

Cómo pudo ella verme así

Ilustra: Jenna Arts; canta: Lorena Álvarez: La nube

Mi abuela me envió un mensaje al futuro en forma de dibujo en el que salía yo con cara de tonta, tocando la guitarra, con un vestido de colores y  rodeada de flores bajo un sol de justicia. Y un árbol frondoso y una  nubecilla flotando en el cielo (sobre mi cabeza) que no era negra, sino celeste y ligera. Y con este sencillo dibujo que lleva colgado en mi pared tanto tiempo me hizo abrir los ojos y entender lo que yo no entendía. Cómo pudo ella verme así cuando ni yo lo veía y  por qué llega hasta mí en el día de hoy tanta sabiduría. Y cómo puede el amor de una persona, una persona que es buena, viajar por el tiempo y el espacio y  atravesarte el corazón de esta manera.

Un cielo abierto, la salvación

Ilustra: Miguel Francisco Osorio; cantan: Los Punsetes: Un corte limpio

Córtame la cabeza con destreza de capitán. 
Ven a acabar una vida vulgar con un corte limpio. Las partes de mi cuerpo que detesto, despedazar
. Acabar una vida vulgar con un corte limpio, un corte limpio. En las manos de un experto cirujano, en la hoja de un experto tasador, en el sótano de un asesino experto
. Un cielo abierto, la salvación. 
Un corte limpio
, un corte limpio.