Monthly Archives: diciembre 2008

¡A escribir! Realicemos una narración conjunta

Continuemos con la historia, dejad vuestra continuación como comentario. Si ya habéis dejado alguno no hay problema, podéis dejar más.

La noche empezó a caer sobre los húmedos tejados de la ciudad en la que la oscuridad siempre ganaba la batalla. Ella seguía mirando a través del cristal empañado, buscando alguna cosa entre las sombras. Quizá era demasiado pronto todavía para que él pasara por allí, el chico del que tan solo sabía su nombre, Ricardo.
La lluvia había cesado y el frío se apoderaba de las vacías calles de Madrid.
Con sus finos dedos empezó a dibujar lentamente esa palabra en el cristal, notando en las yemas el frío de otoño. Entonces, a través de las letras pudo ver una sombra que andaba apresuradamente, encogida por el frío. Pero se paró en medio de la angosta calle y su mirada se fijó en la de Ana. La gélida mirada que la sombra misteriosa le dedicó justo antes de volver a recorrer rápidamente esas laberínticas calles, hizo que Ana se estremeciese por completo. No era la mirada habitual que se hallaba siempre en sus ojos, parecía haber absorvido la negrura de la noche. Mientras tanto, Ana se encendió un cigarrillo y pensó que tal vez aquello era tan sólo fruto del vodka y el estrés. Así que decidió avanzar en el trabajo que pronto tendría que entregar. No valía la pena seguir hurgando en la oscuridad, tan solo lograba perder un tiempo demasiado valioso para sus estudios de la universidad. Ella describía el diario en el espejo, ocultando la verdad.



Actividad voluntaria: La publicidad

¿Recordáis aquel anuncio de una marca de coches española en la que se oía una voz en off (que pertenece a Julio Cortázar) cuestionándose si el reloj era un regalo o era él el regalado? Os refresco la memoria:

Y esta es la parodia que realizó la SGAE:

Ahora es vuestro turno de parodiar un anuncio. Lo podéis hacer en parejas. Se trata del siguiente:

Os escribo la letra del anuncio. Debéis modificarla para crear un anuncio distinto, en el que se transmitan otras ideas. Intentad que sea parecida (rimas, ritmo, asociaciones de ideas [miradas con rabia, Arabia]). Ahí tenéis el texto:

La calle, las casas, las caras, la gente, los sueños pendientes, la lluvia, los fuertes, la guerra, las balas, los punks, los modernos, lo enfermo, lo que parece caduco pero es eterno, las fobias, las novias, las nuevas memorias, las partes perdidas de la historia, la gloria, China, Internet, marihuana, Tijuana, las curas, el sueño, los sin-techo, los dueños, ventajas, cuellos con joyas, alhajas, cielos, miradas con rabia, Arabia, secretos, famosos, poetas, austeros, políticos, versos, literatura, sinceros, un niño que nace, el Sol, la agonía, lo escrito, el futuro, la noche, la vida, las vidas, querer comprender.

Europeana, la biblioteca digital europea

Europeana, la gran biblioteca digital europea, tenía que empezar a funcionar el jueves 20 de noviembre con referencias a dos millones de obras en 21 idiomas que contemplan textos literarios, reproducciones de obras de arte o música. Sin embargo, tiene que cerrar hasta diciembre porque el éxito de visitas colapsa la web de la biblioteca europea, que ha llegado a recibir hasta 20 millones de visitas por hora.Ya os informaré cuando esté en pleno funcionamiento (aproximadamente a mediados de diciembre).

¿Son necesarios los préstamos?

La Real Academia Española ha aprobado la inclusión de Pen Drive y de USB en el Diccionario Académico. Esas novedades han de ser remitidas aún a las Academias hispanoamericanas de la Lengua, para ver si las aceptan o proponen cambios, pero en cualquier caso responden al deseo de estas instituciones de “acercar el Diccionario al mundo actual”, como afirma en una entrevista el secretario de la Academia, José Manuel Blecua.

Os dejo un enlace a un texto de Julio Llamazares que trata sobre la cuestión de los préstamos léxicos:

Modernos y elegantes, de Julio Llamazares

Aquí tenéis un fragmento:

“Durante muchos años, los españoles estuvimos hablando en prosa sin enterarnos. Y, lo que todavía es peor, sin darnos cuenta siquiera de lo atrasados que estábamos. Los niños leían tebeos en vez de comics, los jóvenes hacían fiestas en vez de parties, los estudiantes pegaban posters creyendo que eran carteles, los empresarios hacían negocios en vez de business, las secretarias usaban medias en vez de panties y los obreros, tan ordinarios, sacaban la fiambrera al mediodía en vez del catering. Yo mismo, en el colegio, hice aerobic muchas veces, pero como no lo sabía -ni usaba por supuesto mallas adecuadas-, no me sirvió de nada. En mi ignorancia, creía que hacía gimnasia.