Entre dos mons

Hi Hi havia una vegada tres amics que van anar a un bosc; aquells amics es deien Jan, l’Àlex i Júlia. El bosc on anaven era un lloc on moltes persones es perdien. Van anar a investigar per veure què passava, i… tot normal fins que la Júlia va cridar:

– Veniu aquí! 

Quan l’Àlex i en Jan van anar on la Júlia, van trobar una porta en un arbre.

-Què punyetes fa una porta en un arbre!? -va dir l’Àlex una mica estranyat.

Van entrar d’un en un; la Júlia va ser la primera, però a l’escoltar a la Júlia cridar, van mira què passava.

Van veure un forat amb una llum al final. L’Àlex es va tirar sense pensar-ho.

-Què fas!?-Va dir en Jan espantat.

Ell es va tirar i va cridar. Al veure que es faria mal en caure a terra, però va aterritzar sense fer-se mal.

-Jan, vine a veure això!

En Jan va veure una ciutat destruïda amb un núvol fosc a sobre d’aquesta.

-Què ha passat? -va dir en Jan

-Deixeu-me explicar -va dir una veu molt greu…

-Qui ets!? -Va dir l’Àlex.

-Sóc el que mantenia aquesta preciosa ciutat -Va dir aquella veu misteriosa.- Fa 10000 anys, tres forces unien aquest món: Natura, Mar i Foc,però n’hi havia una en especial que les mantenia: l’Ombra. Totes les forces estaven en pau, fins que un dia, l’ombra va sortir fora de control i va atacar enfosquint-ho i dominant-ho tot. L’única manera de parar l’ombra, era trobar 3 persones del món real.

-Llavors com anomeneu aquest món? -va interrompre l’Àlex.

-S’anomena, el món Elemental. Per solucionar aquest problema, el món Elemental necessita 3 herois provinents del món real. Si l’ombra aconsegueix el seu objectiu, també corromprà el vostre món. Hi ha tres armes al territori de l’ombra: l’arc de foc, l’escut marí i per últim, l’espasa natural.

– D’acord però… -va dir el Jan- per què no les poseu aquí i ja està?

-Perquè sinó… -va seguir la veu- les armes no guanyaran potència, perquè si les guardem aquí no sabran com derrotar l’ombra en aquestes situacions.

-Com si fossin persones… -va dir la Júlia.

-Val, i com podem arribar al territori de l’ombra? -va preguntar l’Àlex.

-Està al centre de tot, però no estareu sols. Hi ha aliances de l’ombra.

-D’acord- va dir l’Àlex.

I així, és com van començar el seu camí.

-En compte!! -va dir la Júlia en veu baixa…

-Què passa?

-Jan, calla, mira allà -la Júlia va assenyalar unes ombres en forma de persones amb els ulls brillant de blanc.

-Crec que són les aliances de l’ombra -va dir l’Àlex.

Van seguir el camí sigil·losament, fins que el núvol d’ombra va llençar vapor on estaven ells. De sobte, els ulls de les aliances de l’ombra es van tornar vermells, i un va dir:

-S∩I┴ƆƎsqO S˥Ǝ ┴Ɔɹ∀W ∩Ǝp Ǝɹ┴SON ˥Ǝ

Els van començar a perseguir, però ells eren més ràpids i havien d’anar al centre. Quan ja els havien perdut de vista, van trobar-se les tres armes elementals, es trobaven al centre després de 5 minuts de córrer.

-Ràpid agafem-les! -va dir en Jan.

Quan les van agafar, van notar uns núvols de vapor de diferent color. Un era blau, un altre vermell i un de verd.

Cada núvol es va ficar a dins de les seves armes. Les armes brillaven espectacularment i els nois es van adonar que les aliances anaven a per ells, però van aconseguir eliminar les aliances de l’ombra amb les armes elementals i el núvol d’ombra es va debilitar més i més, però el núvol es va transformar en una aliança encara més gran.

-Què podem fer!? -va dir la Júlia.

De sobte, el fum de les armes van sortir d’aquestes i van aparèixer tres aliances, però no de l’ombra, sinó dels tres elements. Aquelles tres aliances elementals van derrotar a l’ombra.

Tot va tornar a la normalitat i els tres amics van tornar en aquell bosc on havia començat tot. A les mans duien les tres armes elementals, però en miniatura, i eren de fusta. Aquesta aventura no l’oblidaran mai i, segurament, tu… tampoc.

GRAU GELPÍ, 1r d’ESO

FORTALEZA

Una vida nace, una vida muere, pero una vida también se puede proteger y, justamente, eso pienso hacer.

Hace mucho que estamos en tiempos de guerra y muchas veces, mirando hacia el futuro con mis mejores intenciones, he podido ver un rayo de esperanza en este abismo de oscuridad.

Cada día se derrama sangre de inocentes por un absurdo deseo que a lo mejor jamás se cumplirá.

¿Por qué iniciamos esto? ¿Por fama? ¿Por poder? ¿Por dinero? ¡Quién sabe…! En estos últimos años me he dado cuenta de que la codicia del “hombre” no tiene fin.

No importa que este pensamiento sea pequeño… Incluso el pensamiento más pequeño puede cambiar el mundo.

Sé que, si ahora me rindo, mis sueños y esperanzas se irán por eso no pienso retroceder.

Los adultos no entienden que, si realmente quieren poner fin a esta lucha sin fin, tienen que sentarse entre sí y llegar a un acuerdo, porque si solo son capaces de conocerse a sí mismos están condenados a fracasar.

Haré todo lo que este en mis manos para conseguir un futuro mejor para todos, aunque sienta flaqueza, no retrocederé porque el dolor no es la manera para traer la paz que tanto anhelo.

Pseudónimo: Águila de Hierro

MIGUEL GARCÍA HIERRO-HERNÁNDEZ, 2A4

¿DE DÓNDE VENIMOS?

Dicen que… de una explosión empezó todo,
Big Bang la llamaron,
una explosión de tal modo
que planetas se formaron.
Uno de esos planetas,
con el nombre Tierra es conocida,
llegada quizás de lejanos cometas
apareció la vida.
De unas células, los dinosaurios
y también otros animales
entre ellos una especie llamada humanos
quienes se consideran soberanos.
Tan importantes se creen
que piensan que la Tierra es suya,
no valoran lo que tienen
y hasta prefieren que se destruya.
Al fin y al cabo no somos nada
y preferimos verlo desde la distancia.
Vale, la Tierra ha sido formada
pero nos ciega la ignorancia.

Pseudónimo: Saturn

NEUS TRULL, 3r d’ESO

Primer premi de Poesia castellana, Categoria 2

SIN TI

Apareciste en mi vida como una de esas flores que crecen en el asfalto agrietado. Demasiada suerte diría yo. Y dejé de ver el mundo en una escala de grises porque me sonreías y apagabas por instantes los inviernos que llevaba clavados en las pupilas. Tú, en cambio, tenías constelaciones entre las pestañas. Quién necesita pedir deseos cuando siente que se le han cumplido todos.

Viví con el miedo de que algún día tus pasos, de tan alejados, dejaran de resonar por los pasillos. Inevitablemente te fuiste. Hiciste mudanza en tu vida y yo quedé lejos de todo aquello que querías que permaneciera a tu lado. Tuve la esperanza de que regresaras, de que sintieras que las horas sin mí te pesaban demasiado y que los cuatro lados de la cama te sobraban. Pero no lo hiciste, y las últimas lluvias de septiembre trajeron consigo el otoño más insólito que cabe en mi memoria. Ya no quedó rastro del olor de tu perfume; cada rincón de la casa se inundó de aroma a tristeza. Supongo que intenté borrar con lágrimas aquella historia que habíamos escrito con tanto cariño y solo conseguí hacerme añicos. Me propuse ser fuerte pero siempre hay mareas capaces de romper cualquier roca. Te llevaste todo: las camisas, el cepillo de dientes que siempre mal colocabas en el estante, el brillo que tus ojos ponían en mis ojos… Todo lo que yo era cuando estaba contigo te lo llevaste.

Ya es enero, y el invierno resulta más melancólico que de costumbre, el frío se adhiere a mi piel y me entrecorta las mejillas ungidas en tristeza. Te echo de menos, todas las canciones me suenan a desamor y todos los versos a despedida. No consigo hacer balance entre los recuerdos y la necesidad de olvidarte. Siempre acaban ganando los primeros y el corazón se rinde una y otra vez.

Pseudónimo: Fearless

NATALIA GARCÍA GARCÍA, 2n de batxillerat

Primer premi de Prosa castellana, Categoria 1

AMOR ETERNO

Ella está tumbada, boca arriba, con los ojos mirando al cielo. Es joven, ni siquiera debe llegar a los treinta. Su vestido blanco hasta los tobillos, impecable, sin una mancha, colocado de una forma primorosa. Su rostro, al igual que toda su piel, se encuentra pálido, sin ninguna imperfección o marca. Sus labios están ligeramente enrojecidos. Al observarla, es prácticamente imposible averiguar la causa de la muerte. Mi compañero empieza a plantear que la envenenaron con algún tipo de droga o sustancia nociva. Pero, como ya he dicho, a simple vista no hay ningún tipo de indicio que pueda dar pie a esa sospecha. Así que, Troy, mi compañero de investigación, lo suelta. Siempre lo dice. Parece mentira que sea parte del FBI, cuando cada vez que tiene la oportunidad, sin tener ningún tipo de prueba, le gusta comentar que estamos ante el crimen perfecto. Muy necio de su parte, lo sé. ¿El crimen perfecto?. Claro, como si eso existiera. Es imposible. Siempre hay alguna prueba, algún hilo del que tirar. No puedes simplemente asumir que alguien ha muerto así, sin más, y que no haya alguna explicación o motivo. Y por eso me hice investigadora: porque a mi nada se me escapa. Sé cuando la gente miente, cuando ocultan algo, cuando debes vigilarlos de cerca. Sé que suena obsesivo, pero es que un asesino es un ser obsesivo. Quizá no todos, ya que dicen que cualquier persona es capaz de asesinar, sobretodo si se encuentra en una situación extrema, o algún motivo importante. Pero esa es la clave: el motivo. Todo tiene un motivo, y como siempre hago, pienso averiguar el de este crimen. Así que dos días después, cuando el laboratorio ya nos ha mandado los resultados de la autopsia, nos ponemos manos a la obra. Claramente primero me rÍo en la cara de Troy por lo que dijo. Y después de eso, si que nos ponemos manos a la obra. Lo principal que ahora ya sabemos es la causa de la muerte. La mujer fue envenenada con una de las sustancias más toxicas que existen: tetrodotoxina. O mejor conocida como veneno de pez globo. Una pequeña dosis es letal. Se la echaron en la copa de vino. Pero en la escena del crimen, no había ninguna copa de vino, ni siquiera una botella de vino. Alguien se tomó el tiempo de recoger todo, mientras observaba como ella se ahogaba y moría. Y después de eso, la desvistieron y le pusieron ese vestido blanco. La colocaron tumbada en el suelo, con los brazos, piernas, cabello, y vestido colocados a la perfección. Fue un crimen premeditado, a sangre fría. Alguien tenía muchas ganas de acabar con ella, pero fue paciente, se lo tomó con calma. Lo disfrutó. Ring, ring. Empieza a sonar el teléfono principal de la oficina. Alguien está llamando, y por la cara de Troy, que ha atendido el teléfono, parece importante. Cuelga el teléfono, se pone su chaqueta y me dice que me ponga la mía, que debemos irnos ya. Le pregunto que ocurre, y me cuenta que hay movimientos sospechosos por parte de la pareja de la víctima. Que ha usado tarjetas de crédito para comprar maletas, mucha ropa nueva, y un billete de avión a otro continente. Esta huyendo. Cuando alguien huye después de que haya ocurrido un crimen, es una mala, muy mala señal. Y probablemente ya tengamos a nuestro asesino. Así

que nos dirigimos hacia el aeropuerto junto con algunas patrullas más. Hay que detenerlo. Si coge ese avión, será muy difícil capturarlo. Llegamos justo a tiempo. Y me quedo sorprendida al verlo. Su rostro no es para nada parecido al del perfil de un asesino. Es un chico joven, apuesto. Al ver que está rodeado de la policía, ni siquiera se inmuta. Ni se mueve. Solo levanta las manos, se rinde. Así, tan fácil. No se, esto no pinta bien. Parece una trampa. Decido hablar: – Simon Munch, no oponga resistencia y acérquese para que le esposemos. Queda usted detenido por ser sospechoso del asesinato de su pareja. – ¿Sospechoso? Vamos, estoy huyendo del continente detective, atrévase a decir que soy el culpable. – ¿Es eso una confesión, señor Munch? – Sí, lo es. Yo la maté. Pero no era mi pareja, era mi mujer. – ¿Estaban ustedes casados? ¿ Y por qué la mató? – Estábamos casados, pero a ella le gustaba compartir la cama con más gente, señorita detective. Y yo no soporto la traición. Y mucho menos, cuando nos juramos amor eterno el día de nuestra boda. Y ella no lo cumplió. Pero yo sí lo hice, señorita detective. Juré que la amaría hasta la muerte, lo juré de corazón. Pero, ¿quién dijo que hablaba de la mía? Se mueve. Demasiado rápido. Quiere huir. Un movimiento muy estúpido de su parte. Pero mis compañeros se asustan, y reaccionan. Le disparan cuatro veces en el pecho. Cae, el suelo blanco empieza a llenarse de sangre. Está muerto. Él está muerto. Ella está muerta. El amor que había entre ellos, ahora, también lo está.

Pseudónimo: LBC

LAURA BUENO, 3A1

Primer premi de Prosa castellana, Categoria 2

DUÉRMETE SIN MIEDO

Puedes dormirte sin miedo,

Poeta sin rumbo,

Porque prometo velar tu sueño,

Y no permitir que haya dolor donde lo hubo.

Puedes dormirte sin miedo,

Amante sin coraza,

Porque prometo guardar tu cuerpo,

Entregando mi vida si hace falta.

Puedes dormirte sin miedo,

Ángel sin alas,

Porque prometo entregarte el cielo

En cuanto te despiertes por la mañana.

Puedes dormirte sin miedo,

Aventurero sin temor,

Porque prometen mis labios un te quiero

Y juran, aunque lo sepas, que esto es amor.

Pseudónimo: Mars

MARTA QUELLOS, 2n de batxillerat

Primer premi de poesia en castellà, Categoria 1

EL AMOR INCONFUNDIBLE

Me escribías cartas cada día,

Me recordabas cada noche.

Y me decías « ¡Eres mía! »

Y yo quería sólo coche…

Un coche guapo y bonito

Mercedes, Audi o Scoda.

Me regalaste un carrito

Para ir a Mercadona!

En la oscuridad, hablando

De mi belleza, del amor profundo,

Notaba que estabas ahorrando

Y he llegado a un punto.

O prestas el dinero para el coche

O no me quieres nada!

Te dejo solo esta noche,

Para ti estoy cerrada…

Me duelen mucho las piernas,

Soy una dama de edad mayor.

Y no te pongo los cuernos

Pero ya te dejaré, amor…

Me ayudarías, comprando lo que quiero

Me salvarías la salud,

Pero eres un simple camarero

A ver si lo consigues con virtud…

Podrás vender riñón, tu gato, casa

Hay muchas opciones disponibles.

Un coche solo y me caso,

Será un gran amor inconfundible!

Pseudónimo: Pandora

ALLA KAMENKOVA , 2n de batxillerat

TIEMPO DE OLVIDO

Han pasado demasiados días desde tu muerte,

y yo sigo pensando en ti.

Han pasado demasiadas noches desde que te fuiste,

y yo sigo detrás de ti.

Energías gastadas en vano, agrupación de tiempo perdido,

la tontería de seguir enganchada

en este recinto olvidado.

Ha pasado demasiado tiempo repitiéndome una y otra vez

mi ínfimo glosario para tu desaparición,

y al final darme cuenta de que la opción de abandonar,

no era tan mala.

Pensar que solo huías, ocultaba mis ruinas internas.

Tengo que admitir que tengo tu recuerdo incrustado en el recuerdo

y estoy sin libro de instrucciones,

para seguir los pasos y olvidarte.

Arte, lo que veo en tu alma.

Hoy te volví a ver y con ello a escribir,

creo que sabes muy bien que significa esto.

Pseudónimo: Marchitada

MARÍA JOSÉ ESCOT, 2n batxillerat

EL LLOP ENAMORAT

A la llum de la lluna

un llop udola

amb la seva solitud

i la seva amplitud.

Aquest animal,

amb bellesa antinatural,

va tenyit de blanc,

de puresa i de destresa.

Corre petit animal,

si et capturen,

arribarà el teu final.

En la foscor,

sense lluna que doni llum,

amb el seu gran dolor

el va despertar una olor.

Era agradable,

suau, dolça

com un caramel

com si baixés del cel.

Sense pensar-ho,

el llop el va seguir

deixant enrere la seva llar.

Llavors va descobrir la font,

d’aquesta olor.

Era un bellíssim llop,

de color carbó.

El llop blanc se li va acostar

i va descobrir que,

el seu pelatge era negre,

però no ho era gens en el seu interior.

Ell el va perseguir,

fins que es va cansar.

Estava espantat,

perquè mai se li va acostar

un llop blanc.

Entre ells,

va haver-hi amor.

Puresa i bellesa,

eren els dos.

I així,

ni un ni l’altre

mai més van tornar sols.

Pseudònim: Dobby

DAVID OGANESYAN, 2A6

ELLA

T’estimo d’aquí a Mart,

el teu somriure preciós,

és com un encant

preciós i poderós.

La meva llança desenfundaré,

i t’ajudaré

a escapar i derrotar

a aquell que et va fer plorar.

La meva rossa melena volarà

quan l’haguem derrotat,

el seu esperit marxarà

i ens haurem alliberat.

Si m’ajudes, ho aconseguirem

tu sol no podràs

i per això junts ho farem.

Pseudònim: Mart

LAIA RIBERA,  3r d’ESO