OREJOTAS Y VERDONE

Hace una semana se encontraron un conejo que se llamaba Orejotas y una rana que se llamaba Verdone.

Se llevaban muy mal, porque Orejotas  decía que como Verdone era calvo y verde era peor.

Un día Orejotas se estaba ahogando en un pantano y Verdone le ayudó.

Desde entonces se hicieron muy amigos, aunque uno fuera verde y calvo y el otro no.

Todos somos iguales aunque uno sea calvo y el otro sea verde.

Alejandro Martínez

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *