Sigue y déjate de hablar de principios y finales

Imagen: Anthony Freda; canta: Sr. Chinarro: Efectos especiales.

En señales de humo vi comunicación: luces, cámara y acción; había que hacer algo. “¿Quién va a ser el mejor?” Me dices todavía hoy. ¿Tú también, encanto? Sigue y déjate de hablar de principios y finales: la historia no está ni bien ni mal, son solo efectos especiales.

Ya sé que es lo que pasa siempre

Imagen: Quyen Dinh; cantan: Hazte lapón: Cómo funciona un corazón

Hay algo en tu indiferencia que absorbe lo más profundo de mi energía vital, que abre ese vórtice letal. ¿Dónde va ir a parar todo eso que, sin darte cuenta, me quitas solo con no hablar?, ¿dónde va a ir a parar? No sé, no sé, se va, se va. Siempre pienso que me voy a secar, quedarme en pellejo. Siempre pienso en la muerte cuando te tengo lejos.

Algo que bailar si el final se acerca

 

Imagen: Liam Brazier; cantan: Doble Pletina: Música para cerrar las discotecas

Y me sorprendo pensando, casi hablando para mí, que no todo está inventado como se suele decir,  que hay un nicho en el mercado que aún está por exprimir: es la música para cerrar las discotecas,  algo que bailar si el final se acerca  y que nos permita salir de aquí. Música que acabe con todas las fiestas, que cierre las barras, que abra las puertas para que podamos ir a dormir.

Batirse el cobre

Imagen: Butcher Billy; cantan: Biznaga: Una ciudad cualquiera

¿Ves a esos tipos de la esquina? Ellos te consiguen todo lo que pidas, la soledad es una hermandad, el único amor posible. Fosas comunes, hileras de bloques, gatos callejeros batiéndose el cobre. Una ciudad tan buena… para morir como otra cualquiera. Una ciudad cualquiera para morir. La chusma enlatada en vagones arrastra su cruz al amanecer, borrachos llorando entre coches empuñan armas al revés, predadores de noche, ejecutivos de día. Y la policía perdonándote la vida. Una ciudad tan buena… para morir como otra cualquiera. Una ciudad cualquiera para morir.

Tarde o temprano

 

Imagen: Lennart Andresen; canta: Algora, La era punk

Tarde o temprano desaparecerá la rabia, dando paso al conformismo y la levedad, así que si no queda nada más detrás del valle, bailaremos hasta el final. Murciélagos mirándose sin ojos, captando ondas en la negra oscuridad. De viaje por el infinito hasta que no queden estrellas que contar. La música nos salvará. Mi mano te salvará. La muerte nos salvará. Hemos nacido en la era punk.

Día de Muertos

Imagen: Lourdes Villagómez; canta: Lila Downs: Son de difuntos

Estaba sentada la parca fumándose de su tabaco. Con los santos se discutía quién se echaba su último trago. Cempazúchitl y copal: humo que vas del camino, yo me llevo a tu hija santa si no pones en mi altar vino. Ese muerto sí, ese muerto no, que el muerto aquí, ya se escogió. El diputado y el alacrán por corrupción los enterrarán.

Se pone a llorar

Imagen: NEVERCREW, cantan: Hello Seahorse!: Oso polar

El oso polar se pone a llorar si no ve que estás ahí con  él. Miles de años se han escurrido para él, y sigue igual que tú. Se esconde, no quiere ser la carnada del depredador. Si me ves caminando en las calles es que busco mi casa otra vez. Se ponen a jugar y se esconden de él: él los tiene que encontrar. Cuenta hasta diez, se descubre los ojos, las risas lo hacen perder.

Siete días juntos

Imagen: Mario Zucca, canta: La Bien Querida: Siete días juntos

Siete días juntos en una fiesta de disfraces, tú querías divertirte y yo y yo quería quererte. Amanecimos juntos en mi habitación, el sol de la mañana nos despertó y tú te sonreíste y yo y yo, con un nuevo horizonte por corazón, acércate un poco, no te hagas el tonto y escucha lo que ahora te quiero decir: Eres un rayo de luz trepando en mi deseo, creo que te deseo desde que te vi.

He mirado a los ojos al sol

Imagen: Klaus Meinhardt, canta: Joe Crepúsculo, Música para adultos.

Si todo está por hacer o no, si cuando vine ya estabas aquí molando, todo forma un tejido real que nunca nadie va a romper. Esto es música para adultos que no puedes comprender, como yo antes no podía comprender. Así es, esto es música para adultos que no puedes comprender, como yo antes no podía comprender. He mirado a los ojos al sol y aposté por el caballo perdedor, si todo va hacia una dirección real que nunca nadie va a cambiar.