MARTIN LUTHER KING por Idoya Noain en “El PERIÓDICO”

Se cumple el 50 aniversario del asesinato de Martin Luther King en Memphis y son numerosos los artículos y programas de televisión que le han dedicado, siendo muchos los que se preguntan qué queda de su legado y de si la situación de la población negra ha cambiado o no valorando datos y cifras (pobreza, acceso a la educación, criminalidad). Aquí os ponemos algunos enlaces a documentales (como el del discurso de la MArcha sobre Washington en 1963) y un artículo de Idoya Noain sobre su figura.

http://www.abc.es/internacional/abci-50-anos-asesinato-martin-luther-king-201804041551_video.html

http://cnnespanol.cnn.com/video/estados-unidos-martin-luther-king-derechos-civiles-aniversario-muerte-cinco-datos-pkg/

http://www.abc.es/internacional/abci-ultimas-horas-vida-martin-luther-king-memphis-201804032247_noticia.html

 

Publicado en El Periódico el sábado, 31 de marzo de 2018

Martin Luther King: el reverendo soñador

Martin Luther King tuvo mucho más que un sueño. Tuvo la conciencia de que, tras la dura lucha para lograr que se convirtieran en ley el fin de la segregación y los derechos civiles y de voto, se abría una batalla aún más difícil: la que buscaba la igualdad verdadera. En los últimos tres años de su vida se volcó en esa otra contienda que hoy sigue abierta, la que exige al sistema no la mera decencia moral sino un transformación estructural con coste económico. Abrió el foco y pasó de los derechos constitucionales a los derechos humanos.

El activista señaló y puso en la diana los males de la sociedad capitalista: racismo, pobreza, militarismo, materialismo. Y fue cuando lo hizo, cuando el reverendo soñador e icono de la no violencia pidió tomar conciencia de que «los problemas de injusticia racial y económica no se pueden resolver sin una distribución radical del poder político y económico», cuando, como escribió James Baldwin, se hizo «suficientemente peligroso para que le dispararan».

Martin Luther King es arrestado tras capitanear las acciones contra la segregación de los negros en los autobuses. /GETTY IMAGES (DON CRAVENS)

Ese disparo llegó poco después de las seis de la tarde de un jueves, el 4 de abril de 1968, en Menfis, la ciudad donde King había acudido a apoyar la huelga de los 1.300 trabajadores negros de limpieza de la ciudad, discriminados laboralmente. Estaba en el balcón de la habitación 306 del Motel Lorraine en Menfis cuando una bala le alcanzó en el cuello. Una hora después, en el hospital Saint Joseph, se pronunciaba su muerte. Tenía 39 años.

«Si cambias los aspectos más particulares, sus discursos podrían estar escritos hoy», afirma la reverenda Liz Theoharis

En los libros de historia James Earl Ray aparece como el asesino, pero para muchos la versión oficial nunca ha sido satisfactoria. Y tampoco lo ha sido el retrato que, desde entonces, el ‘establishment’ ha ido tratando de cincelar: el de un héroe reconocido con el Nobel de la Paz amable, idealista y suave. Es un retrato para muchos «esterilizado y convencional», interesadamente enfrentado al de otros líderes negros como Malcolm X o Stokely Carmichael, padre del Black Power. Y es un retrato incompleto que han denunciado quienes le conocieron y lucharon a su lado, como Joseph Lowery, otro de los padres de la Southern Christian Leadership Conference, que ya en el 25º aniversario del asesinato escribía: «Hemos puesto a Martin en una rotonda de adulación irrelevante y lo hemos alejado de la lucha por la justicia económica. En algún punto en el camino conseguimos resucitar al mensajero y enterrar el mensaje».

Palabras proféticas

En este 50º aniversario ese mensaje, no obstante, revive. Y se encuentra mucho de profético en las palabras de los últimos años del King que en Chicago comprobó que el racismo en el norte podía ser incluso peor que en el sur y vio como en los actos de protesta en su contra empezaban a aparecer no ya capuchas del Klan, sino esvásticas, una imagen que el año pasado resucitaba en Charlottesville. Se hace imperioso recuperar al King que puso el foco en los retos que plantean la pobreza, la brutalidad policial, la necesidad de dar acceso a la vivienda accesible, a sueldos dignos y a la educación de calidad. Y conviene recordar al King al que la condena contundente de la guerra de Vietnam y del militarismo granjeó acusaciones de traición de los mismos que le habían aplaudido o acompañado en Selma o en el icónico discurso del sueño en agosto de 1963.

Coretta Scott King besa a su esposo, el reverendo Martin Luther King, en Alabama, en 1963. Detrás de ambos, riéndose,  el músico y actor Harry Belafonte. / Ap (ivan massar)

«Cuando una nación se obsesiona con las armas de la guerra, los programas sociales inevitablemente sufren. La gente se vuelve insensible al dolor y la agonía entre ellos», denunciaba King, al que no desviaron de su camino ni la renovada violencia contra él, ni la intensificada obsesión del FBI por espiarle y presionarle, ni el rechazo que le mostraban las encuestas. «He luchado demasiado tiempo y demasiado duro contra la segregación  para acabar en este punto de mi vida segregando mis preocupaciones morales», explicaba.

Hoy el activismo de acción directa y los movimientos interseccionales como los que él propugnaba viven un renacimiento, y en Estados Unidos lo han demostrado las Marchas de las Mujeres, el movimiento #MeToo o los estudiantes de Parkland. Y se sienten vigentes muchas de sus palabras: «Los profundos estruendos que oímos hoy, el estrépito del descontento, es el trueno de las masas desheredadas subiendo de los calabozos de las opresiones a las brillantes colinas de la libertad». «El futuro de los profundos cambios estructurales que buscamos no se encontrará en una maquinaria política decadente. Está en nuevas alianzas de negros, puertorriqueños, trabajadores, progresistas, ciertas iglesias y elementos de la clase media».

Tomar el testigo

«King hablaba de racismo, pobreza y militarismo como inseparables y ese mensaje está vivo. Hay algo asombroso en sus discursos. Si cambias los aspectos más particulares podrían estar escritos hoy. Y la única forma de honrar su trabajo es tomar el testigo», cuenta en una entrevista telefónica la reverenda Liz Theoharis, que junto al reverendo negro William Barber ha resucitado uno de los últimos empeños en que se embarcó King con otros líderes sociales: la ‘Poor People’s Campaign’ (‘Campaña de la gente pobre’).

Ya en 1968 King denunciaba que «nuestra sociedad es tan rica que no vemos a los pobres». Señalando que «algunos son mexicanos, otros indios, otros portorriqueños, otros blancos de los Apalaches, la vasta mayoría negros en proporción a su tamaño en la población», decía que «no hay nada nuevo en la pobreza. Lleva con nosotros años y siglos». Pero sí veía que algo había cambiado. «Ahora tenemos los recursos, las herramientas, las técnicas para deshacernos de la pobreza. La pregunta –concluía– es si nuestra nación tiene la voluntad».

50 años han contestado, tristemente, ese interrogante. Pero Theoharis y Barber quieren cambiar las cosas. Han planeado seis semanas de acción directa y desobediencia civil en 25 estados, que culminarán con una movilización masiva en el Capitolio el 23 de junio. Y no replican exactamente las demandas de hace 50 años (una Carta de Derechos económicos, una dotación de 30.000 millones de dólares al año para librar una guerra real contra la pobreza, la aprobación de legislación que asegurara el pleno empleo y una renta mínima garantizada o la construcción anual de medio millón de viviendas accesibles hasta que se eliminaran las barriadas), pero han resucitado su llamada a una «revolución radical de valores» y moral, y con sensación de urgencia.

El predicador con su esposa, Coretta Scott King, y sus tres hijos mayores, Martin Luther King III, Dexter Scott y Yolanda Denise, en 1963. / AP

«En los 26 debates que hubo en las elecciones presidenciales no hubo ni una hora dedicada a la devastación económica, a la pobreza o a la supresión de voto», dice Barber en una conferencia telefónica con cuatro periodistas. «No podemos tener un discurso político limitado. Y hay que cambiar la narrativa». Se siente obligatorio en un país, primera potencia económica del mundo, donde más de uno de cada ocho ciudadanos, 41 millones de personas, vive bajo el umbral de la pobreza (casi 19 millones de ellos en profunda pobreza, con menos de dos dólares al día). «En este país hay 14 millones de niños pobres», denuncia Barber. «50 años después tenemos menos protecciones de derecho de voto que en 1965. 22 estados han aprobado (desde el 2010) leyes de supresión de voto y en cada uno hay alta pobreza, negación de atención sanitaria, de sueldos dignos, de derechos sindicales, ataques a inmigrantes, ataques a mujeres… La encarcelación masiva y las leyes injustas de inmigración han atrincherado el racismo sistémico. El desequilibrio entre gasto militar y gasto en programas sociales se ha acentuado. Y el cambio climático afecta desproporcionadamente a pobres y marginados».

Explotación de los pobres

Resucita hoy el King que combatió «el mito de que el capitalismo creció y prosperó por la ética protestante del trabajo duro y el sacrificio» y señaló que «el hecho es que se construyó sobre la explotación y el sufrimiento de esclavos negros y sigue prosperando en la explotación de los pobres, tanto negros como blancos, tanto aquí como en el extranjero». Sirve su diagnóstico de un sistema que «a menudo ha dejado un abismo entre riqueza superflua y pobreza abyecta, ha creado condiciones que permiten que se quite a muchos lo necesario para dar a unos pocos lujos». No cuesta imaginarlo señalando a la brecha actual entre ricos y pobres, disparada desde su época, con tres personas en EEUU –Jeff Bezos, Bill Gates Warren Buffet– acumulando la misma riqueza que la mitad de la población.

A veces cuando habla Bernie Sanders parece que se está oyendo a ese King que criticaba el sistema («lo que realmente defienden es socialismo para los ricos y capitalismo para los pobres»). Y siguen siendo válidas sus denuncias: «Nuestra sociedad orientada a las cosas nos ciega de la realidad que nos rodea y nos anima en la avaricia y la explotación que crea el sector de la pobreza en medio de la riqueza».

«La fuerza de su mensaje de los últimos años se perdió, por eso es pertinente reclamarlo», cuenta en otra entrevista telefónica Trey Ellis, productor de ‘King in the wilderness’, un documental presentado en Sundance que HBO estrenará el 2 abril y que se centra precisamente en los últimos años de King. Y la cinta contribuye a elaborar el verdadero retrato del hombre desconocido para muchos, «radical, irreverente, fuerte, fiero» según Ellis.

Una de las escenas de la película muestra a ese King que, en una manifestación, reacciona encogiéndose ante el sonido de lo que parece un disparo. Era el hombre que sentía la presión y el miedo pero que, según Ellis, había alcanzado la paz con esos dos elementos. «Decía algo así como que, para ser libre, el hombre tiene que ser libre del amor al dinero y del miedo a la muerte».

Combativo

Era el King que en sus últimos años escribió: «La cobardía hace la pregunta ¿es seguro? La conveniencia pregunta ¿es político? La vanidad pregunta ¿es popular? Pero la conciencia pregunta ¿es lo correcto? Y hay veces en que tienes que tomar una posición que no es segura ni política ni popular pero debes hacerlo porque es lo correcto». Y eran más que palabras.

El 3 de abril de 1968, King ya estaba en pijama en la habitación del Lorraine cuando le pidieron que fuera a hablar al Mason Temple. Lo hizo y, sin notas, ofreció el discurso que ha pasado a ser conocido como el de la cumbre de la montaña. Ahí estaba el King combativo, organizador, que recordaba a los que le escuchaban que individualmente podían ser pobres, pero unidos eran un poder. Era el King que instaba al boicot de grandes empresas que tenían políticas discriminatorias (como Coca-Cola o Wonder Bread), a reforzar instituciones negras y a «poner presión donde realmente duele». Y era el King determinado a continuar aspirando a alcanzar «lo que América debería ser» y que llamaba a no cejar en la lucha. «O subimos juntos o caemos juntos», dijo, llamando a desarrollar «una especie de solidaridad peligrosa».

Era, también, el King consciente de las amenazas que se cernían sobre él. Y hoy provoca escalofríos leer o escuchar las palabras con que cerró aquel discurso. «No sé qué pasará ahora. Vienen días difíciles. Realmente no me importa, porque he estado en la cumbre de la montaña. Y no me importa. Como cualquiera, quisiera vivir una larga vida, la longevidad tiene su lugar. Pero eso no me preocupa ahora. Solo quiero hacer la voluntad de Dios. Y me ha permitido subir la montaña. Y he mirado y he visto la tierra prometida. Puede que no llegue ahí con ustedes. Pero esta noche quiero que sepan que nosotros, como un pueblo, llegaremos a la tierra prometida. Y estoy feliz esta noche. No me preocupa nada. No temo a ningún hombre».

“ESTUDIEU, NOIS I NOIES, ESTUDIEU”, PER EULÀLIA SOLÉ A “LA VANGUÀRDIA”

Publicat el  06/04/2018
Resultat d'imatges de institut sert

Com professors moltes vegades  us diem el que aconsella Eulàlia Solé, però segurament no ho fem de manera tan directa i tan clara.

ÉS UN BON ARTICLE PER REFLEXIONAR SOBRE LA VOSTRA ESTADA A L’INSTITUT

  *   *   *

Nois i noies, estudieu i apreneu mentre aneu a l’escola, a l’institut, a la universitat, perquè, més endavant, la majoria de vosaltres ja no millorareu en coneixements.

No llegireu llibres, ni diaris, ni revistes serioses.

No us aturareu a conèixer el pensament de persones potencialment més instruïdes que vosaltres, interessades en la història, la literatura, les belles arts.

No les valorareu ni reflexionareu sobre el que aporten.

No us importarà l’erudició dels qui es dediquen al pensament i a l’estudi més enllà de l’ensenyament reglat.

No formarà part de vosaltres atès que, amb sort, estareu treballant en una ocupació parcel·lada i que, amb sort o no, viureu pendents de les xarxes socials.

Constituireu la multitud d’homes i dones de totes les edats embadalits en les seves respectives pantalles, la que obvia altres plaers més intensos de l’intel·lecte. Com a màxim, conservareu alguna cosa del que hàgiu assimilat en la vostra època estudiantil. Més enllà, res. Tan sols compartir impressions en grup o bilaterals des de punts de vista particulars, repetitius, ­fugaços, d’immediatesa. En ocasions poc respectuosos; la majoria de les vegades, per fortuna, simplement trivials.

Quines opinions i conceptes fundats es poden manejar si no s’explora per sobre de les xerrades virtuals entre amics i coneguts, dels videojocs, de les fotografies, dels acudits?

És possible que aquesta absència de curiositat intel·lectual vingui a explicar el fet que en alguns països democràtics hi ­hagi votants que elegeixin per governar personatges impresentables.

Els Estats Units o les Filipines podrien ser-ne un paradigma actual, així com els vots entregats en altres llocs a partits que no defensen en absolut els drets dels qui els voten. Les ments distretes esdevé fàcil entabanar-les.

En fi, nois i noies, estudieu, llegiu i submergiu-vos en la ciència i en les arts. Durant la vostra escolarització obtindreu per obligació un bon bagatge, aquest que dilapidareu més tard. Se us haurà proporcionat un bon matalàs i, com més excel·lent hagi estat, més us durarà i més us salvaguardarà en part.

Tal vegada em mostro excessivament negativa, crítica, escèptica. El transcurs del temps, la successió d’esdeveniments, el desenvolupament social confirmarà o desmentirà la meva modesta anàlisi. I de debò que desitjaria equivocar-me de mig a mig.

SING STREET (2016) de John Cartney

Ayer fuimos al cine a ver una película muy especial, “Sing Street” del año 2016 realizada por John Cartney. Que la música es muy importante para este director se comprueba porque gran parte de las canciones que aparecen cantadas por el protagonista y por el grupo son suyas.

Para comprobar si os ha gustado o no os retamos a que hagáis un texto argumentativo que sea una crítica personal. Lo podéis hacer a partir de estas ideas:

  1. El tema.
  2. El contexto histórico.
  3. Los protagonistas  y los actores secundarios.
  4. La situación familiar.
  5. La música.
  6. El colegio y la educación.
  7. Escenas destacadas.
  8. Comparación de esos jóvenes con vosotros.
  9. Valoración y conclusiones.
  10. Dentro de este apartado podéis indicar si es váida, además de para la asignatura de Inglés, para la de Tutoría y si conocéis otras películas similares.

Yo sí y del propio John Cartney porque hace doce años estrenó otra película de ambiente musical, “Once” sobre un músico callejero irlandés que conoce a una inmigrante con la que empieza a hacer canciones. Precisamente un buen análisis sería ver en qué se parecen y en qué se diferencian, pero eso lo dejaremos para otra ocasión.

 

COMPARTIENDO ODIO EN LAS REDES CON JORDI ÉVOLE

 

No es la primera vez que recomendamos un programa de SALVADOS y posiblemente tampoco será la última. En esta ocasión Jordi Évole habla con personas que han redactado mensajes con odio y personas que los han sufrido, también con especialistas en las redes sociales y con una filósofa, Marina Garcés. Un programa para reflexionar sobre las cosas que decimos en la redes sociales y sus consecuencias.

Para ver el programa, clica aquí:

http://www.atresplayer.com/television/programas/salvados/temporada-13/capitulo-11-compartiendo-odio_2018022000039.html

  1. ¿Qué opinan cada uno de los entrevistados?
  2. ¿Con cuál te identificas más?
  3. ¿Vale todo en las redes? ¿Hay que poner límites? Y si es así, ¿quién los ha de poner?
  4. ¿Crees que los adolescentes también lo hacen? ¿Hasta qué punto es bullying?
  5. ¿Por qué crees que Jordi Évole ha hecho el programa?

Marina Garcés también intervino en un programa sobre libros:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/pagina-dos/pagina-dos-marina-garces/4435144/

 

Lecciones de vida más allá del aula por HELENA LÓPEZ en EL PERIÓDICO

Durante las próximas semanas nuestros alumnos de 4t ESO realizarán las prácticas del SERVEI COMUNITARI en tres escuelas, en una residencia geriátrica, en una agrupación de “escoltes”, organizarán una campaña  de donación de sangre y colaborarán con el ayuntamiento en una actividad relacionada con el medio ambiente.  Para que veáis lo importante que es este SERVEI COMUNITARI os mostramos este artículo publicado hoy en EL PERIÓDICO sobre la experiencia que han hecho alumnos de un instituto de Sant Adrià del Besòs.
 *   *   *

NUEVAS EXPERIENCIAS EDUCATIVAS

Lecciones de vida más allá del aula
Los alumnos del instituto Manuel Vázquez Montalbán de Sant Adrià realizan voluntariados con niños y abuelos, en un proyecto referente de servicio comunitario
“Ver que pueden enseñar cosas, que ellos también pueden ayudar a otros, produce un efecto muy positivo en los chavales, en todos”, señala el director del centro
 zentauroepp41958447 sant adri de bes s 08 02 20018 reportaje sobre los proyecto180209122856

Ángela visita el IES Vázquez Montalbán, este jueves. / FERRAN NADEU

-¿Sabes lo que quiere decir ‘sexy’?

– Sí, sí… creo que sí… – responde Àngela, a sus 93 años, encogiendo los hombros con una sonrisa pícara que confirma que, efectivamente, lo sabe.

La conversación tiene lugar en el pasillo central del instituto Manuel Vázquez Montalbán, a los pies de las Tres Xemeneies, una lluviosa y gélida tarde de jueves lardero. Pese a las inclemencias meteorológicas, nadie ha querido perderse la cita. Ni los jóvenes voluntarios, alumnos de tercero de ESO del centro, ni Àngela, usuaria de Avismón desde hace tres años, quien nunca pudo ir al colegio, por lo que le hacía muchísima ilusión la visita.

Zaida, una de las chicas, coge cariñosa del brazo a Ángela mientras pasean por el instituto. Lo de “sexy” viene a cuento por la exposición de fotografías que decora una parte del pasillo. “Es una campaña para fomentar la lectura”, le explican los chicos. En otro rincón del mismo pasillo, una pequeña muestra sobre mujeres científicas. “Hoy hemos ido a visitar la facultad de aquí al lado [la sede de la UPC en La Mina], solo las chicas. A unas jornadas para despertar vocaciones científicas entre las chicas“, le explican las estudiantes a Ángela, quien sonríe contenta. “Estudiad mucho, vosotras que tenéis la oportunidad. Es una lástima llegar a mayor y no saber leer ni escribir“, responde emocionada la mujer.

Su primera vez

El entrañable encuentro, al que también acude Ricardo, otro usuario de Avismón, quien toma con su móvil fotos de cada rincón del instituto para inmortalizar la visita, se enmarca en el proyecto de Servei Comunitari que realizan los alumnos de tercero de ESO de este instituto situado en el margen izquierdo de Santa Adrià de Besòs –el único público de la zona– desde hace tres años.

Además de en esta entidad, los alumnos podían elegir entre hacer el voluntariado en las escuelas Pompeu y Catalunya -los dos colegios públicos de la zona-, en el comedor social de la ciudad o en el Esplai Borinot, en el Ateneu Sant Roc. “Una de las claves del éxito de la experiencia es que los alumnos pueden elegir. Les ofrecemos las distintas opciones y ellos deciden dónde quieren participar”, expone César Caparrós, entregado director del instituto y profesor de tecnología. 

Uno de los lugares preferidos por los chavales son los colegios del barrio. “Muchos quieren volver al colegio para ver a sus profesores, su ‘cole’…, por muy rebotados que salieran de allí, a todos les hace ilusión volver, y aún más volver como ‘profes'”, señala el director.

Pablo, de pie, ayuda en la clase de plástica en la escuela Catalunya. / FERRAN NADEU

“Oportunidad para reconstruirse”

“El servicio comunitario es una oportunidad para reconstruirse. Cuando salen del grupo ya no tienen que ser el malote o el graciosillo. Pueden jugar otro papel”, subraya Caparrós como una de las grandes virtudes del proyecto. “Sentir que puedes hacer algo por los demás. Que tú tienes cosas que enseñar, les hace mucho bien. Hay chicos que llevan toda la vida encadenando derrotas, siendo los fracasados del sistema; y sentir que por una hora, en su colegio, además, ellos pueden ser los referentes provoca muchas veces un necesario cambio de chip”, prosigue Caparrós, quien apunta que el proyecto es beneficioso también para los alumnos de entornos más favorecidos.

La mejor prueba de que los alumnos acaban satisfechos de la experiencia es que, cuando a principio de curso, los profesores responsables suben a tercero a presentar el proyecto, siempre sale algún repetidor confirmando las virtudes del proyecto y lo bien que se lo pasó.

Cada uno de los servicios comunitarios es distinto, y no todos los chicos pueden hacerlo todo.  El más duro es el del comedor social, donde ayudan a poner la mesa, a repartir la comida y a recoger los platos. “Es el entorno más complejo, donde están expuestos a situaciones muy difíciles -expone el director-, y los chicos tienen que estar concienciados de lo que se van encontrar, pero, una vez pasan por allí, todos acaban encantados”.

Arraigados al territorio

El objetivo final del proyecto es arraigar a los chicos. “Es una suerte que los barrios con un perfil sociocultural medio-bajo como los nuestros tengan un tejido asociativo tan fuerte, y queremos encarrilar a los chavales hacia ahí”, resume Caparrós.

Pablo es otro de los alumnos de tercero del Vázquez Montalbán. Él hace el voluntariado en la escuela Catalunya, a pocos metros. Este jueves de playas nevadas, pese a haber salido del instituto a las dos y media y no tenido casi tiempo ni para comer, a las tres y cuarto está en el colegio. Le esperan los alumnos de tercero -en su caso, de primaria- con las caras pintadas -estamos en Carnaval– para que les eche una mano en la clase de plástica. Hoy toca acabar de pintar con acuarelas el retrato de Frida Kahlo que empezaron la semana pasada. Pablo reparte las coloridas obras entre los alumnos. Pese a que lleva poco tiempo allí, recuerda los nombres de todos ellos. Los que van terminando, tienen otro ejercicio a punto. Esta vez pintar una obra de Kahlo. Uno de sus clásicos bodegones de fruta.  

El origen

Caparrós explica el origen de la iniciativa. Su prehistoria. Empezaron hace siete años con los alumnos de cuarto A, grupo especial con dificultades para seguir el curso y una adaptación curricular. “Hacían dos trimestres prácticas en empresas, y empezamos con un tercero, con prácicas en una entidad o algún proyecto social de la zona”, expone el director. Bautizaron ese ya consolidado salto al voluntariado como Impic’art (empezaron haciendo teatro social).

Dentro de Implic’art -donde los alumnos de cuarto A colabora con entidades sociales del municipio que trabajan para ayudar a niños con dificultades socioeconómicas y con un servicio municipal que dedica su atención a las personas mayores, se enmarca la iniciativa ‘Passa’m memòria’, la joya de la corona, realizada en colaboración con el Punt Òmnia del PES La Mina, en el barrio vecino. 

Se trata de una experiencia de trabajo intergeneracional muy emotiva tanto para los alumnos como para los mayores (e incluso para los profesionales implicados, siempre imprescindible para hacer realidad estos proyectos, fuera de aula y de horario). Los mayores comparten su realidad, sus inquietudes -se desahogan y sienten acompañados- y los jóvenes les ayudan con la tecnología, para poder acabar editando una pequeña historia de vida de cada protagonista. Esa fue la semilla de la actual colaboración con Avismón.

Aprendizaje servicio: el marco general

La propuesta del instituto Vázquez Montalbán se enmarca en la línea impulsada por el Departament de Ensenyament, que propone el Aprendizaje servicio como “la metodología más adecuada para llevar a cabo el servicio comunitario en los centros de secundaria”. Se trata de una propuesta educativa que combina procesos de aprendizaje y servicio a la comunidad en un solo proyecto bien articulado (como el de Sant Adrià). Un proyecto en el que los participantes se forman trabajando sobre necesidades reales de su entorno con el objetivo de mejorarlo. El alumnado a la vez que ofrece un servicio comunitario, “aprende a ser ciudadano y a desarrollar el compromiso cívico”, señalan desde el Departament.

Son muchas las buenas prácticas de aprendizaje servicio que los centros educativos de Catalunya han ido desarrollando de manera individual en los últimos años, o con el apoyo de diferentes entidades, administraciones locales o mediante programas ya existentes. Cada vez son más los centros educativos que entienden que para aprender a ejercitar la ciudadanía de forma responsable y comprometida hay que hacerlo “desde la reflexión pero también desde la práctica”.

Es una metodología que encaja con los objetivos del Plan Educativo de Entorno, y que permite promover la participación del alumnado – como agente de la comunidad – en la detección de necesidades y en el compromiso para darles respuesta. Además de la del Vázquez Montalbán, han sido muy bien valorados por el entorno experiencias como ‘Joves pel barri’, desarrollado por los alumnos del IES Eduard Fontserè de L’Hospitalet, por su trabajo con los chicos del esplai La Florida.

El artículo original: http://www.elperiodico.com/es/barcelona/20180211/lecciones-de-vida-mas-alla-de-las-aulas-6613146

“Diez gráficos que explican por qué hace falta un pacto educativo” en EL PAÍS

Se trata de un largo artículo escrito por Pilar ÁLVAREZ, Yolanda CLEMENTE y Nacho CATALÁN publicado hoy en EL PAÍS. Como estos días estamos trabajando en 4t ESO  los intereses y las salidas profesionales, hemos creído interesante copiarlo aquí para que veáis que el pacto educativo es un tema muy serio del que dependen muchas cosas- Atención a los gráficos porque analizarlos es un buen ejercicio para entender nuestra realidad.

ATENCIÓN: SI QUERÉIS VER MEJOR LOS GRÁFICOS, CLICAD EN EL BOTÓN DERECHO Y SELECCIONAD “ABRIR IMAGEN EN UNA PESTAÑA APARTE”)

*  *  *

Los partidos retoman la negociación para intentar cerrar un acuerdo inédito. Financiación, profesores, concertada o FP, entre las claves a revisa

El guion ya está hecho. Los partidos políticos han acordado en el Congreso de los Diputados los 15 puntos sobre los que van a trabajar en los próximos meses para intentar alcanzar el primer pacto educativo de la democracia española. Pretenden cerrar un documento para mayo. Hay temas que siempre han estado ahí –la formación de los profesores, la religión, la escuela concertada, el dinero- y otros menos habituales, como la educación en igualdad, la innovación o el papel de la inspección educativa. Estos son algunos de los principales puntos del guion del pacto sobre los que habrá que debatir. Y su explicación en gráficos.

1. El dinero

La educación española ha perdido más de 8.000 millones de euros durante la crisis. Cómo financiar el sistema educativo desde el Estado, los Ayuntamientos y las comunidades (estas últimas corresponde el 80% de ese gasto) es uno de los puntos a tratar. El primer acuerdo en este asunto es fijar un suelo de financiación inamovible. Será uno de los puntos difíciles. El gasto educativo español supone un 4% del total, por debajo de la media de la OCDE. El objetivo de algunos partidos es que se eleve por encima del 5% (Ciudadanos) o del 7% (PSOE). Pero la previsión del Gobierno es bajarlo al 3,8% en 2018, según el plan presupuestario remitido a Bruselas por el Gobierno.

2. Becas y ayudas

Con las competencias transferidas, y la mayoría de los gastos educativos asumidos por las comunidades autónomas, casi todo el presupuesto nacional de Educación es para becas, un 60% del total. La partida global ha ido subiendo levemente en los últimos años y el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, promete que volverá a subir en 2018. En 2016 se recuperaron las ayudas para libros y material escolar tras dejarlas casi a cero durante la crisis.

3. Alumnos que abandonan las aulas

Es uno de los datos más negros de la educación española. Uno de cada cinco jóvenes de 18 a 24 años se marcharon de las aulas solo con un título de Educación Secundaria Obligatoria, la etapa que normalmente un alumno termina a los 16 años. Son ya adultos que no han cursado bachillerato, ni FP ni estudios universitarios. Aunque la cifra no ha parado de bajar, España sigue doblando la media europea. La reducción del abandono es uno de los subepígrafes del pacto, dentro del apartado destinado a garantizar la equidad e inclusión educativa.

4. Aulas sin acoso escolar

También dentro de las medidas incluidas en el apartado de equidad e inclusión está la convivencia escolar. Es una materia de la que no hay datos oficiales –las estadísticas y cuadros sobre acoso escolar corresponden a trabajos de ONG y asociaciones, como los del gráfico, de la Fundación Anar- y sobre la que el trabajo ha sido escaso en los últimos años. Un ejemplo: el observatorio estatal por la convivencia escolar, que debe vigilar y coordinar acciones contra el acoso en las aulas y que debe tener al menos un encuentro anual, no se reúne desde 2011. El Ministerio de Educación aprobó el pasado viernes el real decreto para cambiar su composición.

5. Los mejores profesores

Cómo elegir a los profesores, cómo formarlos a lo largo de su carrera y cómo garantizar tener a los mejores en las aulas es el debate no resuelto de la educación y una de las piezas angulares del futuro pacto, ya que todos los especialistas coinciden en que el docente es la clave del sistema. La última propuesta, encargada por el Ministerio de Educación a finales de 2015, fue el Libro Blanco de la Profesión Docente, que elaboró el filósofo José Antonio Marina sin que sus conclusiones hayan sido debatidas o aplicadas hasta la fecha. Proponía siete años de preparación para ser docente y una evaluación sistemática con consecuencias en el sueldo. Este gráfico es un resumen de su propuesta.

6. El papel de la concertada

Entre las medidas a debatir, los diputados han incluido la enseñanza pública “como pilar fundamental y el derecho a la educación” y un análisis de las redes concertada (privada sostenida con fondos públicos) y privada. Será otro de los puntos duros del debate, en el que se hablará también de financiación y de cómo se regula. En los años duros de la crisis, entre 2009 y 2015, el gasto público en España se desplomó un 12%, mientras que la partida para conciertos subió a su cifra récord.

7. El currículo escolar

Este epígrafe es amplio. Incluye contenidos, organización, cómo incluir el tratamiento de derechos humanos, la igualdad o la violencia de género en las clases o la incorporación de nuevas materias. Una de las dificultades es cómo adapta cada comunidad autónoma luego las directrices generales. A principio de curso, la asociación de editores ANELE denunció que tenían que hacer hasta 25 libros diferentes de una misma asignatura y año por las exigencias y cambios de las autonomías.

8. Evaluación y calidad del sistema educativo

¿Cómo son los alumnos españoles respeto al resto de países? La fotografía que hace PISA, la evaluación internacional más famosa del mundo, deja tradicionalmente a España a mitad de tabla y con diferencias significativas por comunidades autónomas. Los partidos deberán consensuar además un modelo de evaluación alternativo a las repudiadas reválidas, que el Gobierno acabó dejando de lado y que no convencen ni en el PP.

9. Religiones en plural

El guion del pacto las incluye así: “Enseñanza de las religiones” y propone la atención a las diversas religiones, etapas y cursos, contenidos y profesorado, aunque la confesión protagonista es la católica. La última reforma educativa, la LOMCE, volvió a incluir la materia de Religión entre las asignaturas cuya nota cuenta para la media final del curso. Y, dentro de la enseñanza pública, la matrícula se disparó en 1º de Bachillerato.

10. Impulso a la Formación Profesional

Es el apartado con más subepígrafes porque constituye el gran fracaso del sistema educativo. Hasta la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) destaca el bajo impacto de la FP en España, una etapa clave para mejorar las altas tasas de paro juvenil españolas, entre otras cuestiones. Solo el 12% de los alumnos están matriculados en FP, menos de la mitad de la media (26%) y menos del 1% reciben el modelo dual, que combina enseñanza con trabajo.

https://elpais.com/elpais/2018/01/12/media/1515775390_532183.html

UN ARTÍCULO SOBRE EL CIBERACOSO O CYBERBULLING

“El ciberacoso (derivado del término en inglés cyberbullying) también denominado acoso virtual o acoso cibernético, es el uso de medios de comunicación digitales para acosar a una persona o grupo de personas, mediante ataques personales, divulgación de información confidencial o falsa entre otros medios. Puede constituir un delito penal. El ciberacoso implica un daño recurrente y repetitivo infligido a través de los medios electrónicos.” DE WIKIPEDIA.

Hace algo más de un mes LA VANGUARDIA publicó un artículo sobre el ciberacoso que puede ser interesante para padres, alumnos y docentes porque se puede hablar de ello en las clases de tutoría.

DIEZ CONSEJOS

Esto es lo que debes saber y hacer si tu hijo está sufriendo cyberbullying

El 74,7% de las veces son las madres las que dan la voz de alarma, frente al 25,3% de ocasiones en las que los que piden ayuda o ponen sobre aviso son los menores acosados

  • ROMINA VALLÉS, 24/11/2017

     

    Facebook, Messenger, Instagram, Whatsapp… ¿Cuántas veces escuchamos estas palabras al cabo del día? ¿Y cuántas se las oímos a nuestros hijos? Si bien los beneficios que aportan en términos de comunicación, educación, entretenimiento, etc., son muchos e indudables, también es cierto que un mal uso de ellas puede conllevar riesgos que hay que conocer. Más aún si consideramos que el anonimato que estas permiten y la no percepción de las consecuencias de los actos que se llevan a cabo a través de ellas hacen de fenómenos como el cyberbullying –acoso entre medios telemáticos- un problema a la orden del día.

    Esto es especialmente preocupante en el caso de los más jóvenes, cuyo grado de madurez es menor. Como dato sobre la importancia de este tema, cabe recordar que, según un informe de la Universidad del País Vasco (datos de 2015) el 12% de niños y niñas de 9 a 16 años ha sido víctima alguna vez del cyberbullying.

    Conscientes de que la mejor forma de evitar los malos usos es la sensibilización sobre sus consecuencias, iniciativas como la emprendida por Orange “Por un uso Love de la tecnología”, tienen como objetivo concienciar a las familias de los riesgos de las redes sociales y las aplicaciones de los dispositivos móviles.

    (Getty Images)

    Las redes sociales no son malas, sino todo lo contrario. Es lo que afirma desde la asociación NACE -No al acoso escolar-. Su presidente, Javier Pérez, explica que, si estas se usan correctamente, pueden ser un importante instrumento educativo y de crecimiento personal. Estos son los diez consejos -o las diez “C’s”- que nos da para combatir el cyberbullying.

    Comunicación

    La Comunicación entre padres e hijos es básica para que el menor tenga la confianza suficiente y pida ayuda cuando se enfrente a cualquier situación que le haga sentir incómodo. Por ejemplo, que cuando reciba un mensaje amenazador por Whatsapp o una foto con algún contenido inapropiado, se lo cuente a sus padres o, en su defecto, a sus profesores.

    Y en el caso de que el menor sea el autor de una actuación incorrecta, que no haya dudas sobre lo que implica un mal uso de las nuevas tecnologías, como las consecuencias que tiene dar un me gusta a una publicación inadecuada en Facebook o comentar con ciertos calificativos la foto de Instagram de un compañero o compañera de colegio.

    No se trata de ejercer un férreo control sobre las redes de los menores sino de establecer unas pautas claras de comportamiento en Internet

    Coherencia

    O lo que es lo mismo, predicar con el ejemplo. Que si los padres explican cómo usar Internet o las redes sociales, cuánto tiempo dedicar al día o en qué lugares, sean ellos “prescriptores” de estas pautas con su propio comportamiento. Que los menores imitan lo que ven en casa es tan antiguo como la misma humanidad.

    Conocimiento

    Es básico que toda la familia conozca qué aplicaciones o redes sociales se utilizan y cómo funcionan: la forma de bloquear a un usuario, cómo denunciarlo o reportarlo si creemos que está llevando a cabo una actuación inadecuada, qué es el spam o cómo ocultar las publicaciones de Facebook a todos aquellos que no tenemos como amigos… etc. Y la base de este conocimiento radica en no pensar que, tanto si eres el actor como el receptor en una determinada situación, estás completamente seguro/a al otro lado de la pantalla, porque no es así. Además, transmitir también que lo que es malo fuera de la Red, también lo es dentro de ella.

    (Getty Images)

    Control

    No se trata de ejercer un férreo control sobre las aplicaciones o los perfiles en redes sociales de los menores de la casa; o sobre lo que hacen cada vez que se sientan delante de un ordenador. Lo importante es poner en común unas pautas sobre lo que es un adecuado comportamiento en Internet y, a partir de ahí, que los menores sean capaces y autosuficientes para controlar sus propias redes, su correo, sus blogs…

    Compromiso

    De los padres, con la formación al menor. Y de éste, con el buen uso de Internet y de sus perfiles en redes sociales. No se ha de permitir o consentir que nadie abuse de terceros en ese marco, ni tampoco ser partícipes de ello. Y si se detecta tal abuso, hay que notificárselo al padre o profesor inmediatamente.

    En la red existe la netiqueta, conjunto de normas de comportamiento general en Internet para dar mayor seguridad y humanidad a la comunicación y combatir fenómenos indeseados, como el ciberacoso

    Contenido

    Antes de publicar, hay que pensar. Pensar en lo que se va a decir o en las imágenes que se van a subir. Subir algo a la red es muy fácil, pero hay que recordar que se puede quedar allí para siempre. También es básico vigilar con quién compartimos un contenido. En este sentido, lo que vale para el entorno físico también para el digital; y de la misma manera que en nuestra habitación solo dejamos entrar a nuestros familiares y amigos, los desconocidos tampoco tienen por qué poder entrar a ver nuestros contenidos más personales en la red.

    Cortesía

    La máxima de la educación o la cortesía 3.0 sería: “no hagas en las redes lo que no harías cara a cara”, asegura Pérez. En la red hay que usar la netiqueta (net, red en inglés más etiqueta) o conjunto de normas de comportamiento general en Internet, una adaptación de las reglas de etiqueta del mundo real al virtual, para aportar mayor seguridad y humanidad a la comunicación. El objetivo es combatir problemas como el fraude, el correo basura, los rumores…

    Otros ejemplos de la netiqueta son el comportamiento en el correo electrónico, la forma en que nos dirigimos a la persona, el contenido del mensaje (publicidad, cadenas, spam, etc.); el comportamiento en los foros: el nivel de lenguaje utilizado, el formato del mensaje…; en los blogs: distinción entre comentarios formales o informales, concordancia del comentario con el tema, respeto hacia otras opiniones, etc.

    Conciencia

    De la magnitud de nuestras acciones en las redes, que pueden ser un arma muy poderosa para encumbrar, pero también para destruir a alguien. Por eso hay que usarlas siempre en positivo, no para acosar o atacar a nadie ni para permitir que otro lo haga, con uno mismo o con terceros. Es mejor no contestar a las provocaciones, ignorarlas, pero guardar las pruebas. Según el presidente de la asociación, en estos casos nos iría bien aquello de “contar hasta cien” antes de responder.

    Corazón

    Las redes están al servicio de las personas y no al contrario. Internet es un espacio emocional que nos ha de ayudar a crecer como personas, y, como nos cuenta Pérez, no todo vale por un “me gusta”.

    Confianza

    Entre todos los miembros de la familia, para saber cómo actuar en casos de ciberacoso. De momento, en los casos de cyberbullying, las madres de las víctimas son las que dan la voz de alarma el 74,7% de las veces, frente al 25,3% de ocasiones en las que los que piden ayuda o ponen sobre aviso son los menores acosados. No se trata de sembrar el miedo a los más pequeños de la casa para que no usen Whatsapp o las redes sociales, sino de saber actuar llegado el momento, si aun habiendo prevenido, ocurre.

http://www.lavanguardia.com/vida/20171124/433103065792/esto-debes-saber-si-tu-hijo-esta-sufriendo-cyberbullying-love-brl.html

ESPIDO FREIRE EN NON STOP PEOPLE

Conocí a la escritora Espido Freire en GETAFE NEGRO, un festival de novela negra celebrado en 2011. Participábamos en una charla sobre la relación que existía entre ese género y el de la novela histórica y me sorprendió por sus opiniones.

Hoy estaba haciendo zapping mientras aguardaba a que comenzara la segunda parte del Madrid-Barça y la he visto caminando hacia la Biblioteca Nacional de Madrid. ¿Por qué la pongo aquí? Porque además de hablar de sus lecturas y libros, explicaba aspectos de su adolescencia y de que había sufrido trastornos alimentarios (no sé si bulimia o anorexia).  El caso es que me ha gustado la manera en que hablaba de esos problemas y de la vida en general.

BIOS: Espido Freire, la entrevista

Muere el niño que escribía cuentos y leía a Platón para olvidar su enfermedad por Fernando IWASAKI

Esta triste noticia está sacada de EL PAÍS de hoy día 22 de noviembre de 2017. y también ha aparecido en LA VANGUARDIA. Quería comentarla, deciros que este niño debería ser un ejemplo para todos nosotros, de que nos quejamos por cosas que no tienen importancia y de las ilusiones que nos han de motivar y nos pueden hacen grandes personas.

Pero creo que deberíais hacerlo vosotros.

*   *   * 

En Un ensayo autobiográfico (1999) Borges hizo hincapié en sus lecturas infantiles y dejó caer que a los siete años imitó la prosa de Cervantes para escribir su primer cuento, «La visera fatal». Del pequeño Rimbaud sabemos que a los once años componía poemas en latín y que a los quince ganó su primer premio literario importante. El nicaragüense Rubén Darío fue otro genio precoz, pues a los ocho años escribía sonetos, a los trece publicaba sus poemas en la prensa y a los catorce fue propuesto para disfrutar de una beca de estudios en Europa, aunque la perdió por el tono anticlerical de sus versos. La niñez de los grandes escritores nos hace perder de vista que entonces sólo eran niños lectores que además escribían, como el pequeño Rubén Darío Ávalos Flores, niño escritor paraguayo fallecido en Sevilla antes de cumplir los trece años.

 

Rubén Darío Ávalos publicó cuatro libros de cuentos y una novela histórica. A saber, Encuentros con Rubén (2015), Sensación de pureza (2015), Las cartas y otros cuentos impredecibles (2016), La medicina maestra (2016) y La diadema(2017), obras perfumadas de su amor por la mitología, el terror, la ciencia-ficción, los animales, la medicina, los viajes, la historia, el orientalismo y los cómics, porque el universo literario de Rubén Darío era esencialmente infantil, aunque galvanizado por la experiencia de haber sufrido una enfermedad rara e incurable. En realidad, la existencia de Rubén Darío era un milagro secreto que corría de boca en boca entre maestros, médicos, lectores y toda esa constelación de amorosos voluntarios que acompañan a los niños y sus familias en los pabellones infantiles de oncología. Fue así como supe que en el Hospital Virgen del Rocío pasaba largas temporadas un niño paraguayo que hablaba de Borges y Kawabata o Kipling y García Márquez, mientras escribía un cuento detrás de otro en un portátil que para él era más valioso que la quimioterapia.

Como Rubén Darío carecía de defensas se amuralló de libros. No tuvo tiempo de ordenar sus lecturas con la sabiduría que dan los años y la experiencia. En su relato «El general» el narrador sale de la clínica (en todos sus libros hay clínicas y hospitales) y visita una librería donde contempla embelesado bellas ediciones de los siguientes títulos: Robinson Crusoe, Sherlock Holmes, Sobre héroes y tumbas, Robin Hood, Moby Dick, Frankenstein, Don Quijote de La Mancha, Ensayo sobre la ceguera, Sandokan, La vuelta al mundo en 80 días, Año 100, La isla del tesoro, Rayuela, Los tres mosqueteros, Ben-Hur, El viejo y el mar, Cuento de Navidad, Batman, Los miserables, Tarzán, Drácula, El señor de los anillos, El planeta de los simios, Rebelión en la granja, Cien años de soledad, Watchmen, Hijo de hombre, Lituma en los Andes, El Lazarillo de Tormes, Viaje al oeste, Tarás Bulba y Tierra X.Doy fe de que Rubén Darío poseía y leyó todos esos libros y muchos más, porque además de su obra impresa y visible existen vídeos de sus charlas y sobre todo de sus colaboraciones en la radio, pues disfruto de un espacio de comentarios literarios en «Te doy mi palabra», el programa de Isabel Gemio en Onda Cero.

Rubén Darío fue homenajeado en la Feria del Libro de La Rinconada (Sevilla), participó en la Escuela de Escritores Noveles de Mollina del Centro Andaluz de las Letras y la biblioteca de su colegio lleva su nombre con sumo orgullo. En sus narraciones sus personajes infantiles luchan contra el acoso, fomentan la defensa de los animales y protegen a los niños distintos no porque sean inmigrantes, sino para combatir las diferencias. No sé qué escritor podría haber sido Rubén Darío si hubiera vivido para aprender, madurar y seguir escribiendo; mas sí puedo asegurar que fue un gran niño escritor y que sus libros tienen el «aire suave» del poema de su tocayo.

Ahora que Rubén ha fallecido, pienso que quienes tendrían que conocer su épica personal no deberían ser otros niños como él, sino sobre todo jóvenes y adultos, médicos y maestros, lectores y escritores, pues Rubén Darío luchó contra todas las adversidades fortalecido por la felicidad de leer, el placer de escribir y el entusiasmo por aprender. No fue un niño que fantaseaba con ser escritor, sino un hombre que combatió contra su enfermedad como un Quijote, gracias a la lectura, los libros y la escritura, como el pequeño Hurbinek de Primo Levi. Por eso al Rubén Darío paraguayo quiero dedicarle un responso literario del Rubén Darío nicaragüense: Ruega generoso, piadoso, orgulloso; / ruega casto, puro, celeste, animoso; / por nos intercede, suplica por nos, / pues casi ya estamos sin savia, sin brote, / sin alma, sin vida, sin luz, sin Quijote, / sin piel y sin alas, sin Sancho y sin Dios.

Descansa en paz, Rubén.

Un altre bloc del INSTITUT JOSEP LLUIS SERT de Castelldefels