LISTADO FIGURAS RETÓRICAS (PAU 2020)

LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA (PAU 2020) LISTA DE TÉRMINOS GRAMATICALES, GÉNEROS TEXTUALES, TIPOS DE TEXTO, FIGURAS RETÓRICAS Y TÓPICOS LITERARIOS

D. Figuras retóricas

aliteración, anadiplosis, anáfora,  antítesis, apóstrofe, asíndeton, encabalgamiento, enumeración, epanadiplosis, epífora, epíteto, eufemismo, hipérbaton, hipálage, hipérbole, interrogación retórica ironía, lítote o atenuación, metáfora, metonimia, oxímoron, paradoja, paralelismo, paronomasia,  personificación, políptoton, polisíndeton pleonasmo, quiasmo, retruécano, símil o comparación, sinécdoque sinestesia, zeugma.

5 pensamientos en “LISTADO FIGURAS RETÓRICAS (PAU 2020)”

  1. Aliteración –> Recurso expresivo que consiste en la repetición notoria del mismo o de los mismos sonidos, sobre todos consonánticos, en una frase. 

    “Los suspiros se escapan de su boca de fresa”
    ~Rubén Darío

    Anadiplosis –> Figura retórica que consiste en la repetición de las misma palabras al final de un verso y al comienzo del siguiente.

    “Todo pasa y todo queda,
    pero lo nuestro es pasar,
    pasar haciendo caminos,
    caminos sobre la mar.”
    ~ Antonio Machado, Caminante, no hay camino

    Anáfora –> Figura retórica que consiste en la repetición intencionada de palabras al comienzo de frases o versos generalmente consecutivos.

    ¡Oh noche que guiaste! 
    ¡oh noche amable más que el alborada!
    ¡oh noche que juntaste! 
    ~ San Juan de la Cruz, Noche escura del alma

    Antítesis –> Recurso estilístico o figura literaria que consiste en la contraposición de dos sintagmas, frases o versos con el fin de conseguir una expresión más eficaz.

     “Es tan corto el amor y tan largo el olvido”
    ~Pablo Neruda, Poema 20

    Apóstrofe –> Figura retórica que consiste en interrumpir brevemente el discurso para invocar con vehemencia a seres reales o imaginarios.

    “Olas gigantes que os rompéis bramando… ¡Llevadme con vosotras! Ráfagas de huracán que arrebatáis… ¡Llevadme con vosotras! Nubes de tempestad que rompe el rayo… ¡Llevadme con vosotras!…”
    ~Gustavo Adolfo Bécquer, Rima LII

  2. Asíndeton: es una omisión de las conjunciones en un texto para dar viveza o energía a aquello que se expresa.

    “En tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada” -Luis de Góngora

    Encabalgamiento: figura retórica que consiste en no terminar las frases al final del mismo verso sino en el siguiente.

    “Una tarde parda y fría
    de invierno. Los colegiales
    estudian. Monotonía
    de la lluvia en los cristales”
    -Antonio Machado

    Enumeración: figura retórica que consiste en la acumulación sucesiva de distintos conceptos vinculados entre sí como elementos integrantes de un conjunto.

    “Era mentroso, bebedor, ladrón,
    tahúr, peleador, goloso,
    reñidor y adivino, sucio,
    necio y perezoso, tal es mi escudero…”
    -Juan Ruiz, Libro de Buen Amor

    Epanadiplosis: figura retórica de repetición que consiste en comenzar y terminar una mismo verso o frase con la misma palabra.

    “Verde que te quiero verde…” -Federico García Lorca

    Epífora: consiste en repetir las mismas palabras al final de frases o versos, figura contraria a la anáfora.

    “De padres ladrones, críanse con ladrones, estudian para ladrones…”
    -Miguel de Cervantes

  3. Epíteto: es una figura retórica que consiste en el uso de adjetivos innecesarios que no añaden ninguna información suplementaria.

    Por donde un agua clara con sonido
    atravesaba el fresco y verde prado
    Cual queda el blanco lirio cuando pierde
    su dulce vida entre la hierba verde
    Por ti la verde hierba, el fresco viento
    el blanco lirio y colorada rosa
    y dulce primavera me agradaba…
    – Garcilaso de la Vega

    Eufemismo: es una figura retórica que consiste en sustituir una palabra o expresión desagradable por otra de connotaciones menos negativas.

    Hay numerosas bajas civiles- eufemismo de “muertos”

    Hipérbaton: es una figura retórica que consiste en alterar el orden lógico de las palabras de una oración.

    “De verdes sauces hay una espesura” Lo lógico sería: “Hay una espesura de verdes sauces”
    – Garcilaso de la Vega

    Hipálage: es una figura retórica que consiste en atribuir a un sustantivo una cualidad o acción propia de otro sustantivo cercano en el mismo texto, rompiendo así con la relación lógica del sustantivo con el verbo o adjetivo.

    El oro temeroso del avaro
    -Benítez Reyes
    Aquí se produce hipálage porque a quien le correspondería ser “temeroso” no es al “oro” sino al “avaro”

    Hipèrbole: es una figura retórica o figura literaria que consiste en una exageración intencionada de le realidad que se expone.

    Por tu amor me duele el aire, el corazón y el sombrero
    – Federico García Lorca

  4. Interrogación retórica ->Pregunta que no espera respuesta porque ya la contiene implícitamente.

    “¿Qué se hicieron las damas,
    sus tocados, sus vestidos,
    sus olores?
    ¿Qué se hicieron las llamas
    de los fuegos encendidos
    de amadores?”
    -Jorge Manrique, coplas a la muerte de su padre

    Ironía -> Consiste en decir lo contrario de lo que se piensa, pero de forma que se pueda reconocer a partir del contexto la verdadera intención del autor.

    “¿Qué plato es éste, señor?
    Este plato es de alacranes y víboras.
    ¡Gentil plato!”
    -Tirso de Molina, El burlador de Sevilla y convidado de piedra

    Lítote o Atenuación -> Consiste en negar lo contrario de lo que se quiere afirmar. Es una atenuación.

    “Ni un seductor Mañara, ni un Bradomín he sido
    ¿ya conocéis mi torpe aliño indumentario?,
    más recibí la flecha que me asignó Cupido,
    y amé cuanto ellas puedan tener de hospitalario.”
    (En lugar de decir que ha sido un hombre sencillo, poco vanidoso y nada seductor).
    -Antonio Machado, retrato

    Metáfora -> consiste en denominar, describir o calificar una palabra a través de su semejanza o analogía con otra palabra.

    “Te recuerdo como eras en el último año.
    Eras la boina gris y el corazón en calma
    En tus ojos peleaban las llamas del crepúsculo
    y las hojas caían en el agua de tu alma.”
    -Pablo Neruda, Te recuerdo como eras en el último otoño

    Metonimia -> Consiste en sustituir el nombre de una cosa por el de otra en virtud de su contigüidad o proximidad. El término real y el que lo sustituye no tienen relación de semejanza (como en la metáfora), sino de causa-efecto, continente-contenido, tiempo-personas que viven en él, instrumento-quien lo maneja, lugar-producto, autor-obra…

    “En el Hoy y Mañana y Ayer, junto
    pañales y mortaja, y he quedado
    presentes sucesiones de difunto.”
    -Francisco de Quevedo, ¡Ah de la vida!

  5. Políptoton: es una figura literaria que consiste en utilizar varias formas de la misma palabra cambiando sus morfemas flexivos.

    Si por pensar enojaros
    pensase no aborresceros,
    pensaría en no quereros
    por no pensar desamaros;
    más pensando en mi tormento,
    sin pensar por dónde vo,
    pienso que mi pensamiento
    no piensa que pienso yo.
    Francisco López de Villalobos

    – Polisíndenton: Figura retórica que consiste en repetir la misma conjunción en una frase para darle mayor fuerza a la expresión, especialmente si lo que se une son sinónimos totales o parciales, transformándose así en una especie de pleonasmo.

    Cuanto más alto llegaba
    de este viaje tan subido,
    tanto más bajo y rendido
    y abatido me hallaba… San Juan de la Cruz.

    Pleonasmo: Es una figura retórica la cual consiste en el empleo de uno o más vocablos innecesarios en una frase para el cabal sentido de ella, o para intensificar su significado.

    “Bésame con besos de tu boca, ¡… qué lejos siempre de ti mismo!” Juan Ramón Jiménez.

    Quiasmo: Se basa en repetir estructuras gramaticales con el fin de poder imaginar un sentimiento o imagen en relación a lo que leemos.

    «Que hable néctar y que ambrosía escriba» (Luis de Góngora).

    Retruécano: Juego de palabras que invierte o intercambia los términos de una frase en la siguiente, para que el sentido de ésta forme contraste o antítesis con el de la anterior.

    “¿Cuál mayor culpa ha tenido en una pasión errada: la que cae de rogada, o el que ruega de caído? ¿O cuál es más de culpar, aunque cualquiera mal haga, la que peca por la paga o el que paga por pecar? Pues, ¿para qué os espantáis de la culpa que tenéis? queredlas cual las hacéis o hacedlas cual las buscáis” (Sor Juana Inés de la Cruz).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *