La alternativa de las excusas o las excusas de la alternativa

Frank McCourt, autor de “El profesor”

A la clase de alternativa de 1.º de ESO, hoy, han acudido mis alumnos con las más variopintas excusas por no haber hecho los deberes. Tal es así que he llegado a pensar que puedan haber estado leyendo la novela El profesor, de Frank McCourt. En especial, el fragmento en el que se relata cómo un día, mientras los alumnos de este profesor contestan las preguntas de un examen, él lee las notas de disculpa que se habían ido acumulando en el cajón de su mesa del aula. Con ellas, irá haciendo dos montones: el de las sosas, escritas a buen seguro por las madres de los alumnos, y el de las más creativas e incluso inverosímiles, surgidas de la imaginación desbordada de los propios alumnos.

¡Ejem…! En realidad, los deberes consistían en redactar una disculpa, por lo que vosotros, apreciados alumnos, al escribir vuestras excusas para no hacer los deberes, lo que habéis conseguido es hacerlos —toda una paradoja, sin duda—.

Los textos que me habéis entregado, los transcribo a continuación, ordenados según me fueron remitidos, para que podáis leerlos. A fin de que resulten más verosímiles, no he corregido errores gramaticales u ortográficos —aunque los resalto con rojo para su rápida identificación.

¡Ah, y espero que no caigáis nunca en la tentación de utilizarlos en serio!

  • Profe, no he traido los deveres porque mi profe de mates me vio por el pasillo y vio un accento mal puesto y me arranco los deveres (1.ª excusa de Cristina Cristiano).
  • Profe, no he traido los deveres porque me se caieron en un barranco mientras iva caminando a casa y intente cogerlos pero un perro los cogio i se los llevo corriendo. Yo los intente coger; pero, mientras corria, otro perro me perseguia por detras y me fui corriendo a casa.  (2.ª excusa de Cristina Cristiano).
  • No pude hacer los deveres porque, cuando vi a una amiga, nos fuimos al parque y vimos un gran extratarestre y nos habiamos asustado tanto que tiremos la mochila y nos fuimos corriendo de alli y me deje la mochilla y los dentro. Lo siento… (Excusa de Ieva Rituma).
  • No he pogut fer la redacció de 15.000 paraules que ens vas demanar fer a la llibreta, perquè el diumenge, quan ja la tenia acabada, es va petar el boligraf i va tacar tota la redacció; era la última pàgina i vaig haver d’ anar a comprar-ne una de nova, però la papereria estava tencada per vacances, i, quan van obrir, ja només quedava 1 dia i quan ja portava 2.000 paraules es va acabar la tinta del boligraf i intentant fer la “g” es va trencar el paper i vaig trencar la pàgina anterior, peró no ho vaig veure i vaig trencar 20 pàgines més, volia comprar una llibreta nova, però  ja havien tencat la papereria i no vaig poder fer la redacció. (Excusa de Pere Pena).
  • A continuación intentaré exponer mis argumentos en relación a la reclamación sobre la no presentación de mis quehaceres periódicos encomendados por usted. Debo hacer notar a la parte demandante, en primer lugar, que me hubiese gustado poder argumentar de forma graciosa, que alguien se comió mi trabajo pero eso solo sería posible en el supuesto caso en que yo tuviera una mascota, cosa que mi padre me tiene totalmente prohibido a mi y a mis hermanos. En segundo lugar, comentar en mi defensa que, dándome cuenta de mi retraso, a última hora del día anterior a la presentación, y lo intenté de todas las formas posibles, pero no hubo manera de que mi hermano pequeño rompiera los folios donde supuestamente yo había hecho todo mi trabajo, muy bien hecho por cierto. Hacían dibujos animados y fue imposible desengancharlo de la tele. Por último, expondré la verdadera razón por la que no he podido hacer mis deberes. Los estaba haciendo, pero sin muy buen tino —la verdad es que no es mi costumbre poner excusas, lo cual creo que me honra—. También es verdad que era la hora de ver Goku. Sucedió que le pedí ayuda a mi padre y se animó tanto con la idea que no me ha dejado hacer absolutamente nada. ¡Lo ha hecho él todo! ¡Esa es mi excusa! (Excusa de Eloi Gibert).
  • Ayer mi abuela, que tiene dolor de espalda i artrosis, iba caminando con una mano en la espalda y con la otra mano fue a cojer un vaso de agua, no lo pudo agarar bien y se le cayo encima de mis deberes. No lo pude reescribir a tiempo. (Excusa de Javi Alarcón).
  • Lo siento, no he podido hacer los deberes porque ayer vino mi prima a casa después del instituto y sin querer se llevó mi mochila con los libros dentro pensando que era la suya. Lo malo es que no pude ir a buscarla porque, cuando me di cuenta, era demasiado tarde y vive lejísimos(Excusa de Clara Limeres).
  • No he podido hacer los deberes porque era la clase de castellano, después tocaba alternativa y deje  los deberes ya preparados para después. Entonces, la profa de caste me vio que esos deberes no eran de su materia, me los cojio de las manos, yo le dije que eran los deberes de alternativa…, ella los rompió y los tiro a la basura y ya quedaban 10 min para acabar la clase. (Excusa de Carlos Poza).
  • Juanjo, no e podido traer los deberes porque me deje las llaves en casa y no había nadie, tampoco tenia mobil, así que no podía llamar a nadie. Me deje los deberes encima de mi escritorio para, después de venir de comprar, hacerlos. Me tuve que esperar hasta la una de la mañana, cuando vino mi madre, para entrar. Y no pude hacer los deberes porque era muy tarde. (1.ª excusa de M.ª José Escot).
  • Juanjo, mientras yo estaba haciendo los deberes, mi perro la cogió y se puso a echar babas en ella; yo, pensando que era un trapo seco, lo limpie y resultó que estaba lleno de lejía. Se me lleno entero, y se me borró. Lo volví hacer, pero me deje la libreta en casa. (2.ª excusa de M.ª José Escot).
  • No pude hacer los deberes porque el dedo gordo del pie se me quedó atascado en el grifo de la bañera. (Excusa de Cynthia Munera).
  • ¡Hola, Juanjo! Me deje los deberes en la cocina, mi madre estaba friendo patatas fritas y saltó una chispa y se quemó y ya cuando nos dimos cuenta, era demasiado tarde. (Excusa de Sandra Esquerrà).
  • El otro dia, no hize los deveres por que mi hermana piso una caca de perro y siin pensar cojio mis deveres y se limpio asi que no los pude hacer. (Excusa de Paula Prats).
  • Mi bolígrafo esta en huelga. Intente hacer los deberes, pero no los entendí(Excusa de Muskan Navlani).
  • Juanjo, no he podido hacer los deberes porqué a mi hermano le ha dado un shock anazilactico a las 16.00 h porqué le ha picado una abeja, tiene alergia, hemos llegado a casa a las 19.00 h i se ha ido la luz al 19.30 h, cuando estava a punto de enviar los deberes. La luz ha vuelto a las 22.00 h però, cuando he enllegado el ordenador viejo porqué el nuevo estava averiado, se ha fundido el monitor i no he podido hacer los deberes. Perdoname, los harè el proximo dia. (Excusa de Joel Fernández).
  • Mientras hacia los deberes de alternativa en el ordenador, se fue la luz y fui a echar un vistazo a lo que habia pasado. Cuando fui al interruptor, bajé las escaleras y me torzí el pie, y por eso, no pude venir al instituto. (Excusa de Mariano Ciriello).

4 thoughts on “La alternativa de las excusas o las excusas de la alternativa

  1. Sama

    ¡Algunos son muy divertidos!, aunque muchos cuestan de leer…
    El de Eloi Gibert, al principio, me pareció que eras tú el que escribía una conclusión o algo así 🙂

    Reply
    1. jnj Post author

      Ciertamente. Algunos son muestra de divertido ingenio. ¡Suerte que no era sino un ejercicio de clase! ¿Te imaginas que los profes recibiéramos realmente este tipo de excusas? 😯

    1. jnj Post author

      Curada…, ¿de qué? ¿De espanto? ¿De un virus?… 😯
      ¡Querrás decir currada! 😆

Responder a Sama Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *