Arxiu d'etiquetes: recursos

“El gas s’ha acabat”, diu el cap del banc de la UE. L’economia mana.

Europa ha de reconèixer que el seu futur ja no és amb els combustibles fòssils, va dir el president del Banc Europeu d’Inversions quan presentava els resultats del banc el 2020 el dimecres (20 de gener).

“Per dir-ho poc, el gas s’ha acabat”, va dir el doctor Werner Hoyer en una roda de premsa sobre els resultats anuals del BEI.

“Es tracta d’una greu sortida del passat, però sense la fi de l’ús de combustibles fòssils sense reducció, no podrem assolir els objectius climàtics”, va afegir.

La UE té com a objectiu assolir les emissions netes netes el 2050 i s’espera que adopti un nou objectiu de reducció de carboni del -55% per al 2030. Tot i això, el gas s’ha mantingut en una zona gris, i la Comissió Europea ha afirmat que encara caldrà ajudar al carbó. els estats membres dependents de la UE s’allunyen dels combustibles fòssils .

Segons el full de ruta del banc climàtic publicat el 2020 , el BEI té previst utilitzar el 50% de la seva activitat per donar suport a la sostenibilitat del clima i el medi ambient, desbloquejant 1 bilió d’euros per al finançament ecològic el 2030. També garantirà que tota l’activitat estigui alineada amb l’Acord de París. Continua la lectura de “El gas s’ha acabat”, diu el cap del banc de la UE. L’economia mana.

Madrid és la ciutat europea amb més mortalitat deguda a la contaminació dels cotxes

La capital espanyola lidera el rànquing de morts evitables associades a el diòxid de nitrogen en una llista de gairebé mil ciutats en què Barcelona és la sisena: Espanya està denunciada davant el Tribunal Europeu per la mala qualitat de l’aire de les dues.

https://www.eldiario.es/sociedad/madrid-ciudad-europea-mortalidad-debida-contaminacion-coches_1_6933804.html

Aunque siempre hay hueco para el negacionismo, la realidad es tozuda. Madrid, cuya mala calidad del aire ha hecho que España esté denunciada ante el Tribunal de Justicia Europeo, es la ciudad europea con mayor mortalidad provocada por la contaminación de los coches. La sexta es Barcelona, que también ha rebasado repetidamente los niveles legales máximos de dióxido de nitrógeno (NO2), según una revisión internacional liderada por el Instituto de Salud Global de Catalunya y que publica The Lancet. Continua la lectura de Madrid és la ciutat europea amb més mortalitat deguda a la contaminació dels cotxes

Els refugiats climàtics són víctimes de la inacció política

El president de la Comissió Catalana d’Ajuda aRefugiat ha publicat el llibre Refugiats Climàtics (Raig verd), on reclama una gestió internacional de les migracions i posar límits a les grans corporacions per revertir l’emergència climàtica.

https://www.publico.es/ciencias/refugiados-climaticos-son-victimas-inaccion.html

La pandemia del coronavirus es visible y sus consecuencias han afectado de pleno a nuestra cotidianidad. Ahora bien, hay otras amenazas que, por el hecho de no verlas en nuestra casa, o por no quererlas ver, las hemos dejado en segundo plano. Así lo expone el presidente de la Comissió Catalana d’Ajuda al Refugiat (CCAR), Miguel Pajares, que publica el libro Refugiats Climàtics (Raig verd).

Señala que temporales como Filomena son un síntoma más del calentamiento global. Después de años con experiencia con el derecho de asilo y refugio, Pajares insiste en que la emergencia climática no ha marchado ni lo hará si no se toman acciones contundentes, y advierte que ya hay personas que empiezan a estar afectadas por este fenómeno: los migrantes climáticos.

El presidente de la CCAR los define como personas que migran principalmente, a pesar de que no tiene que ser necesariamente el único motivo, porque les ha desaparecido el hábitat –generalmente rural– donde vivían. “Por las sequías, la persistencia de lluvias cada vez más torrenciales y extemporáneas que destrozan los cultivos… hay un momento en el que tienen que marchar porque se están quedando sin hábitat”, relata.

“Hay un momento el en que tienen que marchar porque se están quedando sin hábitat”

Ahora bien, contra el discurso “de la invasión migratoria” que defienden los partidos de extrema derecha, Pajares remarca que la mayoría de personas se desplazan a ciudades de su propio país. “Por cada persona que emigra ahora en el mundo, hay diez que dejan las zonas rurales y se van a los suburbios de las grandes ciudades”, puntualiza.

¿Por qué refugiados climáticos?

El término que defiende Pajares viene de una reflexión política: su emigración es fruto de los impactos de la emergencia climática, y estos están provocados por la inacción climática de los gobiernos, mayoritariamente de los países ricos. De hecho, “gran parte de la población más vulnerable al cambio climático casi no ha contribuido a las emisiones del efecto invernadero”, según denuncia el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

Los gobiernos hace 30 años que hacen pactos climáticos pero los incumplen. Los migrantes climáticos son víctimas de la inacción política y esto los hace merecedores de la protección internacional”, denuncia.

¿Pero cómo se respetarán los derechos de los refugiados climáticos, si ya no se respetan los de los refugiados contemplados en la convención de Ginebra? De hecho, y precisamente por eso, Pajares no apuesta por una reforma de la convención de Ginebra sobre refugiados para incluir a los climáticos, puesto que actualmente hay “demasiados gobiernos antiinmigración” y la reforma podría suponer una regresión de derechos.

Para el doctor en antropología social, la condición de refugiado para los migrantes climáticos se tiene que definir en las conferencias como las de la convención marco sobre el cambio climático de Naciones Unidas.

Tal como detalla Pajares, actualmente la mayoría de desplazamientos son internos: en el Sahel (África Occidental) los países más castigados son Mali o Burkina Faso, donde ha emigrado el 7% de la población, mientras que del resto de los países de África Occidental, los costeros principalmente, solo ha emigrado el 2%.

“No sabemos si parte de la migración que recibimos en Europa ha huido de los impactos climáticos”

Los habitantes del interior del Sahel van a las ciudades costeras, hecho que también pasa en la África Oriental. “Hay emigración climática, pero es emigración de corta distancia. No sabemos si parte de la migración que recibimos en Europa ha huido de los impactos climáticos porque en el Norte de África, Marruecos y Argelia la pérdida de terrenos de cultivo también está muy acelerada por el calentamiento global“, reivindica.

Ahora bien, Pajares calcula que más adelante empezaremos a recibir refugiados climáticos que provendrán principalmente de las ciudades costeras, que son las que están recibiendo ahora las migraciones climáticas de su zona y que llegará un momento en el que tendrán que expulsar población.

Uno de los factores de su migración será el calor, que será insoportable en determinados meses del año; otro será la falta de agua potable; y por último, la subida del nivel del mar, que expulsará mucha gente de todas las zonas urbanas que se consideran inundables en las costas tropicales. “Será entonces cuando en el norte recibiremos mayores migraciones climáticas”, anuncia.

A pesar de que no hay un cálculo preciso, Pajares estima que de aquí a cuatro décadas podría haber entre 175 y 300 millones de migrantes climáticos. “Esto supondrá que se habrá doblado la población migrante a escala mundial, dato que podemos gestionar, pero con mejores políticas migratorias”, puntualiza.

Es por eso que el presidente de la CCAR considera urgente cambiar las políticas migratorias de los países ricos y apostar para hacer una gestión internacional de las migraciones. “Solo el 16% de los refugiados están en países ricos, el resto están en países pobres y allí no bloquean las fronteras como hacemos nosotros, ni dedican tantos recursos a políticas fronterizas”, apunta.

“Si no lo cambiamos, acabaremos matando y disparando contra las barcas a las personas que huyen de sus países”

Por muchas organizaciones que velen por los derechos humanos, los gobiernos son los que deciden, bloquean las fronteras, y las instituciones internacionales no pueden hacer nada. Esto hay que revertirlo antes de que las migraciones sean más masivas, sino la solución será cruelmente deshumanizadora: “Si no lo cambiamos, acabaremos matando y disparando contra las barcas a las personas que huyen de sus países”, lamenta.

La trampa de las grandes corporaciones

El autor subraya que la lucha de la emergencia climática no prosperará si las políticas públicas no se refuerzan ante el mercado y las grandes corporaciones. Desde medios del 2019, Pajares ha observado dos fenómenos: cada vez hay más gobiernos manifestándose para tener mejores políticas climáticas, pero también las multinacionales han declarado sus compromisos climáticos. “Incluso las petroleras, después de haberse gastado ingentes cantidades de dinero en negar el cambio climático”, comenta irónico.

Lo que están intentando es que los gobiernos no les impongan las políticas climáticas. No nos tenemos que fiar de las grandes corporaciones”, alerta. Es por eso que insiste en desarrollar políticas públicas fuertes, así como la energía en las comunidades locales, y en poner límites a las grandes corporaciones y forzar que los combustibles fósiles se reduzcan inmediatamente.

La brecha de género

“Las mujeres (…) son las que sostienen los grupos familiares, y son las últimas en abandonar el barco”

Varias organizaciones, entre ellas Naciones Unidas, demuestran que la brecha de género es evidente en las consecuencias de la emergencia climática. “Las mujeres son las más vinculadas a la tierra, porque también son las más próximas al núcleo familiar. Son las que sostienen los grupos familiares, y son las últimas en abandonar el barco”, relata Pajares. Esto provoca que las mujeres estén más tiempo en los hábitats que se están degradando, lo que incrementa el trabajo al que se ven sometidas.

A medida que los hábitats se degradan, el trabajo de sostenibilidad es más grande: la distancia para ir a buscar agua puede ser más larga, y esto hace que muchas niñas abandonen las escuelas precisamente para sumarse en estos trabajos que cada vez reclaman más esfuerzos. Y, cuando finalmente se produce este movimiento migratorio, son las mujeres las que cargan con el grupo familiar y las que lo hacen en peores condiciones. Además, cuando los desplazamientos son por fenómenos repentinos –inundación, huracán–, las mujeres también sufren violencia sexual.

El preu dels aliments es multiplica ja per cinc del camp al supermercat, la diferència més gran des del 2014

Els preus dels aliments van començar a encarir de manera molt significativa a partir de març, quan arran de l’inici de la pandèmia i la declaració de l’estat d’alarma es va decretar el confinament de la població. En aquest moment, els problemes logístics per garantir l’abastament i la necessitat d’assumir costos molt elevats per garantir la seguretat tant dels treballadors com deconsumidor, va obligar a les empreses de distribució a dur terme pujades molt significatives.

El preu de la vedella passa de 3,65 el quilo a 16,04. El xai s’encareix de 3,36 a 11,35. Les carxofes de 1,95 al camp a 5,95 al supermercat. Continua la lectura de El preu dels aliments es multiplica ja per cinc del camp al supermercat, la diferència més gran des del 2014

Els desastres climàtics han costat milers de milions d’euros, morts i desplaçaments en 2020

Els esdeveniments climàtics més extrems de 2020 han suposat un cost de 127.000 milions d’euros, 3.500 morts i més de 13,5 milions de desplaçaments.

Los desastres climáticos han costado miles de millones de euros, muertes y desplazamientos en 2020

Los eventos climáticos más extremos ocurridos este año han causado enormes estragos en las personas: 3.500 han fallecido y más de 13,5 millones se vieron obligadas a desplazarse. Asimismo, las consecuencias del cambio climático también han tenido importantes consecuencias económicas: los diez mayores desastres climáticos han supuesto un coste de 155.000 millones de dólares (127.000 millones de euros), una cifra superior a la de 2019. Así lo recoge el informe anual que elabora Christian Aid, una ONG internacional con sede en Reino Unido. Continua la lectura de Els desastres climàtics han costat milers de milions d’euros, morts i desplaçaments en 2020

L’abundància de carn magra va facilitar la domesticació del gos

Els humans prehistòrics no van haver de competir amb els llops pels mateixos recursos gràcies a la gran disponibilitat de proteïnes procedents de grans mamífers.
És a dir, si hi ha per a tots no hi ha problema, el problema sorgeix quan no hi ha prou recursos que repartir-nos. Aquesta fet es pot aplicar en qualsevol moment de la nostra vida.

https://www.lavanguardia.com/ciencia/20210107/6172359/humano-domestico-perro-gracias-excedente-proteinas-caza.html

Disponer de proteínas en abundancia por parte de los antiguos humanos fue clave para la domesticación de los perros, según un nuevo estudio publicado hoy en Scientific Reports. En una época donde lobos y personas competían por las mismas presas, que los humanos alcanzaran un excedente de este nutriente mediante la caza facilitó la adopción de los lobos como animal de compañía. Continua la lectura de L’abundància de carn magra va facilitar la domesticació del gos

Antropocè: els materials fabricats per l’home ja pesen tant com el conjunt de la biomassa

Un nou estudi publicat a la revista Nature per un equip d’investigadors de l’Institut Weizman d’Israel li dóna un tomb a aquesta visió. El conjunt del que s’ha construït per l’home (i és una cosa que es compleix precisament en aquest any esgarrifós) posseeix ja la mateixa massa que tots els organismes vius de la planeta.

Antropoceno: los materiales fabricados por el hombre ya pesan tanto como el conjunto de la biomasa

Nuestras limitaciones siempre han determinado nuestras vidas. También las de nuestros ancestros más remotos, en la última edad de hielo.

Continua la lectura de Antropocè: els materials fabricats per l’home ja pesen tant com el conjunt de la biomassa

Les últimes glaceres del Pirineu

La desaparició de les glaceres és el major exponent dels efectes del Canvi Climàtic al Pirineu, però no l’únic. L’Observatori Pirinenc de Canvi Climàtic i l’Institut Pirinenc d’Ecologia CSIC, s’encarreguen de monitoritzar i analitzar l’evolució.

A les nostres mans està contribuir a un futur sostenible, treballar per un equilibri entre l’ésser humà i la natura en el seu sentit més ampli. No hi ha alternativa.

https://cimanorte.com/los-ultimos-glaciares-del-pirineo/

Con sus azules y blancos tonos infinitos, los glaciares han cubierto y moldeado el Pirineo desde hace miles de años. Podrían considerarse los más antiguos habitantes de estas montañas. Los últimos herederos de la era glacial.

Sin embargo, los estragos del cambio climático no han pasado desapercibidos en el Pirineo y los glaciares han sido los primeros en comprobarlo. Aquí, la temperatura ha aumentado 1,5 grados, más del doble (0,7) que en el conjunto del planeta.

Los glaciares pirenaicos se concentran en 9 de los mayores macizos pirenaicos. Todos en el Pirineo central y por encima de los 2.700m de altitud. El mayor y más extenso es el del Aneto – Maladeta, seguido del de Monte Perdido.

mapa ultimos glaciares del pirineo pirenaicos

Los glaciares del Pirineo son los más meridionales de todo Europa. Y, como consecuencia, son los que con mayor virulencia están sufriendo los cambios globales en el continente. Aquí el problema no es la reducción, si no la extinción. Continua la lectura de Les últimes glaceres del Pirineu

Prediccions pel 2021(Antonio Turiel)

“La meva previsió és que l’efectivitat de les vacunes serà limitada (cobertura relativament baixa i / o poca durada de la protecció), i que per tant continuarà havent restriccions significatives. Això originarà un gran descontentament social en molts països, ja que s’han creat grans expectatives amb aquestes vacunes “

Com sempre cal llegir-lo.

Continua la lectura de Prediccions pel 2021(Antonio Turiel)

Els esdeveniments climàtics que van marcar el 2020

 Rècord de tempestes a l’Atlàntic nord, calor a l’Àrtic, incendis forestals, onades de calor oceàniques, inundacions severes, onades de calor i com a carambola la Covid-19. No ens estem de res.

Continua la lectura de Els esdeveniments climàtics que van marcar el 2020