Arxiu d'etiquetes: hort ecològic

Un milió de jardiners i agricultors creen una xarxa global per salvar les abelles i papallones

Un milió de persones s’han unit per tal de salvar els insectes pol·linitzadors més importants del planeta Terra.  Els pol·linitzadors són responsables d’una de cada tres mossegades de menjar que prenem cada dia i, no obstant això, els pol·linitzadors es troben en un punt crític de la seva pròpia supervivència. Moltes raons contribueixen al seu recent descens. L’augment del nombre de jardins i paisatges favorables als pol·linitzadors ajudarà a reactivar la salut de les abelles, papallones, aus, ratpenats i altres pol·linitzadors a tot el país.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=255520&titular=un-mill%F3n-de-jardineros-y-agricultores-crean-una-red-global-para-salvar-a-las-abejas- Continua la lectura de Un milió de jardiners i agricultors creen una xarxa global per salvar les abelles i papallones

Els pesticides maten

Els pesticides són els responsables d’una primavera no només silenciosa, sinó també amb molta menys pol·linització. Per altra banda, els plaguicides disruptors endocrins estan relacionats amb danys a la salut com problemes reproductius, càncer de mama, pròstata i tiroides, malalties neurològiques i malalties metabòliques, com obesitat i diabetis.

https://blogs.publico.es/ecologismo-de-emergencia/2019/04/10/los-pesticidas-matan/

i una persona pudiese conducir un coche por una carretera en los años 80 y justo después lo hiciese en 2019 por esa misma carretera notaría muchísimas diferencias, pero una de ellas, quizás la menos evidente pero una de las más importantes, sería cómo se ha reducido el número de insectos que se estrellan en el parabrisas del coche por cada kilómetro recorrido. No podemos viajar en el tiempo para hacer ese experimento, pero gracias a la ciencia podemos ver hasta qué punto ha llegado el declive de los insectos y cuáles son las causas. Continua la lectura de Els pesticides maten

Els jutges obliguen a publicar els estudis sobre el glifosat que Europa va declarar secrets per preservar els “interessos comercials”

L’ Agència Europea de Seguretat Alimentària va denegar l’accés perquè “suposaria un perjudici seriós per als interessos comercials i financers de les empreses”

Mentre, investigadors de l’ONU van alertar del potencial perill de l’herbicida per a la salut, l’Agència va rebatre que “probablement no presentés cap risc”.

https://www.eldiario.es/sociedad/publicar-estudios-Europa-glifosato-cancerigeno_0_875262568.html

El Tribunal General de la Unión Europea ha obligado a la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) a que haga públicos los estudios que le sirvieron para asegurar que el herbicida glifosato no suponía peligro de generar cáncer en los humanos.

 La EFSA rebatió en noviembre de 2015 el aviso del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) de la ONU sobre el potencial cancerígeno del glifosato –el herbicida más aplicado en la Unión Europea–. La Agencia aseguró que “probablemente no presenta ningún riesgo”. Y basó su decisión, entre otros, en estudios presentados por las comercializadoras que mantuvo archivados.

Continua la lectura de Els jutges obliguen a publicar els estudis sobre el glifosat que Europa va declarar secrets per preservar els “interessos comercials”

A la recerca del tomàquet que sap a tomàquet

Al món hi ha milers de varietats, però ens les hem carregat. Amb la industrialització de l’agricultura s’ha seguit la lògica capitalista d’eficiència amb poc esforç. Ens s’ofereixen quatre coses i un sol tipus de cada aliment, d’espècies cada vegada amb menys potència i adaptabilitat, i amb la conseqüent pèrdua de varietat genètica que això comporta “

https://www.publico.es/sociedad/medio-ambiente-busca-tomate-tomate.html

Virginia Manzano recoge la cesta de fruta y verdura que le llega una vez al mes a la puerta de su casa. La última contiene entre siete y ocho kilos de peras conferencia, remolacha, tomate para ensalada, dos variedades de lechuga, espinacas tiernas, uvas blancas, manzana royal, caquis, mangos, granada y cebolla morada. Básicamente, lo que da la tierra por estas fechas. No tiene opción para escoger, como en el súper, y admite que es mucha comida de golpe para ella, que vive sola, pero le compensa.

“Llevo mucho tiempo comprando así, mucho antes de que toda esta preocupación por lo ecológico se pusiera de moda”, cuenta. “Empecé a hacerlo porque la fruta que tenía cerca de casa no me gustaba, la de las grandes superficies no reunía la calidad que buscaba, y todo lo que me traen aquí está bueno, en su punto, muy fresco y de temporada. Lo recogen y te lo mandan”. Continua la lectura de A la recerca del tomàquet que sap a tomàquet

Protegir la varietat de les abelles, essencial per garantir la pol·linització cultius

Conservar les abelles és important però assegurar a més que la població d’aquests insectes és diversa és fonamental per garantir la pol·linització dels cultius i maximitzar la producció.

El nombre d’espècies i l’abundància de pol·linitzadors és més gran en paisatges agrícoles amb camps petits que amb camps grans. Els pol·linitzadors utilitzen els marges entre camps com autopistes o corredors per on viatjar i buscar refugi. La tendència de fer camps de cultiu cada vegada més grans està posant en perill les poblacions d’insectes pol·linitzadors i la seva capacitat de pol·linitzar els cultius.

Dos articles confirmen aquestes afirmacions:

http://www.ecoticias.com/naturaleza/180906/puede-hacer-para-ayudar-supervivencia-polinizadores

Cada vez hay más evidencia científica que avala que los monocultivos son el gran mal de los polinizadores. Esta semana, un estudio publicado en Proceedings of the Royal Society B liderado por la Universidad de Goettingen (Alemania) ha comprobado que cuando un paisaje agrícola está formado por campos de cultivos de tamaño pequeño y forma irregular el número de insectos polinizadores y su diversidad se dispara. Esto se debe a que en estos paisajes hay más márgenes y que estos espacios entre cultivos son un espacio vital para mantener unas buenas poblaciones de insectos polinizadores.

¿Qué se puede hacer para ayudar a la supervivencia de los polinizadores?

De forma natural, entre un campo de cultivo y otro se forma siempre un borde con vegetación y flores muy favorables para los insectos polinizadores. El investigador del CREAF Jordi Bosch, integrante del equipo catalán liderado desde Solsona por el CTFC, explica que han comprobado que estos márgenes funcionan como autopistas para los insectos. Continua la lectura de Protegir la varietat de les abelles, essencial per garantir la pol·linització cultius

Que algú acabi amb la bogeria d’envasar totes les fruites !

El plàstic ha inundat la nostra vida diària. En tan sols unes dècades ha passat a ser omnipresent en tota mena d’objectes i materials per les seves característiques i baix preu. Podem trobar-lo en envasos de productes, en els propis ingredients de cosmètics, en el tèxtil de la roba, en materials de construcció i en multitud d’estris i objectes. I, igual que la seva producció, l’augment de residus de plàstic s’ha incrementat de forma dramàtica.

En el productes frescos no cal…!!

¡Que alguien termine con la locura de envasar todas las frutas!

Por favor, que alguien pare este locura, tontería o sinsentido. Estoy cansada y muy cansada de ver hortalizas y verduras envasadas. Y, en muchos casos, de una en una. ¿Es esto necesario? Rotundamente, no. Seguro que no necesitas ejemplos, basta con darte un paseo por esos supermercados, hipermercados o simplemente el “súper“, para saber a qué me refiero. Allí las encontrarás fácilmente.

No es más sana, es más cara y se estropea antes

La razón de estos productos no es aumentar su duración ni mejorar su calidad. Simplemente es una herramienta más de marketing, de ventas, de llamar la atención. De llevarse más dinero en menos tiempo.

Pero no te engañes, ese esfuerzo y plástico de más no está puesto para tu beneficio. La fruta no va a durar más (probablemente se estropee antes), no tiene un punto más de calidad ni será más sana.Simplemente la convierte en un producto más contaminante, más difícil de gestionar y, por supuesto, más caro.

fruta en plástico

Frutas peladas y envasadas

En nuestra mano está no comprarlos, pero la realidad es que no deberían existir

Sí, lo que sé es que muchas personas me dirán que no compre lo que no quiera y todo solucionado. Que me vaya comprar a otro sitio. Que al fin y al cabo, ojos que no ven, corazón que no siente. Pero esto no es suficiente, la realidad es que estos productos no deberían existir. Y yo no tendría que estar escribiendo esto con la única esperanza de que la gente se conciencie (si es que no lo ha hecho ya) y no compre jamás este tipo de producto, y así se dejen de “plastificar” frutas y hortalizas.

Lo que deberíamos exigir es que no existan porque este tipo de productos nos perjudican a todos. Yo también vivo en este planeta y también me importa lo que hagan otros si eso me repercute. Los propios vendedores son los que deberían poner cordura en esto. Los de las grandes superficies en especial, que es donde se encuentra este tipo de producto.

Los productos sostenibles no pueden ser solo una opción de los que los buscan y rebuscan, deben ser la opción única. Por lo menos en este caso que es tan sencillo.

fruta en plástico

Algunos ejemplos de plástico innecesario

Sí, estamos enganchados al plástico

Por eso sigo pensando que estamos enganchados al plástico. Puede que a veces el plástico sea transparente, pero por nuestra manera de actuar, parece que sea invisible. Que ya forme parte de nuestras vidas de tal manera que no seamos capaces de ver lo innecesario que es en muchas ocasiones. Me doy cuenta cuando voy al supermercado, y en vez de las bolsas de plástico, llevo mis bolsas de tela y rara vez pasan desapercibidas. De hecho, a veces te preguntan por qué la llevas, ¡Si por esas bolsas de comprar fruta no te cobran, mujer! La razón es simple, prefiero no llevarme a casa algo que se va a convertir en residuo en cuanto saque los alimentos que van dentro.

Como me veo incapaz de convencer una a una a todas las personas que me encuentre y cambiar sus hábitos, repito, una vez más, que deberían ser los productores y los vendedores los que cambiasen. Y si no, un cambio en la legislación tampoco estaría de más.

Y además también el chorizo…

Por si lo anterior te parecía poco ahora también hay chorizo cortado en rodajas y con su correspondiente ración de plástico. En fin, que cuando veo cosas así me dan ganas de bajarme de la vida 

Les dones que desafien la pobresa, el masclisme i el canvi climàtic amb horts urbans a Equador

La iniciativa busca reduir els alts nivells de desnutrició local i reforçar la sobirania alimentària dels barris més oblidats de la ciutat
“He après a valorar-me, a demostrar-me que no sóc inútil. Ja no estic esclavitzada a la llar”, diu una de les més de 3.000 agricultores participants.

Un projecte d’Agricultura Urbana Participativa de la ciutat de Quito ha estat premiat per la COP23 que s’ha celebrat recentment a Bonn

http://www.eldiario.es/desalambre/huertos-urbanos-cambiaron-excluidas-Quito_0_708679335.html

A Fabiola Rosero le dijeron una y otra vez que aquello era una “pérdida de tiempo”, que no podía “dejar botado [tirado] al marido”. Que su obligación era “atender la casa”. También se lo repetían a Rosa y a otras muchas mujeres que forman parte de la red de agricultura urbana de la ciudad de Quito que, desde 2002, permite a muchas personas en situación de vulnerabilidad, sobre todo mujeres, mejorar su soberanía alimentaria y empezar un negocio sostenible.

El proyecto Agricultura Urbana Participativa (AGRUPAR) arrancó con una pequeña huerta a los pies del Panecillo, el monumento turístico a la virgen que vigila la ciudad y que, según dicen muchos quiteños, da la espalda a los barrios más marginales del sur. Ahora, 15 años después, hay 3.500 huertos orgánicos dispersos en varios puntos de la geografía urbana de la capital ecuatoriana.

La iniciativa ha sido premiada con el galardón Impulso para el Cambio concedido por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP23), que se ha celebrado en Bonn (Alemania) hasta este viernes. Este premio reconoce acciones innovadoras y replicables que cumplen con los compromisos sobre cambio climático del Acuerdo de París y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

“Me he liberado, ya no estoy esclavizada en el hogar”

Fabiola siempre trabajó como ama de casa y, durante algunos años, enfundando caramelos. “Con este proyecto me he liberado. Ya no estoy esclavizada en el hogar”, cuenta mientras coloca con mimo el maní [cacahuete] y otros frutos secos que vende en una de las 17 bioferias semanales organizadas por AGRUPAR. Trabaja en equipo con sus dos hermanas. Todo sus productos salen de la huerta de su hermana mayor.

Fabiola y Rosa le dan el valor añadido en la cocina de su casa, que es su micro fábrica. Sus familiares, sobre todo sus maridos, han pasado de criticarlas a ayudarlas. “He aprendido a valorarme, a demostrarme que no soy inútil. Ya no estoy esclavizada en el hogar“, repite Rosa, de 58 años. “Hemos creado un grupo de apoyo entre mujeres para aprender de la mano”, explica.

Alrededor de 4.000 agricultores urbanos, periurbanos y rurales participan en el proyecto. Más del 80% son mujeres. Una de las claves del éxito y la longevidad de esta iniciativa radica, dicen, en cómo se coordinan los propios productores para garantizar que el proyecto sea sostenible. Montan y desmontan las bioferias, transportan su mercancía, idean mecanismos participativos para mantener sus estándares de calidad y buscan soluciones comunitarias a sus necesidades. En las mingas [jornadas de trabajo en comunidad], construyen invernaderos y contactan con las compañeras que tienen plántulas listas para sembrar.

Teresa Ramírez tiene 69 años y trabaja desde los nueve. Ha convertido el patio de su casa, situado en una parroquia rural e indígena de la ciudad, en su sostén económico. Allí cultiva hortalizas orgánicas desde hace ocho años. “Lo que crece en el huerto, va directo a la olla. Ahora somos autosuficientes. También, tengo otro trabajo, preparo comida para la escuela con los propios productos de mi huerto”.

El 53% de la producción de AGRUPAR se destina al autoconsumo y el 47% a la comercialización. Esta está coordinada por el ayuntamiento, que también se encarga de la formación y del seguimiento técnico del proyecto.

Huertos urbanos como antídoto contra el hambre

La agricultura urbana y periurbana, según la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), permite dar respuesta a una gran diversidad de retos que afrontan las ciudades como la participa ción ciudadana,  el ordenamiento del territorio,  la seguridad alimentaria y el combate a la pobreza. Un 30% de los habitantes de Quito viven con sus necesidades básicas insatisfechas, según datos del ayuntamiento. La pobreza extrema afecta al 7% y casi un tercio de los menores de cinco años padece desnutrición crónica.

Debido al aumento de la migración del campo a las ciudades, la demanda urbana de alimentos se incrementará y se podrían generar problemas de suministro, algo a tener muy en cuenta en ciudades como Quito, muy dependiente del abastecimiento exterior y con posibilidades de sufrir una catástrofe ambiental al estar rodeada por volcanes.

“El último año vendimos unos 300.000 dólares. Es chévere porque el dinero se queda aquí. Estamos haciendo un estudio sobre la política alimentaria de Quito. El 5% de lo que se consume aquí es local. El otro 95% viene de fuera”, explica Pablo Garófalo, uno de los técnicos del ayuntamiento de Quito que trabaja en la comercialización con AGRUPAR.

Bioferias del proyecto AGRUPAR / Facebook CONQUITO
Bioferia del proyecto AGRUPAR / Facebook CONQUITO

Como reconoce el premio de la COP23, estos huertos no son un mero pasatiempo: contribuyen a mejorar la soberanía alimentaria, combatir el cambio climático y fortalecer el tejido social y la economía local, respetando los saberes ancestrales de la población.

Así, técnicos y agricultores intercambian lo aprendido. Normalmente no siembran un día antes del Día de Difuntos, “porque el muerto se lleva la semilla”. Muchos siguen moliendo en piedra y secan los productos en hornos de leña. Otros han recuperado productos ancestrales que se estaban perdiendo como la oca, la mashua, la jícama y otros tubérculos que los más jóvenes no conocían.

Según cifras oficiales, durante estos 15 años se ha capacitado a más de 19.300 personas y sus productos han llegado a más de 100.000 consumidores. Y tratan de responder a sus demandas. “Ahora tenemos más de 40 tipos de hortalizas orgánicas y alrededor de 105 productos transformados de panadería, galletería osnacks“, señala Garófalo.

“Ya no espero que mi esposo me dé dinero”

Reducir y aprovechar los desperdicios ha sido otra de las bases del proyecto. La sobreproducción se soluciona transformando los excedentes en mermeladas y otros productos derivados. También se autogestionan el abono, como María Esther Pumisach, que regenta su propia granja. “Aprovecho los animales para tener mi propio abono y vendérselo a las compañeras. Yo sé de dónde proviene mi abono. No tiene productos tóxicos”, explica.

María Esther es otra veterana de la iniciativa. Empezó con un huerto y luego se lanzó a criar animales. Los primeros pollos los compró junto a otras cinco personas. Su primer cerdo se lo regaló el proyecto. Ahora, 10 años después, María Esther gana unos 200 dólares el mes que menos, pero a veces llega hasta los 700. Como Rosa o Fabiola, ha encontrado en sus cultivos y productos una válvula de escape para ser autosuficiente. “Me gestiono yo misma y ya no espero que mi esposo me dé (dinero). La vida me ha cambiado bastante”.

“Ho tenim a ou”: dels escàndols alimentaris a l’agroecologia

Excel·lent article del bloc  http://www.eldiario.es/ultima-llamada que reflecteix l’origen real de la problemàtica: la manca de sobirania alimentària.

El cas dels ous contaminats amb fipronil, un insecticida tòxic prohibit a la cadena alimentària europea, és l’últim episodi d’una interminable història condemnada a repetir-mentre no canviï la lògica que sosté el model de producció, distribució i consum

http://www.eldiario.es/ultima-llamada/agroecologia-escandalos_alimentarios-alimentacion_6_675492452.html Continua la lectura de “Ho tenim a ou”: dels escàndols alimentaris a l’agroecologia

Les mil raons per consumir productes ecològics

Però, què són exactament els aliments ecològics? Aquells aliments cent per cent naturals que s’obtenen sense utilitzar químics en totes les etapes: des del creixement (de vegetals i animals) i la producció, fins a la distribució. Aquests processos orgànics són absolutament respectuosos amb la natura i amb les persones, i, en conseqüència, aporten una gran quantitat de beneficis.

Per salut, beneficis, respectuosos amb el medi ambient, cuiden la ramaderia, no són transgènics….

http://www.ecoticias.com/agricultura-ecologica/137840/Las-mil-razones-para-consumir-productos-ecologicos Continua la lectura de Les mil raons per consumir productes ecològics

Aliments Ecològics (ECO), Orgànics i Biològics (BIO), quines diferències hi ha entre ells?

Com a consumidors tenim poder, un poder que exercim cada vegada que prenen una decisió de compra. És molt petit, i repartit en cada un nosaltres, certament, però poder. Per exercir aquest poder hem de conèixer exactament que comprem, i per tant, hem de saber interpretar les etiquetes que acompanyen al producte

Les etiquetes dels aliments no sempre estan clarament definides i l’única alternativa vàlida perquè el consumidor pugui saber què és exactament el que està comprant, més enllà de les definicions, són les certificacions amb les que compte el producte del seu interès.

http://www.ecoticias.com/especial-alimentos-ecologicos-2017/136852/Alimentos-ecologicos-organicos-y-bio-que-diferencias-hay-entre-ellos Continua la lectura de Aliments Ecològics (ECO), Orgànics i Biològics (BIO), quines diferències hi ha entre ells?