Arxiu d'etiquetes: escombraries

Qui gestiona les teves escombraries

La millor solució no pot ser generar un residu i que em tornin una fiança per continuar consumint sense fre; la millor solució passa, necessàriament, per no generar el residu. I a partir d’aquí, si es genera el residu, reciclar-lo. Però sense fomentar el consumisme Continua la lectura de Qui gestiona les teves escombraries

Àsia ja no vol les nostres escombraries

Després fer-ho la Xina al 2018, països del seu entorn també veten l’arribada de vaixells abocador. Malàisia va tornar al juny a Espanya cinc contenidors de plàstic contaminat. Què farem ara amb els residus que produïm?

https://www.elperiodico.com/es/medio-ambiente/20191013/asia-no-quiere-basura-europa-7669393

El reciclaje global está afortunadamente al borde del colapso. La fórmula, que había consistido durante décadas en el despreocupado envío de basura a Asia, ha caducado. Miles de contenedores han sido devueltos en los últimos meses a sus remitentes con un mensaje conciso: no somos vuestro estercolero. De la crisis se espera que emerja una alternativa más ética y solidaria que este neocolonialismo de las basuras.

 Solo el 9% de las siete mil millones de toneladas de plástico generadas desde 1950 han sido recicladas. Su uso generalizado forzó que el primer mundo aprobara en los años 80 regulaciones más estrictas que dispararon los costes de su eliminación. La lógica empresarial aconsejó externalizar un negocio de rentabilidad escasa y la solución fue obvia: China recibió durante décadas la mitad del plástico, papel y metales del mundo para alimentar la caldera de su industria manufacturera. Le servía todo. Diez años atrás, en un pueblo de la provincia costera de Guandong visitado por este corresponsal, toneladas de viejos ordenadores, lavadoras y demás chatarra electrónica llegaban en camiones desde el puerto y eran repartidas entre familias que los despanzurraran con sus manos en sus viviendas para rescatar cualquier pieza valiosa. El río hediondo, los arrozales arruinados y el cáncer rampante eran una factura asumible. Pero esta China no es aquella, han subido los estándares de vida y con los desechos propios le bastan para su industria cuando el Gobierno ya confía en el autoconsumo como nuevo motor económico.

El ‘yang laji’ o basura ajena

El sector se despertó el 1 de enero del 2018 agitado por un tsunami. China cerraba sus puertas al ‘yang laji’ o basura ajena. También la solución fue obvia: reconducir los contenedores unos cuantos miles de kilómetros más abajo y volver a empezar. El sudeste asiático comparte con aquella China la dolorosa pobrezaregulaciones laborales y medioambientales laxas y una ubicua corrupción para regatearlas. Las toneladas de plástico se duplicaron en Vietnam, Filipinas e Indonesia, aumentaron un 1.370% en Tailandia y Malasia, con apenas 30 millones de habitantes, se convirtió de la noche a la mañana en el mayor importador global.

Pero los veloces procesos de industrialización y urbanización de la región cubren ya el cupo de residuos gestionables y el flujo externo ha terminado por arruinar el cuadro. Ríos filipinos mugrientos, playas vietnamitas cubiertas por plásticos y ballenas y tortugas asfixiadas han frecuentado las portadas en los últimos años. Para los gobiernos es una cuestión tan ecológica como patriótica. Malasia, Filipinas, Camboya, Sri Lanka e Indonesia han devuelto cargamentos a Europa y Norteamérica en el último año.

Malasia, Filipinas, Camboya, Sri Lanka e Indonesia han devuelto cargamentos a Europa y EEUU este año

Su transporte es un ovillo de intermediarios que dificulta la fidelidad del etiquetado y la asunción de culpas. Sri Lanka no encontró los metales prometidos por el Reino Unido sino restos de la morgue en el centenar de contenedores que tuvieron que abrir por la pestilencia. Los gobiernos admiten que su control sobre lo que reciben es escaso. Pero, aún cuando el contenido es el prometido, carecen de una cadena de reciclaje eficiente y las toneladas son frecuentemente incineradas o terminan en vertederos.

“No tienen la tecnología ni recursos para resolver su propio problema de desechos, mucho menos para lidiar con los ajenos. Tienen estándares medioambientales bajos, condiciones laborales pobres y les falta una industria para el reciclaje”, confirma Abigail Aguilar, responsable de Greenpeace en el sudeste asiático.

Al Convenio de Basilea de 1989primer intento de ordenar el caos, le sobraron buenas intenciones y le faltó arrojo. No prohibió el envío de desechos a los países en desarrollo y lo fio todo al consentimiento de sus gobiernos para aceptarlos. En la práctica basta con que los exportadores negocien con empresas privadas locales pare eludir la intervención oficial. Canadá desatendió durante años las peticiones filipinas para responsabilizarse de las 2.400 toneladas de desechos ilegales etiquetadas como plástico reciclable que descansaban en sus puertos desde el 2013 aludiendo a una transacción comercial privada. El levantisco presidente Rodrigo Duterte hubo de amontonar amenazas: declarar la guerra a Canadá, verter los contenedores frente a su embajada en Manila o capitanear un barco para dejárselas en sus costas. Canadá las repatrió en mayo.

Plástico peligroso

Las enmiendas acordadas este año a aquel convenio de Basilea han sido descritas como históricas por los expertos. Extienden el consentimiento gubernamental a los contratos privados, agregan el plástico al listado de sustancias peligrosas sujetas a restricciones y exigen que los exportadores supervisen su llegada a destino con un sistema transparente. Fue firmado bajo el amparo de la ONU por 186 países, con la notable y previsible excepción de Estados Unidos. Organizaciones como Greenpeace defienden que el sudeste asiático debería prohibir por completo las importaciones del primer mundo.

“La decisión china tuvo el efecto positivo de elevar la conciencia sobre la naturaleza global del comercio, que había sido ocultada a los consumidores occidentales”, opina Isabel Hilton, experta en medioambiente en Asia y fundadora de la publicación ‘China Dialogue‘. “Pero hasta que gobiernos y empresarios no se comprometan con el desarrollo de la economía circular, que implica racionalizar los tipos de plástico permitidos, organizar procesos de reciclaje y establecer fuertes multas al contrabando y los vertidos ilegales, el problema persistirá. No es algo que el consumidor por sí solo pueda resolver”, añade.

 La cultura del reciclaje descansa en la tranquilizada asunción de que los desechos que el consumidor deposita en el contenedor pertinente serán gestionados con diligencia y no terminarán en una playa filipina. No parece exagerado preguntarle también al gobierno qué va a hacer con ellos. Malasia devolvió en junio a España cinco contenedores de plástico contaminado.

Tones d’escombraries i vidres desborden l’única planta de reciclatge de vidre de Madrid

A l’est de la capital, a poc més de vint quilòmetres de la capital, es troba la planta de tractament de vidre encarregada de reciclar la major part del vidre recol·lectat a la Comunitat de Madrid. No obstant això, el propietari de la finca on s’ubica la fàbrica denuncia que el lloc s’ha convertit en un abocador il·legal.

https://www.publico.es/sociedad/reciclaje-vertedero-ilegal-ajalvir-montanas-desechos-cristales.html

Desde hace años, la mayor parte del vidrio que se consume en la Comunidad de Madrid termina en el mismo sitio. Los camiones, ruidosos, recolectan de los cubos los millones de recipientes acristalados para llevarlos a un lugar donde puedan ser tratados para una futura reutilización. Este lugar es Ajalvir, un pequeño municipio situado al este de la capital, a unos 26 kilómetros del centro del Estado. Continua la lectura de Tones d’escombraries i vidres desborden l’única planta de reciclatge de vidre de Madrid

Més d’un terç del que es pesca davant de Barcelona són escombraries

Les escombraries acumulades en els fons marins pot romandre intacta durant dècades i és allà on les arts de pesca la capturen diàriament.

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=259684&titular=m%E1s-de-un-tercio-de-lo-que-se-pesca-frente-a-barcelona-es-basuraContinua la lectura de Més d’un terç del que es pesca davant de Barcelona són escombraries

Les escombraries poden arribar a ser el 38% de la captura pesquera a Vilanova i la Geltrú (vídeo)

Un estudi de l’Institut de Ciències del Mar del CSIC ha comparat dues àrees de pesca, una propera a municipis molt poblats, Vilanova i la Geltrú, i un altre més rural, el Delta de l’Ebre

https://www.eixdiari.cat/territori/doc/84291/les-escombraries-poden-arribar-a-ser-el-38-de-la-captura-pesquera-a-vilanova-i-la-geltru.html?fb_comment_id=2192083317568693_2192410097536015

Les escombraries poden arribar a ser el 40% de la captura pesquera en àrees pròximes a ciutats. Un estudi de l’Institut de Ciències del Mar del CSIC ha comparat dues àrees de pesca, una propera a municipis molt poblats, Vilanova i la Geltrú, i un altre més rural, el Delta de l’Ebre. Les dues formen part de la xarxa Natura 2000. Han col·laborat diversos pescadors artesanals. A Vilanova les escombraries poden arribar a ser el 38% de la captura a la xarxa. El tipus és variat: des d’escòria (residu de carbó cremat dels vaixells de vapor), fins a tèxtils, plàstics i fusta processada. Al Delta, en canvi, el percentatge baixa fins al 5%.

El pesquer és un dels principals sectors econòmics afectats per les escombraries al mar. No és només la quantitat d’escombraries que queda atrapada en les xarxes, sinó que pot danyar vaixells i aparells. Un estudi de l’Institut de Ciències del Mar del CSIC, ha avaluat la quantitat i el tipus d’escombraries que hi ha a les aigües superficials de dues àrees de pesca, el Delta de l’Ebre (Tarragona) i Vilanova i la Geltrú. Les dues àrees formen part de la xarxa Natura 2000. Continua la lectura de Les escombraries poden arribar a ser el 38% de la captura pesquera a Vilanova i la Geltrú (vídeo)

Malàisia retorna 3.000 tones de plàstic no reciclable als seus països d’origen

Europa produeix massa escombraries. El ritme és tal, que les restes s’acaben exportant i important dins d’un sistema de comerç de residus que s’articula a escala internacional. D’aquesta manera, els països Europeus es venen part de les seves deixalles per tractar-los, reciclar-los i, en el millor dels casos, revaloritzar-los. Però, en aquest mercadeig de deixalles, també participen els països americans, africans i asiàtics. És a dir, el mercat inclou a la seva manera als països en vies de desenvolupament, que de vegades es converteixen en els principals importadors d’immundícia del planeta.

La compra venda d’escombraries o com els països rics fan d’Àsia un abocador. El Govern de Malàisia va descobrir un carregament il·legal de residus d’origen espanyol, el que ha portat a Equo a preguntar a l’Executiu de Sánchez pel sistema de gestió de fem i a quins països s’estan exportant els nostres deixalles. Les organitzacions ecologistes denuncien, a més, la manca de transparència de les dades d’Ecoembes a les xifres de reciclatge.

El Govern no ha precisat una data, però les autoritats van avançar que un primer grup de 10 contenidors amb 450 tones de plàstic contaminant seran llogats als Estats Units, la Xina, Austràlia, Canadà, Japó, Aràbia Saudita i Bangla Desh.

https://www.publico.es/internacional/cambio-climatico-malasia-devuelve-3000-toneladas-plastico-no-reciclable-paises-origen.html Continua la lectura de Malàisia retorna 3.000 tones de plàstic no reciclable als seus països d’origen

On van les escombraries electròniques que reciclem?

El Projecte de transparència de les escombraries electròniques de la Basilea Action Network (BAN) compta amb el suport del MIT i es va basar en col·locar dispositius de localització GPS dins de 205 peces de deixalles electrònics en els EUA, per saber exactament on acabava cada peça. Pensàvem que les deixalles electrònics serien sotmesos a un reciclat sostenible i no contaminant.El resultat va ser sorprenent.

El major perill és que les deixalles electrònics contenen altes quantitats de substàncies nocives, com arsènic, mercuri i plom.

http://www.ecoticias.com/residuos-reciclaje/138758/Donde-va-la-basura-electronica-que-reciclamos

Control por GPS Se eligieron televisores, impresoras y pantallas LCD para esconder los chips de seguimiento y todos los desechos electrónicos se depositaron de manera correcta, con el fin de que fueran reciclados con seguridad, sin embargo, una gran parte terminó en basureros electrónicos en el extranjero. El informe muestra que alrededor del 40% de los residuos electrónicos desechados acabó en sitios muy lejanos, luego de haber pasado por las manos de “supuestas” empresas de reciclado, sin haber sufrido prácticamente modificaciones.   Continua la lectura de On van les escombraries electròniques que reciclem?