Arxiu d'etiquetes: energia

L’abús dels projectes eòlics a Castella i Lleó que no frenen el despoblament: “Ens estan fent fora dels pobles”

Castella i Lleó té més de 200 parcs eòlics repartits per tota la seva geografia, que prometen multiplicar-se en els propers anys si prosperen tots els projectes que estan en tràmit.

https://www.eldiario.es/castilla-y-leon/sociedad/abuso-proyectos-eolicos-castilla-leon-no-frenan-despoblacion-echando-pueblos_1_8022962.html

Repetido casi como un mantra: que el parque eólico traerá gente a los pueblos, que llevará dinero. 20 años después de que se instalaran los primeros parques eólicos en Castilla y León, esos municipios no han notado un incremento en su población. “Te colocan la chatarra, se van y te dan mala propina. Y los habitantes de la comarca se tienen que aguantar”, lamenta el portavoz de la Mesa Eólica Merindades de Burgos, Carlos Palma, quien asegura que la despoblación ha crecido “muchísimo” en los municipios con parques eólicos. “Nos están echando de los pueblos”, agrega la portavoz de la plataforma Rural Sostenible, Susana Dávila. Ambos apuestan por iniciativas económicas compatibles con el medio ambiente, la biodiversidad y el patrimonio natural. Continua la lectura de L’abús dels projectes eòlics a Castella i Lleó que no frenen el despoblament: “Ens estan fent fora dels pobles”

La fi dels vols curts: ¿mesura oportuna o cosmètica?

França es prepara per prohibir els vols que es puguin fer en tren en menys de dues hores i mitja. Espanya també s’ho planteja. Què suposa realment aquesta mesura? Posar fi als vols curts sempre que hi hagi alternatives de menys de dues hores i mitja amb tren. Aquesta és la mesura que està a punt d’aprovar França. I no és l’únic país. Espanya sembla que acabarà dibuixant un futur similar, sense avions fent rutes intrapeninsulares. El motiu: evitar les milions de tones de gasos d’efecte hivernacle que s’expulsen a l’atmosfera en cada trajecte. A priori, una mesura encertada si es vol frenar l’escalfament global.

El fin de los vuelos cortos: ¿medida oportuna o cosmética?

En el caso de Francia, la Asamblea Nacional (con toda la oposición en contra) dio el mes pasado el primer paso. De esta manera, se verían afectados, en principio, los vuelos desde el aeropuerto de Orly (París) a Nantes, Lyon y Burdeos. En cambio, se librarían los vuelos de conexión a través del aeropuerto Charles de Gaulle/Roissy, al norte de la capital francesa.

Todo esto discurre en un contexto de grave crisis para el sector a consecuencia de las restricciones sanitarias impuestas por países de todo el mundo para contener la pandemia. Una situación que ha llevado al Gobierno de Francia, paradójicamente, a ser el primer accionista de Air France tras una ayuda de 4.000 millones de euros para su recapitalización urgente. Precisamente, esta compañía aérea oferta la mayoría de vuelos que se eliminarían.

En España, el Gobierno de coalición también sabe lo que es rescatar al sector aéreo. Es el caso de Air Europa y Plus Ultra. A la primera se le dio un préstamo de 475 millones de euros, y a la segunda uno de 53 millones a través del Consejo Gestor del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas. Otras que también han recibido ayudas públicas son Iberia y Vueling: mil millones mediante un crédito sindicado. A pesar de la clara contribución del sector aéreo al calentamiento global, el Ejecutivo de coalición no ha impuesto condiciones climáticas a las compañías a cambio de los préstamos.

Los planes de España

El pasado jueves, el presidente Pedro Sánchez presentó el informe España 2050, una especie de hoja de ruta para transformar el país en los próximos 30 años. En él, como adelantó infoLibre, se incluye un capítulo dedicado al cambio climático. El documento, que no es más que una tormenta de ideas no recogidas en ningún proyecto legislativo, hace referencia a, entre otras cuestiones, la recomendación de suspender determinadas rutas aéreas: “Se recomienda prohibir los vuelos en aquellos trayectos que puedan realizarse en tren en menos de 2,5 horas”, se puede leer en la página 196. También se habla de introducir “la tasa de viajero frecuente o el establecimiento de impuestos sobre los billetes de avión según la cercanía del destino”.

Esta propuesta, no obstante, no pilla de nuevas al Ejecutivo. Los Presupuestos Generales del Estado de 2021 incluyen, tras una enmienda de Más País-Verdes Equo, una partida de 20.000 euros para que la Oficina Española de Cambio Climático realice un estudio para buscar alternativas de bajas emisiones a vuelos peninsulares. Actualmente, según explican desde el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, está en tramitación.

¿Y qué pasaría si España cumple con lo recogido en el documento y sigue los pasos de Francia? Pues los trayectos comerciales susceptibles de ser eliminados por contar con una opción en tren de menos de dos horas y media serían Madrid-Barcelona, Madrid-Valencia, Madrid-Alicante, Madrid-Sevilla. De ampliarse el rango temporal a tres horas (algo que nadie contempla actualmente) también entrarían Madrid-Málaga y Barcelona-Valencia.

En 2019 (último año prepandemia, con datos normales), el trayecto con más operaciones fue el Madrid-Barcelona, con unos 5 millones de pasajeros (2,5 millones en cada sentido). Las emisiones de CO2 por persona derivadas de este viaje son de 93 kg, según la calculadora de Atmosfair. Si se tienen en cuenta las emisiones totales de ese año, la cifra asciende a 478.597 toneladas de CO2. De hacer el viaje en tren, las emisiones por persona y trayecto son de 18,2 kg, según la calculadora EcoPassenger, algo más conservadora que la primera.

La idea de acabar con el puente aéreo entre ambas ciudades ya lo planteó a principios del año pasado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Aunque no tiene competencias, el consistorio aseguró que propondría al Aeropuerto de Barcelona-El Prat eliminar los trayectos cortos. “Lo normal es que casi se muera solo”, explica Xaquín García-Muros, investigador del Basque Center for Climate Change (BC3), en referencia a esta conexión: «En lo que puede ayudar la prohibición es a acelerar ese proceso», apunta.

Desde que existe el AVE, el uso del puente aéreo ha caído muchísimo. Javier Gándara, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) pone cifras a este descenso: “Es importante aclarar que ya ha habido un trasvase natural del avión al tren. Si en 2007 la penetración del avión era del 65%, ahora ha bajado a poco más del 20%. La mayoría de la gente ya está optando por el tren por diversas razones”.

Siguiendo con los vuelos, en la cuerda floja están el Madrid-Sevilla y el Madrid-Alicante, que generan unas emisiones por persona y vuelo de 66 y 64 kg, respectivamente. En total, las emisiones de CO2 equivalente que generó el Madrid-Sevilla en 2019 fueron 63.860 toneladas, mientras que el Madrid-Alicante fueron unas 38.000 toneladas de CO2. En tren, las emisiones por persona serían de 14,4 kg y 12,2 kg, respectivamente.

Otro trayecto que se suprimiría sería el Madrid-Valencia. En 2019, esta ruta tuvo más de 11.000 operaciones y más de 670.000 pasajeros. Las emisiones son, según Atmosfair, de 46 kg por persona y vuelo. Ese año, las emisiones totales de CO2 fueron de 31.160 toneladas. Su alternativa en tren, que se haría en 1 hora y 40 minutos, genera 9,5 kg por persona, acorde a los datos de EcoPassenger.

En cuanto al Madrid-Málaga y Barcelona-Valencia, ambos trayectos por encima de las dos horas y media en tren, las emisiones contabilizadas en 2019 fueron de 33.400 toneladas, de las cuales 23.608 corresponden a la conexión entre la capital española y la ciudad andaluza.

Medida insuficiente

La diferencia en la cantidad de gases emitidos según el transporte elegido es notoria. Ahora bien, ¿es suficiente motivo para prohibir el avión? Para Xaquín García-Muros, “la prohibición puede ser una pérdida de oportunidades” porque “limita” y “el Estado no obtiene recursos”. “En cambio, si pones o subes un impuesto para penalizar ese consumo, esos ingresos te pueden servir para financiar obras de infraestructura o el transporte público, que es menos contaminante”, cuenta el investigador.

Desde el Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos de España (COIAE) se muestran contrarios a esta medida porque consideran que tiene “un impacto real inapreciable en las emisiones, y por tanto, ineficaz en la lucha contra el cambio climático”. En un comunicado, explican que este tipo de acciones “pueden ser contraproducentes”, y que “en estos momentos de urgencia climática es una tremenda irresponsabilidad hacer creer a la ciudadanía que se está actuando con firmeza cuando en realidad sólo se están tomando medidas cosméticas sin valor alguno”. En el caso francés, la reducción de emisiones fruto de la prohibición –que afectaría a unos 70 vuelos diarios– sería de “de menos de 0,5%”. Desde la ALA, señalan que en España el impacto de reducción de emisiones sería de menos del 1%.

Óscar Castro, ingeniero aeronáutico del Comité de Sostenibilidad del COIAE, profundiza en los motivos por los cuales esta medida no es, a su juicio, el camino correcto: “Todo el campo en desarrollo de aviación sostenible con propulsión eléctrica o hidrógeno con pilas de combustible tiene como objetivo inicial los vuelos de corto alcance”. Por ello, “si se prohíben este tipo de vuelos se está cortando la innovación en el sector”, se queja. Además, cree que se creará “una falsa seguridad” al centrar los esfuerzos en una acción cuyo efecto real es mínimo. Por tanto, insiste en que el debate no debería centrarse en “prohibir cosas sino en hacerlas bien». «¿Cuál es el objetivo? ¿Reducir emisiones? Pues vamos a poner los números encima de la mesa y ver cómo lo hacemos. No hay que dejarse llevar por percepciones”.

Desde la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente (T&E, en inglés) apuestan por “exigir a las aerolíneas que paguen por las emisiones en todos sus vuelos”, y que comiencen a utilizar combustibles más limpios. “Necesitamos centrarnos en los vuelos de larga distancia, cambiando el queroseno por electrocombustibles y fomentar aviones más eficientes. Para distancias cortas habrá aviones eléctricos”, insisten.

Más para el tren, menos para el avión

Quien sí ve como positiva esta medida es Pablo Muñoz, responsable de aviación en Ecologistas en Acción. A diferencia del resto de opiniones, él cree que “la aplicación de este tipo de medidas es esencial en un país como España, que está a la cabeza de la UE en lo que se refiere a emisiones de CO2 del sector de la aviación”. En este sentido, “las emisiones ligadas a los vuelos domésticos han aumentado un 30% en el periodo 2013-2019, por lo que es necesario corregir esa tendencia”, detalla.

Aun así, Muñoz ve necesario ir más allá y suprimir “algunos servicios aéreos con alternativa ferroviaria en el intervalo de hasta cuatro horas”. Por otro lado, “es esencial que los slots liberados [el tiempo que las aerolíneas tienen asignado para aterrizar y despegar] como consecuencia de la eliminación de estos vuelos no se utilicen para aumentar los servicios de media y larga distancia, mucho más rentables para las compañías pero mucho más contaminantes”.

Eso sí, la medida de prohibir vuelos no puede quedarse solo en eso, sino que debe ir aparejada a una transformación total del transporte ferroviario. Pablo Muñoz da algunas claves: aumentar los servicios, invertir en infraestructuras y fomentar con ventajas fiscales los desplazamientos en el ferrocarril como medio de transporte menos contaminante. Además, “es vital recuperar trenes de larga distancia, y en especial los servicios nocturnos, como ya están haciendo otros países de la UE”, afirma.

Por otra parte, desde el punto de vista distributivo, la gente que usa vuelos nacionales son de rentas medias-altas, apunta Xaquín García-Muros. Por tanto, el hecho de eliminar o limitar vuelos no sería una medida regresiva, “más bien todo lo contrario, bastante progresiva”, explica. En cualquier caso, avisa de que habrá un rechazo social si no hay alternativa, y todo dependerá de “cómo se planteen y comuniquen estas medidas”.

En referencia al tren, el investigador afirma que «el AVE es una infraestructura que cuesta mucho dinero, que pagamos todos los españoles, y poca gente es consciente de que es una infraestructura que principalmente usa las rentas medias-alta».

Un sector que no decrece

Desde 1940 hasta hoy, la contribución del sector aéreo al calentamiento global es de un 3,5% si se analizan factores más allá del CO2, que representa un 2% de las emisiones, como concluyó el año pasado un estudio publicado en la revista Atmospheric Environment. Y solo en 2018, las emisiones de la aviación representaron el 5,9% de todo el calentamiento global producido por el ser humanosegún cálculos de la red global Stay Grounded.

En España, el transporte es el sector que más contribuye al calentamiento global, con un 29% de las emisiones en 2019, según el Inventario de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). El transporte por carretera supone por sí solo un 26,8% del total de las emisiones. En cuanto al transporte aéreo nacional, aunque sólo suponen un 1% del total, aumentó un 7,4% respecto al año anterior.

Y es que, mientras otros sectores son conscientes de su impacto negativo en el clima y empiezan reducir su contribución al calentamiento global, el sector aéreo mantiene una tendencia al alza. Una situación que Javier Gándara, de la ALA, atribuye al hecho de ser “uno de los sectores más difíciles de descarbonizar”, si bien insiste en que “es una prioridad para el sector, antes y después de la COVID-19, ser neto cero en 2050”. “Es un reto importantísimo –afirma–, pero tenemos claro que lo vamos a conseguir. La tecnología tiene capacidad para sorprender”.

En este sentido, el ingeniero Óscar Castro defiende los esfuerzos del sector por reducir su impacto en el clima: “Desde 2008 hay un compromiso firme de toda la industria aeronáutica para mejorar su sostenibilidad y alcanzar una aviación sostenible a partir de 2040 y 2050, con cero emisiones en Europa”.

Para el corto y medio plazo, se situó 2020 como referencia y límite máximo de emisiones de CO2 netas para el conjunto de la aviación civil. Según el sistema europeo de compensación de emisiones (EU ETS), entre 2013 y 2020 se redujeron 193 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono relacionadas con el tráfico aéreo.

A nivel global, en 2021 entrará en funcionamiento la primera fase del sistema de compensación de emisiones CORSIA, que usará el procedimiento de la adquisición de créditos de carbono. Es decir, las compañías pagan por emitir, y esos pagos se destinan a proyectos que reduzcan una concentración equiparable de gases de efecto invernadero, haciendo que, en teoría, el crecimiento de la industria sea neutral en emisiones. Este sistema ha sido muy criticado porque, a pesar de que estaba previsto, no se usará 2020 como referencia ya que las emisiones fueron ese año excepcionalmente bajas.

Hasta la aparición de la activista sueca Greta Thunberg, la aviación nunca había estado tan cuestionada socialmente. Tampoco se había abordado de una manera real en las políticas nacionales. Pero ahora es una de las principales demandas de organizaciones y partidos verdes, que ven este sector como clave si se quiere limitar la temperatura, tal y como pide el Acuerdo de París. Quedan tres décadas para 2050, año en el que la sociedad y el sistema económico deberán ser radicalmente distintos. ¿También la aviación?

Multa de 1,9 milions a Endesa per contaminar un riu que nodreix d’aigua potable a una comarca de 25.000 persones

L’empresa, que recorrerà la sanció, va obrir les comportes per generar electricitat en un embassament en el qual s’acumulen metalls pesants d’una antiga mina de la seva propietat, tot i les advertències de la Xunta perquè no ho fes.

L’embassament és una bomba de rellotgeria, ja que ha anat acumulant durant decennis els residus tòxics provinents de l’explotació de la mina de carbó de la qual s’alimentava la central tèrmica d’As Pontes

https://www.publico.es/sociedad/contaminacion-rio-eume-multa-1-9-millones-endesa-contaminar-rio-nutre-agua-potable-comarca-25000-personas.html

La Xunta de Galicia acaba de proponer sancionar a Endesa con más de 1,8 millones de euros por contaminar entre agosto y octubre del año pasado el río Eume, en A Coruña, del que se nutre el abastecimiento de aguas de una comarca habitada por 25.000 habitantes y que en la temporada estival suele triplicar de largo esa cifra.

La Xunta acusa a Endesa de haber omitido expresamente sus indicaciones, y de haber cometido infracciones muy graves con el vaciado del embalse para producir electricidad, que provocaron la contaminación del río con metales pesados acumulados en el fondo del embalse y que, ante el evidente riesgo para la salud pública, obligaron a cortar durante once días el suministro de agua potable y causaron daños al dominio público hidráulico por valor de 932.284 euros.

La empresa, cuyas campañas de publicidad en prensa y televisión se centran en subrayar con carácter recurrente su compromiso social y medioambiental – “En Endesa trabajamos para hacer realidad un nuevo modelo energético basado en las energías limpias que nos permita ofrecer un mejor servicio y cuidar nuestro planeta”, afirma en su web-, ha confirmado a Público que recurrirá la sanción. Ésta consiste en la obligación de reintegrar el valor de los daños causados y en dos multas de 600.000 y 350.000 euros por sendas infracciones muy graves de la Ley de Aguas de Galicia en su máximo. La primera, por desatender los requerimientos de la Xunta, y la segunda, por incumplir las condiciones del régimen de explotación establecidas por la Administración. En total, más de 1.880.000 euros.

Según la propuesta de resolución sancionadora de la Xunta, Endesa Generación SA modificó el régimen de explotación del embalse sin autorización administrativa, como consecuencia de lo cual se produjo “una importante afección en forma de turbidez y color lolcalizada en el río Eume a su paso por los términos municipales de Pontedeume y Monfero, visible hasta su desembocadura”. El episodio obligó a la Administración autonómica a proceder a “una intervención urgente para garantizar el suministro de agua a la población, atajar el deterioro de la calidad de las aguas y proteger el ecosistema en una zona de alto valor ambiental”.

El embalse del Eume, en el municipio de As Pontes de García Rodríguez, fue construido en la década de los cincuenta del siglo pasado. Explotado por Endesa en régimen de concesión, está enclavado en un entorno de enorme riqueza ecológica y paisajística, parte de la Red Natura europea, a unos 30 kilómetros de la desembocadura del Eume en Pontedeume, un pequeño municipio costero muy frecuentado por el turismo en verano y cuyo mayor atractivo natural, además de sus playas, son las Fragas do Eume, un precioso bosque atlántico que rodea el cauce del río.

Imagen del río Eume contaminado.
Imagen del río Eume contaminado.  COLECTIVO TERRA PONTEDEUME

Pese a esa idílica descripción, el embalse es una bomba de relojería, ya que ha ido acumulando durante decenios los residuos tóxicos provenientes de la explotación de la mina de carbón de la que se alimentaba la central térmica de As Pontes, también propiedad de Endesa y hoy en vías desmantelamiento por los compromisos de España para reducir sus emisiones de CO2. Cuando en el embalse del Eume la cota del agua baja demasiado, afloran esos lodos tóxicos que se han ido acumulando en el fondo del pantano, de forma que son arrastrados río abajo por el vaciado de la presa hasta llegar las captaciones de agua para el suministro humano.

El embalse es una bomba de relojería, ya que ha ido acumulando durante decenios los residuos tóxicos provenientes de la explotación de la mina de carbón de la que se alimentaba la central térmica de As Pontes

Según figura en la propuesta sancionadora de la Xunta, de más de 40 páginas, las normas de explotación del Embalse para el segundo semestre del ejercicio hídrico obligaban a Endesa a mantener una cota mínima de agua de 306 metros sobre el nivel del mar (msnm). Sin embargo, a partir del 27 de julio empezó a detectarse un descenso continuado debido a las aperturas sistemáticas de las compuertas decretadas por Endesa para generar electricidad. El 8 de agosto, Aguas de Galicia, el organismo autonómico competente en la materia, requirió a la compañía para que cesara en su actuación, pero, lejos de hacerlo, Endesa respondió por escrito tres días después de que seguiría adelante con su decisión unilateral de evacuar agua del embalse hasta llegar a los 283,2 msnm. En aquel momento, el precio de la electricidad se encontraba al alza tras cuatro meses de subidas consecutivas.

Al día siguiente de aquel escrito, el 12 de agosto del 2020, empezó a fraguarse el desastre. Se produjo un episodio de lluvias torrenciales que, según Meteogalicia, alcanzaron en la zona los 84 litros por segundo y metro cuadrado. Las tormentas arrastraron los lodos en el embalse revuelto y con sus orillas de barro tóxico peladas varios metros, y contaminaron todo su cauce porque Endesa seguía abriendo las compuertas y manteniendo la cota de agua por debajo de los 300 msnm.

Endesa bajó demasiado el nivel del embalse

“Con la bajada del nivel del embalse por debajo de sus cotas mínimas se pusieron al descubierto sedimentos acumulados durante treinta años, y que hasta ese momento tenían una movilidad muy reducida bajo el agua”, afirma la Xunta, que rechaza los argumentos de los peritos de Endesa de que el suceso fue casual y debido “a una dinámica natural (transporte fluvial de sedimentos) sobre la que han confluido circunstancias meteorológicas extraordinarias (lluvias especialmente intensas) de carácter imponderable (no previsibles)”.

Esas explicaciones no convencen a los técnicos del Gobierno autonómico, que responden que , si bien las lluvias de agosto fueron elevadas para lo que es habitual en el verano, “no son excepcionales”. “El proceso de turbidez (…) se habría producido aún con más graves consecuencias en septiembre, octubre y noviembre, cuando comienza el período de lluvias”, añaden. “La bajada de la cota mínima del embalse por debajo de la cota habitual fue un factor determinante que favoreció que el episodio del año 2020 fuera muy superior tanto en intensidad como en duración con respecto a los ocurridos en otros años”, concluye.

El Eume, contaminado a su paso por las Fragas do Eume.
El Eume, contaminado a su paso por las Fragas do Eume.  COLECTIVO TERRA PONTEDEUME

La Xunta también rechaza que Endesa pretenda ampararse en que pocos meses antes había solicitado un cambio en las normas y en el plan de explotación de la presa para rebajar su cota mínima, porque, precisamente, esas nuevas normas no fueron aprobadas por la Administración dado que la compañía “no dio suficiente cumplimiento a los requisitos técnicos y formales requeridos”.

La afección sobre la salud pública es lo que más preocupa a las organizaciones ecologistas que llevan años denunciando la situación

Asimismo, niega que no se hayan evidenciado daños al ecosistema, tal y como sostiene la compañía: “Estos daños se deberán analizar a más largo plazo para ver posibles alteraciones en elementos de calidad biológica, por ejemplo la fauna bentónica de invertebrados presente de forma habitual en el río, así como afecciones a la morfología del cauce a consecuencia de los arrastres producidos”.

Precisamente esa circunstancia y la afección sobre la salud pública es lo que más preocupa a las organizaciones ecologistas que llevan años denunciando la situación, y que incluso, como en el caso de la asociación Petón do Lobo, especializada en advertir sobre los peligros de la minería en Galicia, se han personado en la causa.

Niveles tóxicos de mercurio, hierro y aluminio

Los ecologistas advierten de los nocivos efectos de la presencia en el agua del Eume de metales altamente tóxicos como mercurio, hierro y aluminio. Entre agosto y noviembre del año pasado los análisis de las aguas del Eume detectaron niveles superiores a los máximos establecidos por las normas de seguridad.

“Endesa abrió las compuertas pese a que era consciente de que esos metales pesados están en el agua”, dice Ana Varela, portavoz de Petón do Lobo. “La multa está bien y es un paso adelante, pero no podemos limitarnos a que Endesa la pague y no pase nada más. No basta con depurar responsabilidades administrativas, porque también puede haberlas de tipo penal, por la presunta comisión de delitos contra el medio ambiente y contra la salud pública, y, por supuesto, políticas, porque la Xunta es conocedora de esta sociedad desde hace años y no ha hecho nada para evitarlo”, dice Varela, quien reclama la dimisión de la Conselleria de Infraestructuras del Gobierno de Feijóo, Ethel Vázquez.

Varela también exige la actuación de oficio por parte de la Fiscalía y conmina a las administraciones a efectuar un estudio sobre la población de la comarca del Eume para detectar cómo ha afectado a su salud el consumo de agua proveniente del pantano “tras décadas de minería irresponsable” por parte de la misma empresa que el año pasado contaminó el río.

Endesa, propiedad de la eléctrica italiana Enel y presidida por el ex mistro franquista Rodolfo Martín Villa desde que el Gobierno de José María Azar la privatizó, obtuvo el año pasado 1.394 millones de euros de beficios netos, más de un 700% más que en el 2019. Sólo en el primer trimestre del 2021 ya ha obtenido 491 millones, lo que, según indica la propia compañía, “confirma sus objetivos financieros para el ejercicio”.

La central nuclear de Trillo pateix un incendi de 15 minuts en un transformador que obliga a aturar el reactor

El foc no ha afectat els sistemes de seguretat i, segons la central, no ha tingut impacte en els treballadors ni en el medi ambient. S’ha classificat provisionalment amb nivell 0 en l’Escala Internacional de Successos Nuclears i radiològics (INES)

https://www.eldiario.es/castilla-la-mancha/central-nuclear-trillo-sufre-incendio-15-minutos-transformador-obliga-parar-reactor_1_7938174.html

El titular de la central nuclear de Trillo (Guadalajara) ha notificado al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), siguiendo el procedimiento establecido, que a las 00.24 horas se ha declarado un incendio superior a diez minutos en un transformador principal que ha originado la parada automática del reactor y la transferencia de la alimentación exterior desde la red de 400 kV a la red de 220 kV. Continua la lectura de La central nuclear de Trillo pateix un incendi de 15 minuts en un transformador que obliga a aturar el reactor

149 ciutats espanyoles hauran de crear zones de baixes emissions com la que ha decaigut a Madrid pels recursos del PP

La llei de Canvi Climàtic que s’aprova definitivament demà dijous estableix que les urbs amb més de 50.000 veïns adoptin aquesta mesura, que és una tendència consolidada a Europa per la seva eficàcia: estan actives més de 300 àrees de trànsit restringit per millorar l’aire que respiren els ciutadans.

https://www.eldiario.es/sociedad/149-ciudades-espanolas-deberan-crear-zonas-bajas-emisiones-decaido-madrid-recursos-pp_1_7922981.html Continua la lectura de 149 ciutats espanyoles hauran de crear zones de baixes emissions com la que ha decaigut a Madrid pels recursos del PP

Molins de vent en una badia de postal? La batalla pel macroparc eòlic marí de Roses

Un promotor presenta un projecte de 65 molins de 250 metres a uns vint quilòmetres d’un dels paisatges més icònics de la Costa Brava. Malgrat que no s’han iniciat ni tan sols els tràmits, ha suscitat el rebuig d’amplis sectors, des ecologistes fins a empresaris del turisme

https://www.eldiario.es/catalunya/molinos-viento-bahia-postal-batalla-macroparque-eolico-marino-roses_1_7891716.html

Son algo más de 15 kilómetros de una de las costas más retratadas de España. Destino de cientos de miles de turistas en verano, el Golfo de Roses es un paisaje icónico de la Costa Brava, en Girona, enclavado entre tres importantes parques naturales: Cap de Creus, Aiguamolls y Montgrí i Illes Medes. Pero además, desde hace unos meses, es también el lugar en el que se plantea instalar un parque eólico flotante, el primero de grandes dimensiones en España, que ha suscitado el rechazo de amplios sectores del territorio. Comenzando por los ambientalistas, que le ven numerosos riesgos, hasta el empresariado turístico, que teme que la hilera de molinos estropee una imagen de postal. Por su parte, los ayuntamientos de los seis municipios que comparten horizonte (Cadaqués, Roses, Castelló d’Empúries, Sant Pere Pescador, L’Escala y Torroella de Montgrí) también han expresado su oposición. Continua la lectura de Molins de vent en una badia de postal? La batalla pel macroparc eòlic marí de Roses

Andalusia viu l’expansió dels horts solars sense eines per mitigar el seu impacte

La comunitat tramita simultàniament centenars de projectes que ocuparien centenars de milers d’hectàrees, mentre els ecologistes adverteixen de l’afecció sobre el paisatge, els sòls fèrtils i els hàbitats de fauna amenaçada.

https://www.eldiario.es/andalucia/sostenibilidad/andalucia-vive-boom-huertos-solares-herramientas-mitigar-impacto_1_7887999.html

Andalucía es la región española donde el sol brilla más días del año, con zonas que superan las 3.000 horas al año. Tanto sol está despertando ahora el interés de decenas de empresas, dispuestas a instalar huertos solares por doquier. La Junta de Andalucía está tramitando simultáneamente autorizaciones para cientos de parques solares fotovoltaicos. Solo el de Caniles-Baza (Granada) sumará por sí solo el doble de la capacidad que tiene actualmente toda la provincia para generar energía fotovoltaica.

Regantes de la zona norte de Granada rechazan la instalación de una planta fotovoltaica porque invade 700 hectáreas de terrenos agrícolas Continua la lectura de Andalusia viu l’expansió dels horts solars sense eines per mitigar el seu impacte

Guerra contra una central tèrmica: “Ens posen una xemeneia que escup substàncies cancerígenes a la banda de casa”

Els habitants de Montsó (Osca) protesten contra una incineradora on es cremarien 1.200 tones de serradures a el dia a tres pams de nassos de la població. La incineradora pretén construir-se en un terreny de la que va ser ‘mà dreta’ de president aragonès Javier Lambán.

https://www.publico.es/sociedad/guerra-central-termica-ponen-chimenea-escupe-sustancias-cancerigenas-lado-casa.html

La incineradora ya estaría en marcha si Ecologistas en Acción no llevara peleando años contra el proyecto con el apoyo explícito de varios miles de habitantes de Monzón, una de los mayores municipios de Aragón, con sus algo más de 17.000 habitantes censados. La organización medioambientalista ha conseguido ralentizar todo el proyecto mediante una batería de recursos contencioso-administrativos donde se cuestiona, entre otras cosas, las chapuzas e irregularidades a su juicio cometidas durante la tramitación del expediente, al tiempo que se denuncian los peligros de vivir junto a una enorme chimenea de sesenta metros de altura liberando al aire 8.000 horas al año toneladas de óxidos de nitrógeno y azufre, compuestos orgánicos volátiles, benzopirenos y cientos de sustancias cancerígenas y partículas letales. Continua la lectura de Guerra contra una central tèrmica: “Ens posen una xemeneia que escup substàncies cancerígenes a la banda de casa”

La incalculable petjada de carboni del criptoarte i els NFT

La crítica sobre l’enorme impacte ecològic de la tecnologia blockchain s’estén ara als NFT, que estan explotant com a vehicle de compravenda per a l’art digital.

La xarxa Bitcoin consumeix en un any la mateixa energia que Noruega, segons l’Índex sobre consum elèctric del Bitcoin de la Universitat de Cambridge, la principal font sobre aquesta problemàtica

https://www.eldiario.es/tecnologia/moda-nft-salirle-cara-planeta_1_7847137.html Continua la lectura de La incalculable petjada de carboni del criptoarte i els NFT

La UE acorda reduir les seves emissions de CO2 almenys un 55% el 2030

La llei climàtica europea és la llei de les lleis que estableix el marc per a la legislació de la UE relacionada amb el clima, va dir en un comunicat el ministre portuguès de Medi Ambient i Acció Climàtica, João Pedro Matos Fernandes.

El Consejo (los países) y el Parlamento europeos alcanzaron este miércoles un acuerdo político provisional que establece como ley el objetivo de una Unión Europea (UE) climáticamente neutra para 2050 y un objetivo colectivo de reducción neta de emisiones de gases de efecto invernadero de “al menos el 55%” para 2030 en comparación con 1990.

“Estamos muy contentos con el acuerdo provisional alcanzado hoy. La ley climática europea es ‘la ley de las leyes’ que establece el marco para la legislación de la UE relacionada con el clima durante los próximos 30 años”, dijo en un comunicado el ministro portugués de Medio Ambiente y Acción Climática, João Pedro Matos Fernandes, cuyo país ocupa la presidencia de turno de la Unión Europea.

Alcanzar un acuerdo en ese aspecto fundamental de la llamada Ley del Clima le permite a la UE, entre otras cosas, presentarse con un reforzado mensaje de ambición medioambiental en la cumbre virtual convocada para este jueves por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

EEUU convoca una cumbre climática

La Casa Blanca anunció la convocatoria el pasado enero de una cumbre internacional de líderes en la que Estados Unidos intentará dejar claro el cambio de rumbo de la Administración de Joe Biden en materia de políticas medioambientales.

Biden firmó la vuelta de Estados Unidos a los Acuerdos de París poco después de poner un pie en la Casa Blanca y tiene previsto promulgar nuevos decretos con los que “atajar la crisis climática”, tanto dentro como fuera de las fronteras norteamericanas, según un comunicado de su oficina.

Washington se ha fijado la cuestión medioambiental como un “elemento esencial de la política exterior y de la seguridad nacional” e incluso plantea “un significativo incremento de la ambición global” en la reducción de emisiones de gases contaminantes , con el objetivo de alejar un horizonte “peligroso” y “potencialmente catastrófico” para el planeta. Estados Unidos se marca ahora 2050 como horizonte para lograr la neutralidad de carbono.

España participa en la cumbre

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, participará en esta cumbre de líderes contra el cambio climático a la que ha sido invitado por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, este jueves y viernes.

La ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha confirmado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la asistencia de Sánchez al encuentro en el que participarán 40 jefes de Estado y de Gobierno y que coincidirá con la celebración del Día Mundial de la Tierra el 22 de abril.

“Una cumbre promovida por Estados Unidos que refleja la importancia de la transición ecológica en el ámbito internacional”, ha destacado Montero que señala que el país norteamericano vuelve así a poner en escena un “problema” en el que ese país tiene un “papel fundamental que jugar”.

No obstante, la ministra ha afirmado que en lucha contra el cambio climático España es “uno de los países más comprometidos” y ha recordado que el 37 por ciento de los fondos de recuperación se destinarán a actuaciones ligadas a la transición ecológica.