Arxiu d'etiquetes: ciència

La pressió per treure bones notes mata l’interès per les matemàtiques

Alguna cosa no funciona. Els països on es promou un alt rendiment en matemàtiques són precisament aquells on els joves mostren menys interès per l’assignatura

Encara que compleixin els alts estàndards acadèmics, els alumnes mostren menys interès per l’assignatura en aquells països les cultures premien un major rendiment

https://www.lavanguardia.com/ciencia/20201128/49741944755/buenas-notas-mata-interes-matematicas.html

 A esta paradójica conclusión ha llegado un nuevo estudio publicado esta semana en Frontiers in Psychology . La investigación sugiere que los altos logros en matemáticas a nivel nacional combinados con las presiones sociales pueden afectar al gusto por el estudio, especialmente en las chicas.

Que los alumnos se muestren interesados por sus materias resulta positivo por muchos motivos. Es probable que los pupilos experimenten más satisfacción en las clases y que también obtengan mejores resultados.

A mayor interés

Es probable que los alumnos experimenten más satisfacción en las clases y que obtengan mejores resultados

En el caso concreto de las matemáticas, las chicas son las que menos se benefician de su disfrute. Muchas investigaciones han encontrado que las jóvenes se sienten menos atraídas por la asignatura que sus compañeros. Sin embargo, hay algunos países en los que ocurre lo contrario, como es el caso de Malasia.

Independientemente de a quién le gusten más las matemáticas, una brecha de género en el interés por una materia clave puede considerarse igualmente problemática, apunta en el artículo el autor del estudio Kimmo Eriksson, profesor en la Universidad de Mälardalen y en la de Estocolmo, ambas en Suecia.

Estudiantes en clase de matemáticas en una escuela de secundaria en Finlandia
Estudiantes en clase de matemáticas en una escuela de secundaria en Finlandia (.)

Eriksson analizó las características sociales que podrían relacionarse con semejantes diferencias en más de 500.000 estudiantes. Estos tenían entre 14 y 15 años, y representaban a 50 países de todo el mundo. Los datos se obtuvieron a partir de las evaluaciones internacionales del conocimiento en matemáticas y ciencias TIMSS (Trends in Mathematics and Science Survey) llevadas a cabo entre los años 2011 y 2015.

El investigador halló que un nivel más alto de rendimiento en matemáticas en una sociedad está vinculado a un nivel más bajo de interés en el trabajo escolar en la asignatura. En este caso, eran los chicos quienes sentían más atracción por la ciencia. Japón, Suecia o Nueva Zelanda son tres países en los que se vio este resultado.

En cambio, a las chicas les gustaban especialmente las matemáticas en aquellos países donde el interés era mayor a nivel general. Así ocurrió en Omán, Malasia o Palestina, lugares no tan enfocados en un alto rendimiento.

Como Omán o Malasia

La chicas se mostraban especialmente interesadas por las matemáticas en los países donde el interés era mayor a nivel general

Eriksson explica que una cultura que se centra en sacar buenas notas puede generar peores relaciones entre estudiantes y profesores, o un autoconcepto académico de los alumnos más negativo. En este contexto, aunque un estudiante se esfuerce puede fracasar en cumplir con los altos estándares académicos. Y es normal frustrarse y cogerle manía a una asignatura en semejante situación.

Para explicar las diferencias de género, el autor plantea una hipótesis en función de las interacciones entre los alumnos. Según él, los niños y niñas que hayan perdido el interés influirán de manera negativa en los otros alumnos. Pero no lo harán de la misma manera en todos.

El desafío para solucionar las desigualdades pasa por mejorar el interés en el trabajo escolar
El desafío para solucionar las desigualdades pasa por mejorar el interés en el trabajo escolar (Pxhere)

“Mi teoría es que las niñas son especialmente susceptibles a semejante influencia social”, expone por correo electrónico el autor. Se trata de un planteamiento en línea con investigaciones anteriores, que han encontrado una mayor conformidad social entre niñas y mujeres que entre niños y hombres. El próximo paso, por tanto,será diseñar estudios que busquen explicaciones a las brechas de género.

El desafío para solucionar las desigualdades pasará por mejorar el interés en el trabajo escolar en matemáticas mientras se mantienen altos niveles de rendimiento de los estudiantes, añade Eriksson, quien pone como modelo de buena praxis a Singapur. “El país se las arregla para tener un rendimiento extremadamente alto pero sin que los alumnos pierdan el interés”, dice.

Si bien estudio se centra solo en las matemáticas, Eriksson razona que los efectos de la cultura del logro podrían resultar más pronunciados en materias de las áreas científicas y tecnológicas que en otras asignaturas. Así, historia o lengua no tendrían por qué mostrar diferencias tan acusadas. De nuevo, futuras investigaciones serán necesarias para esclarecerlo.

Claus per connectar millor el medi ambient amb la infància

És tracta d’un paral·lelisme entre el periodisme científic, que tradueix, transposa i interpreta el llenguatge dels científics a un altre més majoritari, amb el treball per apropar la natura al públic infantil. Es tracta d’adaptar-lo al seu llenguatge, amb rigor, sí, però traduint-lo perquè s’ho facin seu.

Claves para conectar mejor el medioambiente con los niños

El segundo encuentro ‘on line’ de ‘Lecturas Verdes’, organizado por la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA), reunió a dos periodistas involucrados con la transmisión de conciencia ambiental a los más pequeños: Julio Martínez, que ha participado en la publicación de cuatro volúmenes de cuentos trilingües infantiles con la casa francesa Éditions Jarvin Crew, y Maribel Orgaz, que aparte de publicar ‘La salvaje belleza alada’, un libro con pequeños esbozos de animales y plantas de la sierra de Guadarrama, puso en marcha en 2005 su proyecto ‘Ocio en Familia’, muy centrado en la salida al campo con niños y niñas. Ambos nos dieron interesantes claves para conectar el medioambiente con las novísimas generaciones. Continua la lectura de Claus per connectar millor el medi ambient amb la infància

Els virus, les vacunes i altres temes científics en llibres infantils

La bona divulgació científica sol emprar paraules senzilles. La Ciència utilitza moltes metàfores i comparacions, es recolza constantment en recursos literaris. Gairebé tots els grans troballes científiques es poden comptar en forma de relat i es poden il·lustrar amb figures literàries.

Los virus, las vacunas y otros temas científicos en libros infantiles

Hoy en ‘El Asombrario’ toca hablar de ciencia para niñas y niños con la excusa de la llegada a las librerías de la colección ‘Científicamente’, libros escritos por Ana Alonso y publicados por Loqueleo. Hemos hablado con su autora. Y ya que nos adentramos en este apasionante mundo y seguimos en la emergencia sanitaria de la pandemia, os recomendamos varios libros para entender mejor el mundo de los virus y las vacunas. Continua la lectura de Els virus, les vacunes i altres temes científics en llibres infantils

Espais residuals: el tercer paisatge

Els secarrals constitueixen ecosistemes molt singulars, ecològicament complexos i fràgils, de gran biodiversitat i infravalorats per la ciència. Són territoris que evolucionen, sense intervenció humana, cap a paisatges secundaris regits per una eficaç dinàmica vital. Les Moles és un bon exemple.

L’espai residual és el resultat de l’abandonament d’un terreny anteriorment explotat. El seu origen és múltiple: agrícola, industrial, urbà, turístic, etc. Espai residual és sinònim de terreny erm.

https://www.eldiario.es/ultima-llamada/espacios-residuales-tercer-paisaje_132_6399748.html

Hay una manera de entender el ocio promovida por el capitalismo más feroz que es insostenible y sin embargo se ha impuesto en los “países desarrollados” en las últimas cinco décadas. Un brevísimo tiempo en la historia de la humanidad cuyas consecuencias son más terribles que una guerra convencional en lo que se refiere a la destrucción del mundo y el imaginario social. Nos empujan a vivir sin límites al consumo como si esta tierra pudiera sostener esa demanda desbocada. Es el caso de los Conglomerados de Ocio y Consumo como el que la multinacional Intu se empecina en levantar en Paterna. Continua la lectura de Espais residuals: el tercer paisatge

Confirmat: hi ha aigua a la Lluna

La NASA anuncia la detecció de molècules d’aquesta substància en la superfície lunar. Uns 40.000 quilòmetres quadrats de la superfície lunar tindrien la capacitat de retenir aigua gelada.

https://www.lavanguardia.com/ciencia/20201026/4911746039/nasa-moleculas-agua-superficie-luna.html

La NASA confirma la existencia de moléculas de agua en la Luna. Las investigaciones detrás del descubrimiento se publican hoy en la revista Nature Astronomy. Un total de dos artículos que indican la detección de moléculas de esta sustancia de forma inequívoca, así como la existencia de pequeñas áreas en la superficie del satélite donde el agua podría quedar atrapada de manera estable. Estos hallazgos pueden tener implicaciones para las futuras misiones a la Luna. Continua la lectura de Confirmat: hi ha aigua a la Lluna

La ciència es posiciona contra Trump

Les principals publicacions científiques publiquen per primera vegada en segles d’història editorials demanant el vot en contra de l’actual president dels EUA.

No sé qui té raó i qui no, però el que si està clar és que el president dels Estats Units d’Amèrica té una posició totalmet contrària a les fases del mètode científic.

https://www.lavanguardia.com/ciencia/20201009/483954856923/revistas-ciencia-contra-trump.html

El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha logrado lo que nunca antes ningún otro presidente había conseguido: que las revistas científicas más prestigiosas del planeta por primera en sus más de dos siglos de historia se posicionen contra un candidato a la presidencia.

La última en unirse al movimiento anti-Trumpista ha sigo el New England Journal of Medicine (NEJM), la revista médica decana por excelencia. En sus 208 años de existencia, siempre se había mantenido al margen de la política y jamás había dado su apoyo o condenado a un candidato político. Y sin embargo, esta semana publica un editorial firmada por sus 34 editores, 33 de los cuales de los EE.UU., en que acusan a Trump de haber convertido la crisis del coronavirus en tragedia.

De esta forma, la NEJM se une a otra de las publicaciones más prestigiosas y con mayor influencia, Scientific American, que en septiembre tomó una iniciativa sin precedentes y decidió apoyar abiertamente al candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden.

La pandemia causaría estragos en cualquier nación y sistema, pero el rechazo de Trump a la evidencia [científica] y a las medidas de salud pública ha sido catastrófico”, afirmaba el editorial.

Otras publicaciones, como Nature, Science, Lancet, British Medical Journal, JAMA, si bien no han publicado un editorial posicionándose abiertamente en contra de Trump, informan intensamente de los ataques del presidente norteamericano a la ciencia. Sin ir más lejos, Nature publicaba el 5 de octubre un artículo sobre el impacto nefasto de los cuatro años de mandato Trumpista, desde la prohibición de viajes de los científicos, a los vuelos tripulados al espacio, a la gestión nefasta de la crisis sanitaria causada por el coronavirus.

El texto aseguraba que el presidente no había hecho de la ciencia una prioridad; había propuesto recortes masivos en muchas instituciones científicas clave; había decidido abandonar el acuerdo nuclear con Irán y el Acuerdo de París para luchar contra el cambio climático. Aunque es, seguramente, su respuesta a la pandemia de Covid, negando la evidencia científica, lo que ha llevado a las revistas a reaccionar.

Marisa Aguinaga, la primera agent rural de Catalunya

Molt contenta de fer referència a aquesta notícia al bloc. El 1992 va trencar esquemes a l’entrar en aquest cos especial en què encara, avui dia, elles només són el 13%.

“No han de deixar-se vèncer per les dificultats. Han de lluitar pels seus somnis perquè és possible, les dones també podem ser unes excel·lents agents rurals “.

https://www.lavanguardia.com/natural/espacios-naturales/20200906/483287911949/aguinaga-mujer-agents-rurals.html Continua la lectura de Marisa Aguinaga, la primera agent rural de Catalunya

SOS medi ambient: 20 periodistes assassinats per informar sobre la degradació del planeta

Cobrir informació sobre atemptats ecològics s’ha convertit en una pràctica de risc creixent. A l’almenys dos periodistes són cosits a trets cada any i desenes pateixen amenaces, presó i fustigació per complir amb el seu treball en casos de desforestació, contaminació o depredació de recursos naturals, segons un informe difós per Reporters sense Fronteres.

https://www.publico.es/sociedad/medio-ambiente-sos-medio-ambiente-20-periodistas-asesinados-informar-degradacion-planeta.html Continua la lectura de SOS medi ambient: 20 periodistes assassinats per informar sobre la degradació del planeta

L’OMS insisteix: si hi ha quadres greus i morts en nens malgrat no ser comuns

Encara que no és comú, hi ha casos greus i morts per coronavirus reportats en nens, segons ha recordat l’Organització Mundial de la Salut (OMS) aquest dijous, demanant tenir en compte una sèrie de recomanacions abans de reobrir les escoles i examinar el context de transmissió local .

“Tenim exemples de nens que han desenvolupat malaltia greu i requerit cures intensives, i alguns han mort. No podem dir que la malaltia és universalment lleu o asimptomàtica en nens”, ha ressaltat en roda de premsa aquest dijous la epidemiòloga líder de l’OMS, Maria Van Kerkhove, que ha apuntat que reobrir les escoles enmig de la pandèmia de Covid-19 és una decisió complexa, que s’ha de prendre a nivell local i comptar amb plans de seguretat.

https://amp.lainformacion.com/mundo/oms-insiste-cuadros-graves-muertes-ninos-no-comunes-covid-vuelta-cole/2813590/?utm_source=upday&utm_medium=referral

La doctora ha aclarado que los estudios aún continúan en curso, pero que aquellos publicados hasta ahora sugieren que, al comienzo de la pandemia, cuando la mayoría de los niños se encontraban en casa, fueron infectados a través del contacto con sus padres u otros adultos, pero también se comprobó que los niños infectaron a los mayores, aunque en una tasa más baja.

“Los niños y adolescentes pueden ser infectados, y algunos estudios indican que hay una diferencia en seroprevalencia dependiendo de las edades, los niños más jóvenes tienen el menor riesgo, que va a aumentado con su edad. Los adolescentes tienen tasas de infección similar a la de los adultos jóvenes”, ha explicado. Van Kerkhove ha asegurado que los estudios de transmisión más recientes también han encontrado una diferencia entre edades. “Vemos diferencias en la transmisión de los niños, todos pueden transmitir la enfermedad, pero parece ocurrir más entre los mayores”, ha detallado. Continua la lectura de L’OMS insisteix: si hi ha quadres greus i morts en nens malgrat no ser comuns

La ciència argentina explora els límits de la telemedicina a l’Antàrtida

Les tripulacions de l’Antàrtida porten mesos exposades a condicions de confinament i aïllament extremes, a l’igual que estarien els astronautes en els seus viatges espacials, i això canvia enormement les seves capacitats.

https://www.lavanguardia.com/vida/20200826/483080122273/la-ciencia-argentina-explora-los-limites-de-la-telemedicina-en-la-antartida.html

Javier Castro Bugarín

Buenos Aires, 26 ago (EFE).- Miles de kilómetros separan Buenos Aires de las bases científicas argentinas de Carlini y Belgrano II en la Antártida. Allí la vida no es en absoluto sencilla: en la Belgrano II, por ejemplo, el mercurio se desploma hasta los 60 grados Centígrados bajo cero en invierno y sus habitantes pasan cuatro meses al año en total oscuridad, unas circunstancias que, pese a todo, resultan ideales para la investigación espacial.

¿Cómo es esto posible? Existen algunos lugares en la Tierra cuyas condiciones extremas son muy similares a las que un astronauta se encontraría en el espacio exterior, ya sea por su climatología, su terreno o sus particularidades biológicas, unos emplazamientos que se conocen como “análogos espaciales”.

Por el momento, ni la Belgrano II ni la Carlini son consideradas como análogas espaciales, pero sus condiciones de aislamiento extremo han llevado a un grupo de científicos de varios países, entre ellos Argentina, a probar en estas bases desde finales del año pasado el ‘Tempus Pro’, un dispositivo de telemedicina que podría ser empleado por los futuros exploradores espaciales en sus travesías por el cosmos.

“Es un dispositivo que se encuentra ya disponible en el mercado, pero el interés era probarlo en una condición extrema antes de ser llevado a las condiciones reales del espacio”, explica a Efe Daniel Vigo, uno de los científicos participantes gracias a su trabajo como investigador independiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (Conicet) y de la Universidad Católica Argentina (UCA).

Además de la participación de instituciones argentinas como el Conicet, el Instituto Antártico Argentino, el Comando Conjunto Antártico y las universidades de la UCA y la Nacional de Quilmes, en el proyecto con el ‘Tempus Pro’ también está presente la Agencia Espacial Europea, a través del científico Víctor Demaría Pesce.

EL PROYECTO GLOBAL: CRONOBIOLOGÍA DEL AISLAMIENTO ANTÁRTICO

Para explicar el alcance de esta investigación, primero hay que remontarse a 2014, cuando Vigo y otros científicos comenzaron un proyecto conocido como “Cronobiología del Aislamiento Antártico: la utilización de la Base Belgrano II como análogo espacial”.

El propio nombre da pistas sobre la naturaleza de este experimento, que consiste en estudiar los efectos que tendría un año de aislamiento extremo sobre los ritmos biológicos del ser humano.

“Lo que se simula, en particular, en la Antártida, son las condiciones de aislamiento y confinamiento extremas. Tal vez sea el lugar más aislado de la Tierra donde hay algún tipo de asentamiento humano”, asevera Vigo, aclarando que allí no se simulan “ni la falta de gravedad, ni la exposición a radiaciones propias del espacio”.

En ese sentido, el investigador del Conicet señala que los sujetos que pasan un año en la Antártida conviven con los conocidos como “fotoperiodos extremos”, derivados de estar expuestos durante cuatro meses a iluminación completa y otros cuatro meses a oscuridad total, que terminan por “desincronizar” los ritmos biológicos de esas personas.

Otra de las particularidades de la Belgrano II es su meteorología extrema: construida sobre un suelo de rocas y situada a -77 grados de latitud, a unos 1.300 kilómetros del Polo Sur, allí el frío es tan intenso que sus habitantes pasan buena parte del año resguardados.

“En invierno, las salidas que hacen son bastante limitadas, con lo cual están más bien confinados dentro de la estación. Eso es lo que para nosotros es de interés, el confinamiento al que se ven sometidos”, argumenta Vigo.

EL DISPOSITIVO EN CUESTIÓN: ‘TEMPUS PRO’

A raíz de esas investigaciones en la Belgrano II, Daniel Vigo y el resto de investigadores entablaron contacto con uno de los científicos de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), Víctor Demaría Pesce, con quien comentaron la posibilidad de “vincular” la actividad científica en la base con los intereses de la ESA.

De ese ánimo colaborativo surgió el proyecto con el ‘Tempus Pro’, un dispositivo de telemedicina diseñado en Reino Unido que ya había sido utilizado por la ESA en 2017 tras el regreso del astronauta francés Thomas Pesquet de la Estación Espacial Internacional.

Pero, ¿qué hace especial a este objeto de forma cuadrada, provisto de una pantalla, botones y varios cables?

En palabras de Vigo, el ‘Tempus Pro’ funciona a través de una conexión por satélites y en él se monitorean los signos vitales del paciente, pudiendo hacer distintas pruebas médicas, como ecografías o intubaciones, mientras los datos se envían en tiempo real a un médico situado en otro lugar, que puede ser tan lejano como otro planeta.

“Es un dispositivo de telemedicina muy sofisticado, que permite operar también a usuarios inexpertos, no sólo a médicos encargados de una expedición”, cuenta el científico del Conicet.

Con el ‘Tempus Pro’ también se puede conectar un desfibrilador en caso de paro cardiorrespiratorio, convirtiéndolo en un dispositivo ideal para supervisar la salud de los astronautas en futuras misiones a la Luna o Marte.

EL LUGAR: LAS BASES ARGENTINAS EN LA ANTÁRTIDA

Tras varios meses de preparativos, Daniel Vigo y Víctor Demaría Pesce viajaron a la Antártida en 2019 para implantar allí el ‘Tempus Pro’, que desde entonces se utiliza en las bases de Belgrano II y Carlini.

En estos asentamientos, los científicos recrean los escenarios médicos que podrían encontrarse los astronautas en el espacio: fracturas, problemas respiratorios o cardiorrespiratorios y los protocolos médicos a seguir en estas situaciones, con conexión en tiempo real entre los médicos de las bases y otros ubicados en Buenos Aires.

Ahora bien, ¿por qué irse hasta la Antártida para probar este dispositivo, en lugar de hacerlo en la capital argentina? Pues porque las tripulaciones de la Antártida llevan meses expuestas a condiciones de confinamiento y aislamiento extremas, al igual que estarían los astronautas en sus viajes espaciales, y eso cambia enormemente sus capacidades.

“No es lo mismo una persona que tal vez esté en un sector urbano, con todas las comodidades, que la dotación antártica, que ya estuvo seis meses expuesta a condiciones adversas. Eso es justamente lo que se pretende evaluar”, argumenta Vigo, quien califica de “exitosas” las pruebas realizadas hasta el momento.

Aunque no se trata de un proyecto exento de desafíos, puesto que tres ministerios argentinos y varias instituciones internacionales están involucradas en esta investigación, haciendo de la coordinación el mayor reto para los científicos.

Fuera de esos detalles, con todo, la colaboración “fue máxima” y el proyecto está saliendo adelante sin mayores problemas, salvo por las dificultades económicas y sanitarias derivadas de la pandemia, puntualiza Vigo.

EL OBJETIVO FINAL: RECONOCER EL TRABAJO ARGENTINO EN LA ANTÁRTIDA

De hecho, todo este trabajo conjunto con el ‘Tempus Pro’ supone un “primer escalón” en la relación con la ESA, favorecida por la cercanía entre el país suramericano y la Antártida, la cual “facilita mucho la logística”.

“Este es el primer año del proyecto con la Agencia Europea y no tenemos previsto que finalice. En la medida en que seamos exitosos, esperamos que sea una colaboración de largo aliento”, confiesa el investigador del Conicet.

De forma simultánea, otro objetivo sobrevuela las aspiraciones de los científicos argentinos en el continente helado: el reconocimiento de su actividad científica en las bases Belgrano II y Carlini como “parte de la actividad que se realiza en análogos espaciales a nivel mundial”.

“La Belgrano II es una de las no tantas bases que, estando relativamente cerca del polo, al mismo tiempo está al nivel del mar, con lo cual posiciona la base muy favorablemente para hacer control y comparación de los estudios que se llevan adelante en las bases que están a mayor altura”, estima Daniel Vigo.

En definitiva, reconocer la importancia de unos asentamientos antárticos que quizá sean claves en la preparación del ser humano para explorar otros mundos, una posibilidad cada vez más próxima en el tiempo. EFE

jacb/cjn/eat