Arxiu d'etiquetes: astronomia

S’acosten enormes tempestes solars entre 2026 i 2030

Enormes tempestes solars que posaran en escac als satèl·lits propers a la Terra i al sistema de comunicacions del nostre planeta passaran a la fi del present cicle solar, entre 2026 i 2030. L’energia de les gegantines flamarades solars també seria una amenaça per a possibles missions espacials .

https://www.elperiodico.com/es/tendencias21/20210521/avecinan-enormes-tormentas-solares-2026-11748281

Se avecinan enormes tormentas solares entre 2026 y 2030

Durante el período final del actual ciclo solar, concretamente entre 2026 y 2030, poderosas tormentas solares amenazarán a las redes de comunicaciones y a los satélites que rodean a la Tierra, según un nuevo estudio realizado en la Universidad de Reading. Además, podrían ser un grave problema para diferentes misiones espaciales que están planificadas para esos años.

 Es el caso de la misión planeada por la NASA para volver a llevar humanos a la Luna. La misión Artemis, ideada para 2024, podría retrasarse hasta fines de esta década y coincidir con el período de mayor riesgo de tormentas solares extremas.

De acuerdo a una nota de prensa, los científicos estudiaron la información correspondiente a 150 años de clima espacial y hallaron patrones que permiten identificar los períodos de eventos extremos.

Los ciclos solares y su impacto

Los ciclos solares tienen una duración aproximada de 11 años. Su cambio coincide con fuertes modificaciones en el campo magnético del Sol: los polos norte y sur cambian de lugar y se producen diferentes fenómenos que afectan directamente a la superficie solar.

Esto se manifiesta en forma de un incremento en las manchas solares, como así también de las erupciones solares y de las eyecciones de masa coronal.

Al igual que existen períodos de mayor actividad solar dentro de cada uno de los ciclos, también hay ciclos solares más intensos y otros más calmos.

Los especialistas buscan predecir las características de cada ciclo solar para evitar o reducir su impacto en la Tierra: las erupciones, llamaradas y fuertes emisiones de energía pueden tener consecuencias catastróficas sobre el sistema de comunicaciones terrestre.

Patrones para identificar eventos extremos

En la nueva investigación, los científicos descubrieron que los eventos más extremos tienen más probabilidades de ocurrir sobre el comienzo de los ciclos solares con numeración par y sobre la finalización de aquellos ciclos impares.

Vale recordar que actualmente nos encontramos transitando los primeros años del ciclo solar 25, que se inició en diciembre de 2019.

La probabilidad de eventos extremos también se incrementa en los períodos de mayor actividad solar, que coinciden con el denominado máximo solar: es el momento en el cual el Sol registra la mayor cantidad de manchas solares, y tiene lugar sobre la mitad del ciclo solar.

Otro indicador de eventos más intensos es la duración de los ciclos: aquellos que se extienden un poco más allá de los 11 años serían más proclives a registrar un clima más extremo.

De acuerdo a las conclusiones de esta investigación, publicada en la revista Solar Physics, todo indicaría que al transitar un período impar la mayor probabilidad de tormentas solares extremas se concretaría sobre el final del período.

Los expertos sostienen que entre 2026 y 2030 existirían grandes posibilidades de vivir eventos de estas características.

Tema relacionado: La actividad solar no tiene precedentes en más de mil años.

Campos magnéticos opuestos

¿Cuál es la causa? Los patrones descubiertos por los científicos estarían relacionados con la orientación del campo magnético solar: el mismo apuntaría en sentido inverso al campo magnético de la Tierra cuando comienzan los ciclos solares pares y cuando finalizan los impares.

En cualquier caso, tanto en la misión Artemis como en cualquier otro proyecto espacial que pueda concretarse en esos años se deberá considerar especialmente este pronóstico.

Un clima solar extremo puede ser directamente un sinónimo de fracaso y catástrofe: ¿se concretará entonces un retraso en la actividad de las misiones espaciales pensadas para el final de esta década?

Referencia

Extreme Space-Weather Events and the Solar Cycle. Owens, M.J., Lockwood, M., Barnard, L.A. et al. Solar Physics (2021).DOI:https://doi.org/10.1007/s11207-021-01831-3

Foto de portada:

Representación artística de partículas solares interactuando con la magnetósfera terrestre. Crédito: Wikimedia Commons.

Video y podcast: editados por Pablo Javier Piacente en base a elementos y fuentes libres de derechos de autor.

Música video y podcast: tobylane en Pixabay.

Detecten una nova superterra al voltant d’una estrella nana vermella

La nova superterra descoberta orbita al voltant de la seva estrella amb un període orbital de 2.4 dies i te una massa aproximada de 3 masses terrestres.

Ens trobem davant del planeta amb el segon període orbital més curt al voltant d’aquest tipus d’estrella. La massa i el període orbital d’aquest planeta suggereixen una composició rocosa, així com un radi estimat de 1.4 radis terrestres, que podrà ser confirmat amb futures observacions del satèl·lit .

https://www.publico.es/ciencias/investigacion-detectan-nueva-supertierra-alrededor-estrella-enana-roja.html

Un equipo de investigadores dirigido por Borja Toledo, estudiante de doctorado Severo Ochoa-La Caixa del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), ha descubierto una supertierra alrededor de GJ 740, una estrella enana fría situada a unos 36 años luz de la Tierra.

En un comunicado el IAC señala que en los últimos años se ha llevado a cabo un seguimiento exhaustivo de estrellas enanas rojas con el objetivo de encontrar exoplanetas orbitando a su alrededor y recuerda que estos cuerpos estelares poseen una temperatura efectiva comprendida entre 2.400 y 3.700 K (más de 2.000 grados más frías que el Sol) y una masa entre 0.08 y 0.45 masas solares. La nueva supertierra descubierta orbita su estrella con un período orbital de 2.4 días y posee una masa aproximada de 3 masas terrestres. Continua la lectura de Detecten una nova superterra al voltant d’una estrella nana vermella

Observen directament per primer cop un planeta fora del nostre sistema solar

És un planeta jove, molt més gran que Júpiter i s’hi està produint una violenta tempesta. Per primer cop s’ha fet un a observació directa d’un planeta que pertany a un altre sistema solar. S’ha dut a terme amb l’instrument GRAVITY, instal·lat en el sistema VLT (Very Large Telescope) que es troba al desert d’Atacama, a Xile. El VLT forma part de l’European Southern Observatory (ESO), la principal organització astronòmica europea.

La troballa s’ha publicat a la revista “Astronomy and Astrophysics”. L’article el signa un ampli equip internacional encapçalat per Sylvestre Lacour i Mathias Nowak, de l’Observatori de París.

Degut a la gran distància de la Terra i a la intensitat de la llum del seu estel, els exoplanetes -planetes que es troben en altres sistemes solars- són molt difícils d’observar directament. Per això s’utilitzen altres mètodes, com mesurar alteracions en el moviment que revelen l’existència d’un planeta que exerceix atracció gravitatòria.

A 129 anys llum

En aquest cas, els investigadors han aconseguit una observació directa de l’exoplaneta HR8799e, que orbita al voltant de l’estel HR8799, que està a uns 129 anys llum de la Terra, a la constel·lació de Pegàs. El planeta va ser descobert al novembre del 2010.

Forma part d’un sistema solar amb tres planetes més, tots ells més grans que els gegants gasosos del nostre sistema solar. HR 8799e, concretament, té una massa d’entre 5 i 13 de Júpiter.

Els investigadors han fet servir una nova tècnica anomenada interferometria òptica. Es basa en la combinació de diversos telescopis. En aquest cas, dos o més dels quatre grans telescopis del VLT, cada un dels quals té un mirall de 8,2 metres. La combinació dels diversos telescopis aconsegueix crear un “supertelescopi” amb 25 vegades la capacitat de resolució d’un de sol.

D’aquesta forma es pot capturar i analitzar la llum que l’estel reflexa en el planeta. Un dels punts més interessants és que HR8799e és un planeta molt jove en termes astrofísics -té uns 30 milions d’anys. Per això, pot proporcionar dades sobre la formació d’aquests astres i dels sistemes planetaris.

Més de mil graus de temperatura

La seva joventut fa que encara no s’hagi refredat gaire des de la seva formació. Això, juntament amb un potent efecte hivernacle produït per la seva atmosfera, fa que tingui una temperatura d’uns mil graus. Continua la lectura de Observen directament per primer cop un planeta fora del nostre sistema solar