Arxiu d'etiquetes: agricultura

Així contribueix a el canvi climàtic l’agricultura química que intoxica al Mar Menor

Entre 1961 i 2019 l’ús de fertilitzants sintètics ha crescut un 800%, la qual cosa constitueix un problema energètic i climàtic: gastem més de el 5% de gas natural mundial a extreure nitrogen de l’atmosfera.

https://www.eldiario.es/murcia/contribuye-cambio-climatico-agricultura-quimica-intoxica-mar-menor_1_8285602.html

Vemos las consecuencias de un largo proceso. Se ha señalado como responsable de la catástrofe de esta laguna litoral a la masiva aportación de nitratos y nitritos, esto es, al abono sintético. También se culpa a las algas, que ante la presencia de nutrientes crecen de forma desmesurada y disminuyen la penetración de luz solar y aceleran la disminución de oxígeno. Todo apunta a la agricultura.

Las claves para entender por qué el Mar Menor está en peligro

El nitrógeno y el fósforo en agricultura

En el mundo se producen 450 millones de toneladas de nitrógeno que se destinan a la agricultura. Entre 1961 y 2019 el uso de fertilizantes sintéticos ha crecido un 800 %, lo que constituye un problema energético y climático: gastamos más del 5 % de gas natural mundial en extraer nitrógeno de la atmósfera.

La agricultura contribuye al cambio climático. Dentro de la Hoja de Ruta del Hidrógeno en España –la apuesta por el hidrógeno verde del Gobierno– se quiere sustituir el gas natural para producir fertilizantes por energía renovable mediante el proceso Haber-Bosch. Para ello, se usa nitrógeno, potasa extraída de la roca y fósforo extraído de roca fosfórica. Un estudio de 2017 señala que en lo que llevamos de siglo XXI su uso ha crecido en un 41 %.

Además de ser un problema energético y climático, está detrás de la catástrofe del Mar Menor. Ese nitrógeno y fósforo que usa la agricultura acaban disipados, en parte en la atmósfera y en parte en los océanos. Ello a pesar de la convención de Naciones Unidas de 1992 que protege los océanos.

Entre 10,5 y 15,2 millones de toneladas de fósforo acaban cada año en los océanos. El nitrógeno provoca acidez: un pH menor de 7,8 hace que las aguas no sean aptas para la vida. No toda la acidez de los océanos está relacionada con el ciclo del carbono; la agricultura tiene parte de la responsabilidad.

Un sistema alimentario insostenible

El ciclo del nitrógeno y el fósforo ha sobrepasado los límites planetarios. En el largo plazo, si las tendencias no cambian, nos enfrentaremos en pocas décadas a un colapso del sistema alimentario global.

El uso de fertilizantes ha disminuido el fósforo del suelo: “El contenido de fósforo de nuestra tierra, después de años de cultivo, ha disminuido considerablemente. Necesita reponerse. La necesidad de un mayor uso de fosfatos y la conservación de nuestros suministros de fosfatos para las generaciones futuras es, por tanto, un asunto de gran preocupación pública”, señalaba F. D. Roosevelt en 1938.

Las reservas necesitan reponerse; el suministro de fosfato es una preocupación para generaciones futuras. En las últimas décadas se ha incrementado su uso en un 800 %. Hoy los agricultores afrontan una crisis de fósforo.

Operarios retiran los peces muertos que han aparecido en las playas del Mar Menor en Murcia, en foto de archivo. EFE/Juan Carlos Caval

Nitrógeno sintético

En la vida están involucrados pocos elementos: nitrógeno, oxígeno, carbono, hidrógeno, azufre y potasio. En 1974 J. Lovelock y L. Margulis observaron que la homeostasis de la Tierra se estaba viendo alterada por el uso de nitrógeno sintético. Es otra prueba de la llegada del Antropoceno.

El resultado es que este nitrógeno de síntesis interfiere en el ciclo natural del nitrógeno orgánico, lo que a su vez explica la necesidad de incrementar su uso. Hoy necesitamos diez calorías de energía fósil para obtener una caloría de alimentos; hace un siglo, una caloría fósil proporcionaba diez de alimentos.

La agricultura usa nitrógeno sintético, el 70 % del agua mundial, fósforo mineral y biocidas. Y el resultado es que se altera el ciclo del nitrógeno, el oxígeno y el carbono. Y una de las consecuencias es el desastre de Mar Menor.

Este tipo de catástrofes que ocurren a “cámara lenta” no se perciben: se pierden 75 000 toneladas de suelo fértil anual, 1 300 millones de personas viven en zonas agrícolas degradadas, un 25 % de suelo agrícola muestra pérdidas persistentes en productividad. Mientras tanto, se señala como culpable al impersonal cambio climático.

En el camino equivocado

La agricultura es responsable de la emisión de 6,1 Gt de CO₂ equivalente de carbono. Estas emisiones tienen lugar especialmente en primavera y otoño cuando los tractores remueven la tierra y los rayos de sol matan microorganismos que fijan nutrientes. El control de plagas contamina toda la planta y mata polinizadores; pero también la fertilidad que proporciona microorganismos.

Sabemos que los microorganismos están involucrados en el ciclo del nitrógeno, de la materia orgánica, del oxígeno y del carbono y participan en la producción de la molécula de dimetilsulfuro (DMS), clave en el crecimiento vegetal y la formación de nubes y lluvia.

Si las plantas agotasen los recursos, como suponía Justus von Liebig en 1864, nuestra civilización hubiera desaparecido hace miles de años. El concepto de capacidad de carga no explica la causa del problema, sino la consecuencia. El hombre cazador-recolector tiene un comportamiento ecológico; la agricultura actual respecto a la de las civilizaciones persa y egipcia es cuantitativa. Para Paul Ehrlich, la agricultura se convierte en problemática cuando ha de alimentar un crecimiento poblacional.

En 1842, von Liebig fundó la agricultura científica, que aplica una mirada química a las plantas que usan el nitrógeno. Frente a las tesis de Malthus y sus profecías, encuentra una solución a la amenaza de pérdida de fertilidad de la tierra: usar nitrógeno inorgánico. En 1920, otro químico, Fritz Haber usa nitrógeno directamente en la agricultura.

Inicios de la agroquímica

Después de la Primera Guerra Mundial se empieza a usar nitrógeno en agricultura, siguiendo las teorías de Justus von Liebig, para mantener las interacciones metabólicas. Fritz Haber había perfeccionado la técnica para aplicar directamente en las plantas estos fertilizantes, por lo que obtuvo el premio Nobel. La industria química fabricó nitrógeno sintético para producir explosivos y encontró, después de la guerra, un uso como fertilizante.

Pero ese uso civil de la industria de la guerra en agricultura tuvo críticas tempranas. Ragnar Berg advirtió en 1930 que el nitrógeno sintético altera el ciclo del nitrógeno orgánico y los alimentos con nitrógeno de síntesis no tienen las mismas vitaminas, ni minerales, ni oligoelementos que los productos orgánicos. Hoy, la exposición a los nitritos y nitratos constituye un problema para la salud.

Alimentos deficitarios en nutrientes

El contexto importa. No solo es un problema de dietas, ni de comer de modo más sostenible productos de proximidad, ni de comer productos frescos, pues seguramente son cultivados con nitritos y nitratos. Los productos ecológicos solo garantizan haber sustituido fertilizantes sintéticos por ecológicos, pero no garantizan haber recuperado la fertilidad del suelo que permite que los alimentos tengan las vitaminas, aminoácidos y oligoelementos adecuados.

Lo más grave no es que el proceso Haber-Bosch suponga un tercio de la energía de la agricultura. No seremos sostenibles si no se cuestionan los postulados de Justus von Liebig, padre de la agroquímica.

Lo ocurrido en el Mar Menor nos enseña que es necesaria una completa transformación de la ciencia aplicada a la agricultura; una ciencia que apenas tiene unas décadas y ha producido desastres como no se habían producido en miles de años.

The Conversation

Jordi López Ortega es profesor asociado, investigador en ecología, energía, salud y políticas publicas, Universitat Politècnica de Catalunya – BarcelonaTech

La Justícia neerlandesa responsabilitza la filial de Shell a Nigèria dels vessaments de cru al delta de Níger

El Tribunal d’Apel·lació neerlandès va donar la raó a l’organització Milieudefensie. Els quatre agricultors nigerians que hauran de ser indemnitzats per la filial de Shell van perdre totes les seves terres agrícoles i els seus cultius.

https://www.publico.es/internacional/justicia-neerlandesa-responsabiliza-filial-shell.html Continua la lectura de La Justícia neerlandesa responsabilitza la filial de Shell a Nigèria dels vessaments de cru al delta de Níger

La taca negra: el fong que podria canviar el subministrament de taronja com el coneixem i que aterreix els agricultors

La Unió de Llauradors denuncia que s’han detectat 8 carregaments de taronja a ports europeus els últims mesos i que, sense controls més severs, és qüestió de temps que una nova plaga, per a la qual no hi ha tractament, arrasi la producció cítrica europea.

https://www.publico.es/sociedad/mancha-negra-hongo-cambiar-suministro-naranja-conocemos-aterra-agricultores.html

El Phyllosticta citricarpa es un minúsculo hongo más conocido por las siglas CBS (Citric Black Spot) o mancha negra, por las marcas de este color que deja en la piel de naranjas y mandarinas. Es una plaga especialmente presente en Sudáfrica, aunque con los años se ha ido extendiendo a diferentes lugares del mundo. En Europa no ha llegado nunca, pero la sola posibilidad que esto pase le quita el sueño a muchos citricultors. “El problema es que la mancha negra no tiene ningún control conocido –explica Carles Peris, secretario general de la Unió de Llauradors- y, si bien no afecta la calidad de la fruta, afecta mucho el aspecto, con unas manchas negras que la hacen inviable para la venta en fresco”. Continua la lectura de La taca negra: el fong que podria canviar el subministrament de taronja com el coneixem i que aterreix els agricultors

Col·lapse al Mar Menor

Els nitrats de l’agricultura intensiva enverinen la gran llacuna del Mediterrani

ELENA FREIXA

L’explosió del regadiu en unes terres més aviat seques va arribar amb el transvasament del riu Tajo a finals dels anys 70. Des d’aleshores, i en només 40 anys, la superfície s’ha multiplicat per deu. “Encara que el pla de gestió de la conca no ho permetia, la realitat és que la superfície agrícola ha anat creixent i s’ha anat legalitzant a posteriori”, critica García. La bola s’ha anat fent grossa perquè cada cop que es pactava augmentar els volums d’aigua, la superfície creixia i es detectaven noves finques i, per tant, la situació de dèficit hídric seguia.

https://interactius.ara.cat/reportatges/ara-diumenge/murcia/desastre-ambiental-murcia-manga-mar-menor Continua la lectura de Col·lapse al Mar Menor

El món necessita terra fèrtil per conrear el 95% dels seus aliments, però està desapareixent ràpidament

Sense iniciatives per restaurar la salut del sòl, podríem perdre la nostra habilitat de conrear aliments suficients per alimentar la població del planeta. Ens hi juguem molt. Si els agricultors dels EUA i de tot el món segueixen sense donar-li un major valor a les seves collites, podríem estar enfrontant-nos a una catàstrofe inimaginable.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=256772&titular=el-mundo-necesita-tierra-f%E9rtil-para-cultivar-el-95%-de-sus-alimentos-pero-est%E1-desapareciendo- Continua la lectura de El món necessita terra fèrtil per conrear el 95% dels seus aliments, però està desapareixent ràpidament

La meva orina conté glifosat, i la teva? Denúncia contra el polèmic herbicida

Durant els últims dos mesos la campanya ha facilitat la recollida i anàlisi de més d’un centenar de mostres d’orina de persones sensibilitzades pel debat sanitari i ambiental de l’ús de l’glifosato. 45 de les persones han anunciat la presentació davant el Tribunal de Gran Instance (Tribunal de Primera Instància) de Tolosa una reclamació legal per considerar que l’ús de glifosat “posa en perill la vida d’altres”, suposa “engany greu” i provoca “danys al medi ambient”.

La polèmica social i científica sobre els suposats riscos de l’ús del glifosat han provoca diversos debats en el si de les institucions de la Unió Europea. Entre les situacions crítiques més recents destaca la reiterada denúncia que alguns dels informes oficials d’organismes de la UE sobre el tema del glifosat incloïen amplis textos idèntics als presentats per les companyies químiques que fabriquen o comercialitzen el glifosat,

https://www.lavanguardia.com/natural/20190214/46467641289/iniciativa-contra-herbicida-glifosato-francia-analisis-orina.html

El glifosato es el herbicida -producto para matar las denominadas malas hierbas– más utilizado del mundo y también uno de losproductos químicos que ha creado más polémica social y científica en los últimos años.

El uso del glifosato en agricultura jardinería sigue siendo completamente legal en la gran mayoría de países y, en concreto, laUnión Europea aprobó en diciembre de 2017 la renovación de la autorización para utilizar productos con glifosato como principio activo hasta diciembre de 2022.

Pese a este tipo de decisiones políticas, diversos científicos, grupos políticos y organizaciones de consumidores y ecologistas en varios países siguen insistiendo en que el uso o exposición al glifosato supone riesgos para el medio ambiente y la salud de las personas. Continua la lectura de La meva orina conté glifosat, i la teva? Denúncia contra el polèmic herbicida

Sense pla per al canvi climàtic i l’agricultura

A Espanya, el canvi  climàtic pot produir  un augment de la sequera, l’increment de pluges torrencials, més onades de calor, un augment de la salinitat del mar i nevades menys abundants.  El canvi climàtic propiciarà que es redueixin els dies de fred, les precipitacions de pluja al vessant mediterrani i que segueixi augmentant la temperatura mitjana de la Península. Els danys a les collites i a la producció alimentària pot ser greu. Sorprèn observar el poc interès que suscita al nostre país l’impacte del canvi climàtic en la nostra agricultura i alimentació. Continua la lectura de Sense pla per al canvi climàtic i l’agricultura

El Pla B per adaptar els cultius d’Europa al canvi climàtic

Els resultats del treball, que ha estat publicat a Nature Communications mostren que les condicions de sequera associades al canvi climàtic perjudicaran la producció de blat de moro de secà en la major part d’Europa i, en canvi, seran favorables per al blat d’hivern, el rendiment es veurà incrementat. L’espècie que sobreviu és la que s’adapta al medi.

https://www.ecoticias.com/cambio-climatico/189215/Plan-B-para-adaptar-cultivos-Europa-cambio-climatico

Entender el modo en que los cultivos se comportan en condiciones de sequía y cómo las condiciones desfavorables afectarán a la producción en las próximas décadas son algunos de los grandes retos a los que se enfrentan investigadores y productores de cara al cambio climático. Un estudio internacional, en el que participan investigadores del Centro de Estudios e Investigación para la Gestión de Riesgos Agrarios y Medioambientales (CEIGRAM) de la Universidad Politécnica de Madrid ha analizado cómo afectará el cambio climático a los cultivos de la eurozona.

La investigación, que pretende prever los efectos derivados del incremento de las sequías, las altas temperaturas y otras circunstancias meteorológicas asociadas al cambio climático hasta 2050, se basa en un estudio de los cambios producidos en el cultivo de trigo de invierno y maíz en secano ­–dos cultivos de gran importancia en Europa–durante un periodo de 25 años (entre 1984 y 2009) y en las proyecciones para el periodo 2040-2069.

El Plan B para adaptar los cultivos de Europa al cambio climático

Aplicando las simulaciones de cinco modelos de clima, bajo dos escenarios de futuro diferentes, a seis modelos de maíz y ocho modelos de trigo, el equipo de investigadores estudió el impacto relativo del calor y la sequía en las pérdidas producidas en los cultivos a lo largo de ese intervalo de 25 años y las posibles tendencias futuras. “Entender qué factor contribuye más a las pérdidas facilitará el desarrollo de estrategias de adaptación a las nuevas condiciones”, explica Margarita Ruiz-Ramos, un a de las autoras del estudio.

Nuevas estrategias

Lo más novedoso del estudio es, para los investigadores, el hecho de que se ha determinado, por primera vez para los cultivos a gran escala y teniendo en cuenta los últimos descubrimientos en fisiología vegetal, qué factores asociados a la sequía son los que realmente tienen un impacto en la producción. “Las altas temperaturas no solo tienen un efecto sobre los cultivos por sí mismas, sino que además en secano suelen ir acompañadas de estrés hídrico”, explica Ruiz-Ramos, quien añade que un aumento de los termómetros afecta de tres formas diferentes al crecimiento de los cultivos.

Por una parte, en los años más cálidos, las plantas tienen un desarrollo más rápido. Eso implica que captan en menos tiempo los mismos niveles de radiación solar que en los años más fríos, por lo que hay un menor tiempo para el crecimiento de la biomasa. Además, los investigadores indican que las altas temperaturas hacen que se produzcan alteraciones importantes en los procesos reproductivos de las plantas, lo que reduce significativamente las cosechas de cereal.

La investigación, que pretende prever los efectos derivados del incremento de las sequías, las altas temperaturas y otras circunstancias meteorológicas asociadas al cambio climático hasta 2050.

El tercer factor derivado de las altas temperaturas que han detectado los expertos, es la elevada tasa de evaporación que tiene lugar en los días cálidos que puede conducir a que los cereales de secano sufran un estrés hídrico similar al que se produce en los períodos de sequía. Este último aspecto es novedoso porque los estudios llevados a cabo hasta el momento en Europa no tenían en cuenta ese estrés hídrico similar al que genera la sequía y que tiene efectos muy importantes sobre los cultivos.

PUBLICIDAD

“En España es natural asociar altas temperaturas y sequía, pero no lo es tanto en otras partes de Europa. Resultaba contradictorio que ambos aspectos no se tuvieran en cuenta de manera conjunta”, explica Jon Lizaso, otro de los participantes en el estudio. Sin embargo, ambos problemas, están muy relacionados. “Cuando las plantas se protegen de la sequía, muchas lo hacen transpirando menos, intentando reducir las pérdidas de agua pero manteniendo hidratadas sus flores y hojas. La parada de la transpiración implica que la temperatura de la planta aumenta, lo que puede inducir nuevos daños derivados de ese incremento de temperatura”, añade.

Buscar soluciones combinadas es por ello un aspecto clave si se quiere asegurar una buena respuesta de las cosechas ante el cambio climático. “Ahora somos conscientes de que el verdadero reto a la hora de implementar soluciones es buscar una salida combinada a ambos factores. La experimentación en campo combinada con la modelización de cultivos nos ayuda a identificar las variedades y opciones de manejo más adecuadas para las condiciones presentes y futuras”, concluye el investigador del CEIGRAM.

Diferentes efectos

Teniendo en cuenta ese enfoque combinado y el estudio retrospectivo de los últimos años, los resultados del trabajo, que ha sido publicado en Nature Communications muestran que las condiciones de sequía asociadas al cambio climático perjudicarán la producción de maíz de secano en la mayor parte de Europa y, sin embargo, serán favorables para el trigo de invierno, cuyo rendimiento se verá incrementado.

El aumento de los niveles de CO2 en la atmósfera asociado a la sequía, tiene mucho que ver en estas circunstancias. “La sequía trae aparejado un incremento de los niveles de CO2 en la atmósfera, algo que resulta más beneficioso para el trigo de invierno que para el maíz”, asegura Ruiz-Ramos. “Aunque en un principio se pensó que el incremento de la cantidad de CO2 atmosférico podría ayudar al maíz a resistir la sequía, nuestro trabajo sugiere que en los años extremadamente secos, más frecuentes en el futuro, esa circunstancia no llegaría a compensar los daños”.

Referencia bibliográfica:

Webber, H; Ewert, F; Olesen, JE; Muller, C; Fronzek, S; Ruane, AC; Bourgault, M; Martre, P; Ababaei, B; Bindi, M; Ferrise, R; Finger, R; Fodor, N; Gabaldon-Leal, C; Gaiser, T; Jabloun, M; Kersebaum, KC; Lizaso, JI; Lorite, IJ; Manceau, L; Moriondo, M; Nendel, C; Rodriguez, A; Ruiz-Ramos, M; Semenov, MA; Siebert, S; Stella, T; Stratonovitch, P; Trombi, G; Wallach, D “Diverging importance of drought stress for maize and winter wheat in Europe” Nature Communications (2018) DOI: 10.1038/s41467-018-06525-2

Para más información: Agencia sinc

El canvi climàtic amenaça amb desplaçar a milers d’espanyols per convertir les seves terres en desert

La migració climàtica en els països desenvolupats té un patró diferent. En el nostre país és un risc a tocar. Temperatures més altes i pluges més escasses acceleren la desertificació que afecta el sud-est peninsular, nucli de l’agricultura intensiva de regadiu. L’abandonament de camps és un dels impactes directes del canvi climàtic. El sector calcula que dona feina a 400.000 persones que es podrien perdre.

https://www.eldiario.es/sociedad/climatico-desplazar-espanoles-convertir-desierto_0_784622240.html

El  desierto avanza por España impulsado por el cambio climático que provoca temperaturas más altas y menos lluvias. La desertificación ya está en marcha y amenaza con hacer inviable el modo de vida basado en el uso intensivo de agua del levante y el sureste de la península, el núcleo de la industria agrícola de regadío en Murcia, Almería, Granada o parte de Málaga.

El riesgo de que el cambio climático termine por obligar a miles de personas a desplazarse porque sus tierras se vuelven yermas está reconocido: la Junta de Andalucía ha descrito en su  Estudio Básico de Adaptación que, entre los riesgos para el campo, se encuentra el desplazamiento hacia el norte de los suelos adecuados para cultivar y añade que van a darse “graves riesgos de abandono de tierras” por el cambio en el rendimiento de los cultivos y la ubicación de la producción. La patronal de productores Fepex asegura que este sector da trabajo a 400.000 personas. Continua la lectura de El canvi climàtic amenaça amb desplaçar a milers d’espanyols per convertir les seves terres en desert

La conferència sobre el clima de Bonn es tanca amb una crida a la urgència

És urgent actuar. El sector agrícola és clau front al canvi climàtic. D’una banda, els agricultors són especialment vulnerable als efectes del canvi climàtic, com sequeres prolongades i canvis en els règims de precipitacions; i, d’altra banda, l’agricultura és una font important d’emissions de gasos d’efecte hivernacle.

https://unfccc.int/es/news/la-conferencia-sobre-el-clima-de-bonn-cierra-con-un-llamado-a-la-urgencia

Noticias ONU Cambio Climático; Bonn, 10 de mayo de 2018 — Los gobiernos concluyen hoy la Conferencia de la ONU sobre el cambio climático bajo temperaturas que han marcado récord de calor en Alemania, el país anfitrión. La reunión ha estado centrada en la elaboración de las directrices operacionales del Acuerdo de Paríspara que sean adoptadas en la conferencia anual que se celebrará en Katowice, Polonia, en diciembre próximo.

Estas directrices serán fundamentales para determinar si las emisiones de gases de efecto invernadero están disminuyendo lo suficientemente rápido a nivel mundial como para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París. Entre esos objetivos están reforzar la adaptación al cambio climático y limitar el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de los 2 grados centígrados y lo más cerca posible de 1,5 grados. Continua la lectura de La conferència sobre el clima de Bonn es tanca amb una crida a la urgència