Arxiu de la categoria: física nuclear

La NASA pretén instal·lar un reactor nuclear a la Lluna i busca idees per fer-ho

Les condicions establertes per als qui vulguin postular marquen que el reactor primer es construiria a la Terra i posteriorment serà enviat al satèl·lit natural.

https://actualidad.rt.com/actualidad/410972-nasa-pretende-instalar-reactor-nuclear-luna

La NASA, en colaboración con el Laboratorio Nacional de Idaho del Departamento de Energía de EE.UU., pretende instalar una planta de energía nuclear en la Luna y busca ideas para hacerlo.

En este marco, la agencia junto al principal laboratorio federal de investigación nuclear del país presentaron este viernes una solicitud de propuestas para un sistema de energía de superficie de fisión, que se utilizaría para sustentar la vida humana permanente en la Luna para las futuras misiones y establecer una fuente de energía independiente del SolContinua la lectura de La NASA pretén instal·lar un reactor nuclear a la Lluna i busca idees per fer-ho

Troben en un diamant un mineral del mantell de la Terra mai vist fins ara

La davemaoita conté isòtops radioactius que contribueixen a la generació de calor a l’interior de la Terra. Aquest mineral és el primer exemple d’una pedra perovskita, formada per silicat de calci sota l’alta pressió i altes temperatures del mantell de la Terra. Els investigadors havien hipotetitzat durant anys sobre l’existència de la davemaoita, que seria un mineral abundant i geoquímicament important a les profunditats del nostre planeta.

https://www.investigacionyciencia.es/noticias/hallan-en-un-diamante-un-mineral-del-manto-nunca-visto-hasta-ahora-20498

Las diminutas motas negras observadas en un diamante extraído en una mina de Botsuana han resultado ser inclusiones de un relevante mineral del manto terrestre que, tras décadas de búsqueda, se ha identificado por primera vez en la naturaleza. El hallazgo supone la inusual observación de un mineral que no podría existir en condiciones superficiales y que desempeña un papel clave en el flujo de calor que tiene lugar en las profundidades del planeta, explica Oliver Tschauner, geoquímico de la Universidad de Nevada en Las Vegas y director del equipo que publica el descubrimiento en Science. Continua la lectura de Troben en un diamant un mineral del mantell de la Terra mai vist fins ara

Txernòbil, 35 anys sense data de solució

Les dificultats econòmiques són el més gran, però no l’únic, dels problemes per seguir amb els treballs de neteja de l’anomenada “zona d’exclusió” i el desmunt de la mateixa central que va provocar la catàstrofe nuclear més gran de la història.

https://www.publico.es/luzes/revista-luzes-chernobil-35-anos-fecha-solucion.html

Hace 35 años que se produjo el mayor accidente industrial de la historia de la humanidad, el ocurrido el 26 de abril de 1986 en la central nuclear de Chernóbil, situada en la por entonces República Socialista Soviética de Ucrania. A la 1:23 de la mañana de aquel día, sábado, explotó el reactor número cuatro liberando una gran cantidad de material radiactivo hacia el exterior. Ese fue el inicio de una terrible lucha entre el hombre y las consecuencias por él mismo provocadas; un proceso que sigue a día de hoy y que, por diferentes motivos, no tiene fecha fija de solución.

Las dificultades económicas son el mayor, pero no el único, de los problemas para seguir con los trabajos de limpieza de la denominada “zona de exclusión” y el desmonte de la propia central nuclear, que dejó de funcionar por completo en el año 2000. Además, a la falta de interés internacional se une la una gestión incorrecta de recursos continuada en el tiempo, como reconoció hace años Svitlana Kolomiets, viceministra ucraniana de Ecología, responsable administrativa de la zona y de la lucha contra las consecuencias de la catástrofe.

Si quieres seguir leyendo este artículo en gallego, pincha aquí.

Pese a todo, Kolomiets tiene una visión positiva de lo que se puede hacer a partir de ahora. Señala que “hace falta reconsiderar la relación que se tiene con la zona”. Pide para eso un esfuerzo internacional para poder “pasar de la tragedia a la oportunidad”. Y es que en estos años la zona con contaminación radiactiva no se convirtió en una zona inhóspita similar a las imágenes postapocalípticas, sino que es un hervidero de vida salvaje. Una zona ideal para la investigación tanto de las consecuencias de la radiación sobre la naturaleza, como sobre los posibles efectos paralelos, alguno posiblemente positivo, que se pueda sacar del uso de la radiación. No existe otra área con las mismas condiciones en el mundo, la excepción quizás del aérea próxima a Fukushima, en Japón.

Con todo, para que estas intenciones positivas se puedan transformar en reales, queda mucho por hacer y, sobre todo, por planear. Más allá de 2017 no existe ningún plan aprobado para seguir con los trabajos de limpieza y desmonte. Estaba previsto que el reactor número cuatro, junto al viejo sarcófago que lo guarda, fueran cubiertos por un nuevo cofre de 30.000 toneladas que lo tape por completo e incluso permita tener un importante margen de altura para que las grúas puedan trabajar dentro. Estos trabajos los hace el consorcio Navarka, un proyecto francés creado para esta obra, y elegido en un concurso cuya limpieza se seguía poniendo en entredicho cuando los trabajos estaban casi finalizados. Y es que en su momento el proyecto no estaba ni entre los siete mejores , pero una extraña decisión burocrática formalizó su elección. Una vez instalado el sarcófago nuevo por parte de Navarka, no hay más planes aprobados.

chenobil
Uno de los accesos a la zona de exclusión de Chernóbil.  Juan Teixeira / LUZES

En eso reside el mayor problema logístico por ahora. Dada la magnitud de la zona y el gran número de trabajos pendientes, sin un plan bien trazado es imposible avanzar en recuperar terreno a la catástrofe, convirtiendo toda la zona en un enorme cementerio de material radiactivo en el centro del continente europeo; devolviéndole la atención de vez en cuando solo para volver a tapar el maldito reactor. Si en algún momento eso no se hiciera a tiempo, y el sarcófago colapsara, como estuvo a punto de suceder con el que se tapó, el escape de material radiactivo podría volver a ser de magnitudes similares a la catástrofe inicial. Dependiendo de cómo sople el viento, eso podría amenazar a Ucrania, Bielorrusia o cualquiera de los países vecinos de la UE.

Para entender hasta qué punto es necesaria una planificación detallada, y bien financiada en su realización, se deben entender las dimensiones de la zona y su localización. La propia central se encuentra la unos cien kilómetros de Kiev, la capital de la ahora independiente Ucrania. La zona de alienación o exclusión empieza a setenta kilómetros de la ciudad. No se sabe bien el motivo por el que las autoridades soviéticas construyeron algo tan potencialmente peligroso a tan pocos kilómetros, pero queda claro que no esperaban un accidente similar.

El que estalló era el reactor más moderno de los cuatro que tenía en funcionamiento la central en aquel momento: llevaba poco más de dos años de actividad. El proyecto preveía que la central se convirtiera en la mayor del mundo. En el momento del accidente ya estaban en construcción otros dos reactores —serían los 5 y 6— del mismo modelo que el que explotó. Los planes teóricos querían elevar el número total de reactores hasta un total de diez. Para eso, se construyó al norte de la central una ciudad desde cero. El nombre se lo dio el río Pripyat, un afluente del Dniepr, que unos cuantos kilómetros más al sur atraviesa Kiev.

Pripyat, con casi 50.000 habitantes, era en el momento del accidente una ciudad privilegiada dentro de la Unión Soviética. Estaba previsto que tuviera en unos años hasta 75.000 personas viviendo en ella. Era la novena “ciudad atómica” dentro del país, proyectada y construida para que los trabajadores de la central tuvieran un nivel de vida adecuado para la élite que se dedicaba a la energía nuclear. Modernos bloques de apartamentos, instalaciones deportivas y culturales, tiendas mejor abastecidas que en el resto de la nación, algo importante en aquella época. Todo eso se completaba con zonas de recreo situadas en los numerosos bosques que tiene la región a orillas de ríos y lagos. Una región que sigue siendo bella estéticamente hoy en día a pesar de todo el sucedido.

Una base militar

Además, en la zona había una base militar secreta, Chernóbil. En ella se encontraba una enorme antena de 700 metros de largo y 140 de alto que servía para detectar el lanzamiento de misiles balísticos desde el territorio de Norteamérica. Alrededor de la antena había un complejo militar con no pocos edificios para blindados, barracones para tropa y cuarteles de mando. Todo eso rodeado de vallas y mucha alambrada.

Tampoco podemos olvidar los numerosos pueblos de la región. En un principio se evacuaron 76, pero la magnitud de la catástrofe hizo que el número subiera en otros 92, hasta llegar a los actuales 168 pueblos abandonados. En total 4.125 kilómetros cuadrados (la provincia de Pontevedra tiene 4.495) contaminados solo en Ucrania, e inservibles para la vida humana permanentemente en esos territorios.

Todo ese terreno requiere de un detallado plan de limpieza. No solo por las consecuencias del accidente, sino también por las de los primeros años de limpieza durante la época soviética, cuando se crearon unas ochocientas escombreras temporales en todo la zona. La práctica común era, mediante excavadoras, arrasar y luego tapar con tierra cualquier zona con una alta contaminación, ya fuera un área boscosa o un pueblo de varios cientos de habitantes. Arrasar, enterrar.

Chernóbil
Imagen de la noria de Pripyat abandona.  José Teixeira / LUZES

Algo parecido se hizo con el propio reactor. Simplemente toda la materia que se esparció a su alredor se volvió a meter dentro del agujero ocasionado por la explosión. Son 90.000 metros cúbicos de materiales altamente radiactivos que se amontonaron y se taparon con un sarcófago de metal y cemento. Se hizo todo tan rápido que no se trazaron planes a largo plazo. El sarcófago tenía una vida útil de treinta años, y el nuevo deja abierta la vía para poder empezar los trabajos de limpieza de la zona más contaminada y peligrosa, la del reactor.

Para llevar a cabo esos trabajos, además de planificación, hace falta una financiación abundante y estable. A día de hoy Ucrania tiene otras prioridades mucho más urgentes, con el país en una delicada situación social, económica y política. Por eso se espera que un problema que a largo plazo puede ser de todo el continente, sea visto como una oportunidad de investigación y reciba los fondos necesarios para empezar unos trabajos que en el mejor de los casos durarán sesenta años.

La central de Cofrents atura el seu reactor al baixar el nivell d’aigua

La central nuclear de Cofrents (València) ha registrat aquest dijous una aturada automàtica del reactor a causa de la disminució de el nivell d’aigua al vas del reactor, després de la qual cosa s’ha descobert una fuita d’aigua en una zona per a la reparació, s’ha procedit a baixar la temperatura i la pressió.

https://cadenaser.com/emisora/2021/09/09/radio_valencia/1631201303_074811.html

La central nuclear de Cofrentes (Valencia) ha registrado este jueves una parada automática del reactor debido a la disminución del nivel de agua en la vasija del reactor, tras lo cual se ha descubierto una fuga de agua en una zona para cuya reparación se ha procedido a bajar la temperatura y la presión. Continua la lectura de La central de Cofrents atura el seu reactor al baixar el nivell d’aigua

Les nuclears perden terreny: la producció d’energia nuclear a la UE cau un 16% des de 2006

En 15 anys el pes de l’energia nuclear a la Unió Europea ha baixat. Els països membres han seguit diferents línies d’actuació: mentre que a França representa el 70%, a Portugal no es produeix aquesta energia.

https://www.newtral.es/energia-nuclear-ue-europa-consumo-produccion-desciende/20210821/

En 2019, el 26,4% de la electricidad producida en la Unión Europea se generó en centrales nucleares, como indican los últimos datos de Eurostat. Sin embargo, no todos los países de la UE potencian la energía nuclear de la misma manera. De los 27 países que conforman la Unión Europea, 13 de ellos tenían reactores nucleares operativos en 2019.

La diferencia en la producción nuclear entre los Estados miembros de la UE ha provocado que, desde 2006, el total de electricidad producido en las plantas nucleares haya descendido un 16,3%, como señala Eurostat. Esta bajada se debe, en su mayoría, al cierre de reactores nucleares en Alemania, que entre 2011 y 2021 ha clausurado ocho centrales.

Made with Flourish

Francia lidera el ranking de la UE en producción de energía nuclear y España ocupa el cuarto lugar

En 2019, el mayor productor de energía nuclear de la UE fue Francia, que generó el 52,1% del total dentro de la Unión Europea. Muy por detrás están Alemania (9,8%), Suecia (8,6%) y, en cuarto lugar, España (7,6%). Tan solo estos cuatro países generaron el 78% de la electricidad en plantas nucleares en la UE, como señala Eurostat.

Francia es el mayor exportador de energía nuclear a nivel mundial y sus beneficios alcanzan cerca de 3.000 millones de euros, según la Asociación Nuclear Mundial. Cuenta con 56 reactores repartidos en 19 centrales nucleares, el conjunto nuclear más grande del mundo en proporción a su población.

Michaël Mangeon, doctor de gestión científica por la escuela de ingeniería Mines ParisTech/IRSN (Institut de Radioprotection et de Sûreté Nucléaire), explica a Newtral.es que la apuesta francesa por este tipo de energía comenzó en 1973, en respuesta a la crisis del petróleo. “Francia no tenía petróleo en su territorio y la producción de carbón estaba en declive”, cuenta el experto.

La falta de recursos energéticos impide a este país producir su propia electricidad, como explican también desde la Sociedad Francesa de Energía Nuclear. En Francia, el 70% de la electricidad proviene de la energía nuclear. Mangeon cuenta que en el proyecto 2019-2023 del Programa Plurianual de Energía (PPE) –documento que dirige la transición energética en Francia (p. 108).– se establece que el Gobierno tiene previsto el cierre de reactores para reducir la cuota nuclear al 50% para 2030.

Made with Flourish

En España, el 23,3% de la electricidad generada en 2020 proviene de la energía nuclear, como señala el Informe del Sistema Eléctrico Español 2020 de Red Eléctrica de España (p. 35). Las centrales nucleares han sido por décimo año consecutivo la primera fuente de generación peninsular, con siete reactores nucleares operativos en territorio nacional (Almaraz I, Almaraz II, Ascó I, Ascó II, Cofrentes,Trillo y Vandellós II) y dos en proceso de desmantelamiento (Vandellós I y José Cabrera), como indica el Ministerio para la Transición Ecológica.

La desnuclearización de Alemania: antes del 2022 se planean cerrar todas las centrales nucleares del país

A pesar de ser el segundo país que más energía nuclear produce en la UE, Alemania está reduciendo de manera drástica su aportación a este mercado. Como explican a Newtral.es desde la Asociación Nuclear Mundial, este país tiene una historia “larga y complicada” con esta energía. Tras la Segunda Guerra Mundial, Alemania Occidental apostó por la investigación de este tipo de producción energética, abriendo el primer reactor nuclear en 1960. La energía nuclear llegó a producir un tercio de toda la electricidad del país.

Sin embargo, desde la década de los 70, ha habido un gran desacuerdo político respecto a esta energía. “La decisión de utilizar la energía nuclear fue seguida por la decisión de no utilizarla, que a su vez fue seguida por la decisión de utilizarla”, cuentan desde Asociación Nuclear Mundial. La Ley de Energía Atómica alemana, aprobada en 1960, se modificó tras el desastre nuclear en Fukushima. La canciller Angela Merkel decidió en 2011 que todas las centrales nucleares del país se desmantelarían antes del 2022. En esa línea, Alemania es el país que más ha reducido la producción de electricidad con energía nuclear en la UE desde el 2006, un 55% menos.

Como señalan desde el Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear alemán, el país cuenta actualmente con seis centrales nucleares. Las tres más nuevas se cerrarán en 2022 y, el resto, a lo largo de 2021. La energía producida por los reactores está siendo reemplazada por una mezcla de energía eólica, solar, gas fósil y carbón.

Portugal e Italia están entre los países que no producen ni consumen energía nuclear

Algunos países son reacios a trabajar con la energía nuclear y otros decidieron reducirla tras los desastres de Chernóbil y Fukushima.

Mientras que hay países de la UE como Francia, donde la energía nuclear es mayoritaria, hay otros en los que apenas se consume. Uno de ellos es Italia, donde se cerraron todas las centrales nucleares tras el accidente de Chernóbil. Actualmente, entre un 6% y 8% de la electricidad proviene de esta energía, toda ella importada, como señala la Asociación Nuclear Mundial.

Por el momento, ni en Portugal ni en Irlanda hay proyectos para abrir reactores nucleares y producir energía nuclear. En otros países como Lituania o Polonia se está planeando construir plantas nucleares.

¿Cómo afecta el uso de energía nuclear al precio de la luz?

El precio de la factura de luz depende del mercado mayorista energético de la Unión Europea. Este trata de calcular y responder a la demanda energética con la oferta producida en las distintas centrales: renovables, nuclear, hidroeléctrica, ciclo combinado de gas, entre otras. Pero, no todas las energías tienen el mismo precio.

Las renovables son baratas, pero no suficientes para cubrir la alta demanda. Esto provoca que haya que acudir a energías más caras como el gas natural que puede llevar a crisis de precios, como la que se está viviendo actualmente en Europa.

La factura de la luz en Francia, con impuestos incluidos, se encuentra por debajo de la media europea, como muestran los datos de Eurostat referentes a la segunda mitad del 2020. Como ya os contamos en Newtral.es, España es el quinto país de la UE con el precio de la electricidad y la luz más alto por hogar. No obstante, el coste de producción sin tener en cuenta los impuestos aplicados es mayor en Francia que en España. Supera, además, la media europea.

Los alemanes son los ciudadanos de la UE que más pagan en la factura de la luz, con un coste de 0,3006 euros por kWh. Sin embargo, no es tanto por el coste de producción, sino por sus políticas energéticas. Según datos de Eurostat, más de la mitad de este precio corresponde a impuestos y tasas. La Asociación Nuclear Mundial explica que, al reducir la producción nuclear, Alemania pasa a depender de otras fuentes como el gas natural, que “actúa como respaldo de las renovables” y es “conocido por la volatilidad de sus precios”.

Les bombes nuclears poden causar tempestes geomagnètiques

Les bombes nuclears poden causar tempestes geomagnètiques. Una explosió nuclear a gran altitud pot sacsejar el camp magnètic de la Terra, segons una nova investigació liderada pel Servei Geològic dels Estats Units (USGS). El fenomen ja va passar a la dècada de 1960, al marc de Proves nuclears a l’atmosfera realitzada precisament per Estats Units.

Les tempestes geomagnètiques són pertorbacions del camp magnètic de la Terra, que duren des de diverses hores fins  i tot alguns dies. El seu origen és extern i es produeixen per un augment brusc de les partícules emeses en les erupcions solars que arriben a la magnetosfera, produint alteracions en el camp magnètic terrestre.

Les tempestes geomagnètiques tenen un caràcter global, començant simultàniament en tots els punts de la Terra. No obstant això, les amplituds amb que s’observen les tempestes en diferents llocs són diferents, sent majors com més altes són les latituds.

La freqüència amb què es produeixen les tempestes geomagnètiques està relacionada amb els períodes de l’activitat solar, d’uns 11 anys de durada i que es coneix com “cicle solar”. El nombre de taques solars permet quantificar l’activitat solar en cada moment.

https://www.tiempo.com/ram/las-bombas-nucleares-pueden-causar-tormentas-geomagneticas.html

La llamaron “Starfish Prime“. El 9 de julio de 1962, el ejército de Estados Unidos hizo explotar una ojiva termonuclear a 250 millas sobre el Océano Pacífico. Lo que sucedió después sorprendió a todos. Continua la lectura de Les bombes nuclears poden causar tempestes geomagnètiques

El CSN tomba el projecte de fàbrica d’urani de Berkeley a Retortillo

Justifica la seva decisió en la incertesa de les anàlisis de seguretat
El conseller, Javier Dies, anuncia que emetrà un vot particular. El Ple de Consell de Seguretat Nuclear ha decidit tombar el projecte de la fàbrica de concentrats d’urani de Berkeley. D’aquesta manera, l’organisme segueix la Proposta de dictamen tècnic en la qual s’informava desfavorablement sobre la sol·licitud de la companyia d’autorització per a la construcció d’una instal·lació radioactiva de primera categoria de el cicle de el combustible nuclear al municipi de Retortillo (Salamanca).

https://www.eleconomista.es/energia/noticias/11320510/07/21/El-CSN-tumba-el-proyecto-de-Berkeley-en-Retortillo.html

El Ministerio de Transición Ecológica debe recibir el dictamen para su valoración, y aunque es quien tiene la última palabra sobre el proyecto, todo apunta a su inmediata paralización, pues el informe del CSN es vinculante.

El resultado de la votación ha sido de cuatro votos favorables a la Propuesta de Dictamen Técnico elaborada por la Dirección Técnica de Protección Radiológica y uno en contra, correspondiente al consejero Javier Dies. Dicho consejero, de acuerdo al artículo 34 del Estatuto del CSN, ha anunciado que emitirá un voto particular por escrito en el plazo de 48 horas. Continua la lectura de El CSN tomba el projecte de fàbrica d’urani de Berkeley a Retortillo

La multa que França cobra a Espanya des 2017 per guardar els seus residus nuclears ja supera els 110 milions

El 2020, les penalitzacions acumulades sumaven 96 milions, a 76.618,14 euros diaris; Enresa preveu la posada en marxa d’un MTC i estima que recuperarà la major part de els diners en 2028, quan tornarà aquest material. En aquells dies la factura superarà els 300 milions.

https://www.eldiario.es/economia/multa-francia-cobra-espana-guardar-residuos-nucleares-supera-110-millones_1_8087336.html?utm_source=adelanto&utm_medium=email&utm_content=Lead&utm_campaign=29/06/2021-adelanto&goal=0_10e11ebad6-56288e216a-57648453&mc_cid=56288e216a&mc_eid=7b6fed7a73

La factura de lo que España paga a Francia desde julio de 2017 por custodiar parte de sus residuos nucleares ya supera holgadamente los 100 millones de euros. A 31 de diciembre de 2020, las penalizaciones abonadas por Enresa (encargada de gestionar los residuos nucleares en España) a la francesa Orano (antigua Areva) por custodiar ese material en su planta en La Hague (Francia) ascendían a 96 millones. Son 30 millones más que un año antes y a estas alturas de 2021, el importe supera ya los 110 millones. Continua la lectura de La multa que França cobra a Espanya des 2017 per guardar els seus residus nuclears ja supera els 110 milions

La central nuclear de Trillo pateix un incendi de 15 minuts en un transformador que obliga a aturar el reactor

El foc no ha afectat els sistemes de seguretat i, segons la central, no ha tingut impacte en els treballadors ni en el medi ambient. S’ha classificat provisionalment amb nivell 0 en l’Escala Internacional de Successos Nuclears i radiològics (INES)

https://www.eldiario.es/castilla-la-mancha/central-nuclear-trillo-sufre-incendio-15-minutos-transformador-obliga-parar-reactor_1_7938174.html

El titular de la central nuclear de Trillo (Guadalajara) ha notificado al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), siguiendo el procedimiento establecido, que a las 00.24 horas se ha declarado un incendio superior a diez minutos en un transformador principal que ha originado la parada automática del reactor y la transferencia de la alimentación exterior desde la red de 400 kV a la red de 220 kV. Continua la lectura de La central nuclear de Trillo pateix un incendi de 15 minuts en un transformador que obliga a aturar el reactor

Adverteixen que Txernòbil generar noves reaccions nuclears a 35 anys de l’accident nuclear

Científics ucraïnesos van mesurar reaccions de fissió en les masses de combustible d’urani en el tercer reactor tapat per un sarcòfag. Ara, estan estudiant per determinar si desapareixeran per si soles o si requeriran intervencions per evitar un altre accident

Encara que una possible reacció explosiva estaria continguda, podria enderrocar parts inestables de l’antiga estructura. Científics descarten que passi alguna cosa semblant a el desastre nuclear de 1986 que va propagar un núvol tòxica. S’està valorant el desenvolupament d’un robot que pugui suportar la radiació prou com per entrar a la sala 305/2

Segons publica la revista Science, els sensors detecten un nombre creixent de neutrons, senyal de fissió, i procedeix d’una sala que és inaccessible pels seus nivells de radiació. No obstant això, els recomptes de neutrons augmenten lentament, el que concedeix encara diversos anys per trobar una solució que acabi amb l’amenaça.

https://www.infobae.com/america/tendencias-america/2021/05/08/advierten-que-chernobyl-comenzo-generar-nuevas-reacciones-nucleares-a-35-anos-de-su-explosion/

Pasaron 35 años desde que la planta de energía nuclear de Chernobyl en Ucrania explotó en el peor accidente nuclear que tuvo el mundo. Pero, al igual que la memoria, el calor todavía no se apagó.

Es que las reacciones de fisión siguen ardiendo nuevamente en masas de combustible de uranio enterradas en lo profundo de una sala del reactor que explotó. “Es como las brasas en un pozo de barbacoa”, afirmó el científico Neil Hyatt, químico de materiales nucleares de la Universidad de Sheffield. Ahora, los investigadores ucranianos están luchando para determinar si las reacciones desaparecerán por sí solas o si requerirán intervenciones extraordinarias para evitar otro accidente.

Es que los sensores están rastreando un número creciente de neutrones, una señal clara de que está ocurriendo el proceso de fisión, que fluye desde una habitación inaccesible, informó la semana pasada Anatolii Doroshenko del Instituto de Problemas de Seguridad de las Plantas de Energía Nuclear (ISPNPP) en Kiev, Ucrania, durante las discusiones sobre el desmantelamiento del reactor. “Hay muchas incertidumbres. Pero no podemos descartar la posibilidad de un accidente”, afirmó Maxim Saveliev de ISPNPP.

Reacciones de fisión siguen ardiendo nuevamente en masas de combustible de uranio enterradas en lo profundo de una sala del reactor que explotó - REUTERS/Gleb Garanich Reacciones de fisión siguen ardiendo nuevamente en masas de combustible de uranio enterradas en lo profundo de una sala del reactor que explotó – REUTERS/Gleb Garanich

Los recuentos de neutrones están aumentando lentamente, según Saveliev, lo que sugiere que los gerentes aún tienen algunos años para descubrir cómo sofocar la amenaza. Cualquier remedio que se le ocurra a él y sus colegas será de gran interés para Japón, que está lidiando con las secuelas de su propio desastre nuclear hace 10 años en Fukushima, señala Hyatt. “Es una magnitud de peligro similar”.

El espectro de la fisión autosostenida, o criticidad, en las ruinas nucleares ha perseguido durante mucho tiempo a Chernobyl. Cuando parte del núcleo del reactor de la Unidad Cuatro se derritió el 26 de abril de 1986, las varillas de combustible de uranio, su revestimiento de circonio, las varillas de control de grafito y la arena arrojadas al núcleo para tratar de extinguir el fuego se fundieron en lava. Fluyó a las salas del sótano de la sala del reactor y se endureció en formaciones llamadas materiales que contienen combustible (FCM), que están cargados con aproximadamente 170 toneladas de uranio irradiado, el 95% del combustible original.

El sarcófago de hormigón y acero llamado Refugio, erigido un año después del accidente para albergar los restos de la Unidad Cuatro, permitió que el agua de lluvia se filtrara. Debido a que el agua ralentiza o modera los neutrones y, por lo tanto, aumenta sus probabilidades de golpear y dividir núcleos de uranio, las lluvias a veces elevaban el conteo de neutrones. Después de un aguacero en junio de 1990, un “acosador”, un científico de Chernobyl que corre el riesgo de exponerse a la radiación para aventurarse en la sala del reactor dañada, se precipitó y roció una solución de nitrato de gadolinio, que absorbe neutrones, en un FCM que él y sus colegas temían que pudiera ir crítico. Varios años después, la planta instaló rociadores de nitrato de gadolinio en el techo del Refugio. Pero el aerosol no puede penetrar eficazmente en algunas habitaciones del sótano.

Una máscara de gas para chicos es vista cerca del reactor que explotó - REUTERS/Gleb GaranichUna máscara de gas para chicos es vista cerca del reactor que explotó – REUTERS/Gleb Garanich

Los funcionarios de Chernobyl supusieron que cualquier riesgo de criticidad se desvanecería cuando el enorme Nuevo Confinamiento Seguro (NSC) se deslizó sobre el Refugio en noviembre de 2016. La estructura de 1.500 millones de euros estaba destinada a sellar el Refugio para que pudiera estabilizarse y finalmente desmantelarse. El NSC también evita la lluvia y, desde su emplazamiento, los recuentos de neutrones en la mayoría de las áreas del Refugio se han mantenido estables o están disminuyendo. Pero comenzaron a subir en algunos lugares, casi duplicándose en 4 años en la habitación 305/2, que contiene toneladas de FCM enterradas bajo escombros. El modelo ISPNPP sugiere que el secado del combustible de alguna manera hace que los neutrones que rebotan a través de él sean más, en lugar de menos, efectivos para dividir los núcleos de uranio. “Son datos creíbles y plausibles”, dice Hyatt. “Simplemente no está claro cuál podría ser el mecanismo”.

La amenaza no se puede ignorar. A medida que el agua continúa retrocediendo, el temor es que “la reacción de fisión se acelere exponencialmente”, dice Hyatt, lo que lleva a “una liberación incontrolada de energía nuclear”. No hay posibilidad de que se repita lo ocurrido en 1986, cuando la explosión y el incendio enviaron una nube radiactiva sobre Europa. Una reacción de fisión descontrolada en un FCM podría chisporrotear después de que el calor de la fisión hierva del agua restante. Aún así, señala Saveliev, aunque cualquier reacción explosiva sería contenida, podría amenazar con derribar partes inestables del destartalado Refugio, llenando el NSC con polvo radiactivo.

Abordar la amenaza recién desenmascarada es un desafío abrumador. Los niveles de radiación en 305/2 impiden acercarse lo suficiente para instalar sensores. Y rociar nitrato de gadolinio sobre los escombros nucleares no es una opción, ya que está sepultado debajo del concreto. Una idea es desarrollar un robot que pueda resistir la intensa radiación durante el tiempo suficiente para perforar agujeros en los FCM e insertar cilindros de boro, que funcionarían como barras de control y absorberían neutrones. Mientras tanto, ISPNPP tiene la intención de intensificar el monitoreo de otras dos áreas donde los FCM tienen el potencial de volverse críticos.

Casas abandonadas que ardieron al calor del reactor abierto - REUTERS/Gleb GaranichCasas abandonadas que ardieron al calor del reactor abierto – REUTERS/Gleb Garanich

El resurgimiento de las reacciones de fisión no es el único desafío al que se enfrentan los guardianes de Chernobyl. Asediados por radiación intensa y alta humedad, los FCM se están desintegrando, generando aún más polvo radiactivo que complica los planes para desmantelar el Refugio. Al principio, una formación FCM llamada Pie de Elefante era tan difícil que los científicos tuvieron que usar un rifle Kalashnikov para cortar un trozo para su análisis. “Ahora tiene más o menos la consistencia de la arena”, dice Saveliev.

Ucrania ha intentado durante mucho tiempo eliminar los FCM y almacenarlos en un depósito geológico. Para septiembre, con la ayuda del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, pretende tener un plan integral para hacerlo. Pero con la vida aún parpadeando dentro del Refugio, puede ser más difícil que nunca enterrar los inquietos restos del reactor.

https://www.20minutos.es/noticia/4691157/0/detectan-nuevas-reacciones-nucleares-en-chernobil-no-podemos-descartar-la-posibilidad-de-un-accidente/