Arxiu de la categoria: física nuclear

L’alliberament de l’aigua contaminada de Fukushima té el potencial de danyar l’ADN humà

Més de 9 anys després, l’aigua radioactiva continua acumulant-se, sumant ja més d’un milió de tones en uns tancs que arribaran el seu límit en el 2022.

Els tancs podrien comptar amb fins a 63,6 gigabecquereles de carboni-14, juntament amb altres radionúclids a l’aigua, seguiran sent perillosos durant milers d’anys, amb el potencial de causar danys genètics.

La liberación del agua contaminada de Fukushima «tiene el potencial de dañar el ADN humano»

Según la organización ambientalista, el agua contiene una cantidad enorme del isótopo radioactivo carbono-14, y otros radionucleidos «peligrosos», que tendrán «graves consecuencias a largo plazo» para la población y el medio ambiente.

El agua contaminada de la planta nuclear de Fukushima, que pronto podrá ser liberada en el océano Pacífico, contiene carbono radiactivo, que es «un importante contribuyente a la dosis colectiva de radiación y tiene el potencial de dañar el ADN humano», advirtió la organización ambientalista Greenpeace.

Los 1,23 millones de toneladas de agua almacenadas en la planta, a parte del tritio, albergan una cantidad enorme del isótopo radioactivo carbono-14, y otros radionucleidos «peligrosos», que tendrán «graves consecuencias a largo plazo» para la población y el medio ambiente, si se liberan al mar, reza un informe de la ONG, publicado este viernes.

Shaun Burnie, autor del documento y principal especialista nuclear de Greenpeace Alemania, afirmó a la CNN que los tanques podrían contar con hasta 63,6 gigabecquereles de carbono-14. «Estos, junto con otros radionucleidos en el agua, seguirán siendo peligrosos durante miles de años, con el potencial de causar daños genéticos. Es una razón más por la que estos planes tienen que ser abandonados», explicó.

Según los expertos, este isótopo tiene una vida media de 5.370 años y, como resultado, persiste en el medio ambiente durante miles de años y se incorpora a toda la materia viva.

Respuesta de la empresa operadora de Fukushima

Por su parte, Ryounosuke Takanori, portavoz de TEPCO, la empresa operadora de la planta, declaró que la concentración de carbono-14 es de entre 2 y 220 becquereles por litro y subrayó que «incluso si esta agua es continuamente consumida 2 litros cada día, la dosis anual de radiación será entre unos 0,001 y 0,11 milisieverts, lo que no es un nivel que afecte a la salud».

Además, aseguró que TEPCO llevará a cabo un tratamiento secundario del agua «para satisfacer las normas reguladoras de la liberación de sustancias distintas al tritio», y reducir la cantidad de los materiales radiactivos lo máximo posible.

Opinión de expertos independientes

La profesora de Materiales Nucleares de la Universidad de Sheffield (Reino Unido), Claire Corkhill, apuntó en una conversación con la CNN que el tritio se ha liberado en el mar en numerosas ocasiones en países de todo el mundo y el procedimiento tiene un «bajo impacto en los organismos».

Sin embargo, apuntó que el reciente análisis del agua, realizado por TEPCO, había mostrado que la radiactividad en los tanques era «más de lo que se esperaba», e indicaba la presencia de carbono-14 o del radioisótopo emisor beta tecnecio-99, pero los resultados no han mostrado todavía cuánto carbono-14 hay en el agua.

Mientras, Francis Livens, profesor de Radioquímica de la Universidad de Manchester, explicó que «cualquier emisión radioactiva conlleva algún riesgo ambiental y de salud» y agregó que el riesgo sería relativo a la cantidad de carbono-14 que se libere en el océano. «Mucho realmente depende de cuánto se vaya a liberar», concluyó.

Decisión del Gobierno de Japón

El Gobierno japonés anunció anteriormente su plan de ocuparse del agua contaminada de Fukushima. «No podemos posponer una decisión sobre el plan para ocuparnos del agua procesada, para evitar retrasos en el trabajo de desmantelamiento de la planta de energía nuclear de Fukushima Daiichi», afirmó Katsunobu Kato, secretario jefe del Gabinete.

La operación podría comenzar en 2022 como muy pronto y extenderse durante varias décadas. La decisión pone fin a años de debate sobre cómo deshacerse del agua que fue utilizada para enfriar los reactores fundidos de la planta nuclear de Fukushima, destruida por el tsunami que azotó a la nación nipona el 11 de marzo de 2011.

Más de 9 años después, el agua radioactiva continúa acumulándose, sumando ya más de un millón de toneladas en unos tanques que alcanzarán su límite en el 2022.

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/370984-greenpeace-advierte-liberacion-agua-contaminada-tiene-potencial-danar-ad

31 aniversari de l’accident de Vandellòs I

Era el 19 d’octubre de 1989 quan un incendi al generador va posar en risc el reactor de la central nuclear Vandellòs I, que es va quedar sense refrigeració. Si el reactor s’hagués fos, el risc d’una fuita radioactiva hauria estat molt gran. No es va avisar la població, no es van activar els plans d’emergència i es va parlar només d’un petit incendi. La gran estructura que conté el reactor, encara haurà d’esperar fins al 2028 per poder ser desmantellada. Vandellòs I es va construir el 1967 i va començar a produir electricitat a partir de 1972. Es tractava d’un reactor de tecnologia francesa, que utilitzava urani natural com a combustible, grafit com a moderador i diòxid de carboni com a refrigerant del reactor

31 aniversari de l’accident de Vandellòs I

L’accident a la central nuclear Vandellòs I ha estat el més important de l’Estat espanyol i en aquell moment es donava per fet que marcaria un abans i un després en l’aposta que des de els governs de l’Estat, s’havia fet pel desenvolupament d’aquesta energia, 31 anys després seguim comprovant que no és així.

Ecologistes en Acció en motiu d’aquest aniversari, demana revisar l’acord entre el Govern de l’Estat i les companyies que conformen el lobby nuclear i que preveu el tancament definitiu de les plantes nuclears de l’Estat l’any 2035.

El motiu principal d’aquesta demanda rau amb preservació la salut i seguretat de la ciutadania que es veu amenaçada per unes instal·lacions envellides i amb constants incidències que reflecteixen el desgast del seu funcionament.

Un altre motiu és l’econòmic, hem insistit en la necessitat de no renovar les autoritzacions de funcionament, la qual cosa no ha estat tinguda en compte per part de l’actual Govern de l’Estat. La raó de la nostra insistència en aquest aspecte, és perquè entenem que les empreses elèctriques, han de fer unes inversions molt importants per adaptar-se a les noves normes post accident de Fukushima que dubtem puguin assumir , la qual cosa pot acabar en un funcionament irregular d’aquestes plantes atòmiques amb la permissivitat del Consell de Seguretat Nuclear (CSN) o pagant la ciutadania el “lucro cesante” de la seva activitat perquè s’hagin de veure obligats a tancar tenint encara el permís de funcionament vigent.

Finalment, aquesta darrera setmana membres de la nostra organització, hem tingut una reunió amb ENRESA l’empresa encarregada de gestionar els residus radioactius procedents de les centrals nuclears de l’Estat espanyol, que en l’esborrany del setè Pla de Residus, insisteixen en tindre un ATC (magatzem de residus temporal centralitzat) abans de l’any 2028 i un AGP (geològic en profunditat) al 2073. Descartat l’emplaçament de Villar de Cañas, s’obrirà un nou front en la lluita antinuclear sigui on sigui que es vulgui ubicar, és més necessari que mai parar la producció d’energia nuclear per parar la producció d’uns residus que encara no tenen solucionat el tema de la seva ubicació final, els 3.328 milions d’euros que ENRESA té previst destinar al AGP són del tot insuficients per un emplaçament d’aquestes característiques amb la qual cosa l’ATC encara que sigui per una qüestió econòmica pot allargar molt més dels 60 anys previstos la seva activitat.

Per a Ecologistes en Acció la possibilitat d’un altre accident com el que es va produir a Vandellòs I, és altament probable per la qual cosa considerem urgent l’aturada de les plantes atòmiques.

 

El probable ‘no’ d’Espanya a les mines d’urani, un pas més per a la fi de les nuclears?

PSOE i Unides Podem aposten per la prohibició de l’obertura de mines d’urani a Espanya. La mesura podria bloquejar el major projecte miner d’Europa destinat a l’extracció d’aquest material destinat a la producció d’energia nuclear.

Tan de bó, esperem que sigui així.

https://www.publico.es/sociedad/minas-uranio-espana-dice-no-minas-uranio-paso-nucleares.html Continua la lectura de El probable ‘no’ d’Espanya a les mines d’urani, un pas més per a la fi de les nuclears?

Japó planeja llençar a la mar l’aigua contaminada de Fukushima després filtrar-la

El Govern nipó necessita una solució per al milió de metres cúbics d’aigua radioactiva acumulada després de l’accident nuclear de 2011,  però a la central nuclear accidentada pel tsunami del 2011 hi ha més d’un milió de tones d’aigua que no es podrà descontaminar del tot.

El govern japonès hauria decidit llençar al mar l’aigua contaminada que queda a la central nuclear de Fukushima, segons asseguren diversos mitjans del Japó. Es tracta de més d’un milió de tones d’aigua utilitzada per refredar els reactors després de l’accident del 2011, i que ara són emmagatzemats en un miler de dipòsits.

L’aigua la llençarien després d’haver-la filtrada de la majoria de substàncies radioactives amb l’excepció del triti, que no pot ser eliminat amb la tecnologia actual. Per això els ecologistes pescadors locals s’hi oposen, així com el govern de la veïna Corea del Sud, preocupat per les conseqüències mediambientals del vessament.

La mar és tan gran que hi cap tot?

https://www.elperiodico.com/es/internacional/20201016/japon-planea-tirar-al-mar-el-agua-contaminada-de-fukushima-8158905

Después de años de debates, Japón oficializará próximamente su decisión de lanzar al océano el agua contaminada durante la catástrofe nuclear de Fukushima tras filtrarla. El potente movimiento de oposición local argumenta que, pese a haber sido filtrada en varias ocasiones, el millón de metro cúbicos de agua todavía contiene un agente radioactivo.

Las autoridades japonesas se han visto obligadas a tomar una decisión urgente en relación a la gestión del agua, ya que en 2022, el millar de cisternas de Fukushima en las cuales se almacena el líquido quedará saturada. Esta agua procede de la lluvia, del manto subterráneo y de las inyecciones que fueron necesarias para enfriar los reactores que entraron en fusión tras el tsunami del 11 de marzo de 2011.

El agua fue filtrada varias veces para eliminar la mayoría de las sustancias radioactivas que contenía, a excepción del tritio, que no puede ser eliminado con las técnicas actuales. El tritio es peligroso para la salud humana en dosis altas, según los expertos. El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) también defendió la solución de que el agua sea expulsada al mar. Este tipo de procedimiento ya se hace en otras instalaciones nucleares en funcionamiento, tanto en Japón como en otras partes del mundo.

Oposición de la sociedad civil

Esta opción fue muy criticada por los pescadores y los agricultores locales, que temen que la imagen de sus productos se degrade todavía más, y por la sociedad civil, preocupada por las posibles consecuencias medioambientales. Corea del Sur ya prohíbe la importación de productos marinos de Fukushima y estas limitaciones podrían aumentar tras la decisión.

Fuentes oficiales de la Administración japonesa han asegurado que la decisión podría ser tomada este mes, pero no se haría efectiva hasta dentro de dos años y tardaría décadas en completarse. Las otras opciones que fueron analizadas son la evaporación o el almacenamiento a largo plazo.

Núvols més gruixuts i densos: la repercussió dels assajos nuclears a l’atmosfera

Des de la segona meitat de segle XX s’han provat al voltant de 2.500 bombes nuclears. Set dècades després de l’inici de l’era atòmica les conseqüències són encara palpables en el medi ambient.

https://www.eldiario.es/sociedad/nubes-gruesas-densas-repercusion-ensayos-nucleares-atmosfera_1_6194109.html

El 16 de julio de 1945, a las 5:29 am (hora local), EE. UU. detonaba en el desierto de Jornada del Muerto, a 56 kilómetros de la ciudad de Alamogordo en Nuevo México, la primera bomba nuclear, denominada Trinity, que formaba parte del proyecto Manhattan. Con esta prueba empezó la era atómica. Veinte días después, las dos bombas siguientes se arrojaron sobre la población civil japonesa en Hiroshima y Nagasaki, poniendo fin a la Segunda Guerra Mundial.

La paradoja de un mundo sin armas nucleares: todos lo quieren, pero nadie quiere soltarlas

La paradoja de un mundo sin armas nucleares: todos lo quieren, pero nadie quiere soltarlas

Continua la lectura de Núvols més gruixuts i densos: la repercussió dels assajos nuclears a l’atmosfera

Mig segle de secrets i mentides a Palomares

L’estratègia al voltant de la descontaminació de Palomares ha estat condicionada durant dècades per la negació de la gravetat de l’accident, expressada en una frase de Manuel Fraga, llavors ministre de Turisme, després de donar-vos a la platja: “Puc assegurar rotundament que no hi ha a la terra ni al mar cap tipus de contaminació “.

L’acte de l’Audiència Nacional conegut aquesta setmana podria posar fi a més de cinquanta anys d’ocultacions a la ciutadania de l’abast de l’accident nuclear.

https://www.eldiario.es/andalucia/almeria/Audiencia-Nacional-secretos-mentiras-Palomares_0_996000465.html

Tras más de cincuenta años de secretos, medias verdades y mentiras en torno al accidente nuclear de Palomares (Almería), los jueces se han cansado de tanto misterio. La Audiencia Nacional ha dictado un auto, conocido esta semana, en el que pide al Gobierno el Plan de Rehabilitación presentado por el Consejo de Seguridad Nacional el 5 de mayo de 2010 y que permanece secreto desde entonces.

Los magistrados, que estudian una demanda de Ecologistas en Acción para que se limpien las tierras contaminadas, piden al Consejo de Ministros que envíe el plan “con las indicaciones que sean procedentes en relación a la confidencialidad de su contenido”. Aunque está por ver cómo el Gobierno cumple el mandato, este es uno de los pocos avances desde que, el 17 de enero de 1966, dos aviones del Ejército de Estados Unidos colisionaron en el aire, dejando caer cuatro bombas cargadas con plutonio sobre Palomares, una pedanía de Cuevas de Almanzora. Dos se rompieron y liberaron unos nueve kilos de material radiactivo.

El auto, adelantado por El País y al que ha tenido acceso eldiario.es Andalucía, también contiene un contundente voto particular. El magistrado Helmuth Moya no está de acuerdo con la limitación del alcance de la desclasificación y anticipa que volverá a darse una “más que previsible negativa del Consejo de Ministros a desclasificar los documentos”. Esto, dice el juez, pese a que existen “fuertes indicios de que se está poniendo en riesgo la salud pública y el medio ambiente”.

Según el magistrado Meyer, “el auto debió de dejar claro que se trata de decidir sobre los plazos para la aprobación del plan y para su ejecución”.

“Que no esperen a los americanos”

Para José Ignacio Domínguez, abogado de Ecologistas en Acción, el auto es una pequeña victoria. “Mejor no podía ser”, dice. Los jueces piden que se desclasifique no solo el plan de 2010 sino también “cuanta documentación” se haya elaborado desde entonces.

Interpuso la demanda en 2017 y era pesimista. Su objetivo es que se señale una fecha para limpiar los 50.000 metros cuadrados a los que hace alusión el plan de 2010, que una declaración de intenciones firmada con Estados Unidos en 2015 rebaja a 28.000. “Lo que pedimos es que se limpien y se almacenen temporalmente”, sin esperar a que algún día pueda suscribirse un acuerdo para que Estados Unidos se lleve las tierras.

“Nosotros decimos que no esperen a los americanos. Que limpien, criben, reduzcan lo que salga y lo guarden en un almacén temporal. Y que sigan negociando con los americanos”, dice el abogado. Hasta ahora, el Consejo de Seguridad Nacional se escuda en que España no tiene almacén para guardar esa tierra de alta radiación. “Pero es que todos los almacenes en España son temporales. Es una disculpa tonta”, objeta Domínguez.

“Hay una ley del silencio”

La estrategia en torno a la descontaminación de Palomares ha estado condicionada durante décadas por la negación de la gravedad del accidente, expresada en una frase de Manuel Fraga, entonces ministro de Turismo, tras darse un chapuzón en la playa: “Puedo asegurar rotundamente que no hay en la tierra ni en el mar ningún tipo de contaminación”.

Junta espera que el Gobierno atienda la petición de la AN para desclasificar los papeles de Palomares

“Son 54 años de silencios institucionales, pero también del pueblo”, explica José Herrera Plaza, probablemente quien más tiempo ha dedicado a investigar el suceso y sus consecuencias. Responde a eldiario.es/Andalucía mientras regresa de presentar su último libro (Silencios y deslealtades, Editorial Laertes) en Palomares. Es la primera vez que expone sus investigaciones en el pueblo y dice que ha costado romper el hielo. “Aquí hay una ley del silencio, y si alguien la rompía, se lo comían”. Con dos excepciones: la duquesa de Medina Sidonia, en 1966, y Antonia Flores, una joven alcaldesa del PSOE, en 1985. “Desde entonces, nada”.

Estados Unidos montó la Operación Flecha Rota, que resultó en una limpieza exigua de la zona: dejaron 16,6 hectáreas con residuos radiactivos enterrados a 30 centímetros de profundidad y 87 hectáreas de terreno con residuos radiactivos a 25 centímetros de profundidad; construyeron dos enormes fosas de 1.000 y 3.000 metros cúbicos y las llenaron de residuos; y por último, dejaron algunas zonas tal y como estaban. Es el caso de la Sierra Almagrera, donde el viento depositó partículas de plutonio.

Según los documentos del Consejo de Seguridad Nuclear que Ecologistas en Acción ha aportado a la causa y ha podido consultar este medio, tan solo se llevaron a Savannah River (Carolina del Sur) 1000 metros cúbicos de material radiactivo. En una conferencia pronunciada en 2016, Carlos Sancho Llerandi, jefe del Programa de Recuperación Radiológica Ambiental del Departamento de Medio Ambiente del CIEMAT, estimó que los norteamericanos se llevaron menos de un kilo de plutonio de los nueve que se dispersaron. El resto sigue en Palomares.

“Un proyecto de experimentación ilegal”

Durante años, la tierra se movió en la escala en que puede moverla un pequeño agricultor. “Sobre la fosa de 1000 m3 se han cultivado sandías y otros productos hortícolas”, cuenta la demanda.

En 1988 llegaron a construirse dos grandes balsas de regadío en una tierra altamente contaminada. Mientras los técnicos del CIEMAT tomaban muestras, los operarios construían las balsas, ajenos al riesgo radiactivo. El CIEMAT concluyó por entonces, en un informe aportado a la causa, que las labores agrícolas liberaban más radiactividad que la de Chernóbil. En un informe de 2001, el Consejo de Seguridad Nuclear dio cuenta de los análisis realizados entre 1966 y 1988 a 714 residentes en Palomares. El 14% de los análisis dio positivo; 124 personas tenían valores de plutonio en orina superiores a la AMD (actividad mínima detectable); 55 personas “se considera que realmente sufrieron una contaminación interna”; de ellas, algunas eran niños que no habían nacido en 1966.

“Es una constante desde 1966”, resume Herrera Plaza. “Cuando a la población se le negaba la información, el señor Emilio Iranzo iba a Viena a decir lo que aquí no decían a los vecinos”. Para el periodista e investigador, durante años se ha desarrollado un “proyecto de experimentación con humanos ilegal y sin consentimiento informado”. Se tomaron muestras y se recopiló información sin contar a los vecinos cuáles eran los riesgos a los que estaban expuestos.

La burbuja inmobiliaria cambió el panorama. Ante el interés en urbanizar la zona y el riesgo de que el movimiento de tierras a gran escala provocase un desastre, el CIEMAT optó por expropiarlas temporalmente.

Desde 2011 los terrenos están vallados, pero Ecologistas en Acción ha denunciado que es una restricción incompleta e insuficiente. La lluvia y el viento podrían esparcir los residuos contaminantes y la fauna entra y sale del vallado sin control. En los años 90 se comprobó que algunos caracoles, muy consumidos en la zona, portaban una altísima carga radiactiva, de 900 bequerel por kilo (el Códex Alimentario recoge un máximo permitido de 10 bequerel por kilo). La Comisión Europea ha pedido ahora a España que realice muestreos de conejos.

El secreto, “una tradición heredada”

“Creo que ha sido muy positivo que la Audiencia Nacional inste al Gobierno a desclasificar los documentos, porque deja claro que no afecta a la seguridad del Estado, que es para lo que está la ley”, opina Herrera Plaza.

El artículo dos de la ley de secretos oficiales limita las materias clasificadas a aquellas que puedan poner en riesgo la seguridad y defensa del Estado. En Palomares, sin embargo, el motivo del secreto es que se pongan en riesgo los “intereses políticos, sociales, económicos y comerciales de España y, particularmente, las relaciones diplomáticas con Estados Unidos”, según señaló un acuerdo del Consejo de Ministros de 15 de octubre de 2010.

En su voto particular, el magistrado Meyer señala que esto se está usando como “pretexto” cuando están en juego “valores de primordial importancia como la salud pública y la protección del medio ambiente”. Meyer denuncia que la clasificación de todo lo referido a Palomares no respeta el principio general de publicidad ni el derecho a la información ambiental, lo que “contribuye a excluir ciertos asuntos del debate democrático”. “La interpretación extensiva de los conceptos de seguridad y defensa nacional es una tradición heredada de un estado dictatorial”, ha dejado por escrito el magistrado.

Ecologistas en Acción cree que la zona es “un cementerio nuclear al aire libre construido con carácter definitivo en zona urbana o urbanizable” y permanece en una “ilegalidad absoluta” desde 1966. Además, aseguran que todo irá a peor: las radiaciones alfa que ahora emite el plutonio 241 se transformarán con el tiempo en radiaciones gamma del americio 241, de mayor alcance. El americio irá ganando peso en los próximos años en Palomares si la justicia no ordena antes la ejecución de un plan que, de momento, sigue siendo secreto.

Ecologistas en Acción estudia quejarse al Defensor del Pueblo

José Ignacio Domínguez denuncia que sigue obstaculizándose cualquier avance relacionado con Palomares. El último, según denuncia, es la remisión parcial y manipulada de las conclusiones de los científicos de la Comisión Europea que visitaron Palomares el pasado junio. El Parlamento Europeo remitió a Ecologistas en Acción un avance del informe de la Comisión en el que señalaba, entre otras cosas, la conformidad con la existencia de dos contenedores con 5,8 toneladas de residuos nucleares que el CIEMAT ha trasladado desde Madrid desde el año 2016. Inicialmente, el CIEMAT admitió el traslado de 1,5 toneladas, pero acabó admitiendo que fue casi el cuádruple.

El informe definitivo de la Comisión se ha conocido esta semana y no recoge nada de esos contenedores. “Lo que nos dijeron es todo mentira. No tiene nada que ver con lo que dijo la Comisión Europea. Han jugado sucio”, protesta Domínguez, que anuncia que presentará una queja ante el Defensor del Pueblo Europeo.

La Comisión, que señala que los niveles de contaminación de plutonio en tierra, agua, aire y productos agrícolas son “aceptables” en este momento, pide a España que informe de sus avances antes de finales de 2020, y que para finales de 2021 le explique los progresos para aplicar un plan de rehabilitación definitivo.

 

El “sol artificial” xinès estarà operatiu el 2020. Fusió nuclear

Aprofita l’energia produïda per la fusió nuclear i proporciona una font barata d’energia neta. La fusió nuclear consisteix en una reacció en la qual dos nuclis atòmics (per exemple de deuteri) es converteixen en un nucli més pesant (en l’exemple heli), aquesta reacció va acompanyada de l’emissió de partícules (en l’exemple del deuteri un neutró). Aquestes reaccions poden produir una gran emissió d’energia, en forma de raigs gamma i d’energia cinètica de les partícules emeses.

A diferència de la fissió, que es basa a trencar un àtom molt pesant (d’urani o de plutoni, per exemple) i fer-ne aparèixer de més lleugers (radi entre d’altres), la fusió consisteix a unir àtoms lleugers i convertir-los en un de més pesant.

La producció d’energia mitjançant la fusió nuclear ja fou considerada el 1928, però les primeres experiències serioses no començaren fins el 1950. La fusió nuclear, contràriament a la fissió, no produeix residus radioactius perillosos. Les principals reaccions de fusió són:

Les dues darreres poden ésser considerades una conseqüència de les dues primeres. Hi ha una temperatura llindar que cal superar perquè l’energia obtinguda en la fusió nuclear sigui més gran que la necessària per a produir-la. La necessitat d’emprar temperatures elevadíssimes, de l’ordre de les centenes de milions de graus, ha fet donar a l’energia de fusió el nom d’energia termonuclear. A aquestes elevades temperatures els àtoms són totalment ionitzats i el gas constituït per ells rep el nom de plasma. La fusió, al contrari de la fissió, no es produeix en cadena. De tota manera, si el plasma es manté a una temperatura que superi àmpliament el llindar que dóna un balanç energètic positiu, l’alliberament d’energia termonuclear pot mantenir la fusió de nous nuclis. El control de la fusió és el problema bàsic per a la producció d’energia termonuclear a escala industrial: cal portar el plasma a una temperatura molt elevada i assegurar l’estabilitat del plasma. Per tal d’assolir temperatures tan elevades, cal fornir gran quantitat d’energia (superior als 700 MW) al sistema; d’altra banda, l’estabilitat del plasma s’aconsegueix en confinar-lo ( confinament) mitjançant potents camps magnètics, de forma anul·lar, generats en complexos dispositius, el més emprat dels quals constitueix el tokamak. Hom espera que l’energia produïda per la fusió nuclear abasti les necessitats del futur. Entre les iniciatives destinades a controlar la fusió nuclear amb finalitats energètiques, cal destacar la desenvolupada pel programa europeu Joint European Torus (JET) d’Abingdon (Anglaterra) , en què participa l’Estat espanyol. L’any 1991, al JET, s’aconseguí mantenir la fusió nuclear controlada, amb producció significativa d’energia, durant dos segons, a una temperatura d’entre 200 i 300 milions de graus. Tot i així, tenir centrals nuclears de fusió no sembla possible abans de la dècada del 2030. Des de mitjan anys vuitanta, els esforços més importants en el camp de la fusió nuclear se centren en l’ITER, projecte de gran abast impulsat sobretot per la Unió Europea, en el qual participen també els Estats Units d’Amèrica, el Japó, Rússia, la República de Corea, la Xina i l’Índia. La fusió incontrolada és el principi en què es basa el funcionament d’una bomba nuclear de fusió o bomba d’hidrogen. La font d’energia del Sol i d’altres astres no és més que la fusió nuclear de l’hidrogen.

https://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2019-12-20/sol-artificial-chino-fuente-energia-ilimitada-2020_2385663/?utm_source=facebook&utm_medium=social&utm_campaign=ECDiarioManual Continua la lectura de El “sol artificial” xinès estarà operatiu el 2020. Fusió nuclear