Arxiu de la categoria: FÍSICA RELATIVISTA

Einstein supera una altra prova al forat negre central de la galàxia

Una estrella que orbita a prop de l’astre supermassiu confirma la relativitat

https://www.lavanguardia.com/ciencia/fisica-espacio/20190726/463697782924/teoria-relatividad-einstein-

Se llama S0-2, aunque también se la conoce, simplemente, como S2. Es joven, 15 veces más masiva que el Sol y es una de las dos estrellas que más se acerca en su órbita al agujero negro supermasivo, Sagitario A*, que hay en el corazón de nuestra galaxia, a unos 26.000 años luz de la Tierra. El estudio de su órbita alrededor de este astro supermasivo y, en concreto, de cómo se comporta su luz cuando está cerca del campo gravitatorio de Sagitario A* ha permitido demostrar, nuevamente, que Einstein estaba en lo cierto.

Un equipo internacional de investigadores, liderados por Andrea Ghez, catedrática de astrofísica de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA), ha escudriñado pacientemente a S2 a lo largo de 24 años. Durante ese tiempo, ha estudiado y analizado minuciosamente su trayectoria elíptica alrededor del astro supermasivo, tomado datos acerca de su magnitud y su velocidad, entre otros, y ha logrado comprobar que la luz de esta estrella se comporta cerca del agujero negro tal y como predice la teoría de la relatividad de Albert Einstein. Continua la lectura de Einstein supera una altra prova al forat negre central de la galàxia

L’eclipsi que va convertir a Einstein en llegenda

Segons la relativitat general, la força de gravetat és un efecte causat per la curvatura de l’espai-temps. Un cos immens com el Sol, per exemple, distorsiona l’espai-temps al seu voltant, i fa que altres objectes menors hagin de seguir aquesta distorsió.Fins i tot la llum de les estrelles, en el seu camí cap a la Terra, té la seva trajectòria alterada quan passa prop del Sol.

Per això, si les estrelles poguessin ser vistes durant el dia, aquestes semblarien una mica més allunyades del Sol del que realment són.

Era una qüestió d’astronomia i matemàtiques. Els càlculs d’Einstein preveien un desviament de la llum dues vegades més gran que el que es preveia d’acord amb la teoria de Newton. Per provar la teoria, caldria fotografiar estrelles prop del Sol i després prendre-les en el mateix lloc a la nit. Després, mesurar la seva posició en el cel en cada moment.

L’escenari ideal per això era un eclipsi total, el moment en que l’ombra de la Lluna arriba a la Terra i amaga el Sol. La foscor permet als astrònoms observar els estels, els planetes i l’atmosfera solar més fàcilment.

Per comprovar que el camp gravitacional del Sol desvia la llum d’una estrella, aquesta necessita estar a prop del Sol però  no es pot percebre l’efecte. El Sol és tan brillant que normalment no es veuen estrelles durant el dia. Per això era necessari fer l’experiment durant un eclipsi total .

“La pregunta plantejada per la meva ment va ser resposta pel cel lluminós del Brasil” va dir Einstein

https://www.lavanguardia.com/ciencia/20190529/462549126830/eclipse-1919-teoria-relatividad-einstein-eddington.html

Fue el eclipse más importante de la historia de la ciencia. Más de seis minutos de oscuridad que aportaron la primera demostración empírica de la teoría de la relatividad y que convirtieron a Albert Einstein en una celebridad. Pero el gran protagonista del eclipse del 29 de mayo de 1919 no fue Einstein sino el astrónomo británico Arthur Eddington, un cuáquero pacifista que se había negado a ir a la guerra, que no veía al científico alemán como un rival y que tuvo que sobreponerse al mal tiempo, a los mosquitos y hasta a los monos que le robaban el equipamiento de su telescopio para obtener las imágenes que cambiarían la historia de la ciencia.

Einstein era hasta entonces un físico reconocido dentro de la comunidad científica y desconocido fuera de ella. Había llegado a la desconcertante conclusión de que la gravedad no es una fuerza que actúa a distancia entre objetos, como sostenía la Ley de Gravitación Universal de Newton, sino un efecto de la curvatura del espacio-tiempo.

La predicción

La teoría de Einstein predice que la masa de astros como el Sol desvía la luz de estrellas lejanas

Si el concepto de curvatura del espacio tiempo les resulta extraño ahora, después de que científicos como Stephen Hawking y películas como Interstellar hayan hecho lo posible por familiarizarnos con él, imaginen lo raro que debió parecer en 1915, cuando Einstein publicó su Teoría de la Relatividad General. Según la teoría de Einstein, la masa de los objetos hace que el espacio-tiempo se curve y, cuanto mayor sea la masa, mayor será la curvatura.

 Aunque matemáticamente la teoría era impecable, desafiaba al sentido común. Y le faltaba lo más importante que necesita una teoría para ser aceptada: pruebas experimentales.
Albert Einstein, en 1921

Albert Einstein, en 1921 (Getty)

El propio Einstein había aportado la primera de estas pruebas al calcular que las anomalías de la órbita de Mercurio, que las ecuaciones de Newton no podían explicar, encajan perfectamente con las ecuaciones de la teoría de la relatividad. Sin embargo, este era un razonamiento a posteriori, insuficiente para convencer a los escépticos de que la teoría de la relatividad era correcta. Faltaba una predicción que se pudiera poner a prueba.

Aquí es donde entra en escena Arthur Eddington, astrónomo de la Universidad de Cambridge y la persona que más hizo por popularizar las ideas científicas de Einstein. Si la gravedad curva el espacio-tiempo, razonó Eddington, al igual que otros científicos de la época, entonces desviará la trayectoria de la luz. Es decir, si la luz pasa por esta curvatura, quedará desviada, aunque no tenga masa.

Nada mejor que un eclipse solar para poner a prueba esta predicción. La luz de las estrellas que se encuentran justo detrás del Sol se desviará por la masa solar, que curva el espacio-tiempo, de manera que las estrellas no se verán en el mismo sitio que si su luz viajara en línea recta.

Un nuevo icono

Einstein se convirtió en una celebridad cuando se presentaron los resultados

Eddington fue uno de los primeros y más fervientes conversos a la teoría de la relatividad. Según una famosa anécdota, el día que le dijeron que él era una de las tres únicas personas en el mundo que comprendían la relatividad, contestó que no se le ocurría quién podía ser la tercera. Además de tener sentido del humor, Eddington era, al igual que Einstein, un pacifista que creía que la ciencia podía unir a la humanidad.

Einstein había publicado su teoría durante la Primera Guerra Mundial. En un momento en que todo lo alemán estaba demonizado en el Reino Unido, Eddington tuvo el valor de defender el trabajo de un físico alemán, que además ponía en entredicho al inglés Newton. En lugar de ser encarcelado como otros cuáqueros que se negaron a ir a la guerra, Eddington pudo seguir trabajando porque la Universidad de Cambridge argumentó en 1916 que sus investigaciones eran de interés nacional.

Dos años más tarde, cuando el Ministerio de Servicio Nacional le reclamó de nuevo, y cuando parecía que ya nada podía salvarle de la cárcel, intercedió por él Frank Dyson, el Astrónomo Real, que era escéptico respecto a las ideas de Einstein pero que argumentó que Eddington era imprescindible para la expedición británica que debía observar el eclipse solar del 29 de mayo de 1919.

El gran artífice

El astrónomo Arthur Eddington, que se negó a ir a la guerra, se salvó de ir a la cárcel para hacer las observaciones

Comprobar si la predicción de la teoría de la relatividad se cumplía suponía todo un reto logístico, ya que el eclipse total sólo sería visible desde latitudes ecuatoriales en una estrecha franja que recorrería Àfrica, el Atlántico y Sudamérica.

Suponía además un reto técnico, ya que las ecuaciones de Einstein predecían que la luz de las estrellas debían desplazarse sólo 1,75 segundos de arco –o una milésima parte del diámetro de la luna llena– por la masa del Sol.

Conscientes de la dificultad de la empresa, Dyson y Eddington decidieron organizar dos expediciones en lugar de una para tener más posibilidades de éxito. Una iría a la isla de Príncipe, en el golfo de Guinea, y la otra a Sobral, en Brasil.

Ciencia por la paz

Eddington era un pacifista que esperaba que la ciencia pudiera unir a la humanidad

Cuando Eddington y su colega Edwin Cottingham llegaron a Príncipe, se encontraron con condiciones mucho peores de lo que esperaban. El tiempo era espantoso y tuvieron que trabajar bajo mosquiteras y ahuyentar a monos. El día del eclipse amaneció con tormenta. Durante los aproximadamente seis minutos en que el sol quedó totalmente oculto, Eddington y Cottingham consiguieron hacer dieciséis fotos mientras algunas nubes seguían cruzando el cielo. Pero, cuando las revelaron, se encontraron con que solo dos de las dieciséis eran aprovechables.

En Sobral las cosas no fueron mucho mejor. Allí el problema no fue la lluvia sino el calor. La expedición científica consiguió hacer 19 fotos con un telescopio que habían llevado, pero todas salieron borrosas, posiblemente porque el calor deformó la lente principal del aparato. Afortunadamente, llevaban otro pequeño telescopio con el que obtuvieron ocho buenas imágenes.

Teoría confirmada

Estrellas del cúmulo de las Híades aparecieron desplazadas tal como predecía la teoría de la relatividad

Los dos equipos se reunieron en agosto para poner en común sus observaciones. En las dos fotos de Príncipe, las estrellas del cúmulo de las Híades, en la constelación de Tauro, parecían estar desplazadas 1,61 segundos de arco. En las fotos de Sobral, se calculó que estaban desplazadas 1,98 segundos de arco. Si se hacía una estimación media entre las dos observaciones, el desplazamiento era de 1,8 segundos de arco, un valor casi igual al predicho a partir de la teoría de la relatividad.

“Hoy en día los eclipses de sol tienen un valor sobre todo educativo”, señala Kike Herrero, astrofísico del Institut d’Estudis Espacials de Catalunya. “Pero hace cien años ofrecían condiciones para estudiar la corona solar, algo que ahora podemos hacer en cualquier momento del año, y para hacer descubrimientos científicos importantes como la confirmación de la teoría de la relatividad”.

Hoy en día los eclipses tienen un valor sobre todo educativo”

Eddington y su equipo presentaron sus resultados en una reunión científica celebrada el 6 de noviembre en Londres en una sala abarrotada. La audiencia quedó impresionada. “Este es el resultado más importante en relación con la teoría de la gravitación desde los días de Newton”, proclamó J. J. Thomson, descubridor del electrón y premio Nobel de física.

Al día siguiente, el Times de Londres tituló: “Revolución en la ciencia: nueva teoría del Universo: las ideas de Newton derrocadas”. En Estados Unidos, el New York Times anunció: “Luces curvadas en el cielo: triunfa la teoría de Einstein”.

Para Einstein ya nada sería igual. El eclipse le convirtió en un icono de la ciencia. “Eddington fue el aliado más esencial de Einstein”, escribe Matthew Stanley, profesor de historia de la ciencia de la Universidad de Nueva York, en un artículo en la web de la BBC. “Su colaboración fue determinante no sólo para el nacimiento de la física moderna, sino para la supervivencia de la ciencia como una comunidad internacional”.

https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-48153620

Katie Bouman, la dona que va somiar amb fotografiar un forat negre

La científica de només 29 anys ha estat clau per desenvolupar l’algoritme que ha permès obtenir una imatge històrica. Bouman és una peça clau dels 200 científics de 20 països que han format equip per obtenir la imatge històrica, la del forat negre situat a la galàxia M87, a 55 milions d’anys llum de la Terra.

https://www.lavanguardia.com/ciencia/20190411/461587484679/katie-bouman-cientifica-mit-primera-fotografia-agujero-negro.html

Con solo 27 años Katie Bouman se propuso hacerle una fotografía a un agujero negro. En 2016 acababa de graduarse en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y ofreció una con charla en la que hablaba del proyecto que ayer dio la vuelta al mundo al cumplirse. Ha sentido tan suya esta aventura que no pudo ocultar su emoción en sus redes sociales.

La instantánea de la científica con el agujero negro en la pantalla de su ordenador se ha convertido en viral. “Viendo con incredulidad como la primera imagen que hice de un agujero negro estaba en proceso de ser reconstruida”, escribía Bouman. Su juventud y el hecho de haber superado todas las barreras laborales por ser mujer dan todavía más mérito a su trabajo. Continua la lectura de Katie Bouman, la dona que va somiar amb fotografiar un forat negre

Ones gravitacionals: el ressò de quatre esdeveniments còsmics arriba a la Terra

A TV3 una de las sèries de més audiència banalitza tots els conceptes de la mecànica quàntica. Això és bo, qualsevol divulgació de la ciència és bona.

Ho diem així com qui no vol la cosa, forma part del nostre llenguatge i coneixement incorporat, però fa un parell d’anys, no havíem sentit  aquesta paraula de manera tan popular: “Ones gravitacionals”. De fet el treball de recerca de l’alumne que tutoritzo aquest any  té com a títol “Viatjar en el temps” . Parla de les ones gravitacionals  en el treball com si fos un concepte del més normal.

L’anunci de quatre fusions addicionals de forats negres binaris ens aporta més informació sobre la naturalesa de la població d’aquests sistemes binaris en l’Univers i restringeix millor el ritme de successos per a aquest tipus d’esdeveniments.

Anem aprenent i encara ens queda molt. Com va dir Richard Feynman (aquest any es compleixen 100 anys del seu naixement) :

“Si vostè pensa que entén la mecànica quàntica … llavors vostè no entén la mecànica quàntica “

ttps://www.elperiodico.com/es/ciencia/20181203/cuatro-nuevas-detecciones-ondas-gravitacionales-7181432 Continua la lectura de Ones gravitacionals: el ressò de quatre esdeveniments còsmics arriba a la Terra

Einstein derrota a Newton en el forat negre del centre de la Via Làctia

La llum d’una estrella que ha passat al costat del gran forat negre del centre de la nostra galàxia, la Via Làctia, s’ha distorsionat tal com prediu la teoria de la Relativitat d’Einstein i de manera diferent a com predeia la teoria gravitatòria de Newton. En tractar-se d’una òrbita el·líptica allargada, l’estrella s’accelera quan s’acosta al forat negre i es desaccelera quan s’allunya, de manera similar a com fan els cometes en el sistema solar quan s’acosten i s’allunyen del sol.

https://www.lavanguardia.com/ciencia/20180726/451113387136/relatividad-einstein-agujero-negro-via-lactea.html

La luz de una estrella que ha pasado junto al gran agujero negro del centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, se ha distorsionado tal como predice la teoría de la Relatividad de Einstein y de manera diferente a como predecía la teoría gravitatoria de Newton. Con este descubrimiento, anunciada hoy por el Observatorio Austral Europeo (ESO), la teoría de la relatividad ha demostrado por primera vez su validez en las condiciones de gravedad extrema de un agujero negro supermasivo.

Las observaciones se han realizado con el telescopio VLT –iniciales en inglés de Telescopio Muy Grande- que el ESO tiene en Cerro Paranal, a 2.635 metros de altitud en el norte de Chile. Los astrofísicos han seguido el movimiento de la estrella S2 en el momento de máxima aproximación al agujero negro, que ha tenido lugar en mayo de 2018.

La estrella se ha acelerado a una velocidad de 25 millones de kilómetros por hora –o casi un 3% de la velocidad de la luz- al acercarse a 20.000 millones de kilómetros del agujero negro. Con una masa de cuatro millones de soles, el agujero negro crea a su alrededor el campo gravitatorio más intenso de la galaxia. Continua la lectura de Einstein derrota a Newton en el forat negre del centre de la Via Làctia

Einstein tenia raó: tot cau a la mateixa velocitat sigui quin sigui el seu pes

Confirmat el principi que tots els cossos que es trobin en un mateix camp gravitatori tenen la mateixa acceleració.  Einstein tenia raó: tot cau a la mateixa velocitat sigui quin sigui el seu pes. És un principi fonamental de la teoria de la relativitat general d’Einstein.

Què cau més de pressa: un martell o una ploma? La inèrcia de les nostres percepcions fa pensar que el primer. Però en realitat, tots els cossos, per molt diferents que siguin les seves masses, cauen amb la mateixa velocitat.

És el que s’anomena principi d’equivalència i està en els fonaments de la teoria general de la relativitat d’Albert Einstein. S’ha confirmat diverses vegades, però ara s’ha fet utilitzant objectes molt llunyans i complexos: un estel de neutrons i un estel nan blanc.

Aristòtil sostenia que els objectes més pesants cauen a més velocitat. Galileu el va contradir i va llençar des de la torre de Pisa dues bales de canó de mides diferents, que van arribar a terra en el mateix moment. Era l’evidència de l’experiment contra el principi d’autoritat.

La demostració va sortir dels límits de la Terra el 1971, quan l’astronauta David Scott va deixar caure un martell i una ploma a la superfície de la Lluna. L’absència d’atmosfera eliminava el fregament i feia que tots dos caiguessin exactament a la mateixa velocitat. A més, la menor gravetat en el nostre satèl·lit ho feia més visible perquè l’acceleració de la caiguda era menor.

Vídeo de Bruno van Wayenburg.

Experiment rere experiment, el principi d’equivalència s’ha anat confirmant. Però l’última ha estat la més espectacular: un equip amb investigadors d’Austràlia, Canadà, Estats Units i Holanda, encapçalat per Anne Archibald, de la Universitat d’Amsterdam, han utilitzat uns objectes que es troben a més de quatre mil anys llum de la Terra. Descriuen el seu mètode a la revista “Nature”.

La clau és un sistema de tres estels: un estel de neutrons i un estel nan blanc, que orbiten junts al voltant d’un altre estel nan blanc. Dit d’una altra manera, els dos primers es troben sota l’atracció gravitatòria del tercer. Els astrofísics van plantejar que si tots dos no queien cap a l’estel central a la mateixa velocitat, s’observarien petites deformacions en les òrbites.

http://www.lavanguardia.com/ciencia/fisica-espacio/20180704/45651742056/test-teoria-relatividad-einstein-gravedad-principio-equivalencia.html

La teoría de la relatividad general de Albert Einstein se ha sometido a la prueba más rigurosa hasta la fecha y la ha aprobado holgadamente. Una investigación internacional liderada por el Instituto de Astronomía Anton Pannekoek de la Universidad de Amsterdam (Holanda) ha demostrado que el principio de equivalencia, que sostiene que todos los cuerpos en un mismo campo gravitatorio caen con la misma aceleración, se cumple también en las condiciones de fuerte gravedad de un sistema formado por tres cadáveres de estrellas: un púlsar y dos enanas blancas. Los resultados se publican hoy en la revista Nature .

El principio de equivalencia es la base de la teoría de la relatividad general de Einstein, que propone que la gravedad no es una fuerza que actúa sobre cada objeto de forma independiente, sino una deformación del propio tejido del espacio-tiempo.

El test ha utilizado un exótico sistema estelar triple, formado por un púlsar y dos enanas blancas, que son el resultado de la muerte de estrellas

En realidad, el principio de equivalencia se conoce desde hace siglos. Galileo Galilei ya lo puso a prueba tirando esferas de distintas masas desde lo alto de la torre de Pisa, en Italia, según algunas versiones de la historia. Y, ya que todas las esferas se hallaban bajo la influencia del mismo campo gravitatorio, el de la Tierra, todas tardaron el mismo tiempo en llegar al suelo.

En 1971, el principio superó otro test en la Luna, cuando el astronauta David Scott, de la misión Apolo 15, dejó caer a la vez y desde la misma altura un martillo y una pluma de halcón sobre la superficie del satélite. En ausencia de aire, y por lo tanto de fricción, la aceleración de ambos cuerpos dependía exclusivamente de la gravedad lunar. Y, como se esperaba, la pluma y el martillo tocaron a la vez el suelo de la Luna.

El nuevo test del principio de equivalencia ha utilizado el exótico sistema triple ASR J0337+1715, a 4.200 años luz de la Tierra. En su centro habita un púlsar: un tipo de estrella de neutrones –los objetos más densos del Universo– que emite un rayo de ondas de radio mientras rota. El resultado es una especie de faro estelar que ilumina la Tierra periódicamente, con una regularidad matemática. Pero si el púlsar se mueve, por culpa de la influencia gravitatoria de otros astros, la regularidad se altera. Los astrónomos son capaces de medir el movimiento del púlsar y de los cuerpos que rotan con él a través de estas irregularidades.

En torno a este púlsar gira una enana blanca, que es el núcleo que queda tras la muerte de estrellas como el sol. Es ocho veces menos masiva y completa una órbita alrededor del púlsar cada día y medio. El tercer componente del sistema triple es otra enana blanca, con el doble de masa, que gira alrededor del sistema interior en una órbita mucho más amplia, de 327 días.

No conocemos ningún otro como este. Eso lo hace un laboratorio único para poner a prueba las teorías de Einstein”

RYAN LYNCH

Coautor de la investigación

“Es un sistema estelar singular”, declara Ryan Lynch, coautor del estudio e investigador del Observatorio de Green Bank (Estados Unidos), en un comunicado difundido por esta institución. “No conocemos ningún otro como este. Eso lo hace un laboratorio único para poner a prueba las teorías de Einstein”, remarca.

Lo que hace a este sistema idóneo para el test es que el púlsar es tan denso que ejerce una influencia gravitatoria incluso sobre sí mismo. Según teorías alternativas sobre la gravedad, esta clase de objetos no cumplen el principio de equivalencia. En cambio, según la teoría de la relatividad general de Einstein, su comportamiento bajo un campo gravitatorio externo no debe ser distinto que el de cualquier otro cuerpo, desde una pluma a una estrella.

Los astrónomos liderados desde el Instituto de Astronomía Anton Pannekoek han observado el púlsar durante seis años. Así han podido determinar su aceleración y la de su compañera enana blanca, la más interna, respecto a la enana blanca externa. Según la teoría de la relatividad general, ambas aceleraciones debían ser iguales, ya que se encuentran en el mismo campo gravitatorio, el de la enana blanca externa. Otras teorías, por el contrario, predecían que serían diferentes.

En línea con la predicción de la teoría general de la relatividad con el principio de equivalencia, el análisis no ha detectado diferencias en las aceleraciones de ambos cuerpos. “Y si ha una diferencia, es menor de tres partes entre un millón”, afirma Nina Gusinskaia, investigadora de la Universidad de Amsterdam y coautora del artículo, en el comunicado del Observatorio de Green Bank.

Así pues, la relatividad general ha pasado el test más riguroso –diez veces más que el anterior– hasta la fecha, mientras otras teorías alternativas, como algunas versiones de la teoría de cuerdas, han quedado prácticamente descartadas. Einstein, una vez más, tenía razón.

http://www.ccma.cat/324/einstein-novament-confirmat-tot-cau-a-la-mateixa-velocitat-sigui-quin-sigui-el-seu-pes/noticia/2864884/

Stephen Hawking afirma saber què hi va haver abans del Big Bang

El físic aposta per una teoria coneguda com la “proposta sense límits”. La teoria assumeix que, abans de l’explosió, el temps no existia, és a dir, que no hi havia temps abans del Big Bang perquè el temps no existia abans de la formació de l’espai-temps associat amb el Big Bang i la posterior expansió de l’univers en l’espai i el temps.

https://www.elperiodico.com/es/ciencia/20180305/stephen-hawking-big-bang-6667951

El famoso físico teórico Stephen Hawking tiene una respuesta al enigma de qué había antes del Big Bang, el principio del Universo, hace 13.800 millones de años.

En una entrevista con su colega Neil de Grasse Tyson para el programa de televisión ‘Star Talk’ emitido este domingo en National Geographic Channel, Hawking apostó por una teoría conocida como la “propuesta sin límites”. Continua la lectura de Stephen Hawking afirma saber què hi va haver abans del Big Bang

Per què la gravetat corba la llum, si els fotons no tenen massa?

La massa deforma l’espai-temps que transita, i aquesta deformació és el que fa que altres objectes que que passin a prop, tinguin o no massa, vegin la seva trajectòria modificada, no per una força externa, és pels propis sots en l’espai. Per entendre-ho, se suposa una taula perfectament llisa. Una bola en repòs no rodaria per ella i seguiria quieta. Però ara col·loquem sobre la taula una massa molt gran, que deformaria el pla de la taula. Per tant, ara la bola notaria que la superfície de la taula està deformada i es mouria. Si, en comptes del pla de la taula, agafem l’espai sencer, i en lloc de boles agafem fotons de llum, el procés és similar.

Està bé que aquests conceptes es popularitzin.

http://www.lavanguardia.com/ciencia/fisica-espacio/20180122/44168299466/preguntas-big-vang-gravedad-curva-luz-fotones-einstein.html Continua la lectura de Per què la gravetat corba la llum, si els fotons no tenen massa?

Stephen Hawking adverteix sobre el canvi climàtic: “La Terra es convertirà en un món infernal semblant a Venus”

Els recursos s’estan esgotant a un ritme alarmant. “Venus és un exemple d’escalfament descontrolat”, assenyala Hawking, cosa que també podria passar a la Terra si els gasos d’efecte hivernacle a l’atmosfera arriben a nivells extrems.

Stephen Hawking ha treballat en les lleis bàsiques que governen l’univers. Junt amb Roger Penrose, va mostrar que la teoria general de la relativitat d’Einstein implica que l’espai i el temps han de tenir un principi en el bigbang i un final dins de forats negres. Semblants resultats assenyalen la necessitat d’unificar la relativitat general amb la teoria quàntica, l’altre gran desenvolupament científic de la primera meitat del segle xx

http://www.latercera.com/noticia/stephen-hawking-advierte-cambio-climatico-la-tierra-se-convertira-mundo-infernal-parecido-venus/amp/?__twitter_impression=true

El destacado físico teórico Stephen Hawking advirtió que, de continuar el actual ritmo del cambio climático, la Tierra se volverá “un mundo infernal” con temperaturas similares a Venus. Continua la lectura de Stephen Hawking adverteix sobre el canvi climàtic: “La Terra es convertirà en un món infernal semblant a Venus”

Un xoc d’estrelles de neutrons obre una nova era en l’astronomia

 Per primera vegada s’han pogut combinar les ones gravitacionals amb les ones electromagnètiques per estudiar l’Univers. Ones gravitacionals i senyals òptics s’han observat juntes per primera vegada: és l’inici de l’astronomia multi-missatger

La col·lisió crea un kilonova, un tipus d’astre l’existència no s’havia pogut confirmar abans.

No eren estrelles qualssevol. Eren estrelles de neutrons, autèntics zombis còsmics, cadàvers foscos d’astres que van cremar en el passat. Estaven condemnades a una eternitat d’ombres. Però es van atreure i, en unir-se, van tornar a encendre. Durant una fracció de segon van brillar més que una galàxia sencera.

El senyal procedeix d’una regió del cosmos situada a uns 130 milions d’anys llum, en la galàxia NGC 4993, i va ser detectada a la Terra el passat 17 d’agost a les 14.41, hora catalana

http://www.lavanguardia.com/ciencia/20171016/432121891733/ondas-gravitacionales-estrella-de-neutrones-kilonova-ligo-virgo.html Continua la lectura de Un xoc d’estrelles de neutrons obre una nova era en l’astronomia