Arxiu de la categoria: ECOSISTEMA

Un grup de científics crea la primera vacuna per abelles del món

Protegeix a les abelles de la ‘loque americana’, una malaltia present a tot el món que pot arrasar colònies senceres i les espores poden subsistir més de 50 anys.

La “loque americana” (AFB) és una malaltia d’origen bacterià que es propaga a les larves joves amb l’alimentació que li donen les abelles adultes. És molt virulenta, tremendament contagiosa, i les seves espores, que poden romandre actives per més de 30 anys, estan presents en el 80% de ruscs. Capaç de matar abellars sencers si no es diagnostica adequadament.

La cria, que mor sota l’opercle, es converteix en una massa “chiclosa” de bacteris de color marró i comença a despendre una desagradable olor a la zona afectada. Passat un temps la larva podrida s’asseca i queda com una crosta negrosa .Aquesta malaltia es produeix per mala nutrició, meteorologia desfavorable, despoblament o varroa.

Les abelles, a més d’una interessant vida en comunitat, protagonitzen, amb altres milers d’espècies, una de les funcions essencials de la vida natural: la pol·linització. En el seu continu periple de flor a flor, recullen i dispersen el pol·len, convertint-se en una baula essencial en la producció de més del 70% de les nostres plantes. La seva desaparició, per tant, implica un seriós problema en el manteniment dels ecosistemes.

https://www.lavanguardia.com/natural/20181206/453397475192/vacuna-abejas.html

Año tras año, cada vez más abejas melíferas mueren debido a los pesticidas, la desaparición de hábitats, una mala nutrición y el cambio climático, lo que podría acarrear consecuencias desastrosas para la agricultura y la biodiversidad.

Ahora, científicos de la Universidad de Helsinki desarrollaron la primera vacuna comestible contra las infecciones microbianas, con la esperanza de salvar aunque sea a algunas de las polinizadoras.

“Puede que ahora mismo nos encontremos en un punto de inflexión, incluso sin darnos cuenta”, dijo Dalial Freitak, la científica que dirige el proyecto, en entrevista el miércoles. “Hace mucho tiempo que damos por sentados los servicios de polinización. Estos insectos no están allí, están desapareciendo”. Continua la lectura de Un grup de científics crea la primera vacuna per abelles del món

L’apocalipsi dels insectes és aquí. Quines implicacions té per a la resta de la vida a la Terra?

Article original del New York Times Magazine. D’una banda, els insectes són els animals salvatges que millor coneixem, els animals no domèstics les vides es creuen de la manera més íntima amb les nostres: aranyes a la dutxa, formigues en els picnics, paparres en la nostra pell. Sovint sentim que els coneixem massa bé. No obstant això, d’altra banda, són un dels majors misteris del nostre planeta, un recordatori del poc que coneixem sobre el que passa en el món que ens envolta.

Els insectes són vitals per al procés de descomposició que manté circulant als nutrients, un sòl fèrtil, plantes creixent i ecosistemes funcionant. El paper que juguen és majorment invisible, fins que de sobte no ho és. Sense insectes, encara que la naturalesa és forta, però l’estem empenyent cap tals extrems que finalment el sistema col·lapsarà.

Continua la lectura de L’apocalipsi dels insectes és aquí. Quines implicacions té per a la resta de la vida a la Terra?

Una petita formiga que pot deixar cecs els animals arriba a la península Ibèrica

Una petita formiga que pot deixar cecs els animals arriba a la península Ibèrica. La formigueta de foc produeix molèsties als humans, però pot deixar cec des d’un gat fins a un elefant.

Una formiga molt petita, que tot just fa un mil·límetre de longitud, però amb una picada molt molesta, ha arribat a la península Ibèrica. Es tracta de la formigueta de foc, originària de l’Amèrica del Sud.

Així ho revela un article publicat a la revista “Iberomyrmex” que té com a primer autor Xavier Espadaler, investigador del CREAF i de la UAB.

La formiga s’ha detectat a Marbella. Allà n’hi ha una població estable i en expansió. Segons els autors, és probable que s’escampi per altres llocs.

El nom científic de la formiga és Wasmannia auropunctata. El nom de formigueta de foc és una traducció textual del seu nom en anglès, “little fire ant”. Se l’anomena així perquè té una picada intensa i ardent. En els humans produeix simplement molèsties, però a la zona d’on és originària, entre el Brasil, l’Argentina i l’Uruguai, i en altres llocs per on s’ha estès, s’ha vist que és capaç de produir la ceguesa en alguns animals.

Quan pica a l’ull animals salvatges o domèstics, aquests perden la visió. Això s’ha observat tant en animals petits, com ara gats, gossos i gallines, com en d’altres de grans, com jaguars i fins i tot, a l’Àfrica, elefantsNo s’ha detectat fins ara que això es pugui produir en humans. Continua la lectura de Una petita formiga que pot deixar cecs els animals arriba a la península Ibèrica

L’ Antropocè, som l’espècie liquidadora?

La nostra activitat humana està immersa en un món limitat i de limitada resiliència. Els recursos naturals del nostre planeta són finits, l’únic que no té límits són les escombraries que generem. Els oceans no van ser concebuts per absorbir plàstics i residus contaminants. Continuem malgastant i contaminant el cicle de l’aigua dolça, sobreexplotant i dessecant els aqüífers.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=249359&titular=el-antropoceno-%BFsomos-la-especie-liquidadora?-

Es tan obvio el deterioro global medioambiental y climático causado por la mano del hombre que gran parte de la comunidad científica, geólogos, ecólogos, bioquímicos, naturalistas, biólogos marinos y climatólogos ya catalogan la actual época geológica como la del Antropoceno, a falta de su ratificación oficial por la Comisión Internacional de Estratigrafía (ICS).

Nuestra actividad humana está inmersa en un mundo limitado y de limitada resiliencia. Los recursos naturales de nuestro planeta son finitos, lo único carente de límites es la basura que generamos . Los océanos no fueron concebidos para absorber plásticos y residuos contaminantes. Continuamos despilfarrando y contaminando el ciclo del agua dulce, sobreexplotando y desecando los acuíferos. La huella hídrica , indicador o cálculo integral de la gestión del agua dulce, concepto creado por el investigador holandés Arjen Hoekstra, cifra que detrás de un pantalón vaquero se esconden 10.000 litros de agua desde su ciclo primario del algodón. Añadamos que la ropa es uno de los materiales más difíciles de reciclar por sus tintes contaminantes. La huella hídrica que se cifra para un filete de vacuno de 1 Kg esconde 13.000 litros de agua, desde la creación del cereal forraje hasta su expedición en la carnicería. Peor lo pone la cabaña mundial de vacuno, responsable mayoritario de expeler metano a la atmósfera (flatulencias), un potente gas de efecto invernadero.  

Sufrimos el Cambio Climático (CC) y, a pesar de ello, aún existen intencionadas corrientes de opinión neoliberal que intentan desacreditar el CC por causa antrópica, aduciendo: «Hay sobradas evidencias que entre los s. XI-XIV se dio en el hemisferio Norte el llamado Periodo Cálido Medieval. En ese periodo la actividad del hombre no emanaba CO2, por tanto tal anomalía térmica fue consecuencia de cierta configuración de variables naturales como pudieron ser el posicionamiento axial y orbital del planeta, oscilación de los océanos, disminución del albedo del hielo marino y unos consecutivos ciclos de Máximos solares». Entonces, bajo esta premisa, ¿no hay que reducir nuestro palmario aporte de gases de efecto invernadero como sumatorio calórico a unas supuestas variables naturales?. Un vil argumento que pretende eximir la mano del hombre del actual Calentamiento global.

Otra argucia para restar urgencia en revertir el actual CC expone analogías como ésta: «Si a nivel mundial fuimos eficientes resolviendo y revirtiendo el agujero de la capa de ozono, también vamos a ser eficientes en revertir la causa y las consecuencias del CC». No, esto no es así, esta analogía resulta muy simplona. Cierto es que tras el Protocolo de Montreal, en Helsinki (mayo1989), todos los países desarrollados acataron la erradicación total de los fluidos clorofluorocarbonados (CFC´s) y halones. Hasta la ultraliberal Margaret Thatcher acabó abanderando la erradicación mundial de estas volátiles moléculas cloradas, su licenciatura en Químicas le hizo tomar buena conciencia de ello.

Pero la problemática del CC y su consecuencia del Calentamiento global es de concepción muy distinta, no se ciñe a suprimir y erradicar unas determinadas moléculas sintéticas, aquí el problema está en que la generación de CO2 es inherente a nuestros hábitos de consumo y a la actividad global de un tercio de la población mundial muy adoctrinada en la vorágine del consumismo y la súper producción. Hay que tomar medidas valientes y rápidas, establecer marcos normativos para la retirada de los combustibles fósiles (hidrocarburos, gases licuados) y empezar, así, a descarbonizar nuestra actividad humana. La transición a la automoción integral eléctrica (baterías/pila H) ha de ser una apuesta global, inevitable e impostergable.

Los sistemas homeostáticos naturales de la tierra implicados son: una hidrosfera global recalentada, con exceso de vapor de agua, cuyas dinámicas atmosféricas se vuelven más aceleradas y de mayor virulencia. Son preocupantes los niveles de acidificación marina por saturación de CO2, donde su progresiva acidificación va degradando ecosistemas marinos (arrecifes de coral), pero también afecta al propio lecho marino, donde los compuestos de calcita mineral fósil (CaCO3) pueden no ser suficientes para absorber y neutralizar todo el ácido carbónico marino generado por la deposición in crescendo de nuestro CO2. Hay bastante consenso en aceptar que el Calentamiento global, en algún grado, está generando una deceleración de la corriente oceánica profunda, llamada Cinta transportadora oceánica global (circulación termohalina), un complejo sistema autorregulador para la refrigeración del planeta.

Hoy somos testigos de cambios notables en muchos patrones meteorológicos regionales y globales que ya afectan directamente en nuestras vidas. Ya existen los desplazados climáticos por causa de la subida del nivel del mar como consecuencia del Calentamiento global. La absorción de calor dilata los océanos y lleva a una subida sostenida del nivel del mar, esto ya lo vemos en islas de Kiribati y de Tuvalu (Pacifico y La Polinesia) como también ocasionará la inmersión de atolones habitados en islas Salomón (Pacifico sur) e islas Maldivas (Índico). El siglo XXI lo iniciamos con récords de olas de calor en Europa occidental, en agosto de 2003 en Francia provocó unas 11.000 muertes. El llamado “veroño” es la prolongación del estío hasta finales de noviembre. El referente climático occidental conocido como Anticiclón de las Azores es hoy un patrón roto.

El Calentamiento global está favoreciendo que los fenómenos adversos aumenten en mayor frecuencia, en intensidad y en virulencia, como tifones, huracanes, borrascas profundas, ciclogénesis explosivas y huracanes extratropicales, todos ellos se nutren del calor superficial de los océanos y este anómalo aumento de la temperatura marina pone en circulación mucho más vapor de agua a disposición de estos sistemas depresivos, aumentando su energía total.

Hasta la llegada de la profunda borrasca Klaus, en enero de 2009 a la vertiente cantábrica, en España desconocíamos que eran las ciclogénesis explosivas, hoy tal fenómeno ciclónico es ya un evento rutinario en todos los invierno, golpeando la península ibérica con fortísimos vientos. Antes del 2009 este fenómeno de ciclogénesis explosiva -profundas borrasca originadas por una depresión súbita (caída pronunciada de hectopascales en muy corto periodo de tiempo)- eran episodios muy insólitos y que nunca bajaban a nuestras latitudes ibéricas.

El consumismo, es hoy, la primera religión del mundo

En algún momento habrá que afrontar la nefasta problemática del consumismo. El consumismo forma parte de la cultura actual y es aceptado como único y supremo modelo económico global. De manera subliminal se nos educa hacia un consumismo compulsivo, «Trabaja, consume y calla», así rezaba un grafiti a la entrada de una autopista. En qué ciudad no hay concurso local donde se premie al mejor escaparate navideño. Expresiones como, «¿Nos vamos de tiendas?» son aceptadas como norma, pero no son necesidad. En el calendario de delirio consumista figuran sus días de culto: HalloweyBlack FridayCiberMondayOpen Night, Día del Soltero y, muy pronto, nos invadirán los ofertones del Thanksgiving Day. Todo un santoral orquestado por la dictadura de las modas, tendencias y modismos. El delirio consumista llega a extremos paradójicos donde personas, antaño más jóvenes, fueron intervenidas con cirugía ocular refractiva para liberarse de las gafas, hoy adquieren gafas de cristal neutro porque se lo impone la cultura de lo fashion.

Célebre fue la viñeta de El Roto, donde ilustraba una joven pareja saliendo de un Centro Comercial con un carro colmado de material tecnológico, consolas, tabletas, PC portátil, TV ultraplana, robot-room, folletos de cruceros, … . El joven tirando del repleto carro le dice a su pareja: «Algún día esto será delito». Hace unos años un noticiario TV de ámbito nacional arrancaba con una entrevista a un chico joven que tras varios días de aguantar cola en una calle comercial de Madrid era instado por el periodista: «¿Cómo te sientes por ser el primer español en poseer el hit tecnológico de un smartphone?». Cambiamos de móviles sólo por el modismo de mostrar el modelo más vanguardista. Buscamos lo exclusivo, en pleno invierno adquirimos carísima fruta deslocalizada, ciruelas blancas y cerezas de origen sudamericano que nos llega a Europa en fletes que en su largo trayecto marítimo emiten CO2.

Nuestro bolsillo, nuestras tarjetas de pago y los créditos inmediatos satisfacen nuestra sed consumista, pero la tierra no fue configurada para esta vorágine. Todo proceso productivo, industrial, alimentario, de servicios y de ocio, acaba generando, en algún momento, gases de efecto invernadero (CO2, CH4). Podemos adquirir un vehículo eléctrico pero la elaboración de los químicos metálicos (litio) de sus baterías de alta autonomía generan mucho CO2, peor aún si su tiempo de recarga ésta procede de una central carbónica de ciclo combinado carbón/gas. Para poder garantizar el enganche a la red eléctrica y satisfacer la recarga masiva de la automoción eléctrica (flotas camiones, autobuses, furgones, turismos) habrá que disponer de nuevas centrales nucleares, pues las energías renovables no serán autosuficientes para la recarga en horario nocturno (por carencia fotovoltaica) y en tiempo anticiclónico (carencia de vientos). En cierta manera, no existen las energías neutras, 100% inocuas al medioambiente, en algún momento del ciclo extractivo, productivo o regenerativo se genera CO2 y residuos contaminantes. De ahí que la solución no es sólo reciclar, la solución es consumir menos. La imponente moda de realizar compras por internet (Amazon, Alibaba), en su reparto domiciliario se genera CO2 y mucho envoltorio a reciclar. Tampoco se entiende, desde el mayor respeto, la moda de la incineración post mortem animales y humanos, conlleva mas emisión de CO2 y volátiles contaminantes.

No hay concienciación para con el Cambio Climático

Sólo queda como tema de tertulia. Resulta vergonzante el derroche energético y de emisión de CO2 que genera esa nueva moda de calentar las terrazas y aceras con columnas calefactoras a butano/inducción para que la gente tome su café, su desayuno, o coma y cene en el exterior del local en días de pleno invierno. Es todo un contrasentido que el instituto oficial IDAE promueva pautas para el ahorro y la eficiencia energética -con ayudas a la instalación de puertas y ventanas de óptimo aislamiento térmico-, mientras el consumismo impone la caprichosa moda de calentar terrazas y aceras con gas licuado: dilapidamos la energía y emitimos más CO2. Eso sí, luego tanto que nos compunge ver en los noticiarios imágenes de ese oso polar languideciendo de hambre por el derretimiento del hábitat ártico, le hemos robado su hábitat. Reducir la temperatura global del planeta va a ser un empeño arto difícil. Cierto es que cada vez hay más superficie de parques de energías renovables de eólica y fotovoltaica/térmica incorporados a la red eléctrica, pero también crece de manera exponencial el número de habitantes que se incorporan a los hábitos del consumismo y del ocio (viajes, cruceros) en los grandes países emergentes, China, Rusia, India, Brasil, Argentina, Emiratos Árabes, Sudáfrica. Un claro ejemplo es la gráfica que experimenta el transporte aéreo de pasajeros en China, vuelos internos y al exterior. Todo ello conlleva incremento de CO2. (1)

En el libro La Sexta Extinción: una historia antinatural, 2014 (premio Pulitzer ), la periodista divulgadora Elizabeth Kolbert nos expone ejemplos de especies endémicas que ya están en ciclo de extinción por la directa intervención del hombre y también como consecuencia del CC. Según Kolbert y otros autores, l a característica que estos eventos críticos tienen en común es la tasa de cambio; lo acelerado que se produce el cambio. Cuando el mundo cambia más rápido de lo que las especies pueden adaptarse, muchas caen por el camino. El capítulo 13 concluye con la cita del ecólogo de la Universidad de Stanford, Paul Ehrlich: «Si empujamos a otras especies a la extinción, la humanidad se afana en cortar la rama que la sostiene».

Hoy se proponen modelos económicos al margen del neoliberalismo, tan valedor del consumismo y la rentabilidad inmediata y que tanto esquilma nuestro planeta. Propuestas como la Economía del Bien Común, la Economía Colaborativa y el modelo de economía del Decrecimiento, todas ellas van en favor de la sostenibilidad del planeta, pero van en contra de los Mercados, y son de muy difícil aceptación por nuestros propios egos. Cómo explicas que la economía del Decrecimiento consiste en que trabajes bastante menos horas, pero reduciendo considerablemente tu salario. Nadie va a tolerar que se interfiera en sus actuales comodidades, caprichos y ostentaciones.

En la edición del libro La Sexta Extinción: El futuro de la vida y la humanidad (1997, Metatemas) del paleoantropólogo Richard Leakey y R. Lewin, la ilustración de la portada resultaba muy explícita: Si toda la población mundial desarrollada adoptase la ostentosa presión urbanística de poseer vivienda unifamiliar independiente, con su garaje adosado y su amplio césped, entonces, qué reducto de hábitat y ecosistemas naturales les iba a quedar al resto de la biota.

Nosotros triunfamos sobre nuestros primos hermanos, los conformistas Neandertales, porque fuimos más osados, nuestro arrojo nos llevó a atar unos troncos y echarse a la mar sin vislumbrar tierra, y colonizamos el planeta. Hoy continuamos con ese peculiar gen de la temeridad y la osadía, el de no querer reflexionar.

A lo largo de la historia de la vida en la tierra ha habido cinco grandes extinciones masivas , la más reciente hace 65 millones de años, cuando el impacto de un asteroide se llevó por delante al género sauro en un brevísimo lapso de tiempo, junto a otras especies, marcando, así, la conclusión del Cretácico. Ahora, la pregunta es si el Homo sapiens liderará la Sexta Extinción sin la ayuda de cuerpos extraños venidos del espacio exterior.

Nota:

(1) https://datos.bancomundial.org/indicador/IS.AIR.PSGR?end=2017&locations=CN&start=1972

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 

El Govern redueix al mínim l’extracció del corall vermell a Catalunya

La Iniciativa Internacional de Esculls de Coral va declarar 2018 l’Any Internacional de l’Escull. El Programa de l’ONU per al Medi Ambient està impulsant una campanya mundial per crear consciència sobre el valor i la importància d’aquests espècimens i les amenaces a la seva sostenibilitat, i per motivar els ciutadans a prendre mesures per protegir-los.

Els ecosistemes en els esculls de coral proveeixen recursos avaluats en al voltant de 375.000 milions de dòlars a l’any. Aquests hàbitats naturals són la llar del 25% de la vida marina i alimenten a milions de persones, aporten al descobriment de nous productes farmacèutics i més proveeixen treball a través del turisme i la indústria pesquera.

Tot i això, xifres recents indiquen que el suport financer internacional per protegir i gestionar de manera sostenible els esculls de coral del món és insuficient. Els corallers podran extreure un 91% menys de producte, només a partir dels 50 metres i amb una veda de sis mesos, però com és lògic, els ecologistes consideren insuficients les restriccions. Per què ens carreguem els nostres recursos?

https://www.elperiodico.com/es/medio-ambiente/20181116/coral-rojo-gobierno-reduccion-extraccion-7152288

Las criticadas capturas de coral rojo se reducirán al mínimo en Catalunya sin llegar a la moratoria de veinte años que reclamaban las entidades ecologistas y estudiaba el Gobierno.  El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha publicado este viernes una orden por la que rebaja de 300 a 25 kilogramos la cantidad máxima del coral rojo en bruto que puede extraer un pescador al año. Una rebaja del 91%. Continua la lectura de El Govern redueix al mínim l’extracció del corall vermell a Catalunya

L’Àrtic s’ha convertit en territori hostil per a les aus

El canvi climàtic ha augmentat el nombre de depredadors en zones de cria.La Terra és un planeta fràgil amb ecosistemes complexos, per tant, els canvis en les interaccions depredador-presa poden dur a efectes en cascada a través de la cadena alimentària amb conseqüències perjudicials per a molts organismes a milers de quilòmetres de distància. L’ Àrtic, amb taxes de depredació de nius tan elevades, ja no és un port segur per a la reproducció d’aus.

https://www.lavanguardia.com/natural/cambio-climatico/20181109/452807608562/aumento-depredadores-artico-aves-anidan-riesgo-extincion.html

Las costas de las regiones del sur al Ártico son un popular destino de anidación de aves. Estas migran a la zona como un refugio seguro para poner huevos y criar a sus crías lejos de depredadores como los zorros. Pero este paraíso de anidación está desapareciendo por culpa del cambio climático. Continua la lectura de L’Àrtic s’ha convertit en territori hostil per a les aus

Les coves submergides de Mallorca guarden secrets sobre què passarà amb el canvi climàtic

Amb una nova via, més precisa per mesurar els canvis del passat, els científics estan revaluant les prediccions de com els nivells del mar poden créixer en relació a l’increment de temperatura, que s’està donant en l’actualitat.

Els resultats suggereixen que, si es sobrepassa en 1,5 a 2 º C la temperatura preindustrial, el nivell de la mar respondrà amb una pujada que anirà entre dos i sis metres, per sobre del nivell actual de la mar.

El treball ha comptat amb el finançament de l’Agencia Espanyola d’Investigació-FEDER, EU i de la National Science Foundation, segons indica la UIB.

https://www.pressdigital.es/texto-diario/mostrar/1248423/cuevas-sumergidas-mallorca-guardan-secretos-sobre-pasara-cambio-climatico? Continua la lectura de Les coves submergides de Mallorca guarden secrets sobre què passarà amb el canvi climàtic

La selva amazònica està perdent més arbres vulnerables a la sequera

Salvar l’Amazones seria 50 vegades més barat que perdre’l. La desforestació al servei de l’agricultura i la ramaderia augmenta de manera reconeguda les sequeres que agreugen els efectes que estan provocant el canvi climàtic a nivell global.

https://www.pressdigital.es/texto-diario/mostrar/1247451/selva-amazonica-esta-perdiendo-arboles-vulnerables-sequia?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=Newsletter%20www.pressdigital.es

El cambio climático está cambiando la composición de la selva amazónica, afectando sobre todo a las especies que necesitan más humedad, que no están siendo compensadas por otras más tolerantes a la sequía, según un estudio científico divulgado este jueves 8 de noviembre en ‘Global Change Biology‘. Continua la lectura de La selva amazònica està perdent més arbres vulnerables a la sequera

La pitjor espècie invasora som nosaltres

Si no ens comprometem com a societat i de forma individual amb aquest “Pacte Global per a la Naturalesa”, correrem la mateixa sort que la resta. Perquè l’ésser humà no pot escapar a la seva condició d’espècie.

Entre els diferents processos de deteriorament mediambiental que pateix el nostre planeta hi ha un, el de la pèrdua de biodiversitat, que avança a un ritme esgarrifós

Ens hem distanciat tant de la naturalesa que res del que li passi sembla afectar-nos, encara que es tracti de les espècies més espectaculars i famoses del planeta.

https://www.eldiario.es/zonacritica/peor-especie-invasora_6_831576867.html

Entre los diferentes procesos de deterioro medioambiental que sufre nuestro planeta hay uno, el de la pérdida de biodiversidad, que avanza a un ritmo escalofriante.

El número de los otros, del resto de seres vivos con los que compartimos existencia, está cayendo en picado a todos los niveles. Una extinción masiva que no obedece a ningún proceso natural, sino a la actividad de una de las especies invasoras más agresivas que se conocen: nosotros.

Si el ser humano no figura en el catálogo de las especies invasoras más peligrosas del planeta es simplemente porque la lista la hacemos nosotros. Basta con atender a los datos que nos ofrece la organización conservacionista WWF en su Informe Planeta Vivo 2018 para comprobar hasta qué punto eso es así.       Continua la lectura de La pitjor espècie invasora som nosaltres

A la recerca del tomàquet que sap a tomàquet

Al món hi ha milers de varietats, però ens les hem carregat. Amb la industrialització de l’agricultura s’ha seguit la lògica capitalista d’eficiència amb poc esforç. Ens s’ofereixen quatre coses i un sol tipus de cada aliment, d’espècies cada vegada amb menys potència i adaptabilitat, i amb la conseqüent pèrdua de varietat genètica que això comporta “

https://www.publico.es/sociedad/medio-ambiente-busca-tomate-tomate.html

Virginia Manzano recoge la cesta de fruta y verdura que le llega una vez al mes a la puerta de su casa. La última contiene entre siete y ocho kilos de peras conferencia, remolacha, tomate para ensalada, dos variedades de lechuga, espinacas tiernas, uvas blancas, manzana royal, caquis, mangos, granada y cebolla morada. Básicamente, lo que da la tierra por estas fechas. No tiene opción para escoger, como en el súper, y admite que es mucha comida de golpe para ella, que vive sola, pero le compensa.

“Llevo mucho tiempo comprando así, mucho antes de que toda esta preocupación por lo ecológico se pusiera de moda”, cuenta. “Empecé a hacerlo porque la fruta que tenía cerca de casa no me gustaba, la de las grandes superficies no reunía la calidad que buscaba, y todo lo que me traen aquí está bueno, en su punto, muy fresco y de temporada. Lo recogen y te lo mandan”. Continua la lectura de A la recerca del tomàquet que sap a tomàquet