Arxiu de la categoria: ECOSISTEMA

Per què les energies verdes estan causant un problema ambiental a Catalunya?

El decret 16/2019 liberalitza la implantació d’aerogeneradors i plaques fotovoltaiques, el que està afectant el paisatge i l’entorn de les comarques menys habitades, sobre tot en el sud de Catalunya. Activistes i experts alerten que es promou una transició energètica en mans de grans empreses.

Xavier Jiménez, del GEPEC, critica l’impacte ambiental del model actual d’energies verds, tal com denunciarà 23 científics del Consell Superior d’Investigacions Científiques (CSIC) a la revista Science. Lamenta que no tinc cap tipus de planificació territorial sobre els efectes acumulats dels aerogeneradors. “La crisis ambiental té tres parts: la climàtica, la pèrdua de biodiversitat i la qualitat atmosfèrica. La implantació de la transició energètica no pot ser a la costa de la biodiversitat”. Continua la lectura de Per què les energies verdes estan causant un problema ambiental a Catalunya?

Els camps de conreu, un autèntic abocador de microplàstics

“És urgent la implantació d’una estricta regulació i limitació per evitar que els nostres camps siguin un autèntic abocador de microplàstics”, reclama Javier Guzmán, director de Justícia Alimentària.

Los campos de cultivo, un auténtico vertedero de microplásticos

Continua la lectura de Els camps de conreu, un autèntic abocador de microplàstics

El canvi climàtic afectarà més les plantes i els animals “endèmics”

S’espera que les plantes i els animals que només viuen en una regió (coneguda com a espècie “endèmica”) siguin “constantment més afectats” pel canvi climàtic que els seus homòlegs menys especialitzats, segons una nova investigació.

L’estudi de síntesi, publicat a Biological Conservation , troba que més del 90% de les espècies endèmiques s’enfrontaran a conseqüències negatives, com ara la reducció de les poblacions, si l’escalfament global arriba als 3C per sobre dels nivells preindustrials . No obstant això, afegeix que s’espera que les espècies invasores vegin impactes neutres o positius en general pel clima d’escalfament.

Aquesta tendència podria permetre que “oportunistes generalistes i generalitzats” substituïssin les espècies endèmiques, adverteix l’estudi, que conduirà a una disminució de la biodiversitat.

L’estudi també calcula els riscos d’extinció a diferents nivells d’escalfament. Troba que el 2% de les espècies endèmiques corren el risc d’extinció si l’escalfament es limita a 1,5 ° C i el 4% es troba en risc a 2 ° C. Tot i això, el risc augmenta fins al 20% per als ecosistemes terrestres i al 32% per als ecosistemes marins si l’escalfament arriba als 3C.

“Estem realment sorpresos de quant esperem perdre amb tan pocs augments de temperatura mitjana”, explica un autor de l’estudi a Carbon Brief, que afegeix que “seguir l’ acord de París [límits d’escalfament] faria una gran diferència per a la nostra biodiversitat a tot el món ”.

“Espècie insígnia”

Utilitzant més de 8.000 projeccions d’articles científics, els autors analitzen el risc de canvi climàtic per a les espècies en 273 punts “insubstituïbles” de “biodiversitat excepcional”.

Climate change will hit ‘endemic’ plants and animals the hardest, study warns

Using more than 8,000 projections from scientific papers, the authors analyse the risk of climate change to species in 273 “irreplaceable” hotspots of “exceptional biodiversity”.

The authors group species into three categories – “endemic”, “non-endemic native” and “introduced” species – based on where they typically live.

An endemic species lives exclusively in one geographic region. Areas of high biodiversity are often “overflowing” with endemic “flagship species” explains Dr Stella Manes from the Federal University of Rio de Janeiro – the lead author of the study.

For example, all species of lemur are endemic to Madagascar, meaning that they are not found in any other location on the planet. Similarly the South Africa’s national bird – the blue crane – is endemic to the country, while the snow leopard is endemic to the Himalayas.

If a species is naturally found in more than one geographic region, it is called a native species when found in those regions. Meanwhile, if a species is not naturally found in a given region but is brought there through human activity – either intentionally or unintentionally – it is called an “introduced” species.

The maps below show the expected impact of climate change on species in land-based biodiversity hotspots – standardised across a range of dates and warming scenarios. Red shading indicates that climate change will have a negative impact on species in the area, and blue shading indicates a positive impact.

The-projected-impact-of-climate-change-on-species-in-land-based-biodiversity-hotspots
The projected impact of climate change on species in land-based biodiversity hotspots for (a) all species, (b) endemic species, (c) native species and (d) introduced species. The impacts are standardised across a range of dates and warming scenarios. Source: Manes et al (2021).

The authors find that land-based endemic species are projected to be 2.7 times “more impacted” by climate change than non-endemic native species, and 10 times more impacted than introduced species.

This confirms the findings of past research by showing that endemic species are the most significantly impacted by climate change, explains Dr Mark Urban – an associate professor in ecology and evolutionary biology at the University of Connecticut, who was not involved in the study. He tells Carbon Brief:

“It makes sense that endemic species would be more threatened by climate change. Endemic species are already the little guys. They usually occupy smaller ranges and live in smaller populations, and these factors make species more susceptible to any threat, not just climate change.”

Introduced species, on the other hand, can expect a “neutral or positive” impact from climate change, the study finds. Introduced species are often able to adapt to new environments, but sometimes have a negative impact on the local ecosystem – for example outcompeting native species for food. In this case, they are known as “invasive”.

Plants are “some of the world’s most proficient invasive species”, the study says, because they can often “outcompete” native species under increased temperatures and CO2 levels. In this study, plants made up the majority of introduced species in biodiversity hotspots.

Dr Mariana Vale – a researcher from the Federal University of Rio de Janeiro and author on the study – tells Carbon Brief that “globalisation is the big problem” when it comes to invasive species.

“It is not surprising that so many invasive species are plants,” she says. This is because plants can easily be carried into a new ecosystem – for example via luggage contaminated with seeds – and then they are able undergo clonal reproduction, she explains.

Manes adds that invasive plant species can go “basically everywhere”, adding that humans are even introducing non-native plant species to Antarctica through the mud on their boots. Furthermore, plants can be carried by the wind, making it easier for them to move from island to island, she notes.

Losing biodiversity

The authors also perform this analysis for marine ecosystems, as shown in the map below.

The-projected-impact-of-climate-change-on-species-in-marine-biodiversity-hotspots2
The projected impact of climate change on species in marine biodiversity hotspots for (a) all species, (b) endemic species and (c) native species. Source: Manes et al (2021).

The findings suggest that the proportion of marine species at risk of extinction is more than twice as high for endemic species as it is for natives.

The study shows that in the Mediterranean – “an enclosed sea with high endemicity” – climate change is expected to bring a “high risk of extinction” to one quarter of species. The authors label a species as a high risk of extinction if they see a drop in abundance of over 80% – the same criteria as used by the International Union for Conservation of Nature (IUCN).

In the Arctic, the authors found that warming temperatures are expected to have a positive impact on some marine species, allowing them to increase their abundance or range.

The authors note that, of the 232 studies explored in this paper, only 34 focus on marine ecosystems, and no data was found for almost half of the 273 areas of exceptional biodiversity originally defined.

Dr Maria Paniw – a research fellow at the Estación Biológica de Doñana – tells Carbon Brief that she is nevertheless “thrilled” to see aquatic systems included in this study, as they are often left out due to a lack of data:

“[Aquatic systems] are less often considered, particularly in synthesis pieces where terrestrial systems are included, and especially when we talk about climate change. A case-in-point, is our own review, where we only looked at terrestrial mammals – due to a lack of data for marine species.”

Overall, these trends could lead to a loss of biodiversity, the study finds, as endemic species face a greater threat from climate change than non-endemic and introduced species. While it is important to protect endangered species, Vale tells Carbon Brief that biodiversity has “many co-benefits that go beyond saving the species themselves”.

For example, Manes tells Carbon Brief that diversity is “closely linked to ecosystem stability”:

“When you have more species, you increase the change that these species can perform the same functions and maintain the same ecosystem services – contributions that nature gives to people. The more diverse an ecosystem, the more stable it is, because if you lose one species, another can provide these benefits.”

Paniw adds that biodiversity is also important to people:

“If we take a human-centric view, biodiversity is important because ultimately our health and welfare depend on it. Healthy, diverse ecosystems have been linked to improved ecosystem functions, such as clean air, clean water and food.”

Receive our free Daily Briefing for a digest of the past 24 hours of climate and energy media coverage, or our Weekly Briefing for a round-up of our content from the past seven days. Just enter your email below:

Extinction risk

The study also calculates the extinction risk to species in different climatic, geographic and biological impact categories. The plot below shows how species in different regions are expected to be impacted by climate change.

For each category, results are presented for all species (black), endemics (purple) non-endemics (green) and introduced species (orange) on the left hand side. The bar indicates the spread of results from that category, with results to the left of zero indicating a negative impact and to the right of zero indicating a positive impact.

On the right side of the plot, the bars indicate the proportion of species that will be positively impacted by climate change (purple), negatively impacted (pink) or will face an extinction risk (red).

Climatic,-geographic-and-biological-impacts-of-climate-change
Climatic, geographic and biological impacts of climate change. The left shows the impact on all species (black), endemics (purple) non-endemics (green) and introduced species (orange) on the left hand side. The right side shows the proportion of species that will be positively impacted by climate change (purple), negatively impacted (pink) or will face an extinction risk (red). Source: Mane et al (2021).

The study finds that if the planet heats up by more than 3C, a third of endemic species on land and half of marine endemic species will be at risk of extinction.

The findings suggest that island and mountain-dwelling species are more than six times more vulnerable to the impacts of climate change than those from mainland regions. Under a 3C warming scenario, the study finds that 84% of endemic species from mountain regions and 100% from islands face a “high extinction risk”.

Urban explains that this vulnerability is because mountain and island species are often unable to move to a more suitable climate:

“This research provides more evidence that some of the species most threatened by climate change are those that live the island lifestyle – either on traditional oceanic islands or the ‘sky islands’ that exist wherever cold mountaintops stand isolated in a sea of hot lowlands. These island species often cannot track their climate as it shifts out from under them because their next suitable habitat is surrounded by wide expanses of water or heat.”

Dr Vale adds that to compensate for the increase in temperature, species often climb to higher altitude. However, due to the triangular shape of mountains, the higher a species climbs, the less area they have available.

Meanwhile, with its large number of islands, half of the endemic species in Oceania will be at risk of extinction due to climate change, the paper says.

The authors also found that species living in the tropics face a high level of risk, with more than 60% of tropical terrestrial endemic species projected to be threatened by extinction from climate change.

Urban tells Carbon Brief that it is important to study areas of high biodiversity because preserving species in these areas “might give us the most bang for the buck”.

However, he notes that it will also be important to consider conservation in “species-poor” regions:

“I think we cannot just focus on the richest places on Earth if we are also concerned with ecosystem function. In species-poor places, the loss of just one species can dramatically change the ecosystem because no replacements exist. I think we need to consider threats to species across all of the Earth, but for different reasons. That means we need ways to make difficult decisions on how to allocate limited conservation funds to save both the most species and the most important species on Earth.”

El 40% de les aigües de les quals depèn Espanya estan malament

Gairebé la meitat dels rius, llacunes, aiguamolls o aqüífers no compleixen els requisits marcats per la normativa d’aigües, ja sigui per estar sobreexplotats, contaminats o deteriorats ecològicament, segons les últimes avaluacions de les 26 confederacions hidrogràfiques.

https://www.eldiario.es/sociedad/40-masas-aguas-vive-espana-presentan-mal_1_7358991.html?utm_source=adelanto&utm_medium=email&utm_content=Lead&utm_campaign=02/04/2021-adelanto&goal=0_10e11e

El 40% de las masas de aguas de las que vive España están en mal estado. Ya sea por sobreexplotados, contaminados o deteriorados ecológicamente, casi la mitad de los ríos, lagunas, humedales o acuíferos no cumplen los requisitos marcados por la normativa de aguas, según las evaluaciones de las 26 confederaciones hidrográficas, revisadas por elDiario.es. Continua la lectura de El 40% de les aigües de les quals depèn Espanya estan malament

Deu rumors sobre els boscos que llasten el futur de la planeta

Imagineu un bosc espectacular, de somni, ple d’arbres majestuosos. Doncs bé, el més probable és que sigui així d’espectacular perquè algú ha estat aquí abans amb una o diverses motoserres.

Diez bulos sobre los bosques que lastran el futuro del planeta

Quizás le sorprenda lo que acaba de leer. En nuestro imaginario colectivo tenemos un serie de ideas sobre los bosques completamente falsas. Una serie de bulos que conviene desterrar cuanto antes de nuestras cabezas para poder fomentar la gestión adecuada de los bosques. O, lo que es lo mismo, la sostenibilidad planetaria. Aquí destacamos algunos:

1. La mano humana no debe tocar los bosques

El bosque primigenio, original, símbolo del paraíso terrenal, no existe. En Europa, por ejemplo, solo 0,7 % de los bosques son primarios, es decir, no han sido gestionados. En América esa cifra asciende hasta 20 %.

Dicho de otro modo, entre 80 y  99 % de los bosques no son naturales, sino culturales. Su estado de conservación depende, por tanto, del tipo de gestión realizada, pero no de si la hubo o no. La única excepción son los bosques tropicales, donde sí nos encontramos con 50 % o más de bosques vírgenes.

2. Talar árboles es malo

Un árbol puede arder en un incendio, pudrirse o ser aprovechado para consumo humano. La gestión forestal sostenible imita la dinámica forestal natural para aprovechar árboles que, de otra forma, se pudrirían o se quemarían con perjuicio para el propio ecosistema.

Además, obtenemos materiales de construcción o energéticos con una huella ambiental nula (a diferencia de los derivados del petróleo, acero y no renovables) o, incluso, positiva: se crea heterogeneidad paisajística, que aumenta la biodiversidad.

3. Cuanto más verde y con más árboles, más natural y de mayor calidad

Lo cierto es que estamos sufriendo una epidemia de árboles. Las causas difieren entre países, pero la superficie forestal ha aumentado, y muy considerablemente, a nivel global en las últimas décadas. Esto repercute en un exceso de carga vegetal en el paisaje y el consecuente aumento de riesgo de gran incendio forestal.

Los bosques tropicales se escapan nuevamente de la tendencia global. Ahí sí estamos sufriendo pérdidas importantes de superficie forestal.

4. Los eucaliptos favorecen los incendios

Se ha cuestionado la influencia de la expansión de las plantaciones de eucalipto en megaincendios recientes como los de Chile y Portugal de 2017. Pero lo cierto es que no existe ninguna evidencia científica que vincule la expansión de los eucaliptos con los incendios.

Por ejemplo, en Portugal, donde los eucaliptos ocupan el 26 % de la superficie forestal, el tipo de vegetación donde es menos probable que se inicie un gran incendio forestal es, precisamente, el eucaliptal debido al manejo sostenible al que son sometidos.

5. El fuego destruye los bosques

Los incendios forestales son naturales en la gran mayoría de bosques y matorrales. Con la excepción de los trópicos, el resto de la vegetación americana y europea está adaptada e incluso necesita incendios para su regeneración.

Ahora consideramos el fuego como el gran enemigo, cuando ha sido una herramienta útil cuyo uso no debemos olvidar.

6. Los bosques están sucios

Los matorrales y las herbáceas no son suciedad, sino parte de la riqueza de nuestros bosques. El riesgo de gran incendio no resulta de que haya maleza o matorrales, como ya hemos comentado en otras ocasiones. El bosque solo está sucio cuando los desaprensivos tiran basura.

7. Es necesario aumentar la superficie de reservas naturales para proteger especies

La mayoría de especies protegidas no se encuentran en parques nacionales. Por lo general, basta con llevar a cabo pequeñas medidas de adecuación de la gestión forestal adaptadas a la realidad de cada caso para favorecer las especies vulnerables.

Además, cuando aumenta el área protegida en países ricos, se favorece la importación de maderas de países menos ricos y con leyes forestales que, en muchos casos, serán más laxas. Dicho de otra forma, los daños ecológicos en países terceros aumentan con la protección de los bosques en países ricos.

8. La solución es dejar de utilizar papel

“Antes de imprimir este correo, piense si es realmente necesario”. Esta coletilla que se lee en muchos mensajes se añade sin duda con la mejor de las intenciones.

Pero seamos realistas: necesitamos papel hasta para ir al baño. La cuestión no está en si usar o no papel, sino en conocer su procedencia. Para ello, existen mecanismos que aseguran que proceda la gestión forestal sostenible, tales como la certificación forestal.

9. Las repoblaciones son bosques artificiales o cultivos

Cuando alguien se fractura la pierna y, en la intervención quirúrgica, le colocan hierros y tornillos, sigue siendo una persona y no se convierte en cíborg. De forma similar, cuando un monte está muy degradado y precisa de cirugía forestal en forma de restauración, el ecosistema no pasa a ser un cultivo, sino que mantiene su condición de bosque.

Se han ejecutado programas de reforestación importantes en Chile, Argentina, España y otros países. Pasadas unas décadas, vemos como hasta 80 % de la cobertura en algunos espacios protegidos procede de pinares de repoblación.

Actualmente, uno de los objetivos de esta herramienta de restauración es incluir la conservación y mejora de la biodiversidad, introduciendo especies y variedades locales, y no solo de árboles, sino también de arbustos y otras acompañantes.

10. Un ecologista siempre protege el monte

Decía Ramón Margalef, el padre de la ciencia ecológica en España, que “el ecologismo es a la ecología lo que el socialismo a la sociología”.

Conviene usar la ciencia como tamiz para filtrar lo que es fruto de la evidencia y la lógica de lo que es ideología o sesgo personal. Actuaciones bienintencionadas pueden tener consecuencias catastróficas cuando no han sido apropiadamente tamizadas. Poner impedimentos a cortas sostenibles de árboles, por ejemplo, puede aumentar el consumo de combustibles fósiles y el riesgo de incendios forestales.

Los hombres aparecimos en la Tierra hace dos millones y medio de años. Nos hemos convertido en un componente importante de su dinámica ecológica, nos guste o no. Somos parte de la naturaleza y no algo ajeno a ella. Podemos elegir entre gestionar el monte, o abandonarlo a su suerte.

Dicho de otra forma, las cada vez más recurrentes y severas perturbaciones (incendios, sequías, plagas,…) se encargarán de reestructurar aquellos ecosistemas que no gestionemos nosotros de forma ordenada y sosteniblemente. Es cierto que la naturaleza no nos necesita, pero nosotros a ella sí.

Víctor Resco de Dios. Profesor de Incendios y Cambio Global en PVCF-Agrotecnio, Universitat de Lleida

Daniel Moya Navarro. Profesor Contratado Doctor e Investigador en grupo ECOFOR, Universidad de Castilla-La Mancha

Fuente: https://theconversation.com/diez-bulos-sobre-los-bosques-que-lastran-el-futuro-del-planeta-156164

El Parlament Europeu reclama mesures urgents per reduir les escombraries marines

Un consumidor mitjà de mol·luscs de la Mediterrània ingereix de mitjana 11.000 fragments de plàstic a l’any.

El ple de Parlament Europeu ha reclamat a l’adopció de mesures urgents per reduir els residus marins, com l’impuls del reciclatge en el sector pesquer, dissenys més ecològics dels aparells de pesca o un menor ús de productes de plàstic.

https://www.ecoticias.com/residuos-reciclaje/208710/Parlamento-Europeo-reclama-medidas-urgentes-reducir-basura-marina

 Los eurodiputados han aprobado con 646 votos a favor, tres en contra y 39 abstenciones un informe en el que denuncian que la basura marina, y en particular los microplásticos, suponen una “grave amenaza para varias especies de fauna marina”, así como para pescadores y consumidores. La resolución subraya que el sector pesquero pierde entre el 1% y el 5% de los ingresos por la basura marina y remarca que un consumidor medio de moluscos del Mediterráneo ingiere de media 11.000 fragmentos de plástico al año, ha informado la Eurocámara en un comunicado.

Los eurodiputados han reclamado en concreto que se acelere el desarrollo de una economía circular en el sector pesquero y que se avance hacia la eliminación gradual de los envases de poliestireno expandido. También exigen mejorar los canales de recogida y reciclaje de residuos y diseños más ecológicos de los aparejos de pesca. La razón principal radica en que los residuos de la pesca y la acuicultura representan el 27% de la basura marina. Además, en la UE sólo se recicla el 1,5% de las artes de pesca, mientras que algunos aparejos abandonados, perdidos o descartados siguen activos durante meses o incluso años. Los eurodiputados también centran sus críticas en las llamadas “redes fantasma”, que afectan indistintamente a toda la fauna marina.

Por otro lado, el Parlamento Europeo pide medidas comunes para disminuir el uso de plásticos y medidas contra la contaminación de ríos, cursos de agua y litorales. Asimismo, piden fomentar la investigación sobre el impacto de nanoplásticos y microplásticos en los recursos pesqueros y la salud de los seres humanos. La resolución celebra la puesta en marcha de proyectos europeos como CleanAtlantic, que tiene el objetivo de mejorar los conocimientos y la capacidad para supervisar, prevenir y reducir la basura marina y está coordinado por el Centro Tecnológico de Mar (Cetmar), con sede en Vigo. De la misma forma, el texto llama a compartir las “mejores prácticas” para “animar al sector de la pesca a proteger el medio marino” y “garaantizar el uso sostenible de sus recursos”. PUBLICIDAD En este último punto hace una referencia específica al Plan Marlimpo de la Consellería do Mar de la Xunta de Galicia para reducir la cantidad de residuos presentes en las zonas costeras. Esto ha sido celebrado en un comunicado por el eurodiputado del Partido Popular Francisco Millán Mon, quien como “gallego” se ha declarado “especialmente orgulloso” de que la Eurocámara “seleccionara como ejemplos de buenas prácticas dos proyectos liderados por la Xunta de Galicia”.

Fuente: Noticias Medio Ambiente

El paper dels boscos com a embornals de carboni

Els sistemes forestals tenen la capacitat de captar l’CO₂ de l’atmosfera gràcies a l’energia de el sol. Les plantes transformen les molècules inorgàniques en molècules orgàniques que fan servir en la construcció de les seves estructures vitals: flors, fruits, branques, troncs, arrels, fulles, etc.

Aquests productes elaborats seran consumits pels animals herbívors, que els integren així en baules de les cadenes tròfiques dels ecosistemes terrestres. En aquest mateix procés, les plantes generen un subproducte vital: l’oxigen. Continua la lectura de El paper dels boscos com a embornals de carboni

Espanya ja mata més d’un milió de porcs cada setmana

L’extensió de l’epidèmia de pesta porcina per la UE situa el país com el primer productor europeu amb un sector industrialitzat i bolcat en fabricar canals per a l’exportació, la seva petjada ecològica i social  comença a activar les alarmes.

https://www.publico.es/economia/ganaderia-industrial-espana-peste-porcina-agita-establo-espanol-engorda-mata-56-millones-cerdos-ano.html

Sembla que naveguem en un vaixell sense ningú al timó. Es permet el creixement de la ramaderia porcina al mateix temps que cada vegada es declaren més zones vulnerables a nitrats i mentre la UE té obert un procediment de sanció contra Espanya per vulnerar la directiva de nitrats, encara que no sembla que els governs tinguin molta intenció de frenar aquest model”, denúncia Luis Ferreirim, responsable de temes agraris a Greenpeace. Continua la lectura de Espanya ja mata més d’un milió de porcs cada setmana

Aquestes espècies d’elefants estan en perill d’extinció.

Les dues espècies d’elefants africans, considerades en perill per primer cop. Tant l’elefant de bosc com el de sabana estan clarament amenaçats a causa de la caça furtiva per obtenir ivori i de la destrucció dels seus hàbitats

https://www.diariodesevilla.es/mascotas/especies-elefantes-africanos-peligro-extincion_0_1558945550.html

https://www.ccma.cat/324/les-dues-especies-delefants-africans-considerades-en-perill-per-primer-cop/noticia/3085761/

El elefante de la sabana y el elefante africano de bosque han entrado en la categoría de animales en peligro de extinción debido a la caza furtiva de marfil y a la importante pérdida de su hábitat a causa de las actividades humanas.

Ambos elefantes fueron añadidos hoy a la “Lista Roja” de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), un documento que incluye a todas las especies en peligro y que es ampliamente utilizado en el medio conservacionista. Continua la lectura de Aquestes espècies d’elefants estan en perill d’extinció.

La meitat de les depuradores de l’entorn de Doñana depuren malament, no funcionen o no donen l’abast

Cinc de les quinze depuradores a l’entorn de Doñana aboquen aigües amb nivells de fòsfor i nitrogen per sobre del permès; a això se suma la falta de tractament terciari en altres depuradores de la “zona sensible”.

https://www.eldiario.es/andalucia/sostenibilidad/donana-recibe-aguas-mala-calidad-mitad-depuradoras-entorno_1_7234508.html

Solo siete de las quince depuradoras del entorno de Doñana realizan tratamiento terciario, el de mayor nivel de depuración, mientras que el resto está vertiendo aguas con nutrientes (principalmente fósforo y nitrógeno), con riesgo de alterar el equilibrio del ecosistema o, directamente, ni siquiera están funcionando. Así se desprende del último informe enviado en septiembre por la Junta de Andalucía a la Comisión Europea, con datos de 2018.

Los fertilizantes y la mala depuración amenazan el agua que llega a Doñana

La mala depuración de las aguas viene siendo denunciada desde hace años por Ecologistas en Acción, que interpuso en 2017 varias denuncias por los vertidos en decenas de puntos de Andalucía. Ecologistas en Acción basa sus denuncias en los informes que cada dos años presenta la Junta de Andalucía ante la Comisión Europea. El exceso de fósforo y nitrógeno en los arroyos y ríos que desembocan en la marisma lo ha constatado también recientemente un estudio de la Estación Biológica de Doñana-CSIC, del que informó eldiario.es/Andalucía, que apunta a la agricultura intensiva y a la mala depuración en el entorno del parque como causantes.

La alta concentración de estos nutrientes es un riesgo para la biodiversidad, ya que facilita la “eutrofización”, una perturbación del ecosistema debida a causas humanas. Además, el fósforo en concentraciones elevadas puede ser tóxico para los peces. El Instituto Nacional de Toxicología ya ha emitido dos informes en la causa que investiga los vertidos en la provincia de Sevilla, en los que se apunta que el incremento de los valores de nitrógeno y fósforo suponen un “daño sustancial a la calidad” de las aguas. Sin embargo, la mayor parte de las depuradoras no realizan tratamiento terciario, el único que puede eliminar de forma completa este tipo de nutrientes.

Ahora, y por primera vez, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha incluido el estado de las aguas superficiales que desembocan en Doñana como problemática diferenciada en el Esquema de Temas Importantes, que debe marcar la planificación hidrológica de los próximos años.

Depuradoras sin tratamiento terciario y fuera de servicio

El Espacio Natural de Doñana está integrado por el Parque Nacional (menos extenso y más protegido) y el Parque Natural, e incluye terrenos de once municipios: Almonte, Hinojos, Lucena del Puerto, Moguer y Palos de La Frontera (Huelva); Pilas, Aznalcázar, La Puebla del Río, Isla Mayor y Villamanrique de La Condesa (Sevilla); y Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). 15 depuradoras dan servicio a estos municipios.

Las EDAR de El Rocío, Moguer, Lucena del Puerto, Bollullos Par del Condado y Bonares superaron los niveles de nitrógeno y/o fósforo en varias de las muestras, tomadas a lo largo del año 2018, con el paréntesis de abril a julio. Además, varias muestras tomadas en las EDAR de Mazagón superaron los niveles de, DBO, DQO y SS, parámetros que miden la contaminación de las aguas a partir de la materia orgánica que contienen. Las depuradoras de Isla Mayor y Palos están fuera de servicio. Antonio Amarillo, coordinador del área de aguas en Ecologistas en Acción, advierte de que podrían ser más: la caducidad del contrato con la empresa que debía realizar el muestreo impidió que se tomaran muestras de abril a julio. “Hay algunas que no cumplían, como Matalascañas, y ahora sí; puede deberse a la ausencia de muestras durante los meses más problemáticos”.

La solución en estos casos pasa por aplicar tratamiento terciario en el proceso de depuración. Esto sirve para eliminar contaminantes remanentes que permanecen suspendidos en el agua incluso después de su tratamiento estándar. El tratamiento terciario reduce la carga contaminante de aguas residuales de modo que pueden ser vertidas a cauces naturales o usarse como recurso hídrico.

Incumplimientos desde 2013, según los ecologistas

Los incumplimientos con los límites de vertidos de nutrientes (fósforo y nitrógeno) vienen de antiguo en todos los casos. Ya en 2006, un estudio de investigadores del CSIC y de las universidades de Huelva, Sevilla y Pablo Olavide apuntaba que existían evidencias de que las dos EDAR localizadas en la cuenca donde vierte el arroyo de El Partido no eran suficientes para reducir la carga de nutrientes y que era necesario “comprobar su funcionamiento”. El Partido sigue siendo el arroyo más contaminado, según un reciente estudio liderado por Irene Paredes.

Según Ecologistas en Acción, que lleva analizando los datos remitidos a la Comisión Europea desde 2013, la depuradora de El Rocío incumple la normativa desde 2016. A pesar de situarse en zona sensible, la autorización de vertidos no limita la emisión de nitrógeno y fósforo; los niveles de estos nutrientes indican que incumpliría en cualquier caso.

La de Moguer sí cuenta con límites de vertidos de nutrientes, pero lo incumple en el caso del nitrógeno desde 2013, igual que la de Bonares. La EDAR de Bollullos Par del Condado lleva incumpliendo la normativa desde 2016. La EDAR de Lucena del Puerto “nunca ha cumplido”. “Las muestras indican respecto al fósforo y nitrógeno total que el rendimiento medio está en el 35% y en el 47% respectivamente”, señala Ecologistas en Acción. En 2017 se contrató la redacción del proyecto para una nueva EDAR, sin que se haya iniciado la ejecución.

La depuradora de Hinojos tiene la particularidad de que su autorización de vertidos, de 2005, no recoge límites de nitrógeno y fósforo. A pesar de ello, en 2019 se analizaron estos nutrientes, y ambos superaron los límites habituales.

En Mazagón, el problema es estacional. La depuradora no da abasto en verano. Y en Palos de la Frontera, no ha llegado a funcionar. “Las aguas residuales siguen su recorrido sin ningún tratamiento hacía el río Tinto y su desembocadura”, denuncia Antonio Amarillo. Ahora se está realizando la evaluación de impacto ambiental para una nueva depuradora (en Mazagón) y el acondicionamiento de la que hay (en Palos).

Isla Mayor (Sevilla) también tiene una EDAR que lleva años sin depurar, por lo que se ha licitado un proyecto de agrupación de vertidos. El proyecto recuerda, incluso, que el poblado de Alfonso XIII vierte las aguas residuales directamente a una cuneta. A finales de diciembre se sacó a información pública la Autorización Ambiental Unificada. Lleva construida doce años y en 2017 el Ayuntamiento adjudicó un contrato para acondicionarla y ponerla en marcha.

Sí cumplen las depuradoras de Guadalquivir (Sanlúcar de Barrameda), Aljarafe, Guadiamar I, Guadiamar II, Condado de Huelva I-Almonte, Mazagón y Matalascañas, si bien esta última no está preparada para lo que recibe en agosto, por lo que se va a licitar próximamente una nueva depuradora de interés general del Estado.

Insuficiente tratamiento en las EDAR en zona sensible

A esto hay que añadir el incumplimiento de siete depuradoras situadas en zona sensible. Estas depuradoras deben realizar un tratamiento capaz de eliminar el nitrógeno y el fósforo cuando dan servicio a aglomeraciones mayores de 10.000 habitantes. El listado de depuradoras en zonas sensible fue revisado por la Secretaría de Estado de Medio Ambiente en febrero de 2019, y ahora incluye las EDAR de Utrera, Los Palacios, Lebrija, Morón de la Frontera o cuatro de Sevilla capital. “Solo una de las de Sevilla capital tiene tratamiento terciario. Las otras tres están usando cloruro férrico, que rebaja las concentraciones de fósforo, pero no el nitrógeno, porque la única forma para eso es sistema terciario”, señala Antonio Amarillo.

El 16 de febrero, el Ministerio de Transición Ecológica anunció que se había autorizado contratar dos obras para mejorar el Colector Emisario Puerto, en la zona Avenida de Las Razas, (por 28,3 millones de euros) y en la zona de Palmas Altas, entorno del río Guadaíra y margen izquierda de la dársena del río Guadalquivir (por 22,8 millones de euros), con la finalidad de adecuar el tratamiento de las depuradoras de Sevilla para el vertido a zona sensible en el entorno de Doñana.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir admite que a todas las EDAR en el entorno más cercano a Doñana, cuyas aguas vierten sobre sus arroyos, les corresponde tratamiento terciario, también por población, según la Directiva 91/271. Se trata de las EDAR de Almonte-Rociana (Condado de Huelva I), Bollullos del Condado, Paterna-Chucena-Escacena-Manzanilla (Condado de Huelva II), Guadiamar I (Aznalcazar-Huevar-Sanlucar la Mayor) y Guadiamar II (Villamanrique-Pilas). Sin embargo, aclara que la competencia de la depuración de aguas residuales reside en la administración local, con auxilio de la Comunidad Autónoma en los casos en los que la entidad municipal no tenga capacidad para ello.

La Junta de Andalucía no ha respondido al cuestionario de eldiario.es/Andalucía, relativo a la antigüedad y el tipo de tratamiento aplicado por las depuradoras que vierten a los ríos y arroyos del entorno de Doñana.