Descobreixen tsunamis a la superfície de les estrelles

Les informacions més precises sobre la composició i el moviment de 1.800 milions d’estels de la nostra galàxia, la Via Làctia, és el banquet de dades que la missió Gaia ha proporcionat als científics en la tercera remesa des que va viatjar a l’espai el 2013.

Es tracta del tercer catàleg de dades de la Missió Gaia, Gaia Data Release (DR3), que l’Agència Espacial Europea (ESA) ha fet públic aquest dilluns. El catàleg inclou nova informació sobre la composició química dels estels i la seva temperatura, color, massa, edat i velocitat a les quals s’allunyen o s’acosten a la Terra.

Les dades, que estan a disposició de tota la comunitat científica, tant de professionals com d’aficionats, es van recollir durant 34 mesos, entre el 25 de juliol del 2014 i el 28 de maig del 2017, i el seu volum i diversitat ha comportat uns quants anys més de classificació i càlculs.

Des del seu llançament el 2013, Gaia ha recollit 100 terabytes de dades. Porta una càmera de mil milions de píxels i més de 100 sensors electrònics.

https://www.lavanguardia.com/ciencia/20220613/8334635/descubren-tsunamis-superficie-estrellas.html

Es uno de los descubrimientos más sorprendentes que han realizado los astrónomos que se dedican a estudiar el cosmos en los últimos años. El análisis de los datos obtenidos por el telescopio espacial Gaia a lo largo de 34 meses ha permitido detectar potentes tsunamis estelares en la superficie de miles de estrellas, tanto de nuestra galaxia, la Vía Láctea, como de galaxias vecinas.

Estos inesperados “estrellamotos” proporcionan información valiosa acerca del funcionamiento interno de estos astros, lo que contribuirá a comprender mejor no solo su origen y evolución, sino también el pasado y la estructura de nuestra galaxia.

Anteriormente, la misión Gaia, lanzada en 2013 por la Agencia Espacial Europea (ESA) con el objetivo de cartografiar la Vía Láctea y obtener el mapa en 3D más preciso posible, ya había detectado las oscilaciones de la luz de las estrellas al aumentar y disminuir su tamaño de forma periódica, aunque en aquellos casos siempre mantenían su forma esférica. En esta ocasión, las oscilaciones que ha captado el telescopio muestran una alteración global de la forma de estos astros.

Tweet anunciando el descubrimiento científico de la misión Gaia, de la Agencia Espacial Europea

“Hemos visto por primera vez deformaciones en las superficies de las estrellas comparables a un tsunami, con movimientos de gas de una zona a otra”, explica a La Vanguardia la investigadora Carme Jordi, del Institut de Ciències del Cosmos de la Universitat de Barcelona (ICCUB-IEEC) y miembro del consorcio Gaia.

“Sabíamos que esos terremotos estelares existían, pero no esperábamos poderlos detectar con Gaia. Ha sido una enorme sorpresa”, declara, aunque, por el momento, aclara que “no sabemos con detalle por qué se producen”.

Misiones anteriores dedicadas a hacer sismología de estrellas habían detectado algunos terremotos en el Sol y en algunas pocas estrellas, pero nunca se habían captado tanta cantidad de estos sismos y en tipos tan diferentes de estrellas como ahora. De hecho, conforme a las teorías actuales, los astros en los que Gaia ha revelado estos tsunamis no deberían registrar ningún fenómeno como éste.

Sabíamos que esos terremotos estelares existían, pero no esperábamos poderlos detectar con Gaia. Ha sido una enorme sorpresa”

Carme JordiInstitut de Ciències del Cosmos de la Universitat de Barcelona 

“Quizás el núcleo gira de forma distinta a la superficie estelar, o estos tsunamis tengan relación con los campos magnéticos, o con la convección de gas que se produce en las capas más frías que recubren el núcleo”, especula Jordi, que resalta que “los datos que ahora hemos obtenido nos ayudarán a arrojar luz sobre el mecanismo por el que se producen estos estrellamotos”.

“Gaia inaugura una mina de oro para la asterosismología de estrellas masivas”, añade en un comunicado de la ESA la también investigadora de la misión Conny Aerts de Ku Leuven, desde Bélgica.

Arqueología galáctica

Estos terremotos estelares constituyen uno de los hallazgos destacados de la nueva entrega de datos de Gaia, recopilados entre el 25 de julio de 2014 y el 28 de mayo de 2018, y descubrirlos ha sido posible gracias a que, por primera vez, se han obtenido los espectros de la luz de 220 millones de estrellas con una precisión exquisita. Esos espectros, como “el arcoíris de los cuerpos celestes”, permiten extraer información muy detallada y precisa sobre las características de las estrellas, como su composición química, temperatura, masa y edad, así como su ciclo de vida.

Imágenes inéditas de la Vía Láctea. De arriba abajo: Mapa de la velocidad radial de la galaxia; 2, Velocidad radial y movimiento; 3, Materia interestelar; y 4, Composición química

Imágenes inéditas de la Vía Láctea. De arriba abajo: Mapa de la velocidad radial de la galaxia; 2, Velocidad radial y movimiento; 3, Materia interestelar; y 4, Composición química

ESA

Con esa información los astrónomos podrán “hacer arqueología galáctica” y averiguar más sobre la evolución pasada durante miles de millones de años de la Vía Láctea. En este sentido, por ejemplo, los nuevos datos publicados por Gaia han desvelado que algunas estrellas de la galaxia están compuestas de material primordial, mientras que otras, como nuestro Sol, se han ido enriqueciendo con materia procedente de generaciones previas de estrellas. Asimismo, el telescopio espacial también ha logrado identificar, en función de su composición química, estrellas que en su origen estaban en otros vecindarios cósmicos y que han acabado en el nuestro.

“Hasta ahora habíamos publicado posiciones, velocidades, distancias, entre otros datos, y con ello habíamos podido estudiar la estructura de familias estelares, saber cómo se movían las estrellas de nuestra galaxia y las externas que estamos engullendo”, explica Jordi, que prosigue “ahora podemos saber cómo son estas estrellas y otros cuerpos del sistema solar porque tenemos el espectro de esos objetos. A partir de medir cómo varía la luz con el tiempo, hacemos ingeniería inversa y podemos deducir su forma”.

2.000 millones de estrellas

Desde el lanzamiento de Gaia, hace nueve años, se han hecho tres publicaciones de archivos de datos. La primera, en 2016, dio a conocer el primer catálogo de estrellas. La de 2018 permitió determinar que nuestra galaxia se fusionó con otra hace unos 10.000 millones de años. Y en 2020 un tercer subconjunto de datos hizo posible determinar la posición de más de 1.800 cuerpos celestes observados con una precisión sin precedentes.

Este tercer conjunto que acaba de publicar en abierto la ESA, accesible para toda la comunidad científica, contiene información más extensa y mejorada de casi 2.000 millones de fuentes, la mayoría estrellas. Contiene el mayor catálogo de sistemas binarios, más de 800.000, así como una ingente cantidad de información sobre la población de asteroides del sistema solar.

Representación del movimiento de asteroides en nuestro sistema solar obtenidos con la misión Gaia

Representación del movimiento de asteroides en nuestro sistema solar obtenidos con la misión Gaia

ESA

Otro resultado importante es que han obtenido la velocidad radial de 33 millones de estrellas, es decir, la velocidad a la que estos objetos se acercan o alejan de nosotros. Esta información incorpora la tercera dimensión de la velocidad en el mapa de nuestra galaxia que está dibujando Gaia.

Aunque, para los científicos, sin duda el resultado más importante aquí es la gran cantidad de datos obtenidos. “Es la primera vez que tenemos datos de la morfología de las galaxias en tanta cantidad, o de la forma de los asteroides- Es un tesoro para la comunidad investigadora y en los próximos meses comenzarán a publicarse estudios reveladores a partir de esos datos, nuevos descubrimientos. Es muy emocionante”, considera Jordi.

El telescopio Gaia continuará enviando información hasta 2025, cuando se prevé el final de la misión. Hasta entonces, se espera que haya al menos dos entregas de datos masivas más.

https://www.ccma.cat/324/el-mapa-mes-complet-de-la-via-lactia-permet-descobrir-terratremols-estellars/noticia/3169687/