Vídeo impactant: la desforestació del planeta vista des de l’espai

https://www.elperiodico.com/es/verde-y-azul/20220405/impactante-video-deforestacion-planeta-vista-13186972

Las pequeñas parcelas deforestadas en medio del inmenso bosque van creciendo poco a poco hasta consumir por completo la vegetación y cambiar frondosas áreas arboladas por superficies desérticas y devastadas.

Estados Unidos, Brasil, Bolivia, Madagascar, Indonesia y otras partes del planeta están siendo deforestadas masivamente para la obtención de tierras dedicadas al cultivo y al pienso para ganado.

En 2017, la superficie forestal destruida en el planeta Tierra era de 40 campos de fútbol cada minuto, según Global Forest Watch, y al ritmo actual, se prevé que el 60% de la selva amazónica desaparezca en 2050.

Zona en deforestación, Bolivia /GOOGLE EARTH

Zona en deforestación, Bolivia (2) /GOOGLE EARTH

Zona en deforestación, Bolivia (3) /GOOGLE EARTH

De momento, se calcula que la Tierra ya ha perdido casi la mitad de sus bosques. Durante la última década, se han estado perdiendo anualmente 4,7 millones de hectáreas de bosques, con Brasil, la República Democrática del Congo, Indonesia y Bolivia entre los países más afectados.

Las consecuencias de la tala indiscriminada son enormes; estas son algunas de ellas:

– Extinción de especies: la deforestación de bosques y selvas pone en jaque la supervivencia de miles, e incluso millones, de especies animales y vegetales, muchas de ellas aún ni siquiera descubiertas. La pérdida de biodiversidad resulta significativamente peligrosa en el caso de las especies arbóreas, ya que llevan a cabo su vida en los árboles.

– Destrucción de ecosistemas: la mencionada pérdida de biodiversidad es consecuencia directa de la destrucción de ecosistemas debido a la tala masiva de árboles.

– Erosión del suelo: si hay menos árboles, la tierra se resiente. La lluvia, la luz solar y el viento son agentes que erosionan el suelo. Los bosques actúan como mecanismo de defensa de la tierra, debido a que sus raíces en el terreno, y con sus copas, impiden que la radiación solar incida de lleno.

– Alteración del ciclo hidrológico: las masas de bosque liberan vapor de agua a la atmósfera y, de esta forma, ayudan a mantener húmedo el terreno. El aire de una zona se convierte en demasiado seco cuando no hay árboles alrededor.

Noticias relacionadas

– Más carbono en la atmósfera: sin árboles, la humanidad perdería su mejor instrumento para reducir las emisiones de CO2. Esto haría aumentar todavía más la proporción de gases de efecto invernadero presentes en la atmósfera, lo que seguiría elevando la temperatura mundial y terminaría siendo imposible revertir el cambio del clima.

– Mayor vulnerabilidad del terreno frente a incendios: las zonas deforestadas son muy vulnerables a la aparición de fuegos y sequías. Y es que la ausencia de seres vivos destruye el equilibrio ecológico, algo que altera de forma drástica el clima del lugar.