L’ONU adverteix que per al 2050 no hi haurà prou aigua si el creixement mundial no cessa

El Dia Mundial de l’Aigua 2022 està dedicat a les subterrànies. El Dia Mundial de l’Aigua se celebra aquest dimarts mentre el novè Fòrum Mundial de l’Aigua es congrega a Dakar per tractar qüestions rellevants sobre aquest recurs essencial. La manca d’aigua dolça i la crisi de l’aigua es considera una de les cinc amenaces principals a llarg termini per al planeta, segons la classificació de risc global del Fòrum Econòmic Mundial. Aquestes són algunes dades sobre l’aigua que revelen la importància de protegir-la.

https://www.publico.es/sociedad/onu-advierte-2050-no-habra-agua-suficiente-crecimiento-mundial-no-cesa.html

https://www.diaridegirona.cat/societat/2022/03/22/dia-mundial-l-aigua-2022-64106096.html

https://www.ultimahora.es/noticias/part-forana/2022/03/21/1712679/marga-comas-dia-mundial-del-agua-2022-esta-dedicado-subterraneas.html

Solo disponemos del 0,77% de los recursos hídricos del planeta. Del agua existente, el 97,5% es salada y del 2,5% dulce restante, el hielo supone un 70%. De modo que sólo disponemos del 0,77% de agua dulce. De esta cantidad, el 99% es agua subterránea. En España, el consumo medio de agua de los hogares fue de 133 litros por habitante en 2018, según los últimos datos del INE.

La región de Asia y el Pacífico es la que concentra el mayor porcentaje del agua dulce, el 36% mundial. Sin embargo, la disponibilidad de agua per cápita es la más baja del mundo, ya que alberga al 60% de la población mundial. Asia es además, junto con África, una de las regiones más afectadas por desastres naturales relacionados con el agua, tanto en número de muertes, como en personas afectadas y pérdidas económicas.

Más del 50% de las personas en el planeta viven en un área que sufre escasez de agua al menos un mes al año

Entre 2001 y 2018, alrededor del 74% de los desastres naturales del mundo estuvieron relacionados con el agua. En ese periodo, 166.000 personas murieron por inundaciones y sequías, que afectaron a 3.000 millones de personas y costaron 700.000 millones de dólares, según la base de datos de catástrofes (EM-DAT). Según las tendencias actuales, en 2030 la demanda de agua superará la oferta en un 40% y ocasionará la migración forzada de hasta 700 millones. Ya hoy día, más del 50% de las personas en el planeta viven en un área que sufre escasez de agua al menos un mes al año.

El uso global de agua se ha multiplicado por seis en los últimos 100 años y sigue aumentando a un ritmo constante de un 1% anual, según indica la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Del consumo de agua dulce en el mundo, el sector agrícola supone en torno 70%. El mundo necesitará en 2050 un 60% más de alimentos si las tendencias no cambian y, para ello, la producción de alimentos basada en el regadío debería aumentar más del 50%, pero la cantidad de agua necesaria para este crecimiento no está disponible.

Los datos sobre los ecosistemas de agua dulce revelan que el 80% de todas las aguas residuales industriales y municipales a nivel global se vierten al medioambiente sin ningún tipo de tratamiento previo, según las estimaciones de la ONU. Desde 1970, se han extinguido un 84% de las especies de agua dulce, siendo la tasa de extinción más alta a nivel mundial entre los vertebrados.

Las fuentes de agua potable se usaban por el 91% de la población mundial y el 68% contaba con instalaciones de saneamiento mejoradas al final del período de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (2000–2015), según la ONU. Se estima, sin embargo, que cada año unas 829.000 personas mueren de diarrea por haber bebido agua potable no segura o por falta de saneamiento o higiene en las manos, siendo los más afectados los menores de cinco años.