La gran obra de geoenginyeria que pot evitar un desastre planetari

Si no evitem que l’esfondrament de la glacera Thwaites, el nivell del mar pot arribar a augmentar fins a tres metres d’alçada. Els científics ja treballen en solucions encara que hi ha dubtes que es puguin dur a terme.

https://www.elconfidencial.com/tecnologia/novaceno/2022-01-18/ingenieria-glaciar-puede-evitar-desastre-planetario_3360590/

Los científicos preveen que en cinco años una parte del Thwaites, un glaciar del tamaño del Reino Unido que se encuentra en Antártica, se derrumbará debido al aumento de temperaturas del océano. Si esto sucede el resto del glaciar se verá expuesto también al cambio de temperatura y corre riesgo de desplomarse y causar una subida del nivel del mar de mínimo 60 centímetros. Los investigadores piensan que solo una ambiciosa obra de ingeniería podría evitar el desastre planetario.

Foto: Soldado americano con armadura corporal y gafas de realidad aumentada (US Army)

Según Ted Scambos, investigador científico del Instituto Cooperativo de Investigación en Ciencias Ambientales (CIRES) “Thwaites es el glaciar más ancho del mundo”. Scambos es uno de los coordinadores principales de la Colaboración Internacional del Glaciar Thwaites (ITGC): un equipo de casi 100 científicos de distintos paises que estudian de cerca la evolución de este glaciar.

 Bajo la parte visible del Thwaites circula agua caliente que está derritiendo el hielo de su base haciendo que el glaciar pierda su adherencia a la montaña submarina. También, dicen los científicos, se han formado enormes fracturas en el glaciar que anuncian que el desprendimiento de este enorme bloque de hielo no tardará muchos años en suceder.

“[Thwaites] ha duplicado su velocidad de salida en los últimos 30 años, y el glaciar en su totalidad contiene suficiente agua para elevar el nivel del mar en más de 60 centímetros”, asegura Scambos. “Y podría provocar una subida del nivel del mar aún mayor, de hasta 3 metros, si arrastra consigo a los glaciares circundantes”.

placeholderEn tan solo cinco años el glaciar perderá parte de su extensión. (EFE)
En tan solo cinco años el glaciar perderá parte de su extensión. (EFE)

Si los investigadores tienen razón y el Thwaites se derrumba, los efectos para el planeta serían devastadores. Borraría del mapa islas y zonas costeras afectando a millones de personas que se verían obligadas a emigrar. Además el avance del agua salada tendría efectos en la economía, sobre todo en las que como la nuestra dependen del turismo, en la agricultura e incluso en la potabilidad de los acuíferos.

Foto: El Octavo Continente. (Marko Margeta)

John Moore, un glaciólogo y profesor del Centro Ártico de la Universidad de Laponia en Finlandia, piensa que aunque fueramos capaces de detener inmediatamente las emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático y el calentamiento de las aguas bajo la plataforma de hielo, no conseguiremos devolverle la estabilidad al Thwaites. Para Moore, la única solución para evitar el desastre es aplicar la geoingería para estabilizarlo físicamente.

Geoingeniería para salvar los glaciares

En 2018, Moore y otros investigadores, como Michael Wolovick de la Universidad de Princeton, propusieron transportar o arrastrar grandes cantidades de material para construir una especie de islas artificiales alrededor o debajo de los glaciares. El hielo se podría apoyar sobre estas estructuras que además servírían como contención del agua caliente del fondo oceánico.

El mismo equipo de científicos, con el apoyo de investigadores de la Universidad de British Columbia, ha planeado más recientemente un concepto que han llamado “cortinas ancladas en el fondo del mar”. Se trata de la construcción de unas láminas flexibles fabricadas con material geotextil que flotan en el mar y que podrían parar y redirigir el flujo de agua caliente. Según los modelos informáticos que han desarrollado los investigadores esta técnica podría hacer que la plataforma de hielo oriental del Thwaites se reforzase y se volviera a adherir al suelo marino.

placeholderLa perdida de parte del glaciar puede hacer que el resto caiga rápidamente. (EFE)
La perdida de parte del glaciar puede hacer que el resto caiga rápidamente. (EFE)

“La idea es devolver el sistema a su estado de principios del siglo XX, cuando sabemos que el agua cálida no podía acceder a la plataforma de hielo tanto como hoy”, afirma Moore en una entrevista con MIT Technology Review. Los investigadores llegaron a hacer un cálculo del coste de este sistema que costaría cerca de los 50.000 millones de dólares (unos 44.000 millones de euros).

Otras soluciones que se han planteado frente a este problema incluyen: la colocación de material reflectante o aislante sobre algunas zonas de los glaciares; retener la fría nieve con unas vallas que impidan que esta se escape al mar; o distintas técnicas para eliminar el flujo de agua bajo los glaciares evitando que estos se muevan de su sitio.

No está claro si funcionarán

Cualquiera de las soluciones de geoingeniería que plantean los investigadores presentan enormes retos tanto logísticos como legales y financieros. Además parte de la comunidad científica no cree que se pueda llegar a tiempo para implementarlos con algunas voces que los tachan directamente como ineficaces.

Foto: Los hoteles de Norman Foster en el mar Rojo (The Red Sea Project)

MIT Technology Review ha entrevistado a Twila Moon, una científica del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo de la Universidad de Colorado. Ella es una de los siete investigadores firmantes de un artículo, publicado en la revista Nature, que advierte que estas propuestas no serían más que soluciones parciales en el mejor de los casos.

Los investigadores además sostienen que no tenemos todavía el conocimiento necesario sobre cómo funcionan las dinámicas del hielo, así que estas medidas podrían en algunos casos acelerar la pérdida de hielo en lugar de protegerlo. Moon además cree que estas soluciones podrían desviar la atención y los recursos que se están empleando para combatir a los gases de efecto invernadero.