Les aus africanes busquen refugi a Espanya per sobreviure al canvi climàtic

Aus africanes colonitzen el sud d’Espanya i  migren cada cop menys a l’Àfrica.

https://lasverdades.net/mundiales/buitre-manchado-las-aves-africanas-buscan-refugio-en-espana-para-sobrevivir-al-cambio-climatico-clima-y-medio-ambiente/

El buitre manchado, el vencejo, el bulbul anaranjado y el banderín sahariano son algunas de las especies que están cambiando de hábitos.

Aves africanas como el bulbul anaranjado, el vencejo morisco o el buitre manchado colonizan el sur de España; las cigüeñas y las golondrinas migran cada vez menos a África; el ganso de campo permanece en Europa y ya no llega a Andalucía, mientras que especies de montaña como la perdiz blanca abandonan las zonas bajas. Millones de aves están cambiando su distribución y hábitos al ritmo del cambio climático, convirtiéndose involuntariamente en importantes centinelas del clima a medida que se adaptan al nuevo escenario. «Es el grupo de animales más conocido y con su seguimiento podemos saber qué está pasando y dónde, porque uno de los motores que los mueve es el clima y se asientan en lugares que se han transformado en hábitats favorables para vivir y reproducirse ”, explica Antonio-Román Muñoz, catedrático de el Departamento de Biología Animal de la Universidad de Málaga.

Estas nuevas condiciones de vida impuestas por el calentamiento global traen consigo ventajas y desventajas. Como nota positiva, Juan Carlos del Moral, coordinador de ciencia ciudadana de la ONG de ornitología SEO / BirdLife, señala que en el sistema migratorio euroafricano, el que pasa por la Península Ibérica, “las aves comienzan a invernar más al norte, lo que les impide cruzar la impresionante barrera que plantea el Sahara ”. La parte negativa se centra en los desequilibrios que se producen cuando no consiguen ajustar sus ciclos de vida (migración, reproducción …) a principios de primavera, lo que se traduce en descensos poblacionales. Estas son algunas de las especies que están modificando sus hábitos.

Los nuevos colonos africanos: el buitre manchado y el vencejo moro

El vencejo morisco, que se está extendiendo por toda la Península Ibérica.
El vencejo morisco, que se está extendiendo por toda la Península Ibérica.Stephen Daly

El buitre manchado es un recién llegado a Europa. “Desde hace 20 años han ido llegando algunos ejemplares juveniles para pasar el verano y el otoño y luego se fueron, pero ahora hay adultos en Málaga, aunque todavía no hemos comprobado que hayan criado”, comenta Muñoz. Es cuestión de tiempo antes de que este ghoul con una envergadura de hasta 2,5 metros …similar al buitre leonado– se reproduce en territorio español. “La especie vive en el Sahel y está fisiológicamente adaptada a temperaturas más cálidas, pero el aumento de grado o grado y medio puede estar detrás de que varios individuos se hayan establecido y permanezcan entre nosotros todo el año”, agrega.

El que sí se reproduce ya en la Península es el vencejo morisco. El primer nido de esta especie se descubrió en el año 2000 en la Sierra de la Plata (Cádiz) —curiosamente en una cueva con el mismo nombre: la del Moro— y ya se extiende fuera de la provincia. Lo mismo ocurre con el bulbul naranja, que anidó en Tarifa por primera vez en 2012. Le cuesta dar el salto fuera de ese municipio, donde se ha convertido en un atractivo para ornitólogos y aficionados de todo el mundo.

La próxima colonización, según Muñoz, será la de un ave mucho más pequeña, de unos 13 centímetros de largo: el banderín sahariano. Hace 20 años, la especie no había llegado al norte de Rabat y ahora se reproduce en Tánger y Ceuta; y este año se ha visto en la península ibérica, en el frente más cercano a África que va desde la costa de Cádiz hasta Málaga.

Los que ya no migran: cigüeñas y golondrinas

Especies como las cigüeñas y las golondrinas tienen impresas en su ADN migrando de Europa al Sahel (Mauritania, Senegal, Gambia, Mali, Burkina Faso, Níger y Nigeria, principalmente) para pasar el invierno. Pero si gracias al calentamiento gozan de un clima más benigno en los países de partida, «¿por qué afrontar este peligroso viaje por el Sahara?», Plantea el biólogo Del Moral. Sus datos corroboran esta tendencia. En los setenta toda la población de cigüeñas europeas pasó el invierno en África, pero ahora el 80% de los adultos en España y Europa Central no salen de la Península o, como mucho, llegan a Marruecos. Los únicos que siguen la tradición son los ejemplares jóvenes, hasta que cuando tienen cuatro o cinco años alcanzan la madurez sexual y dejan de hacerlo.

Las golondrinas oscuras están cada vez menos dispuestas a emprender el vuelo a África al final del verano para regresar a la Península en la primavera. «Hay una fracción muy importante que ya no se va», dice Del Moral. Y los que aún emigran regresan antes porque llega la primavera, «lo que puede hacer que mueran porque no hay insectos o vuelve a hacer frío y no tienen tiempo de irse a zonas más cálidas», añade. Esta especie ha sufrido un descenso del 33% en la última década.

Los que escapan a la montaña: la perdiz nival

Algunas perdices en los Pirineos.  Su color blanco los delata si no hay nieve.
Algunas perdices en los Pirineos. Su color blanco los delata si no hay nieve.

El futuro de la perdiz blanca en los Pirineos, donde vive la población más austral de Europa, no es color de rosa. Actualmente se mantiene en las partes más altas y los censos que se realizan en Cataluña junto con Francia en unas 1.000 hectáreas y en altitudes de entre 2.100 y 2.200 metros muestran que las poblaciones se mantienen estables. “Pero sabemos que ha desaparecido de los macizos periféricos tanto de la vertiente norte como sur”, afirma Diego Gacía, técnico del Servicio de Flora y Fauna de la Generalitat. Uno de los El principal problema que enfrenta la especie es la falta de nieve., porque la perdiz blanca cambia su plumaje por uno totalmente blanco para camuflarse y si las nevadas se retrasan se convierte en un semáforo en medio de la montaña que llama a rapaces y otros carnívoros. El cambio de lluvia, cada vez más intenso y con granizo en primavera, se ha convertido en otro de sus grandes obstáculos al provocar una mayor mortalidad de pollos.

En otros lugares de menor altitud como el Parque Nacional de las Sierras de las Nieves (Málaga), el colirrojo en peligro de extinción se encuentra en elevaciones cada vez más altas y la reinita cabeza negra anida a 1.800 metros de altura, “algo que no ocurría en el pasado . 15 años ”, explica Muñoz. El peligro en estas montañas con una elevación máxima de 1.919 metros es que habrá un momento en que estas especies lleguen a la cima y cuando el hábitat allí ya no sea favorable “desaparecerán de esa zona y la población de colirrojo en esta sierra. es el más austral del mundo ”. En Sierra Nevada, por ejemplo, con una altura máxima de 3.479 metros, las especies tienen un mayor margen.

Los que ya no vienen y se quedan en Europa: el ganso campestre

Un ejemplar de ganso campestre.
Un ejemplar de ganso campestre.ullstein bild (ullstein bild a través de Getty Images)

Del ganso campestre que pasó el invierno en España no hay rastro. Hasta la década de 1950, era bastante común ver este ganso en invierno en algunas partes del norte de España. Había incluso más gansos que comunes, destaca SEO / BirdLife. Pero el descenso fue implacable, hasta que la población se redujo a las lagunas de Villafáfila (Zamora) donde en los años setenta todavía pasaban unos 5.000 ejemplares del norte de Europa: de Noruega, Suecia, Finlandia, del norte de Alemania … aguantar tampoco. “Los inviernos cada vez más suaves en estos lugares les animan a quedarse en casa donde encuentran comida y no tienen que volar kilómetros”, explica Del Moral. No son los únicos, la regresión de este tipo de aves es detectada por los humedales de España en invierno. “Se nota en especies como el wigeon, el porrón copetudo o las alondras que se esparcen por los campos para alimentarse”, especifica el experto.

Amb l’aigua pels genolls: així denuncia un ministre de Tuvalu l’impacte de la crisi climàtica a la seva illa

“La declaració juxtaposa l’escenari de la COP26 amb les situacions de la vida real a què s’enfronta Tuvalu a causa dels impactes del canvi climàtic”, ha dit el ministre

https://www.eldiario.es/internacional/agua-rodillas-denuncia-ministro-tuvalu-impacto-crisis-climatica-isla_1_8468736.html

El ministro de Asuntos Exteriores de Tuvalu, Simon Kofe, se ha metido en el mar para dar su discurso en la Cumbre del Clima de Glasgow. Kofe, con traje, atril y también con el agua hasta las rodillas, ha querido mostrar así el impacto del cambio climático en su isla.

Greta Thunberg: “No es un secreto que la COP26 es un fracaso” Continua la lectura de Amb l’aigua pels genolls: així denuncia un ministre de Tuvalu l’impacte de la crisi climàtica a la seva illa