Diversos països intenten manipular el major informe científic de l’ONU sobre el clima

A pocs dies que se celebri la COP26 de Glasgow, una filtració de documents revela com diversos governs van demanar a les Nacions Unides que minimitzés la necessitat de deixar d’usar ràpidament els combustibles fòssils.

https://www.publico.es/internacional/paises-manipular-mayor-informe-cientifico-onu-clima.html

A las puertas de la celebración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) que tendrá lugar del 31 de octubre al 12 de noviembre de 2021 en Glasgow (Reino Unido), la cadena británica BBC  ha revelado que varios Estados han pedido a la ONU una mayor flexibilidad en los compromisos para frenar el cambio climático y mantener el calentamiento global en 1,5 grados. Continua la lectura de Diversos països intenten manipular el major informe científic de l’ONU sobre el clima

La caça furtiva provoca l’evolució d’elefants sense ullals

Els ullals ben formats solen ser un avantatge per als elefants, ja que els permeten cavar a la recerca d’aigua, arrencar l’escorça per alimentar-se i enfrontar-se a altres elefants. Però durant els episodis d’intensa caça furtiva d’ivori, aquests grans incisius es converteixen en un desavantatge.

https://www.latimes.com/espanol/eeuu/articulo/2021-10-21/caza-furtiva-provoca-evolucion-de-elefantes-sin-colmillos

Ahora los investigadores han identificado cómo los años de guerra civil y caza furtiva en Mozambique han provocado un aumento en la proporción de elefantes que nunca desarrollarán colmillos.

Durante el conflicto de 1977 a 1992, los combatientes de ambos bandos mataron elefantes para obtener marfil y así financiar la guerra. En la región que ahora es el Parque Nacional de Gorongosa, cerca del 90% de los elefantes fueron sacrificados.

Los sobrevivientes tenían probabilidades de compartir una característica clave: la mitad de las hembras carecían de colmillos por naturaleza –simplemente nunca los desarrollaron–, mientras que antes de la guerra, menos de una quinta parte carecía de ellos.

Al igual que el color de los ojos en los humanos, los genes son los responsables de que los elefantes hereden los colmillos de sus padres. Aunque la falta de colmillos solía ser rara en los elefantes de la sabana africana, se ha vuelto más común, como un color de ojos raro que se convierte en una característica generalizada.

Después de la guerra, las hembras sobrevivientes sin colmillos transmitieron sus genes con resultados tan esperados como sorprendentes. Cerca de la mitad de sus hijas no tenían colmillos. Y lo que es más desconcertante, dos tercios de su descendencia eran hembras.

Los años de agitación “cambiaron la trayectoria de la evolución en esa población”, afirma el biólogo evolutivo Shane Campbell-Staton, de la Universidad de Princeton.