Les nuclears perden terreny: la producció d’energia nuclear a la UE cau un 16% des de 2006

En 15 anys el pes de l’energia nuclear a la Unió Europea ha baixat. Els països membres han seguit diferents línies d’actuació: mentre que a França representa el 70%, a Portugal no es produeix aquesta energia.

https://www.newtral.es/energia-nuclear-ue-europa-consumo-produccion-desciende/20210821/

En 2019, el 26,4% de la electricidad producida en la Unión Europea se generó en centrales nucleares, como indican los últimos datos de Eurostat. Sin embargo, no todos los países de la UE potencian la energía nuclear de la misma manera. De los 27 países que conforman la Unión Europea, 13 de ellos tenían reactores nucleares operativos en 2019.

La diferencia en la producción nuclear entre los Estados miembros de la UE ha provocado que, desde 2006, el total de electricidad producido en las plantas nucleares haya descendido un 16,3%, como señala Eurostat. Esta bajada se debe, en su mayoría, al cierre de reactores nucleares en Alemania, que entre 2011 y 2021 ha clausurado ocho centrales.

Made with Flourish

Francia lidera el ranking de la UE en producción de energía nuclear y España ocupa el cuarto lugar

En 2019, el mayor productor de energía nuclear de la UE fue Francia, que generó el 52,1% del total dentro de la Unión Europea. Muy por detrás están Alemania (9,8%), Suecia (8,6%) y, en cuarto lugar, España (7,6%). Tan solo estos cuatro países generaron el 78% de la electricidad en plantas nucleares en la UE, como señala Eurostat.

Francia es el mayor exportador de energía nuclear a nivel mundial y sus beneficios alcanzan cerca de 3.000 millones de euros, según la Asociación Nuclear Mundial. Cuenta con 56 reactores repartidos en 19 centrales nucleares, el conjunto nuclear más grande del mundo en proporción a su población.

Michaël Mangeon, doctor de gestión científica por la escuela de ingeniería Mines ParisTech/IRSN (Institut de Radioprotection et de Sûreté Nucléaire), explica a Newtral.es que la apuesta francesa por este tipo de energía comenzó en 1973, en respuesta a la crisis del petróleo. “Francia no tenía petróleo en su territorio y la producción de carbón estaba en declive”, cuenta el experto.

La falta de recursos energéticos impide a este país producir su propia electricidad, como explican también desde la Sociedad Francesa de Energía Nuclear. En Francia, el 70% de la electricidad proviene de la energía nuclear. Mangeon cuenta que en el proyecto 2019-2023 del Programa Plurianual de Energía (PPE) –documento que dirige la transición energética en Francia (p. 108).– se establece que el Gobierno tiene previsto el cierre de reactores para reducir la cuota nuclear al 50% para 2030.

Made with Flourish

En España, el 23,3% de la electricidad generada en 2020 proviene de la energía nuclear, como señala el Informe del Sistema Eléctrico Español 2020 de Red Eléctrica de España (p. 35). Las centrales nucleares han sido por décimo año consecutivo la primera fuente de generación peninsular, con siete reactores nucleares operativos en territorio nacional (Almaraz I, Almaraz II, Ascó I, Ascó II, Cofrentes,Trillo y Vandellós II) y dos en proceso de desmantelamiento (Vandellós I y José Cabrera), como indica el Ministerio para la Transición Ecológica.

La desnuclearización de Alemania: antes del 2022 se planean cerrar todas las centrales nucleares del país

A pesar de ser el segundo país que más energía nuclear produce en la UE, Alemania está reduciendo de manera drástica su aportación a este mercado. Como explican a Newtral.es desde la Asociación Nuclear Mundial, este país tiene una historia “larga y complicada” con esta energía. Tras la Segunda Guerra Mundial, Alemania Occidental apostó por la investigación de este tipo de producción energética, abriendo el primer reactor nuclear en 1960. La energía nuclear llegó a producir un tercio de toda la electricidad del país.

Sin embargo, desde la década de los 70, ha habido un gran desacuerdo político respecto a esta energía. “La decisión de utilizar la energía nuclear fue seguida por la decisión de no utilizarla, que a su vez fue seguida por la decisión de utilizarla”, cuentan desde Asociación Nuclear Mundial. La Ley de Energía Atómica alemana, aprobada en 1960, se modificó tras el desastre nuclear en Fukushima. La canciller Angela Merkel decidió en 2011 que todas las centrales nucleares del país se desmantelarían antes del 2022. En esa línea, Alemania es el país que más ha reducido la producción de electricidad con energía nuclear en la UE desde el 2006, un 55% menos.

Como señalan desde el Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear alemán, el país cuenta actualmente con seis centrales nucleares. Las tres más nuevas se cerrarán en 2022 y, el resto, a lo largo de 2021. La energía producida por los reactores está siendo reemplazada por una mezcla de energía eólica, solar, gas fósil y carbón.

Portugal e Italia están entre los países que no producen ni consumen energía nuclear

Algunos países son reacios a trabajar con la energía nuclear y otros decidieron reducirla tras los desastres de Chernóbil y Fukushima.

Mientras que hay países de la UE como Francia, donde la energía nuclear es mayoritaria, hay otros en los que apenas se consume. Uno de ellos es Italia, donde se cerraron todas las centrales nucleares tras el accidente de Chernóbil. Actualmente, entre un 6% y 8% de la electricidad proviene de esta energía, toda ella importada, como señala la Asociación Nuclear Mundial.

Por el momento, ni en Portugal ni en Irlanda hay proyectos para abrir reactores nucleares y producir energía nuclear. En otros países como Lituania o Polonia se está planeando construir plantas nucleares.

¿Cómo afecta el uso de energía nuclear al precio de la luz?

El precio de la factura de luz depende del mercado mayorista energético de la Unión Europea. Este trata de calcular y responder a la demanda energética con la oferta producida en las distintas centrales: renovables, nuclear, hidroeléctrica, ciclo combinado de gas, entre otras. Pero, no todas las energías tienen el mismo precio.

Las renovables son baratas, pero no suficientes para cubrir la alta demanda. Esto provoca que haya que acudir a energías más caras como el gas natural que puede llevar a crisis de precios, como la que se está viviendo actualmente en Europa.

La factura de la luz en Francia, con impuestos incluidos, se encuentra por debajo de la media europea, como muestran los datos de Eurostat referentes a la segunda mitad del 2020. Como ya os contamos en Newtral.es, España es el quinto país de la UE con el precio de la electricidad y la luz más alto por hogar. No obstante, el coste de producción sin tener en cuenta los impuestos aplicados es mayor en Francia que en España. Supera, además, la media europea.

Los alemanes son los ciudadanos de la UE que más pagan en la factura de la luz, con un coste de 0,3006 euros por kWh. Sin embargo, no es tanto por el coste de producción, sino por sus políticas energéticas. Según datos de Eurostat, más de la mitad de este precio corresponde a impuestos y tasas. La Asociación Nuclear Mundial explica que, al reducir la producción nuclear, Alemania pasa a depender de otras fuentes como el gas natural, que “actúa como respaldo de las renovables” y es “conocido por la volatilidad de sus precios”.