La crisi climàtica s’acarnissarà amb el Mediterrani, segons experts de l’ONU

Els incendis, les sequeres i les onades de calor s’agreujaran especialment durant els propers anys en països com Espanya, Itàlia, Grècia o Turquia.

https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20210807/crisis-climatica-cebara-mediterraneo-expertos-11974931

Toda la región del mar Mediterráneo verá agravarse durante los próximos años los incendios, las sequías y las olas de calor como consecuencia del calentamiento climático, según alerta la versión preliminar de un informe de la ONU, al que tuvo acceso la AFP en exclusiva. A pesar de que no es la región del mundo que sufrirá la mayor subida de temperaturas, según este informe, el Mediterráneo -donde viven 500 millones de personas- sí es considerado como uno de los “puntos caliente” de la crisis climática. Los expertos de la ONU alertan de que solo un calentamiento global claramente inferior a los 2ºC (el objetivo del Acuerdo de París) evitaría una emergencia climática de dichas proporciones.

Incendios como los que han asolados durante las últimas semanas Turquía Grecia se reproducirán con mayor intensidad y frecuencia por toda la región durante los próximos años, fruto de la emergencia ecológica a la que se enfrenta la humanidad. Según este texto provisional, las temperaturas subirían más rápido en las próximas décadas en torno al Mediterráneo que a nivel mundial, lo que impactaría directamente en la economía y especialmente en actividades como la agricultura, la pesca o el turismo.

“Los puntos preocupantes indican riesgos relacionados con la subida del nivel del mar, la pérdida de biodiversidad terrestre y marina, riesgos relacionados con las sequías, incendios y alteraciones del ciclo del agua, la producción de alimentos, riesgos para la salud en las aglomeraciones urbanas y rurales por las olas de calor, y por los mosquitos que transmiten enfermedades”.

Escasez de agua e inundaciones

Esto provocaría que decenas de millones de personas adicionales se vieran con problemas de escasez de agua, riesgo de inundación costera y calor potencialmente mortal, advierten. Algunas regiones mediterráneas podrían sufrir un descenso de sus cultivos agrícolas dependientes de la lluvia en el 64%. La superficie de bosques quemados se duplicaría o incluso se triplicaría, en función de los esfuerzos que se lleven a cabo para reducir las emisiones de gas de efecto invernadero, y por tanto, el cambio climático.

Esta versión preliminar del informe concluye igualmente que solo un calentamiento global claramente inferior a los 2ºC (el objetivo del Acuerdo de París), “permitiría mantener en una situación viable a las aglomeraciones costeras, patrimonio cultural, ecosistemas terrestres y marinos de la cuenca” mediterránea. El calentamiento del clima aumenta las probabilidades de olas de calor y de sequías, lo que lleva consigo un incremento de los incendios. El grupo de expertos sobre el clima de la ONU (IPCC) estudia actualmente otro informe sobre las previsiones climáticas, que se dará a conocer el lunes.

Peligro mortal

“Las olas de calor son el tipo de fenómeno climático extremo en el que el cambio climático cambia de verdad las reglas”, explica a la AFP, Friederike Otto, de la Universidad de Oxford. El calor extremo es la mayor amenaza para el Mediterráneo ya que “son de lejos los fenómenos (climáticos) extremos más mortales de Europa”, explica Otto. Según el borrador del IPCC, hasta 93 millones de personas adicionales podrían tener que hacer frente a olas de calor en la orilla norte del Mediterráneo de aquí a 2050.

Noticias relacionadas

En Oriente Medio y el norte de África, el riesgo de muerte para las personas mayores a causa del calor podría multiplicarse entre 3 y 30 veces de aquí a 2100, y los muertos podrían elevarse a 20.000 al año en el norte del Mediterráneo de aquí a 2050. Los gobiernos pueden actuar ante algunas amenazas como los incendios o las inundaciones, pero con el calor es diferente, advierte Ilan Kelman, de la University College London. “El cambio climático nos lleva a niveles donde no podemos sobrevivir”. “La única opción de supervivencia es la climatización 24h, siete días a la semana, y las personas no pueden permitírselo. Habrá cortes de corriente“, añade.

La media de días con condiciones favorables para los incendios en el Mediterráneo se multiplicó desde los años 80, según Matthew Jones, del Tyndall Centre for Climate Change Research. Los incendios degradan también la calidad del aire. En las regiones de Turquía y Grecia azotadas actualmente por las llamas, esta degradación llegó hasta Chipre, afirma Mark Parrington, del servicio europeo Copernicus sobre el cambio climático. “Estamos poniendo a cada vez más personas y bienes en riesgo y no les estamos enseñando a reaccionar frente a fenómenos medioambientales atípicos como los incendios, las inundaciones y las sequías”, se lamenta Ilan Kelman.