Musclos cuits per la calor i estrelles de mar mortes per les temperatures rècord al Canadà

Christopher Harley, professor de l’departament de zoologia de la Universitat de Columbia Britànica, va anar a Lighthouse Park (West Vancouver) i va trobar “un llit de musclos molt extens” en què la majoria havien mort.

La devastadora ola de calor que asoló a la Columbia Británica, en Canadá, la semana pasada ha provocado la muerte de una forma masiva de mejillones, almejas y otros animales marinos que viven en las playas del oeste canadiense.

https://www.publico.es/internacional/ola-calor-canada-millones-mejillones-almejas-aparecen-muertos-extrema-ola-calor-canada.html

Según detalla la cadena CNN, Christopher Harley, profesor del departamento de zoología de la Universidad de Columbia Británica, encontró innumerables mejillones muertos abiertos y pudriéndose en sus conchas en la playa de Kitsilano, a pocos metros de su residencia en Vancouver.

Harley estudia los efectos del cambio climático en la ecología de las costas rocosas donde viven almejas, mejillones y estrellas de mar, por lo que quería ver cómo les estaba afectando a los invertebrados marinos la ola de calor récord que azotó la zona del 26 al 28 de junio, señala la cadena.

El experto estima que millones de estos animales, e incluso miles de millones, podrían haber muerto por el calor como si se hubieran cocido.”Podía oler esa playa antes de llegar, porque ya había muchos animales”, señaló. “Empecé a echar un vistazo a mi playa local y pensé: Esto, esto no puede ser bueno“.

“Hay un lecho de mejillones muy extenso que cubre la costa y la mayoría de esos animales habían muerto”

Al paso de la ola de calor, Harley y uno de sus estudiantes fueron a Lighthouse Park en West Vancouver, que ha estado visitando durante más de 12 años. “Fue una catástrofe allí”, dijo. “Hay un lecho de mejillones muy extenso que cubre la costa y la mayoría de esos animales habían muerto”.

Los mejillones se adhieren a las rocas y otras superficies y están acostumbrados a estar expuestos al aire y a la luz solar durante la marea baja, dijo Harley, pero generalmente no pueden sobrevivir a temperaturas superiores a los 38 grados centígrados durante mucho tiempo. Las temperaturas en el centro de Vancouver estuvieron en esa franja e incluso fueron superiores desde el 26 al 28 de junio.