Espanya, a la cua de la reducció de plàstics d’un sol ús

Una investigació de Rethink Plastic denuncia l’escassa ambició de Govern espanyol per eliminar els plàstics d’un sol ús.2021 havia de ser l’any en què gran part dels plàstics d’un sol ús desapareguessin progressivament de les terres administrades per la Unió Europea

https://www.elsaltodiario.com/residuos/espana-cola-reduccion-plasticos-solo-uso

 A tal efecto, el Parlamento comunitario aprobaba el 27 de marzo de 2019 la directiva 2019/904, que prohibía utensilios de plástico desechables como cubiertos, platos, pajitas, bastoncillos para los oídos, palitos para sostener globos, así como plásticos oxodegradables y contenedores alimenticios y tazas de poliestireno, habituales en los supermercados.

El próximo 3 de julio se cierra el plazo para que los Estados miembro traspongan la directiva a sus ordenamiento jurídico, algo que el Gobierno plasmará en la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, cuyo proyecto está ahora mismo en trámite parlamentario, y que no llegará al plazo estipulado por Bruselas.

Más de dos años después, sin embargo, un informe de la alianza internacional de organizaciones preocupadas por los residuos plásticos Rethink Plastic pone en duda los esfuerzos del Gobierno para acabar con estos materiales que hoy se encuentran por doquier. Como recuerda Miquel Roset, director de Retorna, una de las entidades que forman la Alianza Residuo Cero —junto a Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, Rezero y Surfrider España— que hoy han presentado el informe, “35 millones de latas, botellas y bricks se pierden cada día y contaminan nuestro territorio terrestre y marino”. Asimismo, desde la Alianza han aprovechado para presentar el manual Mejores prácticas para reducir y eliminar de forma gradual los plásticos de un solo uso en Europa, elaborado por la coalición de ONG ambientales Seas at Risk.

Solo cinco de 27

“España se mantiene en el furgón de cola”, remarcan fuentes de la Alianza Residuo Cero. El informe de Rethink Plastic resalta que solo cinco países de la UE —Estonia, Francia, Suecia, Irlanda y Grecia— han adoptado las medidas estipuladas en la directiva y han ido incluso más allá, añadiendo iniciativas adicionales para frenar los plásticos de un solo uso.

La Ley de Residuos y Suelos Contaminados, aún pendiente de aprobación en la Cámara baja, “no está a la altura de la crisis medioambiental, climática y de salud que vivimos”, denuncian desde la Alianza Residuo Cer

El Estado español, si bien no se encuentra entre los cinco países que apenas han empezado la transposición de la directiva —Polonia, República Checa, Eslovaquia, Rumanía y Bulgaria—, forma parte de las naciones que “solo han transpuesto parcialmente las medidas de la Directiva”, señala el documento, “y deberían continuar para finalizar la transposición y aumentar sus esfuerzos y su ambición general”.

La Ley de Residuos y Suelos Contaminados, aún pendiente de aprobación en la Cámara baja, “no está a la altura de la crisis medioambiental, climática y de salud que vivimos”, denuncian desde la Alianza Residuo Cero. Esta coalición apunta que, aunque España tiene previsto introducir medidas sobre productos que no figuran en la directiva de la UE —como las bandejas de plástico que sirven de envase, los productos monodosis de plástico, las anillas de plástico y los palitos de plástico de sujeción utilizados en el sector alimentario (como por ejemplo para caramelos, helados y otros productos alimentarios) cuando son de plástico no compostable—, aún no se han fijado plazos ni objetivos cuantitativos. Asimismo, lamentan que los plásticos compostables no estarán sujetos a los objetivos de reducción de consumo.

Sin sistema de depósito

El informe de Rethink Plastic remarca como un error que España no haya optado por un Sistema de Depósito Devolución y Retorno (SDDR) para aumentar las tasas de recogida selectiva de envases, aunque el proyecto de ley que se está tramitando deja abierta la posibilidad de adoptar este tipo de sistemas en el futuro. Tampoco plantea “medidas concretas para promover un aumento efectivo de la reutilización”, añaden desde la Alianza, señalando: “Sin estas medidas el país no cumplirá con la directiva, que obliga a recoger de forma separada el 90% de las botellas de plástico en 2029 (y el 77% de las botellas de plástico en 2025), ni propiciar una reducción ambiciosa y sostenida de la producción de envases de bebidas de un solo uso”.

La propuesta de Ley de Residuos del Ejecutivo tampoco contempla ninguna cuota obligatoria de uso de envases reutilizables, a diferencia de textos más ambiciosos como los aprobados en Navarra o Baleares.

“No debemos olvidar que cada año llegan a los océanos entre 10 y 12 millones de toneladas de basuras marinas”, indica Xavier Curto, de Surfrider España

Por último, desde la Alianza destacan que, en cuanto a las medidas sobre la responsabilidad ampliada de los productores, “España ha mantenido los requisitos mínimos introducidos por la directiva sin mostrar más ambición para que los productores paguen el verdadero coste de la gestión de los envases, siendo así que actualmente más de la mitad lo asume las administraciones locales”.

“Mientras no tomemos medidas más ambiciosas, como la reducción del uso de plásticos desde el origen o la implantación de un sistema de depósito, devolución y retorno de envases para su recogida y reutilización, entre otras muchas, seguiremos sin estar a la altura de la crisis medioambiental presente”, denunciaba Elisa Rojo, portavoz d Ecologistas en Acción, este jueves.

“No debemos olvidar que cada año llegan a los océanos entre 10 y 12 millones de toneladas de basuras marinas”, indicaba por su parte Xavier Curto, de Surfrider España. “Si no tomamos un cambio disruptivo, la problemática seguirá vigente. La Ley de Residuos es una oportunidad para dicho cambio”.