Si la diversitat biològica té un problema, la humanitat té un problema

Existeixen proves que perdre la nostra biodiversitat podria augmentar els casos de zoonosis malalties transmeses dels animals als humans- mentre que, per contra, si aconseguim mantenir-la estable, aquesta podria ser una gran eina en la lluita contra pandèmies com aquelles causades pels coronavirus.

https://www.un.org/es/observances/biological-diversity-day

Se entiende por biodiversidad la amplia variedad de plantas, animales y microorganismos existentes, pero también incluye las diferencias genéticas dentro de cada especie -por ejemplo, entre las variedades de cultivos y las razas de ganado-, así como la variedad de ecosistemas (lagos, bosques, desiertos, campos agrarios,…) que albergan múltiples interacciones entre sus miembros (humanos, plantas, animales) y su entorno (agua, aire, suelo…)

Los recursos biológicos son los pilares que sustentan las civilizaciones. Los peces proporcionan el 20% de las proteínas animales a unos 3 000 millones de personas. Más del 80% de la dieta humana está compuesta por las plantas. Aproximadamente, el 80% de las personas que viven en las zonas rurales de los países en desarrollo dependen de medicamentos tradicionales basados en plantas para la atención básica de la salud.

Pero la pérdida de esta diversidad amenaza todos estos ámbitos, incluida nuestra salud. Existen pruebas de que perder nuestra biodiversidad podría aumentar los casos de zoonosis – enfermedades transmitidas de los animales a los humanos- mientras que, por el contrario, si conseguimos mantenerla estable, esta podría ser una gran herramienta en la lucha contra pandemias como aquellas causadas por los coronavirus.

Si bien cada vez somos más conscientes de que la diversidad biológica es un bien mundial de gran valor para las generaciones presentes y futuras, el número de especies disminuye a un ritmo acelerado, debido a la actividad humana. Dada la importancia de la educación y la conciencia públicas sobre esta amenaza, las Naciones Unidas decidieron proclamar la celebración de este Día Internacional de la Diversidad Biológica cada año.

“Soy parte de la solución”

A medida que nuestra comunidad global debe reexaminar nuestra relación con el mundo natural, una cosa es cierta: a pesar de todos nuestros avances tecnológicos, dependemos por completo de ecosistemas saludables y vibrantes si queremos disponer de agua, alimentos, medicamentos, ropa, combustible, refugio y energía, solo por nombrar algunos ejemplos.

En este 2021, el tema del Día Internacional de la Diversidad Biológica es “Soy parte de la solución”. El eslogan se ha elegido como continuación y seguimiento de los esfuerzos de la campaña 2020 “Nuestras soluciones están en la naturaleza”, que sirvió como recordatorio de que la biodiversidad sigue siendo la respuesta a varios desafíos del desarrollo sostenible.

Desde soluciones basadas en la naturaleza al clima, pasando por problemas de salud, seguridad alimentaria y del agua y medios de vida sostenibles, la biodiversidad es la base sobre la cual podemos reconstruir mejor. Ese es el mensaje que el Convenio sobre la Diversidad (CDB), responsable de la celebración e instrumento internacional en defensa de la biodiversidad, pretende inculcar. Para ello, el CDB facilita, a través de su web, herramientas de promoción que este año… ¡puedes personalizar!

Logo for the theme 2021

Logotipos y gráficos para difundir el mensaje

Ya tienes a tu disposición el logotipo oficial en español de este año, que además ofrece la posibilidad de personalizarlo o adaptarlo a otros idiomas y soportes digitales.

Pero la biodiversidad tendrá nuevas citas a lo largo de este año 2021.

Es el caso de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad # COP15, que tendrá lugar en octubre. En ella se examinarán los logros y la ejecución del Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 del CDB. También se prevé que se adopte la decisión final sobre el Marco Mundial de la Diversidad Biológica posterior a 2020, un documento ahora en borrador preliminar que recoge la inquietud por garantizar que la labor de conservación de la biodiversidad contribuya a “la nutrición, la seguridad alimentaria y los medios de vida de las personas, especialmente de las más vulnerables”.

Pero aquí no acaban los empeños por conseguir una biodiversidad saludable, ya que 2021 abre la puerta a 2 nuevas décadas: la Década de la Ciencia de los Océanos para el Desarrollo Sostenible  y la Década de la ONU para la Restauración de los Ecosistemas.

Todo ello no hace sino demostrar la importancia de este problema medioambiental en donde los responsables somos todos.