EUA, el Regne Unit i dotze països expressen la seva “preocupació” per l’informe de l’OMS sobre l’origen del coronavirus

Exigeixen una investigació independent i objectiva, mentre que la Xina nega que ocultés dades o dificultés el treball dels científics que van viatjar al gener i febrer a la ciutat de Wuhan, on es va detectar el primer brot de covid.

https://www.publico.es/internacional/eeuu-reino-unido-preocupacion-informe-oms-origen-coronavirus.html?utm_source=twitter&utm_medium=social&utm_campaign=publico

EEUU, Reino Unido y otros doce países han expresado su “preocupación” por el informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el origen de la covid-19 y pidieron más “transparencia” en las siguientes fases del estudio.

“Nos unimos para expresar nuestra preocupación compartida con respecto al reciente estudio de la OMS en China, al mismo tiempo que reiteramos la importancia de trabajar juntos para el desarrollo y uso de un proceso rápido, eficaz, transparente, basado en la ciencia e independiente, que sea usado en las evaluaciones internacionales de este tipo de brotes en el futuro”, dijeron los Gobiernos de los catorce países.

El comunicado conjunto fue distribuido este martes por el Departamento de Estado en Washington y, además de EEUU, está firmado por Canadá, la República Checa, Dinamarca, Israel, Japón, Estonia, Letonia, Lituania, Noruega, Corea del Sur, Eslovenia, y el Reino Unido.

El grupo de países evitó cualquier señalamiento directo a China, pero consideró “esencial” expresar sus “preocupaciones compartidas” sobre el acceso que tuvieron los diecisiete científicos de la misión internacional de la OMS que visitaron durante 28 días Wuhan (China), considerado el lugar donde se registró el primer brote.

En concreto, los catorce países afirmaron que la misión internacional de científicos fue “retrasada significativamente” y “no tuvo acceso a datos y muestras del virus “originales y completas”, ya que supuestamente solo se proporcionó a los científicos de la OMS los informes que habían elaborado previamente expertos chinos.

Por tanto, el equipo de la OMS no pudo revisar los datos originales sobre los que se basaron esos informes, algo que les habría permitido llegar a sus propias conclusiones sobre el origen y la forma en la que se extendió el virus, según han reportado medios estadounidenses como The Wall Street Journal.

“Misiones científicas como estas deberían poder realizar su trabajo en condiciones que produzcan recomendaciones y hallazgos independientes y objetivos”. Por ello, pidieron que las siguientes fases del estudio sobre el origen del virus se desarrollen con “transparencia”, “rapidez” y siguiendo “un proceso basado en pruebas”.

El informe de la OMS no ofrece una respuesta final sobre el origen del virulento patógeno y sus conclusiones se resumen en cuatro hipótesis que se clasifican de más a menos probables. A la hipótesis a la que se le da más credibilidad es que el nuevo coronavirus llegó al ser humano a través de uno o más animales que funcionaron como especie intermediarias.

Un tratado que permita compartir información

Por otro lado, justo este martes, líderes de 23 países y la OMS expresaron apoyo a la idea de crear un tratado que permita compartir información más rápido sobre emergencias sanitarias, en un intento de evitar una situación similar a la actual pandemia.

EEUU no forma parte de ese grupo de países y, preguntada al respecto, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que Washington tiene dudas sobre la creación de un tratado en este momento porque podría “desviar la atención” de otros asuntos cruciales para combatir la enfermedad.

China niega que ocultara datos a los científicos

China ha negado este miércoles que ocultara datos o dificultara el trabajo de los científicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que viajaron en enero y febrero a la ciudad de Wuhan, donde se detectó el primer brote de covid, para investigar su origen.

El jefe del equipo de expertos chinos que investigó el coronavirus, Liang Wannian, indicó que “China proporcionó todos los datos disponibles” y que “es el momento de que se siga estudiando sobre el origen del virus en otras partes del mundo”.

Liang también dijo que la parte china del informe ya ha terminado y condicionó la visita de una nueva misión de la OMS a la evolución de las investigaciones: “Dependerá de las recomendaciones de las investigaciones y sus planes específicos. También serán necesarios estudios en otros países y regiones”.

El experto alabó el informe de la OMS porque “ha llegado a las mejores conclusiones posibles teniendo en cuenta la dificultad de esta investigación” y añadió que su país “continuará trabajando hasta el día en que se encuentre el origen del virus”.

A la espera del análisis sobre vacunas chinas

El grupo de expertos de la OMS que estudia las vacunas está terminando su análisis de las desarrolladas en China por las firmas Sinovac y Sinopharm. En los próximos días podría confirmar si autoriza o no su uso de emergencia, según informó este martes la Organización Mundial de la Salud.

El mexicano Alejandro Cravioto, presidente del Grupo de Expertos para Asesoramiento Estratégico (SAGE), que emite recomendaciones sobre el uso de vacunas anticovid a la OMS, señaló  que las dos vacunas están en “proceso final de análisis” y podrían pronto ser incluidas en la lista de uso de emergencia del organismo.

“Las informaciones que las dos compañías han compartido públicamente la semana pasada en la última reunión de SAGE indican claramente que las vacunas tienen niveles de eficacia compatibles con los requisitos de la OMS”, subrayó el experto.

Cravioto puntualizó que muchos países ya están usando estas vacunas, dado que la lista de emergencia de la OMS principalmente se dirige a países que no tienen organismos reguladores del sector farmacéutico.

La recomendación del Grupo de Expertos sobre las vacunas desarrolladas en China podría hacerse pública en los primeros días de abril, así como sobre el análisis sobre la fabricada por la estadounidense Moderna. La Sputnik V, del laboratorio ruso Gamaleya, también se encuentra en fase de estudio de los expertos de SAGE, aunque éstos han solicitado a Rusia más datos antes de poder emitir su recomendación.

Por ahora, la OMS autoriza el uso de emergencia de las vacunas anticovid de Pfizer-BioNTech, Janssen (Johnson & Johnson) y AstraZeneca (en este último caso, sólo las remesas fabricadas en asociación con la surcoreana SK BIO y el Instituto Serológico de la India).

Por ahora, la mayor parte de los más de 30 millones de vacunas que ha distribuido la OMS mediante este programa son fabricadas por AstraZeneca en India y Corea del Sur.