Els pols estan connectats: quan l’hemisferi nord perd gel, el de l’Antàrtida s’encongeix

Les capes de gel poden influir-se entre si a grans distàncies a causa de l’aigua que flueix entre elles. 40.000 anys de canvis en la capa gelada a Euràsia i Amèrica del Nord mostren la connexió entre els dos extrems del planeta.

https://elpais.com/ciencia/2020-11-25/los-polos-estan-conectados-cuando-el-hemisferio-norte-pierde-hielo-el-de-la-antartida-se-encoge.html?

El hielo del Ártico marca mínimos históricos casi cada otoño. El frío de los meses siguientes es cada vez menos duradero e intenso, lo que impide recuperar la extensión de los años anteriores. Para muchos científicos, la situación no tiene vuelta atrás. Ahora, un estudio que mira al pasado encuentra que lo que pasa con la capa helada del hemisferio norte afecta a la Antártida, a 20.000 kilómetros de allí. Continua la lectura de Els pols estan connectats: quan l’hemisferi nord perd gel, el de l’Antàrtida s’encongeix

Calor, desglaç i microplásticos: el que revela la major expedició realitzada a l’Everest

Saber que estem contaminant prop del cim de la muntanya més alta de la Terra és una veritable revelació: hem de protegir i cuidar el nostre planeta.

https://www.eldiario.es/sociedad/calor-deshielo-microplasticos-revela-mayor-expedicion-realizada-everest_1_6455018.html

Entre abril y junio de 2019, un equipo multidisciplinar de 34 investigadores realizó la expedición más grande jamás realizada a la cima del mundo: el monte Everest. La misión, bautizada como National Geographic and Rolex Perpetual Planet Everest Expedition, estuvo conformada por glaciólogos, geólogos, meteorólogos, biólogos y cartógrafos, y tuvo como objetivo analizar las consecuencias de la actividad humana sobre el entorno y su población. Sus resultados, un año después, acaban de publicarse en la revista One Earth.

Diez fuentes de microplásticos que pueden acabar en tu boca (y lo ignoras totalmente) Continua la lectura de Calor, desglaç i microplásticos: el que revela la major expedició realitzada a l’Everest