El Parlament Europeu aprova un augment de la reducció d’emissions de fins al 60% el 2030

El Parlament Europeu ha deixat clar que és el jugador més fort en el camp de la UE. El problema és que la majoria dels governs i la pròpia Comissió segueixen jugant a la tercera divisió pel que fa a la ciència del clima. Així i tot, una reducció del 60% de les emissions per al 2030 encara no respon al que la comunitat científica diu que és necessari per evitar un col·lapse climàtic “, ha assenyalat l’assessor de política climàtica de Greenpeace a la UE, Sebastian Mang.

https://es.greenpeace.org/es/sala-de-prensa/comunicados/el-parlamento-europeo-aprueba-un-aumento-de-la-reduccion-de-emisiones-hasta-el-60-para-2030/

El Parlamento Europeo aprueba un aumento de la reducción de emisiones de hasta el 60% para 2030

07-10-2020

  • Greenpeace celebra esta decisión, aunque cree que debería incrementarse al 65% para cumplir los objetivos del Acuerdo de París

En la votación de este martes sobre la nueva Ley Climática Europea, el Parlamento Europeo ha respaldado un aumento del objetivo climático de la Unión Europea (UE) con una reducción del 60% de las emisiones hasta 2030.

El Parlamento ha rechazado además la propuesta de la Comisión Europea de depender de los sumideros de carbono -como bosques o pastizales- para inflar artificialmente el objetivo climático de 2030. Las restantes enmiendas a la ley climática se votarán hoy miércoles por la tarde y la votación final tendrá lugar esta misma noche.

El objetivo de 2030 apoyado por el Parlamento Europeo llevaría a la UE un paso más cerca de alcanzar el objetivo del acuerdo climático de París de limitar el calentamiento global a 1,5°C. Para aumentar las posibilidades de alcanzar este objetivo y limitar los peores efectos del colapso climático, Greenpeace pide una reducción mínima del 65% de las emisiones de la UE para 2030.

“El Parlamento Europeo ha dejado claro que es el jugador más fuerte en el campo de la UE. El problema es que la mayoría de los Gobiernos y la propia Comisión siguen jugando en la tercera división en lo que se refiere a la ciencia del clima. Aun así, una reducción del 60% de las emisiones para 2030 todavía no responde a lo que la comunidad científica dice que es necesario para evitar un colapso climático”, ha señalado el asesor de política climática de Greenpeace en la UE, Sebastian Mang.

Desde España, la responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace, Tatiana Nuño, ha asegurado que “ahora los Gobiernos europeos deben dar un paso adelante: en concreto, el Gobierno de España no se puede quedar atrás y debe empezar por revisar y aumentar el objetivo de reducción de las emisiones a nivel nacional para evitar los peores impactos a los que nos enfrentamos por ser uno de los países más vulnerables al cambio climático de Europa”. 

El Parlamento Europeo también ha aprobado:

  • Impulsar que el objetivo general de neutralidad climática de la UE para 2050 sea vinculante para cada país de la UE.
  • Exigir a la Comisión Europea una propuesta de objetivo climático para 2040.
  • Crear un consejo europeo de científicos sobre el cambio climático, que examinaría las políticas climáticas de la UE, incluidos los objetivos.
  • Exigir a la Comisión Europea un presupuesto de carbono para la UE antes de diciembre de 2021 en el que se detallen las emisiones de carbono restantes que sería posible mantener dentro del umbral de temperatura del Acuerdo de París.

Los ministros de Medio Ambiente de la UE se reunirán el próximo 23 de octubre para intentar acordar una posición común sobre la legislación climática comunitaria, con el fin de iniciar las negociaciones finales con el Parlamento Europeo. Se espera que el éxito de las conversaciones y el nivel del objetivo para 2030 estén estrechamente vinculados a los debates paralelos sobre el acceso de los Gobiernos nacionales a los fondos de recuperación del coronavirus.

En este contexto, miles de personas en toda Europa se han lanzado a las calles para exigir medidas climáticas acordes con la ciencia y la justicia ambiental, social y económica.

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *