Xina decreta el confinament en una zona de Pequín després d’un nou focus de coronavirus

Pequín torna a estar en situació d’alerta per un rebrot de Covid-19. Les autoritats han confinat onze barris de la capital xinesa després de detectar contagis als voltants del gran mercat majorista de Xinfadi, que ha tancat aquesta matinada. Cinc mercats més també han abaixat les persianes. Han tancat totes les escoles i llars d’infants que hi ha a la vora.

L’objectiu és evitar una segona onada de la pandèmia després de detectar 45 positius en els més de 500 testos que han fet prop del mercat. D’aquests 45 positius, almenys nou han mostrat símptomes de la Covid-19.

La capital xinesa ha suspès també els esdeveniments esportius i el turisme provinent d’altres províncies. Les autoritats sanitàries del país asseguren que la meitat dels contagis detectats procedeixen de l’exterior.

Retiren el salmó a Pequín

El president del mercat majorista de carn de Xinfadi ha explicat que el virus s’ha detectat en les taules de fusta que es fan servir per tallar el salmó importat, segons informen alguns mitjans com el Beijing Youth Daily o el Global Times. Les principals cadenes de supermercats, com Wumart i Carrefour, han decidit eliminar totes les existències de salmó a Pequín.

A més del mercat de Xinfadi, les autoritats han tancat també cinc mercats més de la capital especialitzats en carn i peix per evitar focus de contagi.

Es tracta d’una mesura que podria provocar desproveïment d’aliments, però des del govern s’afirma que ja s’estan prenent les mesures oportunes en el cas que hi hagi una allau de compres compulsives.

Confinen onze barris de Pequín per un rebrot de Covid-19 en un mercat majorista
Parades de carn del mercat de Xinfadi (Reuters/Tingshu Wang)
Confinen onze barris de Pequín per un rebrot de Covid-19 en un mercat majorista
Ciutadans amb mascareta a l’entrada d’un dels mercats afectats pel rebrot (Reuters/Thomas Peter)

Més enllà dels possibles problemes alimentaris, Pequín suspèn la reobertura dels centres escolars per als més petits, les llars d’infants i els tres primers cursos de primària. També ha ajornat el pla perquè els cinemes reprenguin l’activitat.

El govern xinès ja havia advertit de la possibilitat que hi hagués rebrots. I es vol remarcar des dels responsables sanitaris que la Covid-19 continua “amenaçant” els ciutadans, tal com avisa Jian Zhou, president de l’Hospital de Xuhui, a Xangai:

“El virus no s’ha erradicat. Continua entre nosaltres. Per això és inevitable que estigui present en algunes cadenes de transmissió local. La bona notícia és que ara sabem més sobre el coronavirus i que tenim els protocols necessaris per acotar, controlar i rastrejar aquests focus.”

Aquest dijous hi va haver el primer contagi a la Xina dels últims 18 dies. Ara mateix hi ha actius 74 casos del virus del total de 83.075 confirmats des del començament de la pandèmia, que ha causat 4.634 víctimes mortals.

Tot i que l’origen de la Covid-19 va ser la ciutat xinesa de Wuhan, ja hi ha 17 països a tot el món on hi ha hagut més infectats que al gegant asiàtic

https://www.france24.com/es/20200613-china-decreta-el-confinamiento-en-una-zona-de-pek%C3%ADn-tras-un-nuevo-foco-de-coronavirus

Varias decenas de habitantes de Pekín dieron positivo al nuevo coronavirus, lo que confirmó la existencia de un nuevo foco de infección en la capital china, donde se ordenó un confinamiento de urgencia en once vecindarios.

Hasta el momento, siete casos han sido relacionados con un mercado local de carne llamado Xinfadi, seis de ellos confirmados el sábado.

Pero otros 45 casos, asintomáticos, han sido detectados tras realizarse test el viernes a unos 2.000 empleados del mercado, indicó un responsable de salud de Pekín, Pang Xinghuo.

El primer caso de covid-19 en Pekín tras dos meses sin infecciones fue anunciado el jueves. Se trató de una persona que había visitado el mercado de carne de Xinfadi la semana pasada y no había salido de la ciudad.

Entre los seis nuevos casos anunciados el sábado hay tres trabajadores del mercado Xinfadi, un visitante del mercado y dos empleados del Centro de Investigación de la Carne, situado a siete kilómetros de distancia. Uno de los empleados había visitado el mercado la semana pasada.

Las autoridades cerraron el mercado, así como otro mercado de mariscos que había visitado uno de los pacientes, para desinfección y recabar muestras el viernes.

Nueve escuelas y jardines de infancia en esa zona de la capital china, situada en el distrito de Fengtai, también fueron cerrados.

Estos nuevos casos hacen temer una reaparición de la epidemia en China, tras su surgimiento en la ciudad de Wuhan, en el centro del país, a finales del año pasado. Las autoridades lograron luego mantener la covid-19 bajo control gracias a estrictas medidas de confinamiento.

Estas medidas fueron levantadas a medida que el número de contagios remitía y la mayoría de los casos reportados en los últimos meses eran ciudadanos que vivían fuera del país y que eran sometidos a pruebas al regresar a casa durante la pandemia.

China ha registrado oficialmente 4.634 muertes por la covid-19, que ha causado 426.000 muertos en todo el mundo.

– Dispositivo para “tiempos de guerra” –

Periodistas de la AFP vieron este sábado a centenares de policías cerca de los dos mercados.

Responsables del distrito de Fengtai anunciaron el sábado que implementaban un “dispositivo de tiempo de guerra” para hacer frente a los nuevos contagios.

El sábado por la mañana, voluntarios iban de puerta en puerta en varios distritos de Pekín, preguntando a sus interlocutores si habían acudido recientemente al mercado de Xinfadi.

Y las autoridades anunciaron además la próxima organización de tests a gran escala para cualquier persona que hubiera estado en “estrecho contacto” con el mercado de Xinfadi desde el 30 de mayo.

El viernes, las autoridades de Pekín habían postergado la vuelta a clase de los alumnos en las escuelas de primaria de la ciudad, y suspendieron todos las actividades deportivas.

Este sábado fueron suspendidas las visitas a la capital china de grupos procedentes de otras provincias.

El presidente del mercado de Xinfadi dijo a Beijing News que el virus había sido detectado en láminas que servían para cortar el salmón importado.

Grandes cadenas de supermercados, como Wumart o Carrefour, suprimieron la venta del salmón en la noche del viernes al sábado en Pekín, e indicaron que otros alimentos no estaban afectados, según el Beijing Daily.

El sábado, varios restaurantes de Pekín dejaron de ofrecer salmón en sus menús, según constataron periodistas de la AFP.

https://www.ccma.cat/324/confinen-onze-barris-de-pequin-per-un-rebrot-de-covid-19-en-un-mercat-majorista/noticia/3022557/