Sorpresa científica per l’aparició d’un gran forat a la capa d’ozó a l’Àrtic

Diversos equips detecten a l’extrem nord la pèrdua de gruix de la capa que protegeix la Terra de les radiacions solars més perjudicials per a la vida. La revista científica Nature, que normalment no pot ser acusada de sensacionalista, inclou en el titular d’aquesta informació les paraules “rar” i “gran” per referir-se a el forat d’ozó a l’àrtic.

https://www.lavanguardia.com/natural/20200402/48271656198/sorpresa-cientifica-por-la-aparicion-de-un-gran-agujero-en-la-capa-de-ozono-en-el-artico.html

Treinta años observando de cerca la evolución de la capa de ozono en el polo Sur (Antártida) y ahora que todos los datos parecen favorables surge un agujero en el polo Norte (Ártico)…

Las causas no son las mismas -los gases CFC no parecen ser culpables del agujero en el norte- pero sin duda se trata de malas noticias.

Diversos servicios meteorológicos y equipos de investigación que trabajan en el Ártico, incluidos los equipos a bordo del buque científico alemán Polarstern, han observado con sorpresa durante las últimas semanas una importante disminución, de hasta el 30%, del grosor de la capa de ozono en las capas altas de la atmósfera en la región ártica.

 En una crónica publicad el 27 de marzo en la página en internet de la revista Nature , Alexandra Witze indicaba, mencionando a diversos expertos, que el gran agujero en la capa de ozono detectado ahora es “probablemente” el más grande conocido hasta la fecha en el Ártico”. La revista científica Nature, que normalmente no puede ser acusada de sensacionalista, incluye en el titular de esta información las palabras “raro” y “grande” para referirse al agujero de ozono en el ártico.
El RV Polarstern, en esta imagen en la base de  Bremerhaven, en Alemania, está siendo utilizado tpor diversos equipos que estudian el clima y la meteorología en el Ártico

El RV Polarstern, en esta imagen en la base de Bremerhaven, en Alemania, está siendo utilizado tpor diversos equipos que estudian el clima y la meteorología en el Ártico (Fabian Bimmer / Reuters)

El servicio de aplicaciones de seguimiento de datos atmosféricos (AC SAF) de la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos (Eumesat, por las siglas en inglés) confirmó el pasado 30 de marzo a través de un mensaje en Twitter la detección de un nivel mínimo histórico en la capa de ozono den el Ártico.

El AC SAF indica que esta situación se produce, por lo que se conoce hasta el momento, como consecuencia de las condiciones meteorológicas en la estratosfera (entre los 10 y los 50 km de altitud aproximadamente); con temperaturas de unos 80 ºC bajo cero.

AC SAF@Atmospheric_SAF

minimum 2020 in Arctic. Special met. conditions has led to stratospheric temperatures below -80°C. Thus, due to sunlight and chemistry, very low ozone values are observed. Normally the stratosphere over the Arctic is too warm and the too unstable.

Video insertado

Ver los otros Tweets de AC SAF

Los primeros datos sobre la pérdida de grosos o agujero en la capa de ozono en el Ártico fueron difundidos por el mismo servicio AC SAF de Eumesat a mediados de marzo. Una de las sorpresas de esta situación es que el fenómeno, que se ha producido a menor escala en ocasiones anteriores, parece tener ahora dimensiones mayores de las esperadas y mayor duración temporal.

AC SAF@Atmospheric_SAF

Dramatic loss (30%) over North Pole seen from space by . Exceptional meteorological conditions led to a mini “ozone hole” in March 2020. The images are averages over 1-16 March for 2009-2020.

Ver imagen en Twitter
39 personas están hablando de esto

Entre las posibles explicaciones a la aparición del agujero en la capa de ozono en el Ártico, la articulista de Nature señala que “este año, poderosos vientos del oeste fluyeron alrededor del polo Norte y atraparon aire frío dentro de un ‘vórtice polar’”.

“Había más aire frío sobre el Ártico que en cualquier invierno registrado desde 1979”, ha explicado Markus Rex, científico atmosférico del Instituto Alfred Wegener en Potsdam, Alemania.

Las bajas temperaturas formaron las nubes a gran altitud y comenzaron las reacciones químicas que están facilitando la destrucción del ozono, indica este experto.

Fenómeno sin precedentes

”Desde mi punto de vista, esta es la primera vez que puedes hablar sobre un verdadero agujero de ozono en el Ártico”, ha explicado a Nature el profesor Martin Dameris, un científico atmosférico que trabaja en el Centro Aeroespacial Alemán Oberpfaffenhofen.

Los instrumentos del los satélites de observación meteorológica Metop, en órbita polar, han detectado que por el momento el agujero es relativamente pequeño, aunque en zonas como la vertical del polo Norte, el grosor de esta capa que protege la Tierra de radiaciones solares perjudiciales para la vida como las ultravioletas es ahora un 30% menor que en condiciones normales.

Más información en ‘La Vanguardia’

El agujero en la capa de ozono podría ser este año el más pequeño de los últimos 30.

La capa de ozono estará recuperada en 2060 si se mantienen las acciones de protección.

El agujero de ozono en la región antártica se redujo a mí­nimos en 2019

El agujero de ozono en la región antártica se redujo a mí­nimos en 2019 (EP)

Hasta ahora, cuando nos referíamos al agujero en la capa de ozono siempre nos referíamos a la disminución de este gas (ozono) en la estratosfera en el hemisferio sur (Antártida y proximidades). Además, referido a este agujero, siempre se analizaban las emisiones de gases que como los CFC tienen capacidad de destruir el ozono estratosférico a largo plazo. Ahora, además de seguir este problema, también parece necesario poner la vista al norte.

Afortunadamente, la evolución en el sur parecen más positivas porque los datos analizados en los últimos años indican que la capa de ozono en esta región podría quedar totalmente reconstituida en 2060 si siguen aplicándose las medidas de protección acordadas en el marco del Protocolo de Montreal .

Así lo apuntó por ejemplo en 2018 un estudio del Panel de Evaluación Científica presentado en la reunión que celebran en Quito (Ecuador) por los representantes de este acuerdo internacional firmado en 1987 para coordinar la lucha contra el conocido como ‘agujero de la capa de ozono’.

La glacera Denman de l’Antàrtida s’està enfonsant al canó més profund del món

El glaciar en fusió podria elevar el nivell del mar gairebé 1,5 metres. Les glaceres de l’ Antàrtida es fonen a un ritme sense precedents, i un barranc gegant a la zona rocosa del continent podria empitjorar les coses.

En un estudi publicat el 23 de març a la revista Geophysical Research Letters , els investigadors van utilitzar més de vint anys de dades de satèl·lits per supervisar el gel a la glacera de Denman, un corrent de gel de 20 milles d’ample (20 quilòmetres) d’ample a l’Antàrtida oriental – juntament amb el rocòdrom. a sota. Els investigadors van comprovar que, no només el flanc occidental de Denman es va retirar gairebé 3 milles (5 km) entre 1996 i 2018, sinó que un canó profund per sota del glaciar pot provocar que el glaciar es fonés més ràpidament del que possiblement es pugui recuperar.

El flanc occidental de Denman Glacier flueix sobre el canó terrestre més profund conegut de la Terra , submergint almenys 3.500 metres sota el nivell del mar. En aquest moment, aquest canó (conegut com a abeurador de Denman) està majoritàriament tallat del mar gràcies a tot el gel glacial amuntegat dins i dalt del barranc. Tanmateix, a mesura que la vora del glaciar continua retrocedint-se cada vegada més a la baixa del vessant, l’aigua càlida de l’oceà s’abocarà al canó, batent seccions més grans i més grans del glaciar i convertint gradualment el baixador de Denman en un bol gegant d’aigua fosa amb cap altre lloc per anar. .

Aquests escenaris, van escriure els investigadors, podrien provocar un desglaç de retroalimentació que, finalment, retorna tot el gel de Denman Glacier al mar, amb un risc de 1,5 metres de pujada del nivell del mar global.

https://www.livescience.com/denman-glacier-retreat-worlds-deepest-canyon.html Continua la lectura de La glacera Denman de l’Antàrtida s’està enfonsant al canó més profund del món