El coronavirus deixa en evidència el capitalisme i el seu gran impacte ambiental

Com ja va passar a la Gran Recessió de 2008, la incidència del brot en l’economia està provocant una disminució de les emissions contaminants en un 25%. Aquesta crisi, a més de milers de morts i afectats, està posant sobre la taula els vincles del model de producció capitalista amb la crisi climàtica

https://www.publico.es/sociedad/covid-19-coronavirus-reduce-emisiones-co2-25-china.html

El coronavirus ha dejado más de 2.000 muertes, cerca de 80.000 casos detectados y un clima de alarma social. Sin embargo, esta crisis tiene otras consecuencias indirectas. Una de ellas es la economía y la calidad del aire. Los protocolos de cuarentena impulsados por China han provocado que la economía del país asiático se vea paralizada y, con ello, que las emisiones de gases de efecto invernadero disminuyan notablemente. Así lo evidencia un análisis realizado por Carbon Brief que habla de una rebaja temporal del 25% de las emisiones de CO2 chinas.

Aunque el autor del artículo, Lauri Myllyvirta –analista en el Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio– advierte de que esta reducción de la contaminación es temporal, los datos ponen sobre la mesa la relación estrecha que existe entre el modelo de producción intensivo del capitalismo y la crisis climática. Así, según la publicación, ese descenso de la contaminación atmosférica viene acompañado de un detrimento productivo de entre el 15% y el 40% en los principales sectores industriales del país.

En cualquier caso, el análisis de Carbon Brief revela cómo “en el período de dos semanas que comienza el 3 de febrero de este año, el consumo promedio de carbón en las centrales eléctricas que reportan datos diarios cayó a mínimos, sin signos de recuperación”, debido al parón económico generado por el brote de coronavirus.

“En conjunto, las reducciones en el uso de carbón y petróleo crudo indican una disminución en las emisiones de CO2 del 25% o más, en comparación con el mismo período de dos semanas después de las vacaciones del año nuevo chino en 2019″, explica. Por otro lado, las mediciones por vía satélite del dióxido de nitrógeno (NO2) muestran una reducción del 36% durante la semana posterior a las vacaciones del año nuevo chino respecto a los datos de 2019.

La actividad constructiva, según el analista de Carbon Brief, también puede verse afectada por el brote de coronavirus, ya que se trata es un sector que depende, en mayor medida, de trabajadores migrantes que se podrían ver afectados por las restricciones al movimiento y la cuarentena forzada que marcan algunos de los protocolos establecidos por el Gobierno chino. “Es seguro que las ventas de apartamentos se verán afectadas durante semanas, si no meses, debido a restricciones de movimiento. Es probable que los ingresos bajos provoquen que los constructores disminuyan la velocidad y se abstengan de comenzar nuevos proyectos”, argumenta el experto.

Por otro lado, el sector de la aviación, uno de los transportes más contaminantes del planeta, también se ha visto perjudicado a nivel económico por las restricciones aéreas del Gobierno de Xi Jinping. Según los datos de la industria recogidos por Carbon Brief, los vuelos nacionales han disminuido hasta un 70% respecto al mes anterior, lo que se traduce en una disminución de entorno al 11% de las emisiones asociadas a estos viajes.

Esta realidad no es nueva. Durante la crisis económica se pudo observar el impacto que tuvo el descenso de la economía en las emisiones de CO2. De hecho, un informe de la Agencia Europea para el Medio Ambiente evidenció en 2011 que España, además de ser uno de los estados más afectados por la gran recesión, fue el país más bajó sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *