Investiguen un ramader per deixar morir de fam a 60 ovelles merines a Badajoz

Al titular de l’explotació se li van instruir diligències per un suposat delicte de maltractament animal amb resultat de mort. La condemna podria agreujar-se fins 18 mesos de presó i quatre anys d’inhabilitació per la mort dels animals.

D’altra banda, un llobató de sis mesos de vida ha estat trobat mort d’un tret a la Sierra de Rincón de Madrid, un exemplar que participava en un estudi d’un projecte pilot de geolocalització de la Comunitat per la seva conservació, han confirmat fonts regionals .

Com a espècie tenim un problema …

Veure https://www.publico.es/sociedad/maltrato-animal-matan-lobezno-seis-meses-participaba-proyecto-geolocalizacion-comunidad-madrid.html? utm_source=twitter&utm_medium=social&utm_campaign=web

https://www.publico.es/sociedad/maltrato-animal-investigan-ganadero-dejar-morir-hambre-60-ovejas-merinas-badajoz.html

La Guardia Civil ha instruido diligencias a un vecino de Siruela por un presunto delito de maltrato animal, al encontrarse en una finca que regentaba en Cabeza del Buey (Badajoz) a 300 ovejas sin comida ni agua, así como los cadáveres de otras 60 que supuestamente han muerto por la falta de atención.

El Seprona de la Guardia Civil de Castuera inició una investigación tras tener conocimiento de la elevada mortandad de ovejas en una explotación ganadera propiedad de un vecino de Siruela.

Con la información recibida, los agentes de la Guardia Civil junto con veterinarios de la Junta de Extremadura, se personaron en la finca el pasado miércoles, 4 de diciembre, donde hallaron más de trescientas cabezas de ganado ovino de la raza Merina de la variedad negra, estabulado, sin agua ni comida.

Los facultativos veterinarios certificaron la “extrema delgadez” y el “evidente estado de desnutrición y abandono” en que se encontraban los animales, algunos de los cuales, eran “incapaces de mantenerse en pie debido a su debilidad”, indica la Guardia Civil en una nota de prensa.

Asimismo, durante la inspección se hallaron unos sesenta cadáveres de estos animales, diseminados por la finca e inmediaciones de los establos, y “amontonados en un remolque en diferentes estados de descomposición”, animales supuestamente habrían muerto ante la falta de atención y cuidados.

Los veterinarios certificaron la “extrema delgadez” y el “evidente estado de desnutrición y abandono” de los animales

Por estos hechos, al titular de la explotación se le instruyeron diligencias por un supuesto delito de maltrato animal con resultado de muerte, tras la omisión en la debida atención y cuidado, así como por la “desnutrición y absoluta falta de salud e higiene” de los animales, un delito contemplado en el artículo 337 del vigente Código Penal.

El investigado se enfrenta a penas de prisión de hasta un año e inhabilitación de hasta tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con animales, condena que podría agravarse por la muerte de los animales, hasta 18 meses de prisión y cuatro años de inhabilitación. Las diligencias han sido remitidas al Juzgado de Instrucción de Castuera.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *