Com millorar la recerca de fàrmacs amb microscopis?

La relació entre la ciència i tecnologia és íntima, retorçada i de vegades mal entesa. Les tecnologies empren el coneixement de l’univers generat per les ciències per millorar les seves tècniques, mentre que la ciència necessita tirar mà de la tecnologia més avançada (i de vegades impulsar més enllà dels seus límits) per poder dur a terme els seus experiments. Hi ha vegades que la investigació científica en una direcció concreta o en un camp específic és dirigida i afavorida per ajudar a resoldre una qüestió tecnològica, com passa amb la biologia cel·lular i la cura del càncer. Altres vegades noves tecnologies apareixen de sobte sorgides d’avenços científics relativament recòndits o fins i tot inesperats, com acaba de passar amb l’enginyeria genètica .

Un nou dispositiu fotònic permet veure els processos ultraràpids que ocorren en l’interior de les cèl·lules amb alta resolució. L’innovador dispositiu pot generar camps lluminosos 200.000 vegades per segon.

https://www.lavanguardia.com/ciencia/20191209/472093400329/busqueda-farmacos-microscopio-matriz-programable.html

Ninguno de los microscopios más avanzados que se utilizan hoy día para observar las estructuras más pequeñas de las células es ideal. Todos están sometidos a un principio de frustración por el que, si se mejora un parámetro como la resolución, se empeora otro como la velocidad. Y viceversa: si se quiere captar una imagen a alta velocidad, entonces tendrá menos resolución. Ningún microscopio, por lo tanto, tiene capacidad de ver con nitidez los procesos ultrarrápidos que ocurren a escala nanoscópica dentro de las células y de los que dependen la salud y la enfermedad.

 Esta limitación se podría resolver, o por lo menos atenuar, con lo que se llama un microscopio de matriz programable. Es decir, uno capaz de cambiar con rapidez entre un modo de trabajo (por ejemplo, alta resolución) y otro (alta velocidad). Pero para ello sería necesario un dispositivo capaz de modular las características de la luz con la misma rapidez.

Un dispositivo así es precisamente lo que ha desarrollado el físico Mario Montes Usategui, de la Universitat de Barcelona. Es un deflector acusto-óptico capaz de generar campos luminosos 200.000 veces por segundo. “Mucho más rápido que cualquier dispositivo anterior”, destaca el investigador.

Propiedades portentosas

El innovador dispositivo puede generar campos luminosos 200.000 veces por segundo

Su intención inicial era desarrollarlo para mejorar las pinzas ópticas de la empresa Impetux, una spin-off de la UB que él mismo cofundó en el 2012 y que ahora tiene seis trabajadores a tiempo completo y exporta a Alemania, el Reino Unido y EE.UU. Pero pronto se dio cuenta de que su deflector, que modifica la luz aplicándole una señal eléctrica, sería más útil para mejorar la microscopía que las pinzas ópticas.

Su próximo objetivo es construir un microscopio que incorpore el deflector y aplicarlo a la búsqueda de fármacos. Concretamente, lo utilizará para la técnica de High Content Screening (o cribado masivo), que consiste en analizar los efectos que tienen cientos de compuestos candidatos a convertirse en fármacos sobre muestras de células. El análisis se hace mediante microscopía automatizada y requiere una tecnología lo más rápida y precisa posible para observar cómo se ve afectada cada muestra de células.

A partir de ahí Montes Usategui tiene previsto crear una segunda empresa para que esta tecnología llegue a las empresas farmacéuticas y las ayude a encontrar nuevos fármacos.

Este proyecto de investigación forma parte del programa ‘Questions for the Future’ de ‘la Caixa’, entidad que apoya a Big Vang

https://culturacientifica.com/2017/01/19/ciencia-y-tecnologia/

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *