Denuncien abocaments de material radioactiu durant el desmantellament de Garoña

Durant el passat estiu a Garoña va haver tres accidents en què es va abocar material radioactiu. El primer accident es va produir el 20 de juliol de 2018, quan una font radioactiva que estava sent transportada va caure a terra i la càpsula de cesi-137 que estava dins va sortir de l’envàs de plom. El 2 d’agost següent hi va haver un vessament de 50 litres de fang radioactiu, que també es va tornar a abocar 15 dies després en el tercer accident. Això és el que sabem fins ara.

https://www.eldiario.es/norte/euskadi/Consejo_de_Seguridad_Nuclear_0_872463291.html

Hasta tres vertidos de material radiactivo se habrían producido durante el desmantelamiento de la central nuclear de Garoña sin que hayan trascendido hasta ahora. Así lo ha denunciado EH Bildu, que ha tenido acceso a información del Consejo de Seguridad Nuclear donde se da cuenta de estos sucesos. Los accidentes se han producido, según ha explicado el parlamentario vasco Mikel Otero, durante labores de desmantelamiento de la central y han sido “ocultados” hasta ahora.

El entonces ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, anunció en agosto de 2017 el rechazo del Gobierno a la prórroga de la autorización de explotación de la central nuclear más vieja y pequeña de España, desconectada por decisión de sus propietarias, Endesa e Iberdrola, en diciembre de 2012. A partir de esntonces, se empezó a planificar el desmanteamiento.

Ahora, según la información del Consejo de Seguridad Nuclear citada por EH Bildu, ese desmantelamiento ha sufrido algunos percances. El primer accidente se produjo el 20 de julio de 2018, cuando una fuente radiactiva que estaba siendo transportada se cayó al suelo y la cápsula de cesio-137 que estaba dentro se salió del envase de plomo.

El 2 de agosto siguiente hubo un vertido de 50 litros de lodo radiactivo, que también se volvió a verter 15 días después en el tercer accidente.

La comisión interinstitucional constituida en 2017 por el Gobierno vasco, la Diputación de Álava y los ayuntamientos afectados para hacer seguimiento del proceso de desmantelamiento de la central nuclear de Garoña no tenían conocimiento de estos percances.

“Ese órgano se ha enterado ahora de que durante el pasado verano en Garoña hubo tres accidentes en los que se vertió material radiactivo”, ha recalcado Otero. “Es muy preocupante la nula transparencia con que se está desmantelando Garoña y está claro que la actividad de la comisión interinstitucional no está sirviendo para acabar con la opacidad”.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *