Indonèsia rebrà pagament per reduir la desforestació

Noruega comença a pagar a Indonèsia per reduir la desforestació.
El país asiàtic confirma que les seves emissions de carboni van descendir en 2017, complint el compromís que va adoptar fa una dècada.Gairebé una dècada després de signar amb Indonèsia un acord de 1.000 milions de dòlars per ajudar a protegir els boscos tropicals indonesis, Noruega efectuarà el primer pagament per la reducció d’emissions aconseguida gràcies al descens de les taxes de desforestació.
Indonèsia va imposar una moratòria de la tala de boscos per complir amb l’acord sobre el clima signat el 2010, que vinculava els pagaments al progrés del país asiàtic en la disminució de les emissions que provoquen l’escalfament del planeta a causa de la tala d’arbres, els quals alliberen carboni quan es podreixen o es cremen.

https://asialink.americaeconomia.com/economia-y-negocios-sociedad-ciencia/indonesia-recibiria-us20-millones-por-no-talar-sus-bosques

Casi una década después de que Noruega firmara un acuerdo de $1,000 millones con Indonesia para ayudar a proteger sus bosques tropicales, el primer pago por la reducción de emisiones se realizará después de que disminuyeran las tasas de deforestación, dijeron ambientalistas y funcionarios gubernamentales.

Indonesia impuso una moratoria a la tala de bosques en el marco de un acuerdo climático de 2010, con pagos vinculados al progreso de la nación del sudeste asiático en la reducción de las emisiones que liberan carbono cuando los árboles se pudren o se queman.

ACUERDO

El ministro de Medio Ambiente y Bosques de Indonesia, Siti Nurbaya Bakar, y la ministra de Clima y Medio Ambiente de Noruega, Ola Elvestuen, acordaron que los primeros pagos se realizarían después de que las tasas de deforestación disminuyeran en 2017, según un comunicado emitido por la embajada noruega en Yakarta.

No se proporcionaron detalles sobre el monto del pago, aunque los grupos ecologistas estiman que la cifra es de aproximadamente $20 millones.

“Queremos ver desde Indonesia que esto es una tendencia y no un evento de un año”, dijo Oyvind Eggen, director de Rainforest Foundation Norway (Oslo), a la Fundación Thomson Reuters.

Conoce más: Indonesia doblará su presupuesto para desastres en 2019

Indonesia, que alberga el tercer bosque tropical más grande del mundo, también es el mayor productor de aceite de palma. Los ambientalistas culpan gran parte de la destrucción de los bosques por el desmonte de tierras para las plantaciones de palma aceitera.

La deforestación y los incendios forestales continúan dañando muchos sectores del país, mientras que las revisiones a la moratoria de tala de bosques han carecido de transparencia, según los activistas ambientales. Para noviembre de 2016, la moratoria forestal de Indonesia cubría un área de más de 66 millones de hectáreas (163 millones de acres).

En un intento por abordar su bruma anual de incendios en tierras deforestadas, Indonesia cambió su enfoque de contención a prevención después de un brote particularmente grave en 2015 que le costó al país $16 mil millones y dejó a más de 500,000 personas con enfermedades respiratorias.

“Los incendios en 2015 fueron una de las razones clave por las que nos estamos moviendo ahora”, dijo el experto forestal EGGEN sobre el progreso del acuerdo climático.

Había notado un cambio en la voluntad política y una mayor transparencia de Indonesia en los últimos cuatro años.

ENFOQUES Y EVALUACIONES

Indonesia confirmó que las emisiones de carbono de la deforestación disminuyeron en 2017. Una vez que se verifique de manera independiente, se realizarán pagos por alrededor de 4.8 millones de toneladas de emisiones evitadas, según la declaración de la embajada noruega.

Las nuevas medidas introducidas por el gobierno indonesio, incluida la prohibición de destruir bosques primarios y turberas y limitar la expansión del aceite de palma, fueron críticas, indicó el ministro noruego Elvestuen.

Te sugerimos: Las tres selvas tropicales más grandes están en peligro

Los pagos futuros por debajo del acuerdo de $1 mil millones se realizarán cuando se demuestre un mayor progreso de la deforestación, explicó EGGEN.

Instó a Yakarta a fortalecer y extender su moratoria para incluir bosques secundarios, áreas que han sido despejadas pero donde la vegetación leñosa ha vuelto a tomar el control.

La reevaluación de las concesiones forestales con un alto riesgo de deforestación, un enfoque más transparente y la protección de los intereses de los pueblos indígenas también fue clave, dijo EGGEN.

“El compromiso está ahí, pero ahora depende claramente de si Indonesia continúa reduciendo la deforestación”, agregó.

https://elpais.com/elpais/2019/02/20/planeta_futuro/1550658486_776715.html

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *