Aquestes són les ciutats alemanyes amb algun tipus de prohibició per a cotxes dièsel el 2019

Aquestes ciutats contemplen restriccions que en la majoria dels casos inclouen models Euro 5, és a dir, cotxes que tot just tenen quatre anys d’antiguitat.

Per ara, això és el més contundent a Europa en limitació de vehicles contaminants, a l’espera de veure què passa amb Balears, que ha proposat vetar els cotxes de combustió a partir de 2025.

https://www.eldiario.es/ballenablanca/transicion_energetica/ciudades-alemanas-prohibicion-coches-diesel_0_864764115.html

El 1 de enero de 2019 entró en vigor en Sttutgart la prohibición de circular con coches diésel antigüos para los visitantes, los residentes tienen hasta abril para adaptarse a la medida. Este es uno de los ejemplos de prohibiciones a distintos tipos de vehículos diésel y gasolina en Alemania, a raíz de una decisión judicial. En la mayoría de los casos estas restricciones llegan a incluir modelos Euro 5, de apenas cuatro años de antigüedad. Por ahora esto es lo más contundente en Europa en limitación de vehículos contaminantes, a la espera de ver qué pasa con Baleares, que ha propuesto vetar los coches de combustión a partir de 2025.

 En febrero de 2018, el Tribunal Federal Administrativo de Leipzig, una de las cinco cortes supremas de Alemania, autorizó a las ciudades a prohibir la circulación de vehículos de combustión, dando la razón a la ONG ambiental alemana Deutsche Umwelthilfe, que llevó el caso ante la justicia. La primera urbe que activó la prohibición fue Hamburgo, en junio de ese mismo año.

Estas son las ciudades que ya tienen fecha de prohibición para autos diésel, y en algunos casos también de gasolina muy antiguos:

Hamburgo

Entrada en vigor: activa desde el 1 de junio de 2018.

Zona de prohibición: una sección de 1,6 kilómetros de la calle Stresemannstrasse para vehículos comerciales de más de 3,5 toneladas o más de peso; una sección de unos 580 metros de la calle Max-Brauer-Allee para automóviles y camiones.

Tipo de vehículos: diésel Euro 1-5.

Sanción: 25 euros para los coches y 75 euros para los camiones.

Excepciones: Estas restricciones no incluyen a los residentes, pero sí afectan a los conductores que entran todos los días a trabajar desde las afueras, también excluye a servicios de urgencias y a comerciantes.

 Sttutgart

Entrada en vigor: 1 de enero de 2019.

Zona de prohibición: es la primera a gran escala, afecta a toda la ciudad.

Tipo de vehículos: diésel Euro 1-4 para coches de conductores no residentes. Para los ciudadanos de Sttutgart se ha previsto un periodo de adaptación hasta abril de este año. De no bajar las concentraciones de NOx, se prevé extender la medida al estándar Euro 5 en 2020.

Sanción: 80 euros

Fráncfort

Entrada en vigor: febrero de 2019.

Zona de prohibición: centro de la ciudad.

Tipo de vehículos: diésel Euro 1-4 y Euro 5 a partir de septiembre; gasolina Euro 1 y 2;

Sanción: aún no se conoce

 Colonia

Entrada en vigor: abril de 2019.

Zona de prohibición: zona de bajas emisiones, que se extiende prácticamente a toda la ciudad.

Tipo de vehículos: diésel Euro 1-4 y Euro 5 a partir de septiembre; gasolina Euro 1 y 2.

Sanción: aún no se conoce

Bonn

Entrada en vigor: abril de 2019.

Zona de prohibición: dos calles del centro de la ciudad.

Tipo de vehículos: diésel Euro 1-4; gasolina Euro 1 y 2.

Sanción: aún no se conoce

 Berlín

Entrada en vigor: junio de 2019.

Zona de prohibición: 11 secciones en un total de ocho arterias de la ciudad, incluidas las principales rutas de tráfico.

Tipo de vehículos: diésel Euro 1-5.

Sanción: aún no se conoce.

Otros: el Estado de Berlín examinará la extensión de las restricciones a 120 tramos de carretera (15 kilómetros en total).

 Darmstadt

Entrada en vigor: mediados de 2019

Zona de prohibición: dos calles del centro de la ciudad: Hügelstrasse y Heinrichstrasse

Tipo de vehículos: diésel Euro 1-5; gasolina Euro 1 y 2

Sanción: aún no se conoce

Excepciones: ambulancias, recogida de basuras, artesanos locales previa aprobación.

 Essen

Entrada en vigor: 1 de julio de 2019.

Zona de prohibición: zona de bajas emisiones, la cual se extiende prácticamente a toda la ciudad; un tramo de la autopista A40.

Tipo de vehículos: diésel Euro 1-4 y Euro 5 a partir de septiembre; gasolina Euro 1-2

Sanción: aún no se conoce

Excepciones: comerciantes

 Gelsenkirchen

Entrada en vigor: 1 de julio de 2019.

Zona de prohibición: calle Kurt-Schumacher

Tipo de vehículos: diésel Euro 1-5.

Sanción: aún no se conoce

Excepciones: comerciantes

Fuentes: ACEA, ADAC, Deutsche Umwelthilfe, Institut of Transport Research,Transport and Environment.

Abans del que pensem hi haurà en els oceans més plàstic que peixos

Si parlem en propietat, la massa, és a dir, la quantitat de matèria de plàstic en quilos serà més gran que la quantitat de matèria que suma en quilos tots els peixos del nostre entorn.

Nou milions de tones de plàstic acaben a l’oceà cada any i el 75% acaben en el seu fons, provocant greus conseqüències en els ecosistemes marins.

https://www.ecoticias.com/residuos-reciclaje/191771/Antes-pensamos-habra-oceanos-mas-plastico-peces

En 2050 habrá más plástico que peces en los océanos en términos de peso y aproximadamente 12.000 millones de toneladas de basura plástica en vertederos o en el medio ambiente, según ha explicado el consejero delegado de Werner & Mertz, Reinhard Schneider, compañía a la que pertenece la marca de productos de limpieza ecológicos Frosch.

Así lo ha asegurado Schneider durante la presentación este miércoles 30 de enero en Madrid de su iniciativa de plásticos reciclados que, según ha detallado, tiene el objetivo de estimular que el resto de agentes del mercado cree un circuito técnico cerrado que apueste por una mayor sostenibilidad de la gestión de residuos dando valor al plástico. En esta línea, el consejero delegado ha apuntado hacia los circuitos cerrados como “la opción más sostenible” para la gestión del plástico y, sobre todo, para la gestión de residuos, “clave para la mejora medio ambiental”.

Antes de lo que pensamos habrá en los océanos más plástico que peces

Para ello, la compañía de productos de limpieza fabrica botellas 100% reciclables y 100% recicladas para su inclusión en el nuevo ciclo productivo y estableciendo una economía circular. Así, ha expuesto que su propósito es garantizar un circuito cerrado de reciclaje sin presencia de micro-plásticos y que evite el depósito de residuos en el océano. La compañía prevé que en 2025 el 100% de los envases estén hechos a partir de plástico reciclado, no sólo para la marca Frosch sino también para el resto de marcas.

Solo el 9% de plástico se recicla

Un envase de plástico necesita entre 500 y 1.000 años para descomponerse y el 40% del plástico que se fabrica va destinado a embalajes o productos de un solo uso. De esta manera, en los últimos diez años “hemos producido más plástico que en toda la historia de la humanidad, por lo que hay una sobre producción”, según los datos de la compañía alemana. Además de todo ese plástico, sólo un 9% se recicla, mientras que el 12% se quema (generando emisiones de CO2) y el resto inunda nuestro ecosistema.

De hecho, nueve millones de toneladas de plástico acaban en el océano cada año y el 75% terminan en su fondo, provocando graves consecuencias en los ecosistemas marinos. Por otro lado, se estima que actualmente pueda haber cerca de 51 trillones de micro plásticos, partículas de menos de 5 milímetros de plástico que flotan en los océanos, que son ingeridas por todo el tipo de vida marina, pasando automáticamente a formar parte de la cadena alimenticia.

En esta línea, el consejero delegado ha apuntado hacia los circuitos cerrados como “la opción más sostenible” para la gestión del plástico y, sobre todo, para la gestión de residuos, “clave para la mejora medio ambiental”.

PUBLICIDAD

“La solución no pasa por prohibir el plástico, porque si analizamos las alternativas, veremos cómo algunas tienen mayor impacto medioambiental”, han expuesto desde la compañía, que considera “clave” fomentar la implementación de sistemas de retorno de envases y apoyar medidas basadas en la economía circular que apuesten por la reutilización de la materia prima.

Schneider ha concluido subrayando que Frosch está considerado en todos los círculos profesionales como “el único ejemplo real del uso de plástico usado (post-consumo) reciclado posteriormente en nuevas botellas de manera masiva”. “Con nuestra iniciativa de reciclajepodemos probar una y otra vez que el ‘circular economy’ funciona si realmente se desea”, ha concluido.

Por: ECOticias.com / Red / Agencias

Comparte esta noticia!