Onades de calor i sequera … ¿al Regne Unit?.Ensenya aquest tuit a qualsevol que negui el canvi climàtic

A menys que hagis escollit passar els teus dies vivint tancat a casa amb l’aire condicionat posat, és possible que hagis notat que fa molta calor aquí fora en aquest moment.

Algunes zones del planeta estan experimentant temperatures molt elevades -els incendis forestals que han devastat Grècia i han causat la mort de més de 50 persones; o al Japó on més de dues dotzenes de persones han mort a causa d’unes temperatures que han arribat als 41,1ºC-. I el Cercle Polar Àrtic no és una excepció. Àrees com Finlàndia i Suècia estan experimentant algunes de les seves temperatures més càlides mai registrades.

En molts sentits, es tracta d’una ‘epidèmia’ mundial i, tot i que la conscienciació sobre l’escalfament global és cada vegada més freqüent, sembla que no s’entreveu una solució al problema. Per descomptat, no ajuda gens a aquells que neguen el canvi climàtic, com Donald Trump, que sembla lluitar per diferenciar entre el canvi climàtic i el clima en general.

Si necessites un exemple visual de la gravetat de l’onada de calor mundial, et suggerim que facis un cop d’ull a aquest tuit del meteoròleg Simon Lee, que detalla la marcada diferència de temperatures al Regne Unit entre 1976 i 2018. Segons la investigació de Simon, només àrees de Sud-amèrica, Canadà i Àfrica no estan experimentant un augment significatiu de les temperatures en aquest moment, mentre que el 1976 només unes poques àrees del planeta eren notablement més càlides del normal.

El tuit de Simon aviat es va tornar viral i en el moment d’escriure aquest article ha estat compartit més de vuit mil vegades.

Veure https://www.pressdigital.es/texto-diario/mostrar/1145732/ensena-tuit-cualquiera-niegue-cambio-climatico?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=Newsletter%20www.pressdigital.es

Comparativa temperaturas mundiales 1976 2018

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=244563&titular=olas-de-calor-y-sequ%EDa%85-%BFen-el-reino-unido?-

HELMSFORD, Inglaterra — Por lo general, en esta época del año una frondosa capa de césped verde cubriría los campos de Luigi Munday, lo cual sería suficiente para alimentar a su ganado hasta septiembre. Pero este año el terreno está seco y el pasto marchito, por lo que tuvo que echar mano de su reserva invernal de heno para seguir alimentando al ganado.

“No recuerdo la última vez que pasamos seis semanas sin lluvia”, dijo Munday el pasado 4 de julio. “Ahora solo una semana de lluvia británica intensa puede salvar la situación”.

En cuanto tiró la paca de heno en sus campos en Chelmsford, al noreste de Londres, sus 31 vacas corrieron hacia él y devoraron el alimento. “¿Ven lo hambrientas que están?”, dijo.

Buena parte de la “tierra verde y placentera” de Inglaterra, así como la de Irlanda, Escocia y Gales, se está volviendo café y quebradiza. Semanas de un calor poco común (para los estándares de las islas británicas), más de un mes de un clima inusualmente seco y pronósticos de que esas condiciones continuarán han hecho que la gente use términos que no suelen usarse en esta parte del mundo: “ola de calor” y “sequía”.

El Reino Unido tuvo el segundo junio más caluroso de la historia y en varias partes de la nación ese mes fue el más seco. Este clima ha persistido en julio, lo que ha incrementado el uso de agua, aun cuando las reservas y los niveles de los ríos están disminuyendo.

La semana pasada, la temperatura en Motherwell, un pueblo al sudeste de Glasgow, llegó a los 33 grados Celsius, la más elevada que se haya registrado en Escocia, y el Aeropuerto Shannon alcanzó los 32 grados Celsius, la temperatura más elevada en Irlanda en doce años.

Además, se han dado casos aislados de extinción de peces en lagos y arroyos, posiblemente a causa del calor y los bajos niveles de agua.   

Una playa de Dorset luce llena a principios de junio en medio de un clima caluroso. Credit Andrew Matthews/Press Association, vía Associated Press

Por ahora, dicen los funcionarios, hay suficiente agua para satisfacer las necesidades básicas. Sin embargo, la empresa Northern Ireland Water ha prohibido temporalmente regar los jardines y lavar los automóviles, y algunas empresas de agua regionales en otras partes del Reino Unido han pedido a la gente que tome medidas voluntarias de ahorro de agua.

Sin unas cuantas lluvias torrenciales, se esperan restricciones de mayor obligatoriedad a medida que vaya entrando el verano.