Holanda vol que les empreses paguin als seus empleats per anar amb bicicleta a la feina

Potser serà una manera de reduir la contaminació que ens afecta? Solucionant el nivell de contaminació, reduint el problema d’aparcaments … potser tenim la solució davant nostre i no la veiem?  L’objectiu és implementar aquest incentiu econòmic abans del final de l’estiu.

http://www.publico.es/sociedad/holanda-quiere-empresas-paguen-empleados-bicicleta-al.html

l Gobierno holandés negocia con las empresas para que empiecen a pagar a los empleados 0,19 euros por cada kilómetro diario que estos circulen en bicicleta desde su casa al trabajo, un incentivo para reducir aún más el uso del coche en Holanda.

“Mi ambición es garantizar que las personas puedan ir fácilmente al trabajo, a la escuela, a ver a la familia o a los amigos. La bicicleta contribuye de manera importante a la accesibilidad, la habitabilidad y a la salud. Reduce los atascos y da cabida a las personas que no tengan otra opción”, explicó la secretaria de Estado, Stientje van Veldhoven. Continua la lectura de Holanda vol que les empreses paguin als seus empleats per anar amb bicicleta a la feina

L’esclat de la ‘bombolla del carboni’ podria devastar l’economia global

Poques vegades es fa ressò en aquest bloc d’un article purament econòmic, però és que, a vegades,  no es pot separar la nostra economia del nostre destí, destí que està controlat pels recursos que tenim. S’estan prenent mesures imprescindibles per pal·liar el canvi climàtic i esquivar una destinació “Mad Max”, però aquestes mateixes mesures ens poden portar a Malagón en l’àmbit econòmic, difícil equilibri. Les causes de la inflor d’aquesta nova bombolla i les conseqüències de la seva possible esclat estan descrites amb profusió de detalls en un article de la publicació Nature Climate Change.

http://www.eleconomista.es/economia/noticias/9227959/06/18/El-estallido-de-la-burbuja-del-carbono-podria-devastar-la-economia-global.html?utm_source=acuerdos&utm_medium=lavanguardia&utm_campaign=201806025_burbuja_carbono

Imagínese la siguiente situación: está usted a bordo de un barco que ha naufragado, y para salvar la vida se agarra a un bidón flotante. Pero el bidón contiene nitroglicerina. El problema de la llamada ‘burbuja del carbono’ pone al mundo en la misma disyuntiva: se están tomando medidas imprescindibles para paliar el cambio climático y esquivar un destino distópico a lo Mad Max, pero esas mismas medidas nos pueden llevar a Malagón en el ámbito económico.

 Las causas de la hinchazón de esta nueva burbuja y las consecuencias de su posible estallido fueron descritas con profusión de detalles en un artículo de la publicación Nature Climate Change. En éste, se señalaba que el cada vez más rápido desarrollo de las técnicas de producción de energías renovables llevará a una abrupta caída de la demanda de combustibles fósiles durante los próximos lustros. Si las finanzas globales no saben anticiparse a esta coyuntura, el estudio vaticina un escenario apocalíptico para las cuentas de todos los países, no sólo los de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP).

Las enormes cantidades de petróleo, gas y carbón que podrían quedarse en stock, sin comprador, dejarían ‘varadas’ las colosales inversiones de dinero depositadas en ellas, con lo que la economía mundial perdería de la noche a la mañana entre uno y cuatro billones de dólares, según el estudio. El agujero que provocó la crisis de 2008 fue de 0,25 billones, por lo que hablamos de un cataclismo cuyas réplicas se extenderían a casi la totalidad de los países y los sectores, dadas las profundas interconexiones entre el mercado de combustibles fósiles y el resto de parcelas del proceso productivo.

El dilema

¿Hacia dónde hay que mover el timón para rodear el iceberg? Pedro Prieto, activista del cénit del petróleo e ingeniero técnico, lo tiene claro: los popes de las finanzas globales ya han asumido que la fiesta se ha acabado. “La única solución es una Economía stand still, estacionaria, con el crecimiento en punto muerto” –explica a elEconomista.es– “La alternativa es un crack peor que el del 29, más profundo y complejo”. Continua la lectura de L’esclat de la ‘bombolla del carboni’ podria devastar l’economia global