La catàstrofe és no fer res

Ningú crida al seu doctor catastrofista quan li diagnostica un tumor. Més aviat, afronta el procés de curació, reorientant tot cap a la prioritat de conservar la vida. Això és el que toca ara. Aquesta la tasca política més important, heroica i bonica que tenim per davant

L’economia és un potent sistema digestiu que devora minerals, petroli, boscos, rius, espècies i persones, i defeca gasos d’efecte hivernacle i residus perillosos que enverinen la terra, l’aire o l’aigua.

https://www.eldiario.es/zonacritica/catastrofe-hacer_6_754934521.html

A comienzos de los 70 se publicaba el informe Meadows sobre los límites al crecimiento. Han hecho falta más de 40 años para que las élites mundiales reconozcan, al menos en los discursos, lo que el movimiento ecologista llevaba advirtiendo desde hacía décadas: de no afrontar una profunda y rápida transformación de los metabolismos económicos, enfrentaremos una gravísima desestabilización global de los ecosistemas y ciclos naturales con desastrosas consecuencias sobre los territorios y la vida.  Continua la lectura de La catàstrofe és no fer res

Oceans: el sistema circulatori de la Terra, en perill

“El dia de demà” és una pel·lícula de l’any 2004, catorze anys després, el tema és de plena actualitat. Totes les formes de vida de la Terra depenen de l’aigua marina. Els oceans emmagatzemen la major part de l’energia del planeta i els corrents ajuden a distribuir-la, fent habitables les latituds més altes. Però l’ésser humà està ocasionant canvis en aquestes columnes d’aigua i no se sap que conseqüències tindrà.

https://www.eldiario.es/sociedad/sistema-circulatorio-Tierra-peligro_0_754875371.html

Los mares y océanos son el elemento más importante de nuestro gran hogar, este planeta que denominamos Tierra. En esta gran casa tenemos muchas formas de vida y todas y cada una de ellas, incluida la especie humana, dependen de la presencia de las aguas marinas. Los océanos constituyen más del 99% de la masa viva que hay en nuestro planeta. Así mismo, almacenan la mayor parte de la energía y de otras muchas propiedades que constituyen la base de la vida en nuestro planeta; de hecho, la composición de los principales elementos químicos es similar en el agua de mar y en los seres vivos, una similitud que indudablemente responde a que el origen de la vida tuvo lugar en los mares. Las corrientes oceánicas también contribuyen a la distribución de la energía que nos llega del sol desde las regiones ecuatoriales y tropicales hacia las zonas de latitudes más altas, a partes aproximadamente iguales con los vientos atmosféricos. Sin estas corrientes y vientos, las regiones templadas serían áreas gélidas, no aptas para la especie humana. Continua la lectura de Oceans: el sistema circulatori de la Terra, en perill