Rècord de víctimes de defensors de la terra en 2017.Drets humans

L’espècie humana és tenaç. Cap altre ésser viu del planeta ha aconseguit ser amo del seu destí com nosaltres. Hem conjurat infinitat de perills  i hem après a resguardar-nos dels elements i dels depredadors; hem ideat cures i tractaments per a multitud de malalties mortals i transformat els petits horts dels nostres ancestres en vasts camps agrícoles mecanitzats; i avui criem fills sans com mai abans, malgrat les adversitats de sempre.

Però no som capaços de respectar els nostres drets, reclamats el la declaració dels drets humans. Els drets humans es defineixen com aquelles llibertats, facultats, institucions o reivindicacions bàsiques que corresponen a tota persona pel simple fet de la seva condició humana, per tal de garantir-li una vida digna. Aquests drets es posseeixen independentment de quina sigui la situació legal o jurídica del país o regió en el que habita i de factors com l’estatus, l’ètnia, la nacionalitat o qualsevol altra circumstància de l’individu en qüestió.

Alguns d’aquest són:

  • Article 1.Tota persona té drets i llibertats fonamentals sense distinció de raça, color, sexe, idioma, posició social o econòmica.
  • Article 2.Tot individu té dret a la vida, a la llibertat i a la seguretat jurídica.
  • Els homes i les dones posseeixen els mateixos drets.
  • Ningú no estarà sotmès a esclavitud o servitud.
  • Ningú no serà sotmès a tortures ni a penes o tractes cruels, inhumans o degradants, ni se li podrà ocasionar dany físic, psíquic o moral.
  • Ningú no pot ser molestat arbitràriament en la seva vida privada, familiar, domicili o correspondència, ni sofrir atacs a la seva honra o reputació.
  • Tota persona té dret a circular lliurement i a triar la seva residència.
  • Tota persona té dret a una nacionalitat.
  • En cas de persecució política, tota persona té dret a buscar asil i a gaudir d’ell, en qualsevol país.
  • Tot individu té dret a la llibertat de pensament i de religió.
  • Tot individu té dret a la llibertat d’opinió i expressió d’idees.
  • Tota persona té dret a la llibertat de reunió i d’associació pacífica.

Segons un informe de The Guardian ja són 158 les morts d’activistes que lluiten contra l’avanç de les multinacionals dels agronegocis i pels drets de comunitats indígenes.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=233634&titular=r%E9cord-de-v%EDctimas-de-defensores-de-la-tierra-en-2017-

La defensa de tierras comunitarias y la lucha de activistas de todo el mundo contra el avance de multinacionales de los agronegocios y otras actividades extractivas a gran escala como la minería y la industria forestal, han generado en lo que va de 2017 una cifra récord de víctimas, de acuerdo al registro que lleva el diario británico The Guardian.

La lista de los “defensores de la tierra”, como los llama ese medio, bien podría incluir a Santiago Maldonado, muerto en circunstancias que aún se investigan durante un operativo represivo de Gendarmería contra la Pu Lof en Resistencia de Cushamen, mientras apoyaba el reclamo de esa comunidad mapuche por sus tierras ancestrales.

Son 158 las muertes de activistas en defensa de los derechos de sus comunidades y de los recursos naturales, computadas por The Guardian este año. La nómina enumera militantes ecologistas, protectores de la fauna y referentes indígenas que mantienen conflictos contra grandes empresas en cientos de regiones. El diario inglés trabaja con la organización Global Witness en el registro de las víctimas fatales que provoca esta lucha desigual cuyo escenario es el planeta entero.

El ominoso inventario incluye al guardaparque Rubén Arzaga, acribillado cuando procuraba detener un desmonte illegal en Filipinas; al campesino peruano Elías Gamonal Mozombite, asesinado junto a otros cinco durante un conflicto territorial relacionado al tráfico de aceite de palma; y al conservacionista Wayne Lotter, miembro de una ONG que lucha contra la caza ilegal de elefantes, baleado y muerto en Tanzania.

“Esta estadística extrema muestra que 2017 puede llegar a ser el año más fatal para aquellos que eligen estar en la trinchera que protege nuestro medio ambiente y sus derechos territoriales”, sostuvo Billy Kyte, representante de Global Witness. Según esa organización, Brasil, Colombia y Filipinas son los países más peligrosos a la hora de hacer este tipo de reclamos. “Los gobiernos de esos países deben reconocer esta situación y priorizar la protección de esas personas. Si esas comunidades no tienen garantías sobre el modo de usar sus tierras y sus recursos, las raíces de esta violencia seguirán creciendo”.

El registro revela que la minería y, en general, las industrias extractivas, son las que más acechanzas suponen para los activistas, sumando sólo este año un total de 33 asesinatos. The Guardian pone énfasis en el incremento de las muertes violentas asociadas al avance territorial de los agronegocios: 28 casos ya contra 23 del año pasado.

“Los inversionistas también tienen las manos ensangrentadas. No deberían invertir en proyectos asociados a abusos y deben intervenir cuando se amenaza a los activistas”, agregó Kyte.

Ante reclamos tan disímiles, muchas veces la respuesta es la misma: la violencia y eventualmente la muerte. El caso de Santiago Maldonado, el joven artesano argentino que un día decidió acompañar la causa territorial de una comunidad originaria, se inscribe en esa lógica represiva que, como el capital trasnacional, no reconoce fronteras.

Fuente: https://www.tiempoar.com.ar/articulo/view/72101/ra-cord-de-va-ctimas-de-a-defensores-de-la-tierraa-en-2018

http://www.investigacionyciencia.es/revistas/investigacion-y-ciencia/evolucin-la-saga-humana-612/el-futuro-de-la-evolucin-humana-12545

https://ca.wikipedia.org/wiki/Drets_humans