Una educació per a la sostenibilitat no se centra només en l’alfabetització i el mercat laboral

Entrevista a Erik Assadourian. L’investigador del Worldwatch Institute, parla de l’escola com a eina clau per combatre l’amenaça del canvi climàtic.  Idees que comparteixo plenament.

Destaquem:
“El sistema educatiu està empitjorant perquè crea estudiants que són bons consumidors”.
“La negació del canvi climàtic és un pensament continu en una economia creixent. Aquest model de consum no funciona”.

http://www.eldiario.es/sociedad/ecologia-educacion-educacion_sostenible_0_694330975.html

La responsabilidad de los centros educativos ante el cambio global y su necesidad de transformación para que sus alumnos habiten de forma sostenible el planeta es el tema central del libro Educación ecosocial. Cómo educar frente a la crisis ecológica. Este texto, editado por FUHEM Ecosocial e Icaria, forma parte de un proyecto global coordinado por Erik Assadourian, investigador senior del Worldwatch Institute, en el que se realiza una investigación sobre la situación del mundo y el papel fundamental de la educación para combatir el cambio climático.

¿En qué consiste la educación ecosocial? ¿en qué deberían centrarse las familias y profesores para educar a los estudiantes en una crisis ecológica como la actual?

Lo más importante es la educación para la sostenibilidad y la resiliencia. Los niños deben construir un futuro sostenible y tienen que estar preparados para ser líderes en época de crisis, ayudar a su comunidad en cambios económicos o desastres naturales, como lo que está sucediendo en Puerto Rico. Que sepan hacer frente a la sequía o a conflictos que suceden a menudo en áreas con climas extremos. Para ello necesitan tener conocimientos científicos, una situación que en Estados Unidos es complicada porque muchos padres y profesores mantienen la negación del cambio climático. Continua la lectura de Una educació per a la sostenibilitat no se centra només en l’alfabetització i el mercat laboral

Estem al Titànic, no a l’Endurance

L’Endurance va ser el vaixell trencaglaç en el qual es va dur a terme el 1914 l’Expedició Imperial Trans-Antàrtica, també coneguda com l’Expedició Endurance.

El Titànic va ser un transatlàntic britànic, el vaixell més gran del món en finalitzar la seva construcció, que es va enfonsar en la nit del 14 a la matinada del 15 d’abril de 1912 durant el seu viatge inaugural.

La societat del Titànic no era una societat de permacultors, ni un congrés de monjos budistes, ni tampoc tan “senzilla” com la societat de l’Endurance …

http://crashoil.blogspot.com.es/2017/10/estamos-en-el-titanic-no-en-el-endurance.html

Queridos lectores,

Carlos de Castro y Luis González Reyes han escrito sendos artículos en contestación al de Eduardo García Díaz de la semana pasada sobre el rol de la complejidad en el descenso. Les ofrezco en una primera entrega la réplica de Carlos de Castro, y en la segunda les ofreceré la de Luis González Reyes.

Salu2,
AMT
Estamos en el Titanic, no en el Endurance

Establezco una analogía que empleamos muchos aquí: La del Titanic. El barco es lo que llamaríamos nuestra Civilización Capitalista (productivista lo amplía más para incluir los casos de la URSS y Hitler al menos).

Una vez que chocó con el iceberg, el Titanic ya estaba perdido. A eso nos referimos los “deterministas del colapso”. Si no se está de acuerdo con esto, entonces no se está de acuerdo en el diagnóstico, definamos como definamos esas abstracciones que discutimos aquí. Si lo que se piensa es que nuestra civilización está divisando el iceberg, entonces el diagnóstico es diferente y el problema y sus soluciones son diferentes, si lo que se piensa es que hemos chocado pero se puede evitar tecnológicamente el hundimiento, el problema y sus soluciones son diferentes (y esto es básico dilucidarlo; en mi opinión, tratar de salvar el Titanic con energías renovables y agricultura ecológica solo, en realidad es utilizar los botes salvavidas como flotadores del Titanic). En estos últimos casos, podemos intentar salvar el Titanic y, por supuesto, a toda la gente que habita el Titanic. En el primer caso, no podemos (ni debemos), porque es una pérdida de recursos y de tiempo con el riesgo de que se ahoguen todos, intentar salvar el Titanic, pero sí podemos (y debemos) salvar al mayor número de personas posibles. Continua la lectura de Estem al Titànic, no a l’Endurance