La revista ‘Nature’ alerta que la situació política danya la ciència a Catalunya

 Segons un article de la Vanguardia la revista critica el bloqueig dels pressupostos de les institucions de recerca.La revista científica elogia que “Catalunya ha creat un conjunt de centres de recerca d’alt nivell i una agència que recluta a científics de primera línia i paga els seus salaris”.

http://www.lavanguardia.com/politica/20170928/431604611198/revista-nature-ciencia-catalunya-referendum-1o.html

“El movimiento de Madrid de bloquear los presupuestos de orga­nismos públicos, incluidos centros de investigación y universidades, […] amenaza el estatus de primer ­nivel mundial de los institutos que la región ha construido con tanto es­mero”, advierte la revista científica Nature en un editorial titulado “Crisis catalana”.

El artículo, que se publica en la edición de hoy de Nature, se abstiene de pronunciarse a favor o en contra de la independencia de Catalunya. Sostiene que “la ciencia tendría mucho que ganar con la independencia, pero también mucho que perder”. Pero hace hincapié en que “la incertidumbre política probablemente se intensifique sea cual sea el resultado” del 1 de octubre y que “esto es perjudicial”.

La revista científica elogia que “Catalunya ha creado un conjunto de centros de investigación de alto nivel y una agencia que recluta a científicos de primera línea y paga sus salarios”, en referencia a la institución Icrea. Estas medidas “han permitido a Catalunya adelantar al resto de España” en logros cientí­ficos y atraer a “investigadores de otros países”.

“Una Catalunya independiente podría cambiar el panorama científico de manera aún más profunda, en gran parte liberando las universidades de leyes nacionales anticuadas e inflexibles”, constata el editorial, que se hace eco de lo que “muchos científicos opinan”.

Contratación de personal, inscripciones a congresos y pagos a proveedores están paralizados

La revista científica recuerda ­asimismo que “en caso de independencia, Catalunya abandonaría la Unión Europea inmediatamente […]. Esto debilitaría la investigación en la región”, ya que limitaría el ­acceso a fondos de investigación europeos.

En estos momentos, concluye Nature, “tener los presupuestos congelados amenaza los institutos que la región necesitará, independientemente de la solución política que emerja”.

Las consecuencias de las nuevas medidas de supervisión presupuestaria ya se han empezado a notar en los centros de investigación y universidades. Desde el 21 de septiembre, estas instituciones tienen sus cuentas bancarias bloqueadas porque todos sus gastos deben ser autorizados por el Ministerio de Hacienda, que debe comprobar antes que no están destinados a financiar actividades ilegales.

Esta semana tanto los centros de investigación como las universidades han podido pagar las nóminas. Pero ha habido casos de científicos que no se han podido inscribir en congresos, o de pagos a proveedores que no se han podido realizar.

“Tenemos centros que están en un proceso de contratación de investigadores, con candidatos que vienen de otros países, y que tienen el proceso bloqueado”, informó ayer Josep Samitier, presidente de la Associació Catalana d’Entitats de Recerca. “También nos arriesgamos a perder a buenos investi­gadores que decidieron venir a trabajar aquí pero que pueden decidir marcharse si la situación no me­jora”.

Jaume Casals, presidente de la Associació Catalana d’Universitats Públiques, añadió que la situación ha empezado a perjudicar al prestigio internacional de las instituciones científicas catalanas, ya que “hay investigadores que coordinan proyectos europeos y que esta semana no han podido transferir a sus colegas de otros países los fondos que vienen de Bruselas”.