Uns 200 científics demanen a la UE una moratòria per a les xarxes 5g per riscos per a la salut

L’evidència científica actual demostra que els camps electromagnètics de les telecomunicacions són perjudicials per als éssers humans i el medi ambient. Els límits actuals de la seva exposició responen als interessos de la indústria i no protegeixen adequadament la salut.

Amb l’arribada de la 5G es preveu que es crearan entre 10 i 20 milions de noves connexions. Els signants de la crida alerten que amb aquest increment de fonts d’emissió “ningú va a poder evitar l’exposició”.

Institucions europees com el Parlament Europeu (2009), el Consell d’Europa (2011) i la secció TEN del Comitè Econòmic i Social Europeu (2015) van sol·licitar una “protecció adequada i igualtat d’oportunitats” a les persones electrosensibles o “mesures especials” que facilitin el seu accés als espais públics i fins i tot a l’interior de les seves pròpies llars.

http://ecodiario.eleconomista.es/sociedad/noticias/8620318/09/17/Unos-200-cientificos-piden-a-la-ue-una-moratoria-para-las-redes-5g-por-riesgos-para-la-salud.html

Más de 180 científicos y médicos pidieron este miércoles a la UE que imponga una moratoria a la implantación de las redes 5G, que a su juicio entrañan graves riesgos para la salud.

En su opinión, “los efectos nocivos por la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia (CEM-RF) están suficientemente demostrados”, y la evidencia científica actual confirma que son perjudiciales para los seres humanos y el medio ambiente.

De ahí la carta a la Comisión Europea enviada por colectivos vecinales, ecologistas, de consumidores, de defensa de la salud y de personas electrosensibles, de la que hoy se hacen eco la Plataforma Estatal Contra La Contaminación Electromagnética (PECCEM) y la asociación Electro Químico Sensibles por el Derecho a la Salud (EQSDS).

En ella, los firmantes critican que los “obsoletos” límites de exposición están hechos a medida de la industria y consideran que la expansión de la 5G atenta contra el principio de precaución reconocido por la Unión Europea y puede incumplir el código de ética médica de Núremberg.

La Agencia Europea del Medio Ambiente lleva tiempo alertando sobre los riesgos de la radiación de los dispositivos inalámbricos de uso cotidiano, agregan en la misiva.

Entre los efectos de los CEM-RF citan un mayor riesgo de cáncer, estrés celular, aumento de los radicales libres dañinos, daños genéticos, cambios estructurales y funcionales del sistema reproductivo, déficit de aprendizaje y memoria, trastornos neurológicos e impactos negativos en el bienestar general de los seres humanos”.

Por todo ello, los firmantes instaron a la Unión Europea a tomar medidas para detener la expansión de las redes 5G, reducir los límites legales de exposición, favorecer las telecomunicaciones a través de cable frente las inalámbricas e informar acerca de los riesgos para la población en general, así como en los ámbitos de la salud y la enseñanza.

Finalmente, pidieron la creación de un grupo de trabajo de científicos independientes para evaluar los riesgos en base al conocimiento científico actual y evitar que la influencia de los lobbies de la industria determine las decisiones de las instituciones europeas.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=231864&titular=m%E1s-de-180-cient%EDficos-piden-a-la-ue-una-moratoria-para-las-redes-5g-por-

La evidencia científica actual demuestra que los campos electromagnéticos de las telecomunicaciones son perjudiciales para los seres humanos y el medio ambiente Los límites actuales de su exposición responden a los intereses de la industria y no protegen adecuadamente la salud.

Colectivos vecinales, ecologistas, de consumidores, de defensa de salud, y de personas electrosensibles denuncian que la Unión Europea no haya tenido en cuenta los efectos en la salud de la población

Más de 180 científicos y médicos afirman que los efectos nocivos por la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia (CEM-RF) están suficientemente demostrados, que la evidencia científica actual confirma que son perjudiciales para los seres humanos y el medio ambiente y que los “obsoletos” límites de exposición están hechos a medida de la industria.

Los científicos firmantes consideran que la expansión de la 5G atenta contra el principio de precaución reconocido por la Unión Europea y que puede incumplir el código de ética médica de Núremberg. Asimismo resaltan que la Agencia Europea del Medio Ambiente lleva tiempo alertando sobre los riesgos de la radiación de los dispositivos inalámbricos de uso cotidiano.

Los posibles efectos del 5G

Mencionan efectos de los CEM-RF que “incluyen aumento del riesgo de cáncer, estrés celular, aumento de los radicales libres dañinos, daños genéticos, cambios estructurales y funcionales del sistema reproductivo, déficit de aprendizaje y memoria, trastornos neurológicos e impactos negativos en el bienestar general de los seres humanos”. No afecta solo a los humanos “ya que hay evidencia creciente de efectos nocivos tanto para los animales como para las plantas”.

Asimismo los firmantes instan a la Unión Europea a tomar medidas para detener la expansión de las redes 5G, aplicar las recomendaciones para tomar “todas las medidas razonables para reducir la exposición a los campos electromagnéticos, especialmente a las radiofrecuencias”, crear un grupo de trabajo de científicos independientes para evaluar los riesgos, con base en el conocimiento científico actual, y evitar que la influencia de los lobbies de la industria determine las decisiones de las instituciones europeas.

 

Exposición total a las nuevas conexiones

Con la llegada de la 5G se prevé que se crearán entre 10 y 20 millones de nuevas conexiones. Los firmantes del llamamiento alertan de que con este incremento de fuentes de emisión “nadie va a poder evitar la exposición”.

Instituciones europeas como el Parlamento Europeo (2009), el Consejo de Europa (2011) y la sección TEN del Comité Económico y Social Europeo (2015) solicitaron una “protección adecuada e igualdad de oportunidades” a las personas electrosensibles o “medidas especiales” que faciliten su acceso a los espacios públicos e incluso al interior de sus propios hogares.

La asociación EQSDS denuncia que ahora con la 5G empeorará su estado de salud y aumentará su nivel de exclusión social.

Consecuencias de un mayor nivel de contaminación electromagnética

Los científicos y médicos aseveran que un aumento adicional en los niveles de contaminación electromagnética por las redes 5G supondrá un incremento de enfermedades y problemas de salud relacionados con los campos electromagnéticos y que es preciso tomar medidas urgentes para proteger el medioambiente y la salud de los ciudadanos europeos.

Lea la carta enviada a la Comisión Europea con el llamamiento de científicos y médicos.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.