Hanford i Villar de Cañas

Any 1943…..La segona guerra mundial ha entrat en una fase en que els dos bàndols estan intentant construir l’arma definitiva. En aquest mateix any els USA construeixen la central de Hanford per tal de poder obtenir el plutoni que el hi permeti desenvolupar les seves primeres armes nuclears. De fet, el plutoni de la bomba atòmica que es va llençar a Nagasaki – bomba a la qual van anomenar Fat Man – va sortir d’aquesta central que formava part del projecte Manhatan. Actualment és un lloc on s’emmagatzemen quantitat de residus radioactius en no gaires bones condicions (veure https://www.youtube.com/watch?v=eC5z571Pp7E, un excel·lent documental de la noche temàtica de TVE2). Concretament a Hanford site, a l’any 2007 hi havia 2/3 de tots els residus dels estat Units de alta activitat. Cal recordar que part dels terrenys es troben prop del riu Columbia, altament contaminant per productes radioactius que escapen del magatzem…..

Doncs bé, ara fa dos dies va haver-hi un accident greu – produït pel col·lapse d’un túnel per portar materials radioactius – que va obligar a evacuar a tots els operaris de la planta (veure http://www.deia.com/2017/05/10/mundo/emergencia-en-la-central-que-fabrico-la-bomba-de-nagasaki)

Ara, el portaveu del govern de Castella-La Mancha ha comparat – per les característiques comuns d’ambdós projectes – el proposat ATC de Villar de Cañas amb Hanford. Tots els informes tècnics desaconsellen la ubicació del ATC a Villar de Cañas, sobretot per les característiques hidrològiques del indret. Però ja sabem que existeix un interès polític en que sigui construït en aquest lloc per damunt de les consideracions de seguretat.

Al final, tindrem un altre Handford a Castella-La Mancha? Al final deixarem als nostres fills, nets i besnets, una zona contaminada durant milers d’anys? Al final guanyaran els interessos econòmics d’uns pocs als interessos de la majoria de la societat?

El accidente del almacén nuclear norteamericano: un aviso a Villar de Cañas

Castilla-La Mancha confía en que el incidente ocurrido en la instalación de Hanford, que está en situación de emergencia por el colapso de un túnel para transportar materiales radiactivos, sirva para que Rajoy no siga adelante con el ATC de Cuenca.

Terrenos destinados a la construcción del basurero nuclear en Villar de Cañas
Terrenos destinados a la construcción del basurero nuclear en Villar de Cañas

TOLEDO.- El Gobierno de Emiliano García-Page espera que el accidente ocurrido en un almacén nuclear en Estados Unidos sirva para que el Ejecutivo de Mariano Rajoy “reflexione” y “no siga adelante” con el proyecto del ATC en la localidad conquense de Villar de Cañas.

Así lo ha señalado el portavoz del Ejecutivo regional, Nacho Hernando, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Toledo para informar de los acuerdos adoptados por el Consejo de Gobierno en su reunión de esta semana. Hernando ha recordado que el proyecto de construcción de un vertedero nuclear en la provincia de Cuenca presenta “serias deficiencias”, tal y como han advertido los técnicos del Consejo de Seguridad Nuclear, que desaconsejan dicha ubicación “por carecer de las medidas de seguridad necesarias para poder dormir tranquilos”.

Algo que hace el proyecto del ATC “inviable” por ser “inseguro e indecente”, además de constituir “un peligro para todos”. En este sentido, Hernando ha asegurado que la instalación estadounidense que se encuentra en alerta es “similar” a la que Rajoy quiere instalar en Cuenca, denunciando que la edificación de los americanos “casi se convierte literalmente en un cementerio nuclear”.

Y es que el accidente ocurrido hace dos días en la central nuclear de Hanford, en el estado de Washington, refuerza la oposición a la construcción de un almacén temporal de residuos en territorio castellano-manchego que desde el Gobierno de García-Page se ha manifestado. Unos hechos que han supuesto la declaración de emergencia en la central, tras producirse el colapso de un túnel a través del cual se transportaban materiales radiactivos.

Ante esta situación, las autoridades norteamericanas ordenaron la evacuación de la planta, en cuyo interior se almacenan cerca de 200.000 metros cúbicos de material radiactivo, a unos 360 kilómetros al sureste de Seattle. Una planta que lleva vacía más de 20 años, pero que sigue “altamente contaminada”, pues durante décadas albergó las operaciones de procesamiento de contenedores que habían almacenado plutonio.

El accidente se producía en unas instalaciones creadas en 1943, en el marco del proyecto Manhattan, para el desarrollo de la primera bomba nuclear lanzada en Nagasaki (Japón). Posteriormente se dedicó a la generación de armas nucleares durante la Guerra Fría, para terminar convirtiéndose en almacén de residuos. En el año 2007, estas instalaciones contenían dos terceras partes del total de residuos de alta radioactividad de Estados Unidos.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *